Historia al azar: jen cazavampiros
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Zomby » Zomby
Historia terminada Zomby (R13)
Por Kajiura
Escrita el Domingo 25 de Diciembre de 2011, 16:19
Actualizada el Domingo 25 de Diciembre de 2011, 16:28
[ Más información ]

Zomby

Capítulos
  1. Zomby

Corría porque de ello dependía su vida. El corazón latía con fuerza dentro de su pecho, enviando en torrentes la sangre a cada rincón de su cuerpo. Ese fluido carmesí por el cual ellos la perseguían;  sustancia culpable de su eterno suplicio mas indispensable para su existencia. Las piernas le palpitaban en son de protesta, sus pulmones se hinchaban y contraían a fin de oxigenarla y que pudiese seguir. A cada lado de ella las paredes se alzaban magnas, con telarañas por adornos y una luz azulada surgida de sabía Dios dónde, que acariciaba áreas dispares del lugar. El viento helado le aguijoneaba el rostro y entumecía las puntas de los dedos, sus labios resecos y rajados a causa de lo mismo.

Debía detenerse, el pecho empezaba a dolerle al igual que un costado. Frenó en una esquina y se aferró al muro, vaho blanco salía de su boca con cada exhalación. Sus oídos ya no captaban las pisadas y gritos en pos de ella, por lo que se dio la oportunidad de descansar. Una locura, todo aquello era un soberano caos. «La comida, tuvo que ser eso»; pensó para sí misma, sus manos apoyadas en las rodillas. «Veneno…». Sacudió la cabeza, a modo de rechazo de las imágenes familiares y desconocidas que amenazaban con materializarse otra vez en su mente.

Se enderezó con un estremecimiento y sin lograr que el recuerdo no la acosase. Al inicio cálidos y llenos de amor, los gestos de su marido e hijo le devolvieron la sonrisa desde las profundidades de su consciencia. Después las caras se contorsionaron, bestiales y malignas; la piel se les cuarteó y ennegreció, por cada hendidura brotó pus y sangre. Los ojos en blanco, las uñas amarillentas y los dientes a medio picar. Sí, alguien tenía que haber puesto algo en la cena, porque nadie se convertía en un zombi de un momento a otro. Y menos en navidad. Aunque también… ¿cuándo se había visto que un veneno convirtiese a alguien en un zomby?

Iba a continuar con sus especulaciones hasta que una mano putrefacta la agarró por la muñeca y tiró hacia atrás. Sus sentidos se dispararon y la hicieron dar un alarido, luego intentó zafarse del monstruoso agarre con varios jaloneos. Su esposo saltó sobre ella y ambos rodaron escaleras abajo, por suerte se safó de su agarre y tuvo tiempo de levantarse, con lo que se alejó a trompicones. Con un bramido, el zombi se incorporó y retomó la persecución, ella fue incapaz de retener las lágrimas que asomaron a sus ojos. ¿Por cuánto más estaría así, huyendo de sus seres queridos? ¡Ni siquiera podía salir de su casa para pedir ayuda! Ya había intentado romper una ventana, usar el teléfono pero nada. Era como si estuviese destinada a correr, a gritar y a llorar… por toda la eternidad.

 

Sentado en una silla, un hombre con la coronilla calva y mirada triste contemplaba el cuerpo inconsciente de su mujer sobre la cama de hospital. El señor Selfish suspiró…y se preguntó si aquella navidad su esposa saldría del coma.

 



Comenta este capítulo | Ir arriba


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.