Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Romance, trampas y Slytherin » Una carta que te lleva a la enfermería
Historia terminada Romance, trampas y Slytherin (R13)
Por Petu Lovegood MAlfoy
Escrita el Miércoles 19 de Octubre de 2011, 23:30
Actualizada el Viernes 3 de Febrero de 2012, 18:50
[ Más información ]

Una carta que te lleva a la enfermería

Capítulos
  1. Algo que podría deshacer tus planes y hacerte rever los últimos años de tu corta vida
  2. Y nadie sabe dónde se metió Albus
  3. Las cosas buenas e inesperadas
  4. ¿Qué hacer cuando el papel de la gente a tu alrededor parece cambiar?
  5. El Quidditch te hace volar por los aires, al igual que los sueños más extraños.
  6. El momento está cerca, y mientras, ¡organicemos la cena de Navidad!
  7. Conocer a una nueva serpiente de camino al tren, y algunas discusiones antes de llegar a casa.
  8. Jugamos(juegan) al Quidditch... ¡Comentarios aparte!
  9. Sentir que todo se tambalea a tu alrededor
  10. ¡Prohibido caer en Navidad!
  11. Dejar de mover los hilos de los sentimientos.
  12. Un beso, una estudiosa, y un chico que se comporta raro
  13. Una carta deprimente y confesiones de amor....
  14. Discusiones desagradables
  15. Tarde en el pueblo
  16. Odiosamente, cuestión familiar.
  17. Una carta que te lleva a la enfermería
  18. Cuando los sueños se vuelven realidad
  19. Por un maldito error...
  20. ¿Es esto el fin? No se sabe, pero por el momento no seguirá...

El lunes más aburrido de la historia, seguido del peor martes y un terrible miércoles. Las posibilidades de un buen jueves estaban en contra, aunque tener Cuidado de Criaturas Mágicas en la primer hora era prometedor, en especial con un profesor como Hagrid.

Lily caminaba hacia la salida del castillo luego del desayuno cuando su primo la llamó desde atrás para que lo esperara. Era extraño verlo solo, ya que, desde que era guardián, vivía rodeado de Gryffindors entusiastas de Quidditch.

-Hugo, ¿qué haces solo?

-Bah, los chicos no quieren ir a clase el día de hoy, dicen que el clima está demasiado esplendido como para estudiar. Pero los exámenes finales están cerca, si no voy mi madre me mataría, y no faltaría por nada del mundo a mi clase favorita.

-Por supuesto que no.

Por el camino, un chico pasó corriendo en sentido contrario a ellos, los chocó, tiró a Hugo al piso, y siguió corriendo sin siquiera detenerse a ver si lo había dañado.

-¿Estás bien?-preguntó Lily preocupada. Hugo asintió mientras se ponía de pie.-¡Maldito bastardo! ¡Si tan solo hubiera visto quién fue!

-Prima, creo que era Albus.

-Oh, claro, debí suponerlo.

-Vamos a clase antes de que ocurran más incidentes.-dijo Hugo, poniéndose en movimiento.

La clase de Hagrid compensó un poco la horrible semana, pero las siguientes materias de la mañana no fueron muy productivas.

Al mediodía, comentó con sus amigos la actitud de su hermano, y se mostraron disgustados y preocupados por ello.

Luego, los dejó discutiendo y fue hacia Evra, que la había llamado desde la parte de la mesa donde estaba con sus amigos. Sonrió y, en lugar de sentarse junto a él, se sentó sobre sus piernas y lo besó, y, para gusto de su novio, sus amigos largaron silbidos y comentarios del tipo "¡Consigan una habitación!".

-¿Cómo estás, mi serpiente?

-Bien, clases aburridas, ¿y tú, escamoso?

-Perfecto ahora que estás aquí, serpiente.

Entonces, una lechuza blanca con unas pocas plumas negras alrededor del cuello entró.

-Es la lechuza de los Sarcsaló.-susurró Evra en su oído.

Albus no se encontraba allí, por lo que la lechuza comenzó a volar en círculos cerca del techo. La mayoría de la gente no le prestaba atención, aunque varias personas de la mesa de Slytherin seguían el recorrido del animal, temerosos de a quién entregaría en paquete.

Entonces, Lily vio que Valerie se ponía de pie y hacia unas señas extrañas a la lechuza, y está bajó hacia ella. Le desató un sobre y la dejó irse, mientras guardaba la carta en la manga de la túnica. Ambas chicas se transmitieron mediante gestos inentendibles para los demás que salieran, con los chicos, obviamente.

Aunque Evra no estuviera en su grupo de amistad, lo tenían al tanto de las novedades, no porque quisiera -aunque sí quería-, sino por petición de Lily, que no quería ocultarle nada. Incluso acordaron que Valerie le contaría todo a James en cuanto se vieran, ya que esa historia no debía ponerse por escrito.

Se encontraron en el pasillo desierto, el que las chicas habían adoptado como su lugar.

-¿Viendo esa carta no estaríamos invadiendo su espacio personal?-preguntó Evra.

-No lo creo, es por su propio bien.-dijo Valerie.

-Por cierto, genial atrapada.-comentó maravillada Lily.

-Tuve grandes maestros.-replicó la chica, restándole importancia. Tomó la carta de su manga y la extendió. No era muy larga.

Albus:

Fue un honor conocerte por fin. Luego de tanto tiempo, tantas cartas, tantas charlas, me moría de ganas de verte.

Eres grande, veo importantes actos en tu futuro, estoy segura. Las repercusiones de tu primera víctima serán terribles, y, aunque no debería decírtelo, la culpa te amenazará. Cuando eso ocurra, déjalo pasar, pero cuando intente dominarte, detenla. Eso te haría cometer locuras y perder nuestro respeto. Y, Albus, sé que nuestra confianza ha de serte muy preciada, en especial con tu historial familiar.

Pero sabes que las familias no son importantes para nosotros, lo que importa es la persona en sí misma.

Albus, confía en lo que haces, no dudes ante nada, haznos sentir orgullosos

Hasta pronto, más de lo que crees.

Natacha Sarcsaló.

El contenido le heló la sangre. Además de que la tan Natacha estaba coqueteando claramente con su hermano, parecía que la chica veía el futuro o algo así. LE comentó sus deducciones a sus amigos, que volvían a mirar la carta. Ellos se mostraron ligeramente impresionados por sus rápidas conclusiones.

-¿No se habían dado cuenta?

Los tres negaron.

-No es sino hasta la tercera lectura que soy capaz de sacar semejantes conclusiones, con mucha reflexión.-dijo Valerie.

-Me pasa igual, Lil.

-¡Pero es obvio!-protestó Lily

-Por eso eres la más inteligente aquí.-dijo Evra. Lily le dio un fugaz beso y luego dijo:

-Bien, ya que una de los Sarcsaló ve el futuro…

-¿Qué ocurre con los Sarcsaló?-interrumpió Albus.

-¿Y tú qué haces aquí?-lo abordó Scorpius.

-Solo pasaba, y escuche a mi hermanita nombrar a los Sarcsaló. ¿Se puede saber por qué habla de una de las familias más peligrosas del mundo?

-¿Se puede saber por qué tú recibes correspondencia de ellos?-lo acusó Lily, mostrándole la carta que habían estado leyendo.

-Eso es mío, ¿qué hacen ustedes con mi carta?

-Yo lo robé.-admitió Valerie. Albus la fulminó con la mirada.

-Me preocupo por ti, a diferencia tuya, por eso me asusté tanto cuando te vi el sábado pasado con los Sarcsaló…

-¿Tú estabas allí, Lily?-interrumpió enojado Albus. Lily trató de decir algo en su defensa, pero no fue l suficientemente rápida. El chico la golpeó con fuerza en la cabeza y todo se desvaneció repentinamente.

 

Volvió en sí segundos después, o lo que ella pensó que eran segundos, pues no se pudo levantar de donde sea que estuviera acostada, ni siquiera inclinar la cabeza, ya que el esfuerzo la mareaba, y se encontraba terriblemente desorientada.

En cuanto su mente se despejó un poco, reconoció el techo de la enfermería. ¿Cómo había terminado allí? No recordaba nada. Albus. Pero eso no podía ser cierto, su hermano no la golpearía… Y de repente, todos los recuerdos volvieron a ella. Los Sarcsaló. La carta de Albus. Su maldad. El golpe. ¡Sí había sido Albus! ¡Sí era capaz de pegarle! Lily lo maldijo mentalmente y luego intentó sentarse en la cama nuevamente. Lo logró al tercer intento.

-¡Lily!-exclamó Valerie, que estaba sentada a su derecha.

-Hola, Val, estoy de vuelta.-replicó ella con una sonrisa en la cara. Su falsa felicidad se borró al ver la expresión seria de su amiga. - ¿Qué ocurre?-preguntó.

-Después de que te…desmayaste, Scorpius y Evra se enojaron mucho con tu hermano y…-se interrumpió.

-Dime, Val, ¿qué pasó?

-Golpearon a tu hermano, y el profesor Longbottom pasó y los vio. Se llevó a los tres con la directora y te dejó aquí. No sé qué ocurrió después, no me dejó ir con ellos, diciendo que debía quedarme a hacerte compañía…

-Está bien, Val, muchas gracias. Aunque admito que me encantaría saber qué va a pasar con los chicos…

-No vas a tener que esperar demasiado.-dijo la directora, que acababa de entrar.

-Buenas tardes, profesora.-corearon Lily y Valerie.

Detrás venían Albus, Scorpius y Evra. El rubio les guiñó un ojo, mientras que el último les dedicó una amplia sonrisa. La expresión de su hermano era inescrutable

-Señoritas, ¿es cierto que el señor Potter golpeó a la señorita Potter, esta se desmayó, y los señores Malfoy y Zabini golpearon al señor Potter por ello?-preguntó la directora, mirando alternativamente a cada uno que nombraba. Valerie asintió, pero Lily dijo:

-Lo primero puedo confirmarlo, el señor Potter golpea fuerte. Lo otro no lo podría saber, ya que, aunque me encontraba en el lugar, usted sabe que estaba inconsciente.

-Comprendo, tiene razón, por supuesto. Ya puede trasladarse a la sala común, queda liberada del resto de las clases de hoy. Señores, -repuso, mirando a los chicos- los espero mañana.- y se marchó, seguida por ALbus, aunque cada uno fue para un camino distinto.

-¿Castigados?-preguntó Valerie a los dos primos.

-Por supuesto, pero solo mañana.-respondió Evra, ayudando a Lily a levantarse, ya que continuaba un poco mareada.

-Albus tiene el resto de esta semana y la próxima.-agregó Scorpius, riendo. Pronto, todos se estuvieron riendo maliciosamente.




Bien, quedan pocos capítulos, pero no creo que pueda terminarla antes de irme de vacaciones, aunque probablemente pueda subir otro capítulo antes de irme....

Saludos y comenten! 



« Odiosamente, cuestión familiar. Comenta este capítulo | Ir arriba Cuando los sueños se vuelven realidad »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.