Historia al azar: navidad en hogwarts
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Greengrass & Nott » quinto año
Historia terminada Greengrass & Nott (R13)
Por clio
Escrita el Sábado 16 de Julio de 2011, 22:41
Actualizada el Jueves 22 de Septiembre de 2011, 03:31
[ Más información ]

quinto año

Quinto año

La lechuza dejó suavemente el periódico y las cartas sobre la mesa, para luego recomponer el vuelo y desaparecer de la sala.

El hombre sentado a la cabeza de la mesa observó con recelo el periódico del día, fingiendo calma y tranquilidad estiró la mano y lo tomó.

La niña a su lado le observó disimuladamente, primero advirtió el nerviosismo al aparecer la lechuza, luego el miedo al coger el periódico y finalmente el pánico al momento de posar sus ojos sobre él. Había sido así todos los días luego de fin de curso, la bomba lanzada por Potter respecto a que el señor tenebroso había vuelto, no había sido bien recibida en su hogar; a pesar de que sus padres se empeñaran en aceptar la versión de "el profeta" y repitieran constantemente que eran solo mentiras, Daphne sabia que no era así, podía sentir y ver el miedo en los ojos de su padre, podía ver la misma duda que ella tenia ¿el señor oscuro había vuelto realmente?

¿Qué dice el periódico hoy? Padre- preguntó intentando sonar casual.

Nada cariño, solo boberías, ya sabes, "el profeta" ya no es lo que era antes.- contestó el hombre doblando el diario y dejándolo a un lado.

¿Hablan sobre Potter?- insistió

Si- respondió su padre notoriamente incómodo- ya sabes ese niño loco, ¡no puedo creer que haga todo esto por llamar la atención!

¿Crees que miente padre?- inquirió esta vez directamente- ¿crees que el que no debe ser nombrado no ha vuelto?- y la taza de té tembló en la mano del hombre antes de dejarla sobre el plato

¿Qué preguntas son esas Daphne?- reprochó su padre molesto- por supuesto que no creo nada de lo que diga ese niño, mientras las autoridades lo desmientan, yo no le creeré- aseguró

Pues las autoridades no me parecen fuentes muy confiables- rebatió-  ¿Qué dicen tus amigos papá? ¿Qué dicen los Malfoy o los Nott por ejemplo? ¿Qué creen ellos?- soltó por fin.

¡Basta Daphne!- exclamó su padre dando un golpe a la mesa- no sé por que tocas este tema en el desayuno, no es agradable empezar así el día. Deja de creer las boberías de ese niño idiota, me escuchaste- y luego de eso lanzó la servilleta sobre la mesa y salió del comedor molesto.

La joven le observó en silencio, pero al retirar la vista, sus ojos se toparon con una mirada de reproche por parte de su hermana.

Discúlpalo mi vida- pidió su madre- pero ha tenido problemas en el trabajo últimamente, está muy cansado.-explicó.

La joven de ya quince años asintió con la cabeza.

Bien mis niñas hoy iré al callejón para comprar las cosas del colegio, en una semana volverán y no quiero que les falte nada ¿Quién viene conmigo?- preguntó la mujer poniéndose de pie.

Astoria buscó en su tunica y sacó un pergamino- es la lista de este año madre- y se la entregó

¿Y tu Daphne?- quiso saber la mujer. La chica observó a su madre algo despistada, no le había prestado atención.

Ella ira contigo mamá- se apresuró a contestar la rubia- no te preocupes.

Bien, alístate Daphne, no quiero demorar más- y salió del comedor dejando sola a las jóvenes.

¿A dónde la acompañaré?- quiso saber la morena

¿Se puede saber que te pasa Daphne?- exigió saber la menor.

¿De que hablas?- preguntó haciéndose la desentendida

¿Cómo de que hablo? Sabes perfectamente de lo que estoy hablando-reprendió- ¿Qué fue eso con papá? ¿Cómo demonios se te ocurre hablarle así? ¿Qué tienes ahí?- interrogó golpeando con el dedo índice la frente de su hermana- no puedes ser tan obvia Daphne, está bien saber que papá se relaciona con gente que antes estuvo al lado del que no debe ser nombrado, pero no puedes acusarlo de esa forma- reprochó bajando la voz- ¿Qué pretendías con eso?

La rubia estaba preocupada por su hermana, mientras que mayor de las Greengrass comenzaba a hartarse de toda esa situación.

Termina de una vez ¿si?- su mal humor, estado recurrente en ella durante ese verano, comenzaba a hacerse palpable - cometí un error ¿está bien?, no debí hacerle ver que sabia mas de lo que él cree, pero ya lo noté, no volverá a suceder- aseguró enojada.

La rubia la observó con el ceño fruncido, Daphne era su maestra, su modelo a seguir, pero durante esos meses se había comportando como una tonta- toda esto es por Nott- declaró la niña.

Y entonces la chica se ahogo con el té que bebía- ¿Qué?- exclamó cuando logró recuperarse- ¿Por qué sacas a Nott en todo esto?- quiso saber

¡Por favor! No soy estúpida- se defendió la niña- Nott no te ha escrito en todo este tiempo, no te ha llegado ni una sola carta y no sabes nada él. No se despidió de ti a fin de año y desde entonces que no sabes que ha sucedido con él- escupió

¿Qué sabes tú?- recriminó

¡Pues lo sé!- gritó la niña perdiendo los estribos- te conozco Daphne- e intentó calmarse- no sabes nada él y es por eso que estas así, tienes miedo ¿No? Tienes miedo de que todo lo que dice Potter sea verdad y que en realidad el señor tenebroso haya regresado, por que eso significaría que Nott se convertirá en uno de ellos.-argumentó

Y la mayor de las muchachas quiso mandar a su hermana al demonio por primera vez en su vida, pero luego la rabia se convirtió en angustia y estuvo a punto de romper a llorar como hacia tiempo que quería hacer; más, luego de unos segundos logró controlarse y aparentar tranquilidad.

Creo que estas leyendo demasiados libros de intriga Astoria, yo estoy bien- aseguró- y lo que suceda con Nott no es de mi incumbencia.- y se levantó

Pensé que eras mas valiente Daphne- la detuvo su hermana- pensé que estabas dispuesta a luchar por lo que quieres- reprochó

Y lo soy- afirmó altiva la morena

Pero Astoria negó con la cabeza y sonrió de forma triste- si lo fueras, lucharías por Theodore sin importarte lo que vendrá.

Nadie ha dicho que eso sea lo que quiero- contradijo la morena.

Si no es eso ¿Qué Daphne?- inquirió su hermana.

La chica se quedo de pie sin saber que hacer ni decir, simplemente observando a Astoria con toda la furia que tenia contenida.

Si no ha escrito es por que Potter esta en lo cierto y lo sabes… Es inminente Daphne, los mortifagos también volverán- susurró- se acabó la vida como la conocíamos ¿acaso no sientes el miedo en papá?... es el destino de Nott y si lo quieres debieses aceptarlo o ayudarle a cambiarlo; pero no hay opciones para ser cobarde Daphne.- explicó

La morena se volteó y le dio la espalda a su hermana, no sabía controlar la furia que llevaba dentro.

Él no ha escrito Astoria, no soy yo quien rehuyó de la tarea, es él quien no me quiere ahí- confesó

¡Pues ese es otro cobarde!-exclamó enfadada- ¿vas a permitir que te trate así Daphne? ¿Vas a permitir que las cosas acaben así?- pero la aludida no respondió.- ¡sois unos grandísimos idiotas!-explotó y salio hecha una furia de la habitación

Daphne apretó los puños y sus uñas se encajaron en la piel provocando un sutil sangramiento, sorprendida por ello, extendió las manos y observó sus palmas manchadas en sangre. Eso era lo que iba a correr muy prontamente, ella sabia que el retorno del lord estaba cerca, la guerra se desataría de nuevo y no estaba segura de donde estaría ella, ni siquiera entendía el lugar que su familia ocupaba en todo esto ¿Qué estaba ocultando su padre?. Con decisión cerró fuertemente sus puños, sin importarle aumentar las heridas y es que por primera vez se dio cuenta de que no le molestaba mancharse las manos de sangre, si esta valía la pena.




Sentada en el vagón del tren que la llevaría de vuelta al colegio sintió como este se ponía en marcha, como todos lo años, viajaba junto a los Slytherin y como siempre, no entendía porque lo hacia, no hablaba demasiado con Parkinson, detestaba a Malfoy, Zabini le agradaba ligeramente mas, Goyle y Crabbe ni siquiera contaban como seres humanos para ella y Millicent y Davis no estaban ahí, ¿talvez debiese buscarlas y salir de ese vagón? Y es que la conversación de Pansy sobre sus vacaciones en Venecia no le interesaba en lo absoluto.

Si, si Parkinson, ya entendimos, tuviste una vacaciones "maravillosas"- fastidió Zabini imitando la voz de la chica- pero definitivamente eso no es importante… mi madre me comentó que este año las cosas van a cambiar en Hogwarts- anunció.

Entonces la conversación captó la atención de la morena de ojos celestes.

¿A que cosas te refieres Zabini?- preguntó hablando por primera vez.

¿Tu padre no te ha dicho nada Greengrass?- cuestionó algo sorprendido.

La chica se mordió el labio indecisa- no- terminó por confesar.

Pues según lo que me ha dicho mi madre, el Ministerio ha decidido introducir vigilancia al colegio, ya sabes para vigilar al viejo chiflado- explicó

¿Qué tipo de vigilancia?- quiso saber.

No lo sé, mi madre no suele retener bien esas cosas- comentó poniendo los ojos en blancos.

¿Tu sabes algo Draco?- preguntó Pansy

¿Y por que debería saber?- respondió el chico haciéndose el interesante.

Por que tu padre tiene la mano puesta sobre el ministerio ¿no?- atacó Daphne.

¿Envidiosa Greengrass?- contraatacó el rubio con una sonrisa de autosuficiencia.

No fastidies Malfoy- contestó Blaise quitándole la varita que el rubio hacia girar entre sus manos- ¿sabes algo o no?- apremió

¡Dame eso Zabini!- exigió- lo único que sé es que ustedes dos- dijo apuntando a Daphne y Blaise- son unos idotas.

Y el aludido se hecho a reír- no sabes nada- aseguró- apuesto a que tu padre no le dijo nada al bebito Malfoy- fastidió

¡Cállate Zabini!- exclamó apuntándole con la varita- no tienes idea de cuantas cosas sé- desafió- estoy enterado de cosas que ni siquiera imaginas. Yo sé cosas que pueden cambiar el destino del mundo mágico- afirmó- aquí el único bebé eres tu, que siempre vas tras las faldas de tu mamá.

La chica de ojos celestes observó atenta al rubio, no le gustaban sus palabras, no le gustaban y le asustaban, por que una cosa era sospechar que sus temores eran ciertos y otra muy diferente confirmarlo con un desliz de Malfoy. Y es que Malfoy era un idiota, un estúpido al que su padre definitivamente no debía contarle nada, pero Malfoy siempre sabia más, siempre estaba al tanto de las acciones de su padre. Después de todo él debía ser un mortifago, él debía continuar con la tradición familiar, si el Lord regresaba él debía presentarse para servirle, igual que Theo, y su estomago se revolvió al pensar en todo eso, pero una idea un mas aterradora pasó por su cabeza ¿ella también debería presentarse? 

Si tanto sabes, pues di de una vez que se trae el Ministerio con Hogwarts- desafió Blaise.

Draco rió con altanería y guardó su varita- pues deberás esperar a llegar para averiguarlo.

Daphne se levantó de su asiento algo pálida y atravesó el vagón.

¿Dónde vas?- quiso saber parkinson.

Al baño- contestó cerrando la puerta tras ella

¿Greengrass esta bien?- escuchó preguntar a Zabini con voz preocupada

¡OH déjala! De seguro esta así por que Nott la ha dejado- escucho responder a Malfoy y se alejo rápidamente de ahí.

Le faltaba un poco el aire y sus manos sudaban frío. Astoria tenía razón, no había lugar para los cobardes en esa historia y al pensar en su hermana se le oprimió el pecho. Astoria, su Astoria, su pequeña hermanita ¿Qué seria de ellas? ¿Qué iba a pasar? ¡¿Cómo podían ser tan ilusos de encubrir el retorno del señor oscuro?!... ¿Por qué todo se había tenido que desatar nuevamente? ¿Porque demonios le tocaba eso a ellos? ¡Eran niños! ¿Por qué nadie lo entendía? Ella era una niña aún, Astoria era muy pequeña para vivir aquello, Theodore, ¡su Theo! ¡Era un niño!, incluso Malfoy era aun un crío, ¿Por qué entonces se tenían que ver envueltos en ello?

Daphne abrió la puerta de uno de los vagones y al no ver a nadie dentro ingresó, con suavidad cerró la puerta y recargó su frente en ella suspirando pesadamente.

¿Greengrass?- y aquella voz fría que tanto conocía la asustó

¡Nott!- exclamó dando un brinco  

El chico estaba sentado con los pies sobre el asiento, las rodillas recogidas y la espalda pegada a la puerta, por eso no le había visto. Se veía más pálido que antes, y su usual cabello corto era ahora un poco más largo, estaba más delgado, más ojeroso y aparentemente más alto.

¿Qué haces aquí?- preguntó el chico con desgano y atravesándola con una mirada fría.

Yo…- tartamudeó nerviosa- yo… ¿Qué haces tu aquí?- cuestionó una vez logró reponerse del susto.- ¿Por qué no estas con los demás?

Quiero estar solo- declaró

La chica se quedo de pie unos segundos, sin saber que hacer ni decir, había olvidado por completo aquello que la había atormentado minutos atrás. Y es que volver a verlo luego de tanto tiempo le había sentado como un golpe en el estomago, recordó el año anterior, recordó el baile, recordó la relación que había comenzado poco después, recordó sus besos torpes, sus manos frías, sus caricias bruscas, pero también recordó su ausencia, las cartas que jamás llegaron, la despedida que no se había dignado a darle y todo el miedo, la angustia, se volvió rabia.

¡Eres un imbécil Nott!- exclamó furiosa.

Me esperaba algo más como una maldición- comentó el joven volteando su rostro para no mirlar

¡No escribiste!- le reclamó- ¡no escribiste ni una maldita carta!

¿Debía hacerlo?- contestó con indiferencia el chico.

Al menos debiste dignarte a mandarme al demonio personalmente-increpó 

El chico volteó a verla, con calma se sentó bien y luego se levantó mirándola a los ojos.- vete al demonio Greengrass- susurró duramente una vez estuvo lo suficientemente cerca para intimidar a la joven- luego de eso volvió al asiento y a su posición inicial. - ¿te quedaras de pie ahí todo el día? Porque me molestas.- afirmó ante la reacción de la joven, quien no se podía mover, ni reaccionar.

El ha vuelto- aseguró la joven luego de unos segundos de silencio.

Theodore se hecho a reír de forma cínica- esa si es la Greengrass que yo conozco… - pero no fue capaz de seguir, él también estaba viviendo su propio tormento personal y Daphne lo supo al verlo tan demacrado- si- contestó una vez pudo reponerse- él ha vuelto.

Tu…tu…tu ya…-murmuró

NO- la cortó el chico- no lo soy- y se levantó la maga del antebrazo izquierdo, dejando ver la piel pálida de su brazo delgado- este… este es el año para prepararme- confesó

No me importa- anunció la chica de pronto.

El muchacho frente a ella la observó perplejo, pero luego se levantó cogiéndola fuertemente del brazo.

¡NO SE TRATA DE TI GREENGRASS!- gritó- ¡NO SE TRATA DE QUE YO SEA UNO DE ELLOS, SE TRATA DE MUERTE, SE TRATA DE ASESINAR PARA SOBREVIVIR, SE TRATA DE LA GENTE VA A MORIR!- exclamó fuera de si

Daphne sacó su varita y la puso sobre el pecho del chico.- suéltame Nott - exigió 

El chico observó la varita y rió divertido- ¿Qué me vas a hacer Greengrass?- inquirió soltándola- ¿también harás arder mi cabello?- y antes de que pudiera alejarse la chica le dio una bofetada.

No me subestimes Nott, ¡jamás me subestimes! - amenazó

Theo la observó sorprendido tocándose la mejilla.- personas inocentes van a morir, muggles, sangresucias, las cosas van a cambiar Greengrass, y yo seré un asesino.- susurró con pánico 

 Daphne se alejó de él asustada, Theo parecía un demente, ese definitivamente no era el chico introvertido e inteligente que había conocido, no era su Theo frío e indiferente, ese que tenia en frente era el proyecto de su padre, la sombra del señor Nott.

No tienes por que serlo Theo- aseguró negando con la cabeza- déjame estar contigo- pidió

Pero él negó- no lo entiendes Daphne, no lo entiendes.- murmuró

No Theo, eres tú quien no lo entiende- expresó con dolor y salió de ahí dándole la espalda.

Tras ella escuchó la puerta cerrarse con violencia y luego el sonido del cristal cayendo en mil pedazos.

Ahí en ese vagón, ahí con la sombra del chico que había conocido, Daphne lo entendió, la guerra pronto se desataría y esto no era más que el tiempo de paz antes de la tempestad. Aquella gente que había visto en el Londres Muggle cuando su padre la había llevado una vez, iba a morir, sus compañeros de colegio sangresucias también, quienes lucharan contra el lord, todos ellos iba a morir. El problema era que aun no entendía donde estaba ella en esa guerra, donde estaba su familia, ¿Por qué su padre le temía al lord? ¿Ellos también debían morir? La cara de su hermana se vino a su mente y luego la de Theo, tal vez debían morir, pero Daphne había comprendido dos cosas: ella no iba a servir al lord, pero si debía matar para salvar a quienes quería, lo iba hacer. Por que la guerra no se trataba de valores, la guerra se trataba de sobrevivir.

.....................................................................................................................................................

HOLA A TODOS!!!

bueno he aqui un capitulo algo mas largo que los anteriores, no obstante, no todo es mil sobre hojuelas... mencione, creo, que estaba teniendo problemas para manejar los personajes, como habran visto la historia comienza a oscurecerse un poco, la sombra de theo comienza a contagiar el perfecto mundo de Daphne y es ahi donde me esta costando trabajo lidiar con los personajes. ademas como confese y me desahogue en el capitulo anterior, este tema con las movilizaciones estudiantiles me ha requerido algunos quebraderos de cabeza personales que hacen que el fic pase a un segundo plano, pero tranquilas quienes leen, no voy a dejar la historia, solo tal vez no actualice con tanta frecuencia como antes, me estan quedando muy pocos capitulos y no quiero que la historia baje su calidad, ustedes lectoras merecen un final de calidad XD

muchas garcias a quienes leen, se que son poquitas, pero han sido lectoras muy fieles y amables, asi que creeanme que les he tomado cariño.

cuidense mucho y nos vemos en un proximo capitulo!!!



« cuarto año parte II Comenta este capítulo | Ir arriba quinto año parte II »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.