Historia al azar: Catorce años después
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Bitacora de una desaparecida » Capitulo 22- Tic Tac
Bitacora de una desaparecida (R15)
Por -bell-
Escrita el Martes 1 de Febrero de 2011, 18:31
Actualizada el Lunes 7 de Julio de 2014, 02:47
[ Más información ]

Capitulo 22- Tic Tac

  Dudo que sea muy necesario que siga relatándoles dia a dia mi sufrimiento sea muy necesario, ya que quizás los aburriría, los soles pasaban con sorprendente monotonía, hasta podría confundir un dia del anterior.

 

  "Dormir, vestirse, desayunar, salir, "trabajar", volver, cenar (con suerte), dormir" esa era mi rutina diaria.

 

  Cada día que pasaba era peor al anterior, luego de mi "acto de valentía" me trataban como si realmente fuese una bolsa de harina. La regla de "no moretones" ya no aplicaba conmigo, asi que cualquiera aprovechaba cualquier excusa para zarandearme, empujarme o pegarme en el trasero como si fuese una vaca que no avanza.

  Me sentía muy sola, mas incluso que los primeros días, ya que en esos momentos por muy desolado que pareciese todo tenia un sol de esperanza en mi interior que gritaba "¡¡te van a encontrar, no pierdas la fé!!" pero lentamente en mi estadía ese sol se había apagado hasta que yo le tire el ultimo balde de agua al separarme de Marc. Podía notar como lentamente caía en una profunda depresión, y no hacia nada para evitarlo al fin y al cabo "solo era una bolsa de harina".

  "Basta Samanta, donde esta el espíritu rebelde y luchador, vos no vas a morir aca" "¿Donde esta? Ja!" reí sarcásticamente para la voz "seguramente en el auto de alguno de mis muchos clientes, suerte al buscarla" Justo tropecé con el escalón al que me empujaron mientras entraba de nuevo al edificio, y mientras me levantaba con dificultad pude ver claramente la satisfacción en los ojos de Jeff, mi carcelero. Me levante sin rechistar y segui mi camino mientras el me empujaba contra las paredes "Idiota" una vez en mi cueva hice lo de siempre: acostarme y rogar morir alli.

  Pero aquella no che hubo algo diferente, algo que me llamo la atención en la pared, algo que tiempo antes me habia iluminado la vida y hoy no me movia un pelo: "El sol se alza todos los días resplandeciendo para todos, aunque para algunos mas que para otros. Hoy el sol no resplandece para mi, pero voy a tener paciencia, ya va a llegar mi turno". En ese entonces realmente creía que ya llegaría mi turno, ahora solo pensaba que ya habia pasado.

  No pude evitar sentir un arrebato de ira al releer esa estúpida frase, ¿quien era tan idiota para escribir eso? ¿Acaso ella habia logrado salir de alli?, ¿acaso ella "resplandecía? NO, seguramente que no. ¿Porque escribir eso? ¿Porque alli? Era como decirle a un muerto de hambre que en otro lugar habia gente atiborrándose de comida.

  La odiaba, la odiaba profundamente a esa tal Veronica, no solo por tener esperanzas y plasmarlas en la pared de mi cueva donde todos pudieran leerlo, no por que quizás realmente el sol quizás si resplandeció para ella, nada de eso. La odiaba por haberme dado esperanzas, todo hubiese sido mas fácil si desde un principio no hubiera luchado, me hubiese rendido, todo hubiese sido mas fácil si me hubiese dejado morir hace años, desde mi primer noche.

  "Samanta el son si resplandecerá para ti, ¡en algun momento lo hará!"  si, lo hará, el sol volverá a resplandecer para mi cuando al fin muera y se acabe mi sufrimiento,  mientras mas rápido mejor ¿Por qué dios me odiaba tanto? ¿Qué habia hecho yo para merecer tal sufrimiento? Por favor dios, ya aprendi lo suplico termina ya con mi sufrimiento, murmure casi entre lagrimas,  "lamentablemente eso no esta en tus manos" dijo la voz con un ira reluciendo en su voz, no pude evitar reir estaba irritando a esa voz engreída.

  Ella habia dicho que eso no estaba en mis manos, pero se equivocaba. Yo soy dueña de mi vida y como tal soy yo quien decide cuando y como acabar con ella, y creo fielmente que mi tiempo en la tierra ya habia concluido. "¿Estas pensando en suicidarte?" se mofó la voz "Si, exactamente".

  En cuando dije esas palabras mi mente aumento 10 veces su velocidad pensando opciones situaciones y posibles planes, ¿golpearme la cabeza contra la pared? Mmmmm no, ¿sobredosis? Imposible, ¿cortarme alguna vena? ¿Con que cuchillo?, era irónico vivir al filo de la muerte y aun asi no encontrar la forma de morir. Todo alli se hacia como ellos querían y bajo sus reglas, yo moriría solo si ellos lo querían, aunque eso se puede negociar dudo que después de mi "escena" lo pensaran 2 veces.

  Se que me van a llamar loca, trastornada y demás, si no lo hicieron hasta ahora quizás ustedes estén locos, pero el simple hecho de pensar en mi muerte inminente y que con suerte me quedasen de vida unos pocos días, la idea de morir me daba mas vida, ya lo se suena contradictorio pero encendia en mi una luz de esperanza de que quizás al fin todo terminaría para mi, no mas "hacerse la valiente".

  "¿Y Gabriel? ¿y tus papas? No estas pensando en ellos" ya han pasado muchos años, Gabriel seguramente siguió con su vida y no me recuerda y si lo hace es cada tanto, y mis papas, ellos deberán superarlo, es tiempo de que por primera vez piense en mi.

  Solo con la idea en mente sentia como si el reloj hubiese aumentado su velocidad "tic-tac tic-tac tic-tac" y eso me emocionaba por sobre manera aunque sabia que en realidad todo debía seguir igual "¿alguna vez escuchaste sobre la teoría de la relatividad?" "no me molestes, estoy feliz". Esa noche me acosté y dormi como hacia mucho no lograba, quizás eso se debía al inicio de esa nueva etapa en mi vida.

 

  El primer día de mi muerte.


Espero les guste y comenten diisculpen la demora :)



« Capitulo 21- La doma (parte 2) Comenta este capítulo | Ir arriba


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.