Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Bitacora de una desaparecida » Capitulo 14- Un rayito de luz
Bitacora de una desaparecida (R15)
Por -bell-
Escrita el Martes 1 de Febrero de 2011, 18:31
Actualizada el Lunes 7 de Julio de 2014, 02:47
[ Más información ]

Capitulo 14- Un rayito de luz

  Desperté con un asqueroso olor impregnado en la nariz, no sabía si era la humedad, el colchón o sustancias desconocidas las que lo producían, pero aun así no me hubiera gustado saberlo. "La ignorancia es la felicidad" pensé para mi misma mientras me incorporaba para mirar a mi alrededor.
  Ese lugar era un asco, era la viva imagen de mi cruel realidad. Mi cárcel. Las lágrimas cayeron por mis ojos, pero no me moleste en limpiarlas hacerlo era en vano por que otras las remplazarían. Me levante de donde estaba ¡necesitaba caminar! Era horrible esa sensación de prisión "Pero, te guste o no, eso es lo que es".
  Camine por mi limitado espacio mirando todo, cada poquito de tierra, cada cucaracha, cada mancha "esto de andar mirando todo creo que no es una buena idea" dijo una voz en mi mente que no hice caso, yo solo seguí caminando. Mirando a todos lados como si por arte de magia una puerta abierta pareciera frente a mí.
  Caminé cerca de las paredes haciendo que mi mano las rozara, como si aun esperara que al tacto se esfumaran. La esperanza se estaba convirtiendo en mi enemiga. Camine sin prestar atención hasta quedar mirando de frente la pared. No sabia que es lo que me retenía allí pero por alguna razón mi interés no me dejaba mover.
  Tarde un rato en darme cuenta de que lo que yo creía que eran rajaduras en la pared eran más bien palabras que cobraban sentido a mis ojos. En esa pared estaban los testimonios de vidas que habían pasado por allí, personas que, como yo, lo perdieron todo. Amores, amigos, familia y su vida.
  Esa habitación era testigo de las atrocidades te algunas personas, testigos te tantas lagrimas, tanto dolor. Esa pared era la única prueba de tantas vidas perdidas, tantas personas que, como yo, se vieron atrapadas en ese despiadado mundo.
  Leí cada nombre en esa pared, cada frase, cada confesión de amor, y palabras que parecían decir "adiós".

Un adiós que esas personas jamás llegarían a escuchar.

  Rosé con mis dedos cada uno de los nombres, cada frase. Quería sentirlas de verdad, quería estar junto a ellas por que yo era una de ellas, yo sería un nombre mas en esa pared. Aunque suene ilógico o tonto esa fue la primera vez que no me sentí sola, ni cuando estaba con Marc me sentía así. Él no comprendía mi dolor, él no lo sabía. No tanto como creía.
  Esas personas estaban en la misma situación que yo. No estaba sola, sino que había millones como yo desperdigadas por todos lados, viviendo lo mismo cada día, compartiendo el dolor que implicaba estar allí. Acompañándonos unas a otras aun en la ignorancia.
  Leía y releía una y otra vez esa pared, me hacia sentir que esas personas estaban junto a mi diciendo "Vamos seguí adelante, yo lo hice, no te dejes caer". Leía como si se tratara de autógrafos de artistas famosos, la admiración por las personas que soportaron incluso cosas peores que yo, que tuvieron la fuerza necesaria, la valentía para decir "yo estuve aquí, no me olviden" una valentía que pocos poseen cuando se trata de trafico de personas.
  "María 1990", "Fran te extraño, te amo mi amor", "Por favor alguien encuéntreme", "Susana Snow", "Mamá perdón por todo lo que te hice pasar", "Ana Day 1966-1965", "Papá perdón por no hacerte caso, la calle es peligrosa", "¿Por que la muerte tarda tanto en llegar?", "Gaspar fuiste el amor de mi vida", "Daniela López estuvo acá", "Ya van 8 años en esta prisión", "Tengo solo 15 años y ya no tengo futuro", "Matías no pasa un día en el que no piense en vos, te extraño, por siempre tuya Lucia", "Sofi y Tomi ustedes son mi razón para seguir adelante".
  Esas eran solo algunas de las cosas escritas con sus diferentes caligrafías y estilos, pero hubo una en especial que llamo mi atención en especial, una que rompía todos los esquemas y la lógica de ese lugar. Costaba creer que estaba escrita en una pared como esas con tantas otras escritas a su alrededor que expresaban exactamente lo opuesto.

  En ella decía: "El sol se alza todos los días resplandeciendo para todos, aunque para algunos mas que para otros. Hoy el sol no resplandece para mi, pero voy a tener paciencia, ya va a llegar mi turno".

  Esa frase me dejo desconcertada, ¿Cómo era posible que una persona en las mismas o peores condiciones que yo pudiera pensar eso? ¿Qué es lo que la motivaba a seguir adelante, a no dejarse caer? Envidiaba a la que había escrito eso. Envidiaba su determinación, su perseverancia ¿Por qué no podía ser yo así? Era una cobarde. Realmente admiraba a esa mujer.
  Rastree por todas las paredes frases y pensamientos de esa misma mujer, por alguna razón me causaba intriga quería saber que había sido de ella. Rastree por todos lados y pude descubrir por la caligrafía que se llamaba Verónica Howell y en las paredes habían muchos escritos de ella. Me emocionaba siempre q encontraba uno nuevo y los leía como si fuesen escritos invaluables, por que lo eran.
  Todos esperanzadores, alentadores y llenos de luz. Eran una joya de las pocas que aun poseía, ya que los primeros días me quitaron todo dejándome con lo indispensable, pero esa jamás me la podrían robar. Cada frase era un aliento, un empujón para seguir caminando "Nunca nada esta dicho, yo decido mi futuro y tengo q luchar por el, con uñas y dientes"  me dije a mi misma, basta de chica sumisa, de chica buenita desde hoy iba a ser su pesadilla. No importaba quien llevara la delantera, no me iba a quedarme con los brazos cruzados "pero esta vez cumplilo, al final sos peor que una calesita de tantas vueltas que das" y era verdad, me contradecía constantemente.
  Pase el resto del día tirada en el colchón estaba muerta de hambre, últimamente estaba muy flaca gracias a mi poca alimentación, tanto que podía contar perfectamente mis costillas. La cabeza me daba vueltas, casi podía sentir a mi alrededor a todas las personas que habitaron alguna vez aquel lugar.
  Pensé como muchas otras veces en las viejas épocas, en mi familia en las chicas y en Gabriel. Yo solo me deje ir atrapada por los recuerdos que encandilaban con su luz… ¿o es que últimamente estaba mucho en la oscuridad? No lo se.

Flash Back

- ¡Gabriel no corras esperame!
- Sos muy lenta, ¡apurate!
- ¡No puedo correr mas rápido! esperame

  Corríamos por el campo, entre los árboles y plantas. Habíamos ido con los papas de Gabriel a pasear y como nos aburríamos salimos a "investigar". Corríamos entre los árboles trepábamos, jugábamos, nos empujábamos y perseguíamos y poco a poco sin darnos cuenta nos fuimos cansando hasta terminar sentados bajo un árbol de raras flores.

- ¿Qué es lo que querés ser cuando seas grande Sam?- pregunto pensativo y tímido
- ¿Cuándo sea grande?
- Si, ¿Qué tipo de persona querés ser?
- ¡Una fantástica pianista!- casi grite yo
- No, no me refería a eso. Si no a tu personalidad, ¿quien querés ser de grande? ¿Cómo querés que te vean?
- Mmm sencilla, de confianza, decidida, directa, honesta, fiel ¡¡son muchas cosas!! ¿Y vos que querés ser?
- Alguien. No quiero ser un don-nadie, quiero hacer algo ayudar dedicar mi vida a mejorar algo. Quiero ser alguien.

  Su respuesta me dejo cavilando el resto del día pensando en lo que yo realmente quería para mi futuro. Como me veía a mi misma como persona y como quería que los demás me vieran. Él no me había preguntado de mi personalidad si no de quien quería ser ¿Quién quería ser?, lo supe solo después de varias horas cuando subiamos al auto para volver

- Ya se quien quiero ser- dije
- ¿Quien?
- Alguien diferente, único e individual. Quiero ser alguien que marque una diferencia en el mundo, por mas minima que sea.
- Esa es la respuesta que esperaba de mi mejor amiga.

Fin Flash Back


No me odien!!! perdon perdon perdon pero en el cole nos tubieron recontra ocupado, se creen q por que uno esta en el ultimo año es superdotado Pero aca les traigo capi nuevo espero que les guste y comenten !!! haganme feliz


« Capitulo 13- La oscuridad Comenta este capítulo | Ir arriba Capitulo 15- Certezas »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.