Historia al azar: Una pelirroja muy legal
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Las aventuras en Roma con los Vulturi » Algo raro
Las aventuras en Roma con los Vulturi (R13)
Por Lotti Vulturi
Escrita el Lunes 8 de Noviembre de 2010, 14:04
Actualizada el Miércoles 15 de Agosto de 2012, 00:25
[ Más información ]

Algo raro

Nessie P.O.V

Ya había pasado un mes desde ese desastroso pero feliz día en el que Alec me pidió matrimonio. Ya estamos comprometidos pero decidimos dejar la boda para después  de la graduación que será en diez meses más.

Todos se pusieron tan contentos, los Cullen y los Vulturi. Heidi, Jane y Alice se ofrecieron para organizar la mejor boda del siglo, ósea que va a ser genial. Pero por ahora tenía que concentrarme en terminar las clases de la academia y graduarme para ser la esposa de Alec Vulturi.

Hoy en clase de música tendríamos que ensayar una canción para una presentación el próximo viernes.  Estaba sentada en la silla más alejada de todos en el salón de música, la canción de fondo era claire de lune de Debussy, interpretada por Jane.

Mi mente estaba en otro lado. Tenía mil cosas en la cabeza. Alec era una de ellas. Mi familia, mis amigos. Miles de imágenes llegaron a mí. Colores, fotos, sucesos pasados, cosas felices. En eso llego a mi mente la versión de esa canción tocada por mi padre en su piano, allá en la sala de la casa de Forks.

La de Jane era la versión clásica, interpretada a la perfección. La de mi padre era un poco vaga porque cuando la tocaba para el mismo, le cambiaba partes, aun así, era perfecto.

En ese momento sentía como si las melodías que salían del piano me transportaran a otro lado, como si me hipnotizaran y me sacaran del salón de música. Fuera del salón, fuera de Volterra, fuera de Italia, fuera de este mundo. Me sentía flotando en una nube de felicidad y tranquilidad, donde todo era perfecto, un sueño hecho realidad.

 Pero ese momento acabo cuando los dedos de Jane dejaron de tocar las teclas del piano. Volví a la realidad, volví al salón y me di cuenta que todos me estaban mirando. Jane estaba al lado mío mirándome extrañada.

¿Qué paso? Pregunte mirando a todos lados.

-¿Qué te paso a ti? Estas distraída, te están llamando desde hace como cinco minutos, dijo Jane.

Me levante y fui al frente. Sentía la mirada de todos clavada en mi espalda y eso me hizo sentirme muy nerviosa. Me empecé a sentir mareada pero no le di mucha importancia al asunto, le entregue la pista al profesor, yo iba a cantar una canción que había encontrado hace unos días en youtube, la canción se llamaba Sálvame de la banda RBD.

Empezó la canción y yo me empecé a sentir más mareada pero seguí ahí. En seguida me toco la primera parte.

Extrañarte es mi necesidad

Vivo en la desesperanza

Desde que tú ya no vuelves más.

Me sentí peor y viendo a todos mirándome no ayudaba nada.

Sobrevivo por pura ansiedad

Con el nudo en la garganta

Y es que no te dejo de pensar

Poco a poco el corazón

Va perdiendo la fe.....perdiendo la voz.

Allí sentí que no podía más pero decidí continuar. No creo que a nadie le haga mucha gracia que diga que no puedo hacerlo.

                       

                         Sálvame del olvido.....sálvame de la soledad

En ese momento me dieron unas horribles ganas de vomitar y salí corriendo de ahí. Corrí hasta los baños. Vomite, lo raro era que no había comido nada en todo el día, de hecho no había comido nada en una semana pero eso sí, había cazado en exceso. Me había dado muchísima sed en la última semana y no me provocaba nada de comida humana, de hecho verla me producía asco.

No sé si pasaron minutos, segundos, horas pero luego sentí a alguien sosteniéndome el cabello, por unos minutos me asuste, pero luego sentí la mano congelada de Jane en mi espalda y me tranquilice. Cuando termine y justo después de limpiarme la boca la abrase, para agradecerle y porque no me sentía bien ni para sostenerme en pie yo sola.

¿Estás bien? Pregunto muy preocupada.

-Tengo nauseas, dije alejándome un poco pero luego sentí mis parpados pesados y lo siguiente fue sentir como la oscuridad tomaba control sobre mi cuerpo.

Jane P.O.V

Nessie había salido corriendo a la mitad de su presentación sin decir palabra. Se veía muy pálida y me preocupe, esa no era Nessie, ella no lucía así nunca y menos era del tipo de personas que salía corriendo por vergüenza. 

Sin decir nada me levante y corrí detrás de ella. La encontré en el baño, vomitando. Le agarre el cabello para que no se ensuciaran sus risos de cobre y le puse la mano en la espalda.

Cuando termino, se limpio la boca y me abrazo como señal de agradecimiento, supongo.

¿Estás bien? Pregunte preocupada.

-Tengo nauseas, dije alejándome un poco pero luego se desmayo.

Gracias a mi rapidez vampírica pude atraparla antes de que su cabeza colisionara con el suelo.

¿Nessie? Pregunte moviéndola en mis brazos. 

Le eche agua en el rostro, eso se usaba en mi época, pero no funciono para nada. La volví a mover por los hombros y no respondió. La cargue como un bebe y corrí con ella a velocidad vampírica por los pasillos de la academia hasta la salida, ya que si alguien me veía con ella así iban a pensar lo peor.

Pase por el salón 204 que era en el cual estaban Alec y Felix. Los vi a ambos por la pequeña ventanita que hay en la puerta y en seguida miraron en mi dirección.

Al fin llegue a la puerta con Nessie en brazos y Alec y Felix pisándome los talones. Llegamos los tres al parqueadero y  ahí empezaron las preguntas.

Alec P.O.V

Estábamos en clase de geometría cuando sentí a alguien correr a velocidad vampírica. Felix y yo volteamos a ver por la ventana que había en la puerta y notamos a Jane corriendo, tenía a alguien en brazos pero con la velocidad en la cual iba Jane no distinguí quien era. 

Mire a Felix quien asintió e instantes después nos salimos del salón sin dar ninguna explicación. Jane seguía lo suficientemente cerca para que pudiéramos ver los rizos color cobre de mi Nessie moviéndose por la velocidad que llevaba Jane, quien la tenia cargada.

Ambos corrimos a tan rápido como nos lo permitieron nuestras piernas y llegamos a la salida junto a Jane. Pero ella no se detuvo, siguió hasta el parqueadero. Se detuvo frente de su auto y ahí si se volteo.

¿Qué paso? Dije mientras ella ponía a mi hermosa prometida en mis brazos.

-Estábamos en clase de música y a ella le toco cantar al frente y salió corriendo del salón. Cuando la encontré estaba vomitando en el baño y luego se desmayo, no tengo ni idea de que le pasa, dijo Jane muy rápido, estaba preocupada.

Toque su cabeza, su temperatura corporal había incrementado.

-Llama ya mismo a Aro, le dije a Felix.

-Jane, abre el auto, dije.

Cada uno hizo lo que le pedí y yo acosté a Nessie en los asientos del pasajero.

-Alec, susurro débilmente.

-Aquí estoy bebe  por favor  reacciona, dije preocupado besando su mejilla derecha.

En menos de cinco minutos, Aro estaba ahí.

-¿Qué paso? Pregunto viendo la escena.

Le explicamos lo que paso y él le hecho un vistazo a mi Nessie.

-¿No sabes que tiene? Pregunto Felix.

-No, su temperatura corporal está más alta de lo normal y aun así, no tiene fiebre. Ni de casualidad puede ser producto de una mala alimentación porque la he visto cazar mucho este último tiempo. Su sistema inmune es muy bueno, no puede ser gripe o cualquier virosis contagiosa por el aire.

.Todos nos quedamos en silencio viendo como Aro hacia deducciones y en seguida las negaba, una que otra vez tuvimos que preguntar sobre su lenguaje de médico avanzado de la cual no teníamos ni idea, en eso a Jane se le ocurrió llamar a Carlisle.

-¿Hola? Dijo la voz del otro lado de la línea.

-Hola Carlisle, habla Alec, dije nervioso.

-Alec, hijo, ¿Cómo te va? Pregunto con su usual tono tranquilo.

-Yo estoy bien pero Nessie se acaba de desmallar, según Jane vomito y dijo que tenía nauseas, dije.

-¿No reacciona? Pregunto Carlisle.

-No, no ha reaccionado, dije.

-Ponla a oler alcohol, eso la despertara mientras yo llego para hacer un análisis más a fondo, dijo.

-Está bien, Carlisle, Aro quiere hablar contigo, dije pasándole el teléfono a Aro.

Para cuando quise revisar, ya Jane y Felix tenían alcohol y algodones y ya le estaban acercando a la nariz una mota de algodón mojada con alcohol etílico.

Nessie entre abrió los ojos y la levantamos de las sillas. Empezó a toser y toser y luego cayó en mis brazos. Estaba frágil pero aun así se sostuvo en pie.

-Amor ¿Cómo estás? Pregunte.

-Tengo dolor de estomago, respondió. Nessie en ese momento no era ella, sus ojos no tenían su brillo, era como si ella no estuviera ahí.

-Ness móntate al auto que nos vamos al castillo, dijo Jane quien ya estaba montada en el puesto del copiloto.

Ella me miro y yo asentí mientras la ayudaba a montarse en los puestos de atrás.

-¿Te sientes bien princesa? Pregunto después de que ella recostó su cabeza en mi hombro. Le acaricie las manos que estaban entrelazadas con las mías.

Ella negó con la cabeza. Tenía que estar bastante mal porque usualmente ella no era del tipo de personas que se quejaban por una tontería.  Le di un beso en la frente y note que su temperatura había bajado considerablemente, ahora estaba solo un poco más arriba del promedio. 

Se quedo dormida en el camino, algo raro le estaba pasando de verdad ya que eran ahora exactamente las dos de la tarde y ella no dormía nunca en el día. Tenía que averiguar que le estaba pasando a Ness lo más pronto posible.

***********

NA: Hola a todos!! espero q les guste.......



« Sorpresa, Mal entendido y Reconciliación Comenta este capítulo | Ir arriba Charla incomoda »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.