Historia al azar: Carta de Harry Potter
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Las aventuras en Roma con los Vulturi » Sorpresa, Mal entendido y Reconciliación
Las aventuras en Roma con los Vulturi (R13)
Por Lotti Vulturi
Escrita el Lunes 8 de Noviembre de 2010, 14:04
Actualizada el Miércoles 15 de Agosto de 2012, 00:25
[ Más información ]

Sorpresa, Mal entendido y Reconciliación

Renesmee P.O.V

Me levante cuando los primeros rayos de sol me dieron en la cara. Lo primero que note fue que Alec no estaba conmigo. Lo segundo era que la piyama que me había dado Jane estaba destrozada en el piso. Me levante de la cama y cogí lo primero que vi, una camisa negra de Alec que estaba puesta en una silla. Respire su aroma dulce una vez más, ese aroma proveniente a la persona más importante de mi vida. La camisa me quedaba como un vestido corto.

 

Fui al baño y me di una ducha con agua caliente. Luego me volví a poner la camisa y me peine el cabello. Me veía decente aunque sea. Entonces alguien entro a la habitación. Pensaba quedarme en el baño pero luego me di cuenta que era Alec y salí.

 

El sonrió al verme salir del baño. -Hasta usando mi ropa te ves hermosa y radiante, dijo besándome. Yo sonreí y luego se me sonroje. -Adoro cuando te sonrojas por mí, dijo sonriendo. Yo le di un beso y él me cargo y me puso en la cama. Cuando iba a quitarme su camisa, alguien toco la puerta. ¿Quién es? Pregunto Alec con fastidio.

 

-Soy yo hermanito, dijo Jane.

 ¿Interrumpo? Pregunto.

 

Alec dijo "Si" y al mismo tiempo yo dije "No". Ella solo se echo a reír en respuesta.

 

¿Puedo pasar o no? dijo.

 

-Si Jane, entra, dije empujando suavemente a Alec de encima de mí.

 

-Wow, Nessie, te ves muy bien con la ropa de Alec pero te traje esto para que no estuvieras así todo el día, dijo entregándome una ropa.

 

-Gracias Jenny, dije caminando al baño.

 

-De nada, respondió.

 

 Jane P.O.V

 

Mi primera vez con Felix fue algo maravilloso. Pero eso tan maravilloso se torno en un caos en un abrir y cerrar de ojos.  Al final mi ropa quedo completamente destrozada y no la podía usar.

 

Queríamos que nuestra relación fuera un secreto y si salía envuelta en sabanas, sabrían que algo raro había pasado en el cuarto Felix, lo mismo si salía con su ropa. Seria sospechoso si lo veían entrando a mi habitación y saliendo con ropa y tambien seria muy sospechoso que llamara a Heidi y Renata y les pidiera que me llevaran ropa. Así que me tuve que quedar encerrada todo el día en la habitación de Felix con una de sus camisas que me quedaba como un vestido largo.  

 

Por eso le lleve una muda de ropa a Nessie porque sabía que lo primero que haría sería ponerse ropa de Alec y no creo que le hubiera gustado que la vieran por ahí así y menos porque ella y Alec son más o menos del mismo tamaño  y las camisas de él le han de quedar cortitas. Cuando entre y la vi, mis dudas se aclararon y le di la ropa y se fue a vestir.

 

Luego cuando salió me dio las gracias y me fui donde Felix ya que teníamos algo pendiente que no habíamos podido terminar durante la noche.

 

Alec P.O.V

 

Le propondría matrimonio a Nessie. Sé que le dije a Edward que lo haría después de la graduación pero no aguanto más quiero que mi nessie sea la señora de Alec Vulturi lo más pronto posible. No puedo esperar a escuchar su respuesta, obviamente el rechazo era algo que podría pasar y tengo miedo a un rechazo por parte de ella, pero en la vida hay que apostarlo todo y ver si se pierde o se gana.

 

Cuando se cambio mi princesita, la lleve al bosque, más específicamente el lugar que había sido confidente de nuestra primera entrega de amor verdadero.  Ella se sentó al pie de un árbol y cerró los ojos mientras se recostaba en el tronco.  Me senté a su lado y acaricie su cabello. ¿Estás muy cansada? ¿No te deje dormir mucho anoche verdad? Dije y antes de poder terminar la frase ella abrió los ojos y negó con la cabeza mientras se reía por lo bajo.

 

-Estoy bien cariño, no te preocupes solo me estaba concentrando en la música del bosque, dijo sonriendo.

 

-Está bien, dije  abrazándola como si fuera la última vez que lo pudiera hacer.  

 

Decidí preguntarle así de sopetón, a ver que me decía. Aun abrazados le dije, Nessie te quería preguntar esto después de la graduación pero no me aguanto más así que lo diré ahora, ¿te casarías conmigo? dije tan rápido que ni yo mismo me entendí pero creo que ella sí lo hizo.

 

Renesmee P.O.V

¿Te casarías conmigo? me pregunto nervioso. Esa pregunta me dejo helada por completo. Quería responderle y decirle que sí, pero las palabras no me salían estaba anonadada.

 

Casarme con Alec, ser su esposa, compartir la eternidad con él. De cierta manera, aunque no hubiese nada que lo ratificase, Alec y yo ya éramos marido y mujer, amigos, compañeros, esposos, amantes, lo que sea. El lazo que nos une es mucho más fuerte que cualquiera que un juez o un cura pueda decir que tenemos, sin ganas de desprestigiar a nadie.

 

Entonces volví al momento, no le había respondido a Alec todavía, tenía que hacerlo antes de que tomara una idea incorrecta. Me di cuenta que me había dejado de abrazar. Ahora me estaba dando la espalda. -Un silencio vale más que mil palabras Renesmee Cullen, dijo con la voz rota y fría y note que me había llamado por mi nombre completo, el nunca me llamaba por ni nombre completo, esa era una mala señal. -Veo que tomaste una decisión y no me incluye, dijo tratando inútilmente de reprimir un sollozo ya que de todas maneras salió.

 

-No Alec, espera no es lo que crees, dije pero antes de pudiera decirle nada mas, ya él no estaba ahí.

 

¡ALEC! Grite desesperada. Salí corriendo con dirección al castillo. Las lágrimas empezaron a brotar de mis ojos y me sentí pequeñita e indefensa. Llegue como 20 minutos después ya que el claro estaba muy lejos del castillo y yo no tenía la velocidad de un vampiro completo.

 

Entre corriendo al castillo y busque a Alec en el salón de tronos y no estaba, en  su habitación y no estaba tampoco. Los busque desesperadamente donde Jane quien me miro extrañada y me dijo que no lo había visto. Lo busque donde Felix, Demetri, Santiago y Afton y tampoco lo habían visto en toda la mañana.

 

También lo busque donde las chicas quienes tampoco sabían que nada de su paradero. Fui al jardín del castillo y tampoco estaba ahí. Desesperada salí a los callejones donde el usualmente cazaba y empezó a llover. Mi vista se empaño mas, ya ni sabía si eran lágrimas o gotas de lluvia, lo que me deprimía mucho.  

 

Lo busque pero los callejones eran un laberinto gigantesco y cuando me vi perdida me derrumbe, me desplome, sentí que el mundo me caía encima y empecé a sollozar ahí. Llego un momento en el que una neblina negra se apodero de mi cabeza, momento en el que deje de sentir, en el que deje de pensar, en el que me olvide de donde estaba, en el que me olvide de mi propio nombre, en el que solo me importo Alec, Alec, Alec, Alec y mas Alec. ¿Dónde estaría en ese momento? ¿Qué estaría haciendo? ¿Cómo se estaría sintiendo? Recordé su voz cuando me dijo eso en el bosque, una voz fría que jamás había usado conmigo.

 

Todos mis pensamientos fueron suspendidos por el grito de una mujer.

 

¡AYUDA ME VA A MATAR! Grito la pobre mujer.

 

-Grita todo lo que quieras mujer, que aquí nadie te va a escuchar, dijo alguien a quien reconocí enseguida, Alec. La mujer volvió a gritar.

 

¿Crees que por ser mujer te voy a perdonar la vida? ¿Crees que por creerte bella te voy a perdonar la vida? ¿Crees que porque tu novio te perdono lo que le hiciste yo lo voy a hacer?  Pregunto Alec con furia.

 

-Mi novio me entiende muy bien, dijo la chica temblorosa.

 

-Maldita zorra, dijo Alec y ella empezó a gritar, según mis sospechas, ya le estaba sacando su sangre.

 

 

Yo me levante del suelo y corrí donde provenían las voces.  Llegue justo cuando Alec dejo el cadáver en el suelo. Pensé que la iba a dejar e irse pero pensé mal, el se quedo ahí e hizo algo que jamás pensé, empezó a sollozar sobre el cadáver de la chica. ¿A caso se había arrepentido de matarla? Mis dudas se aclararon cuando empezó a pensar en voz alta.

 

¿Por qué? ¿Por qué soy tan imbécil en creer que alguien alguna vez me amo? Es que como me va a amar ese ángel ¿Cómo puede amar a este maldito demonio asesino? Dijo entre sollozos.

 

Unas lágrimas mas espesas empezaron a recorrer mis ya muy mojadas mejillas. Supe justo que tenía que hacer en ese momento. Me acerque a él y  al sentir pasos levanto la mirada. Al verme miro para el otro lado, para evitar que nuestras miradas se encontraran.

 

Me acerque a él y cuando estuve lo suficientemente cerca toque su mejilla y le mostré porque era que no le había respondido enseguida cuando me pidió matrimonio, por estar pensando en muchas cosas, empezando por él y terminando en el. Me senté a su lado y empecé a sollozar una vez que las imágenes terminaron.

 

Me miro como el ciego que mira el solo por primera vez. ¿De verdad estabas pensando eso cariño? Pregunto abrazándome.  -Te lo juro, dije devolviéndole el abrazo.

 

-Lo lamento mi Nessie, por mi estúpido orgullo casi te pierdo, no quiero que eso vuelva a pasar, ¿me perdonas mi ragazza? Pregunto mirándome.

 

-Por supuesto Alec y perdóname tu a mí, por ser tan estúpida, dije.

 

Los dos nos quedamos en silencio pero compartiendo una mirada de amor que decía mas que cualquier cumplido. El me beso con ternura y yo le respondi de igual manera, fue un beso muy tierno y lento y se quedo así, no teníamos necesidad de un beso salvaje, no en ese momento.

 

Luego me acosté en su pecho nos quedamos así por no sé cuánto tiempo, minutos, horas, hasta días ¿Qué más da? Si nos teníamos el uno al otro.

 

¿Alec? Dije rompiendo el silencio.

 

-Dime amore mío, dijo acariciando mi mejilla.

 

-Si me quiero casar contigo, dije  somnolienta, tanto esfuerzo me había dejado agotada pero estaba feliz, feliz porque estaba con Alec, porque no paso nada grave, porque estaba todo bien.

 

Alec se echo a reír.  Me levanto de su pecho y me dio un beso. Saco un anillo de su bolsillo y me lo puso en el dedo anular.

 

-Te amo, dijo sonriendo.

 

-Y pensar que algo grave hubiera podido pasar por un malentendido, dije abrazándolo.

 

Luego nos levantamos de ese callejón y fuimos caminando al castillo. -Alec, si vuelves a llamarte demonio, me empezare a llamar fenómeno, dije.

 

-No lo eres, dijo el.

 

-Pues tu no eres un demonio, dije yo.

 

El me dio un beso  y finalmente llegamos al castillo. Nos dijeron que estuvimos desaparecidos por casi cinco horas y nos pidieron explicaciones que dimos brevemente y aun así, tardamos tres horas explicándoles. Todos se pusieron felices al saber que nos casaríamos y Jane empezó a planear cosas.

 

¿Qué me esperaba con ella y Alice como planeadoras de bodas?


N/A:  Mil y mil disculpas por poner este cap tan tarde pero no tendre mas oportunidad hasta los primeros dias de enero. Wow, ya se casi se acaba el año!!! Para todos los lectores, espero que les guste el cap y les deseo una feliz navidad y un prospero año que les traiga muchas buenas cosas y todos sus buenos deseos se cumplan. Les doy las gracias a la gente tan hermosa de potterfics que desde el primer cap que escribi me han acogido muy calurosamente. Gracias a todos.

 

Les deseo lo mejor para este nuevo año,

 

Lotti!

 

 

 



« La nochecita de sorpresas Comenta este capítulo | Ir arriba Algo raro »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.