Historia al azar: Opuestos
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Harry Potter y la hija de la Dama del Lago » Cap 7
Harry Potter y la hija de la Dama del Lago (ATP)
Por Lunatica
Escrita el Viernes 25 de Junio de 2004, 15:27
Actualizada el Viernes 25 de Junio de 2004, 15:33
[ Más información ]

Cap 7




7.Fiesta en el Caldero Chorreante.



Kate se despertó, sudando y con respiración agitada; había soñado como se quería amiga de el alma, atrapada en una cueva con un hombre que vestía con una túnica negra adornada con serpientes, El innombrable la tenía secuestrada en una cueva, después se vio a si misma, en un mazmorra oscura, descalza, el traje que llevaba estaba roto y hecho jirones, su cara tenía una expresión de profundo dolor además de estar sucio y sangrar por la cabeza, se movió y vio en un segundo aparecer unos grilletes dorados justo donde tenia marcas, en el cuello, las muñecas y los tobillos.



Kate vacilo al andar, fue al cuarto de baño y se ducho su pelo al mojarse brillaba y se notaba más que era azul marino oscuro; no se quitaba de cabeza el momento que sucedió hace dos semanas en el castillo de Hogwarts; cuando Harry la iba a besar, pero se retiro como si le hubiera dado electricidad.



Bajo a desayunar; ayer le llego dos cartas una Dumbledore y otra de su amigo el Elfo llamado Erowyn. La carta de Dumbledore decía que los amigos de Harry iban a venir, y la carta de el Elfo, le decía que tenía que ir ha Canadá para ver un alquimista que le esta haciendo un poción que daba más vida si te roban el alma; sabía perfectamente que la roba alma atacara a Harry; y también a ver una adivina famosa en esa zona.



- Estas muy rara desde ayer; Kate ¿Seguro que estas bien?- dijo un voz detrás de ella que la saco de sus pensamientos y mirar para ver quien le había hablado era Harry.



-¿Por qué lo preguntas?- dijo ella mirándole como se sentaba.



- Desde ayer estas muy callada- dijo Harry un poco trizte.



- Felicidades- dijo ella dándole una ligera patada para sacarle de sus pensamientos.



- Gracias-



- Oye esta mañana tengo que estar fuera, regresare por lo más pronto posible-



- Vale, yo estaré haciendo lo deberes- dijo Harry. No recibía las cartas de sus amigos por que alguien las interfectaba.



- Tengo que irme no te enfades conmigo- dijo Kate



- A que te refieres- pero no pudo terminar por que Kate le besó la mejilla y se fue- vamos que si esta rara esta chica.



- Anûk, entra en mi habitación por la ventana la deje abierta; ya recogí las cosas en coge el baúl y vuelve aquí, por favor- pido Kate; Anûk volvió enseguida con un colgante en forma de baúl, Kate se lo puso en el cuello- Busca a Jarrod volveré por las nueve u ocho dile que ya eh encontrado donde tienen a Chexa y que venga al caldero Chorreante ah que no este preguntando por mi si me retraso-



-¿Cómo?¿Qué ahí de Harry? lo se muy bien te has enamorado no me dijiste hace algunas noches que no te moverías de aquí- protestó Anûk



- Tuve una visión, vi donde tiene a Chexa, no abandonare a Harry, por tres razones, una la profecía dice que debo ayudar al elegido; dos debo enseñarle a usar sus poderes, y tres le amo por lo tanto no lo abandonare- dijo Kate sonriendo



-¿Por qué no se los has dicho?-



- Por que intuyó que le gusta otra persona, venga vete ya y deja el interrogatorio para más tarde- dijo Kate dando por terminada la conversación.



Anûk hizo aparecer unas alas blancas y se fue, solo podían verla las personas que ellas quisiera, parecía un ángel; mientras Kate se dio la vuelta y se transformo en una loba de pelaje blanco y suave, sus ojos eran los mismos precioso ojos azul marino de ella. Se fue corriendo y desapareció entre las gentes.



Llegó hasta un bosque donde estaba Erowyn (El elfo que salvo a Harry) para llevarla con su magia a Canada. Kate se transformo en humana.



- Espero que este contento- dijo Kate con enfado- le prepare la fiesta de su cumpleaños y ni siquiera estoy allí-



- Calla y dame la mano- dijo Erowyn-¿donde esta Anûk?-



- Con Jarrod; vete preparándote elfo por que se donde tiene a Chexa, ay no tengo ganas de orbitar ¿Cuánto tiempo nos llevara?- preguntó ella.



- Tres horas, y volveremos en el mismo tiempo- dijo Erowyn pero Kate se llevó la mano al cuello- ¿qué?



- Es un dardo- dijo sacando un diminuto dardo de el cuello-



- Vamos; por aquí ahí sombras- dijo cogiendo ha Kate en brazos- esperemos que el dardo no este envenenado-





Harrry se dirijia, con Ron y Hermione ha la heladería cuando Jarrod apareció corriendo detrás de el.



- Potter, por favor espera- grito Jarrod, Harry se dio la vuelta y voy quien era, Ron y Hermione se miraron y luego miraron a su amigo.



-¿Qué quieres Parry?- dijo Harry intentado ser amable.



-¿Has visto a Kate?- dijo entre bocanadas de aire



- No la he visto desde después de desayuno- respondió Harry, un poco mosqueado.



- Genial, no ha llegado aun- dijo dándole la espalda a Harry, y estiro el brazo donde una paloma blanca se posó- ve y descansa Anûk, ¿Qué hora es?- preguntó cuando la paloma se alejo volando-



- Las ochos y media- respondió Hermione



- Perdona no os eh presentado, Ronald Weasley, Jarrod Parry, Parry, Hermione Granger- los presentó Harry.



- Encantado- dijo tendiéndole la mano a Ron y luego a Hermione



- El gusto es nuestro- dijo Hermione, Ron cogió a Harry y lo llevó aparte.



-¿De que lo conoces?¿Y por que lo miras con tan mala cara?- dijo Ron con el ceño fruncido.



- Es mi mejor amigo y conoció a Harry por mi culpa- dijo Kate detrás de ellos, pegaron un brinco impresionante.



- No-vuelvas-ha-hacer-eso-dijo Harry llegándose la mano al pecho. Ron se callo al suelo.



- O vamos era solo un broma- dijo Kate sonriendo tan tiernamente que Harry se sonrojo- Y tu ¿por que no esperaste?- se dirijio a Jarrod.



- Estaba preocupado- se excuso.



- Se cuidar de mi misma mejor que tu y además estaba con Erowyn- replicó Kate y reparo en Ron y Hermione- disculpad por haberme presentado, estoy un poco alterada- dijo Kate.



- Me llamo Hermione Granger- dijo Hermione dándole un codazo a Ron.



- Encantada yo soy Katherin Warren-



- Y yo Ron Weasley-



-¿Dónde estabas?¿Te he estado buscando todo el día?- dijo Harry



-¿Ya os conocíais?- pregunto Hermione



- Si, es una larga historia pero os lo contare todo-



- Si más te vale; Harry- dijo Ron sonriendo picaramente.



- Siento interrumpir pero no querrás llegar tarde a tu fiesta ¿no?- dijo Kate



-¿Qué fiesta?- dijeron al úniso Harry, Ron, Hermione y Jarood esto provoco la risa de Kate.



- La fiesta que yo y Dumbledore hemos preparado para tu cumpleaños- dijo entre carcajadas Kate.



Fueron corriendo al salón privado donde habían preparado la fiesta, estaba adornado con jirnaldas que flotaban, caían confetis que frillaban, en el medio del salón una tarta de chocolate de dos pisos, con 15 velas repartidas por toda la tarta. Estaban Hagrid, Lupin, Sirius en forma humana, y Dumbledore a parte de Jarrod y de Anûk en su forma humana. Jarrod se sorprendió al ver a Sirius, pero Kate le murmuro algo. Y se tranquilizo.



Harry estaba emocionado, nunca había tenido una fiesta de cumpleaños, cenaron todos hablando; Hermione y Kate hicieron buenas migas enseguida; Ron discutía con Harry sobre Quiddicht. Jarrod hablaba con Sirius y Lupin. Hagrid hablaba alegremente con Dumbledore. Y Anûk permanecía callada; alguna vez hablaba con Hermione o con Kate pero lo que era conversar nada de nada. Llego el momento de encender las velas de la tarta, Dumbledore las encendió con la varita y las luces se apagaron, le cantaron la canción de cumpleaños; Y del fuego de las velas empezaron a salir unas cintas que se quedaron en el aire diciendo: Feliz Cumple Harry. Las cintas además de flotar y brillar cambiaban de color.



La tarta estaba buenísima; de repente sonó una música la de Garra de Dragon que se estaba siendo muy popular entre lo as mago y brujas adolescentes. Jarrod le tendió la mano a Kate y la saco al centro del salón y empezaron a bailar; Hermione saco a Ron por la fuerza solo quedaron Harry y Anûk.



- Ve y saca a Anûk, no se que le pasa haber si averiguas que le pasa y se divierte un poco- dijo Kate a Jarrod, estos se separaron. Kate fue a buscar a Harry.



-¿Baila señor Potter?- dijo Kate en imitando la voz de un hombre.



- No gracias- dijo Harry, no sabía bailar y no iba ha hacer el ridículo delante de todos. Pero Sirius le hizo levantar, y Kate lo agarro del brazo y luego de la cintura obligándolo a bailar, al final se dejo llevar.



- Chicos, chicos- llamó Dumbledore- creo que es el momento de abrir los regalos, pero antes quiero darle esto a Harry- Dumbledore le entrego una carta.



Harry la abrió y se quedo petrificado, Hermione cogió la cata y la leyó en voz alta decía así:



Estimado señor H.Potter:


Le informamos que le há sido concedida la Orden de Merlín, Segunda clase;
por haberse enfrentado al Innombrable.
Espero que se encuentre en perfecto estado.


Cornelius Fudge.
Despacho del Ministro,
Ministerio de Magia




- Harry es fantástico- chillo Ron emocionado.



- Felicidades Harry- grito Hermione abrazándolo.



-¿Se la dieron por que usted le contó lo hizo?- preguntó Kate a Dumbledore.



- Bueno no vas a abrir los regalos- preguntó Sirius, estaba muy orgullos de su ahijado.



- Vale- es lo único que pudo articular Harry, se dirijo a la mesa donde estaban los regalos, cogió una caja alargada estaba envuelta con papel de regalo blanco y había dibujado unas cómicas lechuzas, que volaban por todo el papel.



- Ese mi regalo- dijo Hermione.



Harry lo abrió era un reloj de muñeca, la corea era azul, las manecillas del reloj eran finísimos rayos de plata y lo números se cambiaban de puestos. Harry le dio a un botón y los números se quedaron quietos.



- Gracias no sabes cuanto necesitaba tener un reloj- dijo Harry, Hermione le sonrió.



Luego cogió uno con envoltorio escarlatas con un lazo dorado, lo abrío y era un espejo rarisimo, tenía un reflejo rojo, de repente surgió un rayo dorado que fue a parar ha Harry. todo el mundo se sobresalto y cuando iban se iban a lazar contra el espejo, desapareció de las manos de Harry, y el rayo dorado desapareció la gente se quedo quieta y fueron asía Harry.



-¿Estas bien?- preguntó Sirius



- Tranquilo, no le a pasado nada el espejo lo tengo yo- dijo Kate- este espejo no hace nada, miradad solo dice que poderes tiene el que lo toca- Kate puso la mano y el reflejo rojo se fue y apareció una reflejo azul verdoso, el rayo azul marino que envolvió a Kate- veis no me hace nada, este es mi regalo, este espejo además de hacer esto nos muestra lo recuerdos que queramos ver en el espejo, también tiene otras habilidades pero aun no las he descubierto- dijo sonrió Kate, ella no se había movido.



Tranquilos más, Harry cogió otro regalo; era el de Ron vuelto en papel de celofán, era una figura de un dragón de cristal que se movió como el que Harry tenía, el que era una figura de colacuerno al que se enfrento en la primera prueba de los tres magos.

Dumbldore le regalo un par de calcetines, y un colgante de esos que utilizan los muggles de su edad, que era una mini tabla de sur, Dudley tenía una es blanco y azul, la de Harry era naranja y blanca. Harry sonrió cuando Dumbledore le regalo a Harry los calcetines le hizo recordar a Dobby y a la respuesta que le dio Dumbledore cuando Harry le pregunto que vea cuando miraba al espejo de Oesde



"¿Yo? Me veo sosteniendo un par de gruesos calcetines de lana. Uno nunca tiene suficientes calcetines, ha pasado otra navidad y no me han regalado ni un solo par. La gente sigue insistiendo en regalarme libros"



Hagrid le regalo un bote de caramelos de café, y un bote de tinta invisible, Sirius y Lupin (el regalo fue entre los dos) unos preciosos mapas lunares que le venían de perlas para Astronomía; y un telescopio un poco viejo.



- Era mío me hizo falta en quinto curso así que te lo dio- dijo Lupin pinchándole el ojo.



Luego pusieron otra vez la música, y se pusieron a bailar, Dumbledore tenía que regresara a Hogwarts, Hagrid, Sirius y Lupin también se fueron, Anûk miraba por la ventana y Jarrod movía la comida que no se había termina con el tenedor, solo bailaban Harry, Kate, Ron y Hermione, Harry se canso de bailar al igual que Ron, Hermione y Kate tenían ganas de seguir bailando, Jarrod hizo una sugerencia.



- Y si bailan conmigo las dos pero con música muggle- las chica se miraron, Hermione era de padres muggles se había criado como muggle, al igual que Kate pero con una diferencia sus padres eran magos y estaban muertos. Las dos sabían bailar con música muggle era divertido-¿Y bien?- Harry mira a Kate con reproche, pero ella subió a la habitación y bajo una mini cadena muggle, Ron miro incrédulo a Hermione.



La verdad que la música era pegajosa y animada pero Harry se enfadaba más cada vez que Jarrod se acercaba mucho a Kate, estaba echando humo, al igual que Ron; ellos salieron a tomar aire.



- Ese chico no me cae bien- dijo Ron cruzando los brazos y estándose en el suelo viendo como pasaban lo coches muggles- no es que me caiga mal pero tiene muchas confianzas con Hermione-



- Y con Kate- dijo Harry con el entrecejo fruncido.



-¿A ti te gusta esa chica?- preguntó Ron, Harry medito la respuesta.



- No lo se, a veces me sonrojo, y siento un color agobiante cuando me mira a los ojos, fíjate que un día esta muy pegada a mi sentía el calor de su cuerpo, y no dejaba de mirar sus labios me fui acercando poco a poco a sus labios para besarla- dijo Harry sonrojándose Ron era su mejor amigo, sabia que se reiría de el pero si no se lo contaba no se quedaría tranquilo.



-¿La besaste?- preguntó Ron interesado- es muy linda, y simpática al parecer a hecho buenas migas con Hermione-



- No la bese, justo cuando rozaba sus labios me acorde de Cho, y me aparte de ella- dijo Harry temiéndose que Ron se riera de el.



- Te ha dado fuerte ¿eh? Me da que a ti te sigue gustando Cho, pero Kate te cautiva- para sorpresa de Harry, Ron no se había reido- a mi me gusta.... me gusta-



- Venga suéltalo ya- dijo impaciente Harry aunque ya se imaginaba la respuesta.



- Hermione, me gusta ella- susurro Ron muerto de vergüenza.



- Tranquilo Ron no se lo diré a nadie- dijo sonriendo Harry sintió una punzada en el corazón ¿de verdad le gustaba Kate? Desde el primer momento que la vio le impacto su belleza y su forma de ser, ha vivido con ella situaciones que con Cho nunca viviría, pero no solo le gustaba, era algo más profundo pero.... mejor lo pensaba en otro momento.



- Harry, Ron- lo llamaban unas voces de unas chicas, era Kate y Hermione detrás estaba Jarrod al lado de el estaba Anûk. Las chica corrieron hacía Ron y Harry ellos permanecieron sentados con las espaldas apoyadas en la pared. Kate le cogió del brazo a Harry al tiempo que le decía:



- Vamos no deberías de haber salido- pero Harry se libero del las manos de Kate, esta le miro con deseccion-¿Qué te pasa?-



-¿Por qué no se van a bailar con su amigo y nos dejan tranquilos?- dijo Ron con enfado, las chicas se miraron, Harry iba abrir la boca para decir que se vayan pero un grito desgarador corto el silencio de la noche, Kate se dio la vuelta brusca mente, al tiempo que Harry se levanto.



-¿Qué pasa?- preguntaron ron y Hermione al mismo tiempo.



- Por favor dime que no es- dijo Harry poniéndose blanco



- Vamonos de aquí pitando- ordeno Kate, se fueron corriendo y entraron al salón Harry y Ron se fueron a acostar sin decir nada y dejando a las chicas con la palabra en la boca.




« Cap 6 Comenta este capítulo | Ir arriba Cap 8 »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.