Historia al azar: Inevitablemente Necesario
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Tadea. » Tadea, Hernán y yo.
Historia terminada Tadea. (ATP)
Por Hannele
Escrita el Viernes 23 de Julio de 2010, 14:39
Actualizada el Viernes 23 de Julio de 2010, 14:46
[ Más información ]

Tadea, Hernán y yo.

Capítulos
  1. Tadea, Hernán y yo.
T A D E A .

Se puso otro chicle en la boca y siguió formando globos. No me miraba, sino que observaba el paisaje con la mirada perdida.

El Sol se escondía tras los tejados de las casas y las copas vacías de los árboles desnudos de otoño.
-¿Estás pensando en ella? -le inquirí, formulando una pregunta cuya respuesta era obvia.
-Algo así.

Odiaba ese tipo de actitudes de Hernán. Nunca parecía capaz de contestar de forma directa. Siempre estaba aspirando a ser un tipo con aire misteriosos, un perfil que nunca iba a lograr.

-Al final, ambos terminamos deseando como idiotas a Tarea. ¿Merece ella romper una amistad tan larga como la nuestra?
-Con Tadea es todo diferente -me respondió, y siguió masticando su estúpida goma de mascar.

Yo necesitaba hablar con él, saber lo que pensaba y lo que sentía, que me aclarase las mil dudas que yo tenía. Él, en cambio, no tenía ningún deseo de hacer del silencio una charla. No entendía esa reacción de Hernán.
No sabía cuándo, en qué momento, había sido que él comenzó a enamorarse de Tadea. Estoy seguro de que su corazón latía fuerte cuando la veía desde antes que me contase lo que sentía.
La etapa de los gritos, las acusaciones y las discusiones ya había muerto. Yo ya no me sentía defraudado, aunque cuando veía a Hernán se me hacía un nudo en la garganta y se me aparecía en la mente el rostro de Tadea riéndose.

¿Había alguna forma de dictaminar quién merecía más a Tadea, aquella muchacha de piel morena? ¿Existía alguna forma para decidirlo? ¿Qué tan devastado quedaría el otro, el dejado.?
A pesar de todas las cosas que no toleraba de Hernán, a pesar de ese ego, esa arrogancia y esa falsa modestia, él era mi mejor amigo. Y era él quién estaba pensando en mi razón de existir, en Tadea.
¿Podía culparlo de amar a una criatura tan encantadora?

Tomo aire -y creo que también coraje- para hacerme la siguiente pregunta:
-¿Vos crees que podríamos olvidarla? ¿Los dos?
-Lo creo imposible -le respondí, y estoy seguro que nunca he dicho una verdad tan absoluta como aquella.

Cuando se terminó su caja de chicles, se fue en su bicicleta, pedaleando lentamente con una pereza incomprensible, perdiéndose como el Sol.



Comenta este capítulo | Ir arriba


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.