Historia al azar: Broken
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Cuaderno (la vida fragmentada de una escritora) » Luna de papel
Cuaderno (la vida fragmentada de una escritora) (ATP)
Por Chapter62
Escrita el Viernes 4 de Junio de 2010, 17:25
Actualizada el Jueves 26 de Enero de 2012, 21:56
[ Más información ]

Luna de papel

Si era cierto lo que dijo que no volvería a entrar a su casa, las cosas se tornarían más fáciles. Ya lo había pensado muchas veces, reflexiones personales porque jamás se atrevería a contarle a alguien algún aspecto de su vida. Estas reflexiones le habían dado varias conclusiones, soluciones e ideas. Pero ninguna de ellas fue aprobada por su mente exhausta, ella tenía claras un par de cosas en su vida.

 

Lista de cosas claras:

  1. Estaba enamorada.
  2. Creía en el amor, así este ya no esté junto a ella.
  3. Le gustaba escribir y lo hacía bien.
  4. Escribiendo hacía catarsis.
  5. Estaba cansada de respirar.
  6. Las lágrimas se habían convertido en sus más files amigas nocturnas.
  7. Ama la luna y las estrellas.
  8. Era una completa idiota.

 

La lista no era larga, pero eran los fundamentos de su vida, era por lo que ella vivía o quería dejar de hacerlo.

 

Se encontraba mirando la casa que durante años habitó, la casa que hizo suya a través de los pocos años que vivió en soledad. Todas sus pertenencias valiosas estaban ahí. En realidad no todas porque había sacado una maleta con objetos que necesitaba para vivir. A dentro, aparte de los muebles y cosas obvias que hay en una casa estaba su historia, estaban los libros que ella escribía. Ella no le vio mayor problema en dejarlos porque si quería podía dirigirse a la librería más cercana y comprar uno de su libros.

 

Eran las 12:00 A.M. del 16 de octubre. Ella sabía que había llegado la hora. Cada 16 de octubre de cada año ella tenía que hacer algo, cualquier cosa, pero lo de ese día era diferente. Ya había derramado todo el líquido, sólo faltaba prender el fósforo para que el espectáculo diera su inicio.   

 

Quería apresurarse. Antes que el reloj indicara un minuto más de ese día ella prendió el fósforo y lo arrojó a la gasolina que bañaba su casa. Tubo que correr porque la casa se prendió en segundos y amenazaba con ser un desastre mayor. Se detuvo a unos cuarenta metros de la casa, al lado del lago. Se sentó y se quedó extasiada mirando como el naranja y el rojo intenso devoraban su hogar.

 

Era un lindo escenario, la noche aunque estaba fría se había tornado calida por las llamas que se elevaban al cielo y quemaban todo a su paso. Ella dejó de ver lo que el fuego le hacia a los cimiento de su casa par abrir la maleta que llevaba consigo. Empezó a sacar cosa por cosa: el manuscrito original de su primer libro, no el más exitoso de sus novelas, pero para ella el más significativo; luego, un libro de dibujo en blanco, aun estaba esperando el día en que una luna y un par de estrellas fueran dibujadas; una bolsa con pequeños dibujos recortados de los cuadernos del colegio que no fue capaz de botar y que para ella tenían un valor muy especial; una pequeña caja con muchas cartas, no tantas como ella quisiera, pero las suficientes para recordarse que todo fue real y no sólo fue un lindo sueño.

 

Esa caja tenía algo mágico, como una energía etérea que le alimentaba el alma. Buscó en el fondo y encontró lo que buscaba. Probablemente la cosa con mayor valor en su vida. Una carta, arrugada y doblada en muchas partes. Tenía escrito algo pero era imposible de leer a simple vista porque las palabras estaban al revés, en el fondo había un hermoso lobo aullándole a una luna de papel, sabía que lo había dibujado especialmente para ella. Más que tinta, en ese papel se encontraba su corazón.

 

La había guardado como el tesoro más grande de su mundo. Pero se acordó que en esa caja estaba también el regalo más pequeño ha le había dado, pero el que más le gustaba: era una pequeña mariquita roja. Si en la carta se encontraba su corazón, probablemente en esta pequeña mariquita se encontraba su alma, que esa noche estaba brillando como nunca.

 

Antes de guardar todo de nuevo volvió a ver la carta del lobo, la alzo al cielo y por un instante imagino que ese lobo era real y que se encontraba solitario aullándole a una luna, pero esta vez no una de papel, sino una de verdad.    

 

 

 



« El plan Comenta este capítulo | Ir arriba Burbuja »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.