Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Sin ti. » ¿Nueva.... vida?
Sin ti. (ATP)
Por Mithzah
Escrita el Martes 23 de Febrero de 2010, 18:23
Actualizada el Miércoles 14 de Noviembre de 2012, 02:56
[ Más información ]

¿Nueva.... vida?

Holaaa!!! 

¡Aqui de nuevo! ¿Como stan? espero que muy bien :)

En serio muchas gracias x sus comentarios, son de mucha ayuda.... animan mucho.... demasiado!!! :D

Me dicen por favor como voy? porque no quiero que se me enrienden... puesto que la historia se divide en dos, y ya no vamos a ver a Hermione por unos cuantos capitulos, aqui se acaba esta parte del fic donde ella relata la historia y tambien ya no vamos a tener noticias suyas... por el momento...

 

Se me cuidan.... tengan un fin de semana magico! con precaucion....

Los quiere... Lizbeth

 

****

¿Nueva.... Vida?

 

-          Soy yo mamá… Hermione… - Mi voz tembló, esperando que me regañe.

 

-          ¿Hermione? ¿Pero cómo? ¿Estás bien cariño? - Su voz también tembló, tal vez esperando una mala noticia.

 

-          Si mamá, estoy bien, no te preocupes.

 

-          ¿Dónde estás hija?

 

-          Estoy… estoy con Ashley y Beli mamá.

-          ¿Qué? ¿Pero qué haces ahí niña? - Esta vez noté un poco exasperación en su voz.

 

-          Bueno… quise visitarlas…

 

-          Eso ni yo te lo creo - Susurró Belinda muy cerca a mí.

 

-          Shush… te va a escuchar - Le reprendí tapando el auricular -  Mamá, no te preocupes, mira, como ya fue el último año, mi último año, este terminó antes que los demás grados, además, yo sabía que en esta época ustedes no están en casa, no quería preocuparlos, ni apremiarlos en su venida, así que llamé a Ashley y ella me invitó a venir - Esta vez hablé tan rápido como mi respiración me lo permitió.

 

Belinda me miraba con los ojos entrecerrados, acusándome.

 

-          Debiste de llamarnos querida, mira de molestar a tus primas…

 

-          Pero me recibieron con gusto mamá… eso creo.

Mi prima apegó su oído junto al auricular, totalmente curiosa y olvidando por completo que quería privacidad.

 

-          Te vamos a enviar dinero para que puedas regresar a casa mañana por la mañana… - Belinda no dejó que mi mamá terminara de hablar y me arrebató el teléfono de las manos.

 

-          ¡Hola tía! Soy yo, Bel - Saludó muy efusiva - ¿Cómo esta?... Si tía, no se preocupe, ella esta perfecta…. ¿Yo? Yo estoy mejor que nunca tía - Me miró dudando - Tía, Ashley y yo la podemos acoger en nuestra casa, es un placer tenerla aquí, además de años y años que no la veíamos, fue una muy grata sorpresa, tía, y la verdad no queremos que se vaya tan rápido, por favor ¿sí? - Esta vez su tono fue parecido al de una niña pequeña pidiendo algún capricho - Miré, mejor, en cuanto ustedes terminen su viaje, se vienen aquí, y luego deciden que hacer, ¿Va tía? - Esperé ansiosa igual que ella - Si tía… -  Una enorme sonrisa floreció en su rostro - ¡Muchas gracias, muchísimas gracias! - Comenzó a reír... ¿En serio le agradaba tanto mi presencia? Me pareció extraño ver tanta efusividad - No se preocupe, dentro de un semana la vamos a ver, las tres, incluida Ashley… no, no se preocupe, no es nada tía.

 

-          Quiero hablar con mi mamá, Bel… -  Le pedí en un murmulló.

 

-          De acuerdo, cuídese mucho, y muchos saludos para mi tío por favor. Adiós - Y me devolvió el teléfono.

 

-          ¿Mamá?

 

-          Hermione, nosotros nos vamos a quedar una semana más en Vancouver, así que es mejor que te quedes con ellas mientras tanto, pero por favor llámanos cada día, y cuídate mucho, dentro de una semana te enviamos el dinero para que vengas a casa con tus primas.

 

-          Si, mamá, no te preocupes, lo haré - Sonreí ante la comprensiva voz de mi madre, ahora me sentía mucho mejor.

 

-          Adiós cariño, te amo.

 

-          Yo también te amo, mamá.

Belinda, había juntado sus manos, parecía que quería gritar de felicidad, esperó a que colgara completamente, para luego hacer lo que había visto que quería hacer.

-          ¡Por Dios! ¡Esto es grandioso Jean!

 

-          Tranquila Bel… - La miré divertida.

 

-          No, mira, una semana es todo lo que necesitamos, no mas…

 

-          ¿Para qué?

 

-          Para que empieces tu vida normal…

 

-          ¿Normal? Yo soy normal… - Le dije algo ofendida.

 

-          Tú sabes a lo que me refiero Jean - Dijo cruzando los brazos.

 

-          Creo que no - Admití.

 

-          Me refiero a tu vida SIN MAGIA - Exclamó sonriente.

 

-          Una vida… muggle - Susurré algo abatida.

 

-          ¿Qué?

 

-          Eso… a una vida sin magia.

 

-          Exacto…

 

Miré un destello singular en sus ojos pardos, sin duda algo había tramado algo, luego de esbozar una gran sonrisa, prácticamente me jaló hacia su habitación, prendió rápidamente su computadora y me sentó a su lado.

 

-          ¿Qué te gustaría estudiar?

 

-          ¿Qué?

 

-          ¿Qué te gustaría estudiar? ¿Derecho, educación, comunicación…? ¿Qué profesión?

 

-          No lo he pensado… no sé - Me encogí de hombros, era cierto, ni siquiera lo había pensado, ¡Que tonta! ¿Cómo se me había pasado ese "pequeño" detalle?

 

-          Mira no te preocupes, aquí podemos decidir qué es lo que quieres seguir - Me habló como si fuera una madre comprensible, le sonreí y miré lo que me estaba mostrando.

 

-          ¿Tú que vas a estudiar?

 

-          Comunicación, quiero ser periodista primita.

 

-          Notablemente… - Le respondí. Miré la lista de las profesiones que mostraba una universidad de… - ¿Australia? ¿Quieres estudiar en  Australia?

 

-          Obvio que si, deseo viajar a ese país, y estudiar ahí - Me dijo entusiasmada.

 

-          Pero... ¿Y yo que voy a hacer en Australia?

 

-          Estudiar, obvio…

 

-          Está muy lejos Bel… - Me quejé.

 

-          Y es el país perfecto para ti Jean.

Belinda era única, era muy astuta, en tan poco tiempo ya había planificado todo lo que debía hacer para olvidar a Harry, me sorprendió mucho la elocuencia de sus palabras, además de su lógica, por un momento me dio la impresión de estar hablando con una niña, no por el hecho de la edad, sino por lo simple que ella veía a las cosas, ¿Cómo podía ser tan positiva? Tenía una respuesta para todo.

-          Mis padres no me dejarán ir - Le dije cuando enviamos varias solicitudes a diversas universidades.

 

-          ¿Siempre eres negativa? - Me preguntó frunciendo el ceño - Dime… ¿Qué padre no le gustaría que su hijo o hija aplique a alguna universidad? - No me dio tiempo de responder y volvió a hablar rápidamente - Ni uno Herm… Jean -  Se corrigió en seguida, yo solo le sonreí - Solo tendríamos un problema… tus papeles, documentos, certificados…

 

-          Lo puedo conseguir en el ministerio de magia.

 

-          ¿Tienen un ministerio? - Preguntó perpleja.

 

-          Somos toda una civilización Belinda - Resoplé ante su sorpresa.

 

-          De acuerdo, no dije nada - Exclamó con las manos en alto.

Los días pasaron, y yo estaba ansiosa, mis notas ya habían llegado, me los habían enviado a casa de mis primas; la profesara McGonagal era muy suficiente. También ya tenía mis documentos muggle, todo lo que necesitaba para viajar a Australia. Pero aún faltaba un detalle, hablar con mis padres, explicarles por que ir a una universidad muggle y no estudiar una carrera mágica, necesita que estuvieran de acuerdo… y así empezar de nuevo, una nueva Hermione… o Jean, aun no me acostumbraba a que me llamen así… totalmente nueva… sin magia… sin Harry Potter para siempre.

 



« Jean Comenta este capítulo | Ir arriba Buscando una razón... »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.