Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Madison » Capitulo 8
Madison (R13)
Por sakua_chan
Escrita el Lunes 14 de Diciembre de 2009, 20:04
Actualizada el Martes 31 de Marzo de 2015, 20:45
[ Más información ]

Capitulo 8

MADISON
Original

Por Sakua-chan

Capitulo 8

Hoy le llevaría el desayuno a la cama. La ladronzuela con la que compartía sabanas ya le había robado todas. Por hoy daba la lucha por pérdida.

* * * *

Ella era Isabella McCain. La más joven de toda su clase, recién había cumplido los diecisiete años y nadie le creía que estuviese a punto de terminar la preparatoria justo como pronto harían sus demás compañeros del 5202. Aún así todo eso no reducía el hecho de que la mayoría de gente que le conocía le temiese aunque fuese un poco.

Su padre era un alcohólico al que siempre trataba de mantener a raya y sobrio, no siempre lo conseguía y en varias ocasiones lo sorprendía con una que otra botella de diferentes alcoholizantes debajo de su cama, escondidas en el armario o inclusive entre los muebles de la cocina del apartamento que compartía únicamente con él. Su madre los había abandonado hacía un par de años, ya saben… por aquellas cosas de los ataques menopáusicos que en ocasiones hacen sentir a las mujeres más jóvenes de lo que en realidad son: Su madre había engañado a su padre con un hombre diez años menor que él. Se habían fugado cuando ella a penas iba para cumplir sus quince primaveras.

Pero ni aún así disculpaba el alcoholismo de su padre, el cual se había generado a raíz de este evento. Sin embargo, lo consideraba por aquello de que en los noticiarios ya le había tocado escuchar sobre padres alcohólicos que habían golpeado y abusado de sus hijas biológicas, y Henry afortunadamente no parecía ser ese tipo de monstruo, por el contrario, podía asegurar que de verdad le ponía todo el esfuerzo del mundo por salir de su vicio sin poner un solo pie en esos absurdos centros de A.A. donde a su parecer no hacían más que llenarle a la gente la cabeza de cosas raras, además de que por ahí había escuchado acerca de que maltrataban a la gente que en esos lugares llegaba a asistirse.

Aquella mañana algo extraño había sucedido. En realidad desde el amanecer que las cosas se habían tornado muy extrañas y casi increíbles.

Henry le había prometido hacía varios meses que pronto debería de dejar su trabajo de medio tiempo como mesera, pues tal parecía que ya había conseguido un trabajo fijo, o al menos en esas andaba, lamentablemente eso ya se lo había dicho hacia por lo menos medio año unas quince veces y habían sido las mismas quince veces en que las solicitudes de su padre habían sido más que rechazadas. De más esta mencionar que esos rechazos eran otros incentivos para que el señor se deprimiese y se consolará con "una copita". Pero hoy, había visto en Henry una alegría y un entusiasmo que ni ella misma se creía, ni siquiera lo vio así en la última entrevista de trabajo hacía un mes.

-Nos vemos en la tarde, Isa. Suerte en la escuela, nena.

No pudo evitar que pese a su extensa capa de pálido maquillaje un leve sonrojo tiñera sus mejillas. "Isa", recordaba que Henry era el único que le llamaba así desde los tres años aproximadamente, o tal vez desde hacía antes, pero entonces quizá no tenía el suficiente uso de razón como para poder recordarlo catorce años después. Esbozó una sonrisa y se propuso la firme tarea de que en todo el día no desaparecería de su mente esa imagen de su padre con ropas de vestir, incluso con corbata, con portafolio en mano, bien peinado, rasurado y con su característica ligera loción que usaba desde aquellos años en que intentaba conquistar a su madre.

Siempre salía de casa con quince minutos de anticipación, a diferencia de Mad, a ella le agradaba disfrutar el camino a la escuela sin ninguna prisa. Saludo a los chiquillos con los que siempre jugaba al soccer por las tardes, era su hora de salida hacía la escuela primaria a la vuelta de la esquina, también saludo con la mano al aire  a la anciana de la tienda de abarrotes que le vendía sus frituras favoritas en el local más viejo de los que había en la planta baja de su edificio. Puso una casa de pesar cuando vio a Annie, la chiquilla de dos pisos más abajo que desde siempre había usado silla de ruedas, había perdido a su hámster y había encomendado en una ardua busqueda a toda la segunda planta donde habitaba la pequeña, sorprendentemente la mayoría le había hecho caso.

-¡Suerte con la búsqueda de "Bigotes", Ann!

-Gracias, Bella

No estaba muy de acuerdo en que sus vecinos consintieran tanto a su hija pese a su enfermedad, pero debía de admitir que su carita llorosa conmovía a chicos y grandes. Todo eso y muchas cosas más eran las que contemplaba nada más al bajar desde su quinto piso hasta la calle.

El día pintaba para ser bueno, hasta que algo se lo amargó un poco, pero solo un poco:

"CLASE 5202: Favor de pasar al aula A401, cambio de profesor de Calculo Diferencial"

-Willie hizo de las suyas

-Eso parece, Samy…

Pasó su brazo por encima de la sonriente rubiecita, quien parecía un poco acelerada, seguramente habría corrido detrás de ella luego de visualizarle a lo lejos, eran ese tipo de pequeños y adorables detalles los que hacían de la señorita Davidson una persona entrañable.

Caminaron juntas hacia el lugar indicado, si, ella sabía lo extraño y descolocante que era verlas a las dos tan cariñosas, tan contradictorio, rosa y negro, blanco y negro, lila y negro, cualquier color que Samantha llevase encima jamás iría a dock con el siempre color negro que nunca dejaría de acompañarla a ella, el cual no era por seguir ninguna de esas nuevas tendencias que últimamente se habían puesto de moda, simplemente le gustaba y ya, además de que no era de tener peinados estrafalarios o uñas negras exageradamente largas. El negro le gustaba y punto. Además, sentía que era otra pequeña forma de no pasar desapercibida por su padre.

-Si Madie no se apura se va a enojar cuando sepa que aparte de llegar tarde va a tener que cruzar el campus de polo a polo -señalaba Samy.

-Yo solo espero que haya desayunado - y eso era verdad, hacia algún tiempo que la veían más en los huesos, más desde que Susan, la hermana de la aludida, había dejado de pasarle su mesada puntualmente, según sabían en ocasiones habían retrasos de un mes incluso, pero ¡maldiciones! Madison Miller siempre seria particularmente lo suficientemente orgullosa como para no aceptar sus "limosnas", como la misma Mad les llamaba. A veces la sentían muy lejana, y se daba la libertad de hablar también por Samantha, pues en cada uno de esos sutiles desprecios o gestos de disgustos que rara vez soltaba Madison, el rostro de la rubia no podía evitar entristecerse. No podían culparla, esa cerebrito era así, e independientemente de todo así la querían.

Aún recordaba el primer día de clases en Northside cuando había visto por primera vez esa diminuta cabeza escondida detrás de unos largos mechones de cabellos castaño oscuro y con una coleta de caballo en lo alto, peinado que la chica ya no usaba, unas gafas estilo Lennon que le quedaban ridículamente enormes, el rostro notablemente más regordete de lo que actualmente se veía en Madison, un faldón enorme en color aceituna y una playera de tirantes color negro con la leyenda "Dont worry, be happy" con una carita feliz de fondo. "¡Una hippie de los 70´s!" recordaba haber pensado en primera instancia.

Aquel parecía todo un desfile de modas, minutos después Samantha entró con un atuendo muy parecido a los que a últimas fechas de por si utilizaba, la niña rosita no cambiaba en lo absoluto. Pero ahora que hacía memoria, aquel primer semestre había sido el único en que Madison había conseguido llegar puntualmente a todas sus clases.

Un simple "¿Tendrás un bolígrafo extra?" fue lo que escucho por primera vez de la señorita Miller, quien había bajado hasta la punta de la nariz sus gafas para poder observarla; pero más allá de lo que Madison pudiese haber observado en ella, fue ella misma la que tuvo la oportunidad de contemplar esos expectantes ojos avellana llenos de inseguridad de la jovencita esa, pura facha lo de ella, se le veía que se cagaba de miedo por estar en ese nuevo plantel, excelente por su parte ese plan de ocultarse detrás de esas gafas, la chica andaba igual de miedica que todos los de nuevo ingreso en ese sitio.

El profesor de ese entonces aún no llegaba y aprovecho para observarla tendida sobre su pupitre al lado derecho de Madison, desde entonces comenzó su costumbre de estar a su derecha; no pasó mucho rato antes de que por fin la castañita la encarara mosqueada "¿Se te perdió algo?" le había dicho ella, buena forma de hacer amistades la que tenia Isabella, pero en fin… Había funcionado.

Madison no tenía padres, por aquel entonces no había pasado mucho de que su madre se había ido de casa con su jovenzuelo amante, por tanto no dudo ni un segundo en decirle que en esa época de pubertad por la que las tres transitaban "los padres salían sobrando". Samantha parecía la única en estar en desacuerdo con la idea en ese entonces; se preguntaba cuantas veces no había deseado que la rubiecita se fuese a volar, en definitiva con ella no se entendía y dudaba poder llegar a entenderse jamás, ella era demasiado feliz, y de no ser por las duras miradas que Madison le dirigía cuando la maltrataba… seguramente Samy habría salido llorando más de una vez, y aún así no lo entendía, no parecía como si Madison tratase mejor de lo que ella trataba a la rubia. La chiquilla debía de ser masoquista o algo así.

-Ahora que recuerdo, entonces el trabajo en equipo del profesor Williams ya no tendrá validez alguna ¿cierto, Bell?

-Eso parece, Samy. Lastima de Mad que según tenía entendido ayer iría a casa de Nichols para comenzar a realizarlo y de ser posible terminarlo - se mofaba ella.

Ahora podía incluso bromear tranquilamente con Sam. Ya hacía un par de años que se había disculpado con ella por los desdenes que hubiese tenido con ella en el pasado. Incluso con las confianzas que ahora habían ya las había invitado a comer con su familia, les presento a sus hermanos y sus padres, y ya hasta bromeaba con ella acerca de los desprecios de Kenneth, el imbécil ese que no sabía de lo que se perdía al estar huyendo tanto del pan de Dios que era Samy.

-Buenos días, clase. Mi nombre es Nicholas Stenson, soy su nuevo profesor de Calculo Diferencial.

Por la ventana alcanzó a ver a lo lejos a Madison, tal como lo contemplaron ella y Samy: La chica no tenía pensado llegar temprano, y se le veía que apenas iba en dirección al aula incorrecta, el aula en donde Williams daba clase, más no el nuevo profesor. Una pequeña sonrisita se esbozo en su rostro.

-Quiero pensar que no es de mí de quien te estás riendo, pequeña

-¡¿Qué le ocurre?! -exclamo asustada una vez que reparo en la presencia del nuevo cátedra. ¿Y cómo no hacerlo? Si el sujeto de no más de unos veintiséis o veintisiete años había venido a susurrarle aquello al oído. ¡Encima había perdido de vista a Madison!

¿Pero que ocurría con todos que no dejaban de ver al imbécil este? Si, admitía que era de buen ver, pero no era para tanto. Además, parecía ser de los que les agradaba pasarse de listos y hacer ver como idiotas a los alumnos ¡aunque prácticamente fuese como un mocoso del calibre de ellos mismos! Ya quería ver si podía pasarse de listo también con Madison, seguro que ella sí que lo podría poner en su lugar, por su parte no haría más que torcer los labios y voltear hacía otro lado con el seño fruncido… muy a pesar de eso, no dejaba de ver mentalmente esa sonrisa burlona de ese malogrado intento de profesor, y su estúpido y jovial peinado en esos cabellos azabaches que parecían derretir a sus compañeras.

Traje sastre sin corbata y con los dos primeros botones de la camisa sin abotonar, anteojos sin armazón, zapatos bien lustrados, y un morral de esos que utilizarían hasta sus compañeros de clase en lugar de portafolio. Sonrisa estilo comercial de pasta dentífrica, de esas que en un principio usaba Samy, piel morena y ojos verdes. No parecía atlético, pero tampoco fuera de condición.

Si se lo preguntaban, si, era muy fisgona y observadora.

Sobre todo cuando las personas le caían mal.

 

****

EXTRA!!!

*****

He notado que Madie es un personaje que a todo mundo le encanta, hace poco encontré este "Chismografo" o "Test" o lo que sea para OC´s, y para ustedes fans de Madison, les traigo lo que ella respondió a dichas cuestiones, me ha costado mi trabajo conseguir estas respuestas (le da pereza contestar cosas que no son referentes a la escuela), pero medio agarre a Madie de buenas y pues, aquí tienen, un detallito de nosotras para ustedes, seguidoras de esta historia:

Nombre:  Madison Miller
Fecha de nacimiento: 25 de Marzo 

Lugar de Nacimiento: San Francisco 
Ubicación actual: Chicago, Ilinois
Color de ojos:  Avellana
Color de cabello: Castaño medio
Altura: 164 cm
Peso: 50 kilogramos -esbelta y no soy de preocuparme por mi peso-
Tatuajes: No hay dinero ni para comer ¬¬ crees que podría pagarme un tatuaje?
Boyfriend / Girlfriend:  bromeas?  ¬¬
Frase abusada: "Imbecil" cuenta? O_o?


FAVORITOS:
Comida: comida italiana
Candy: El café cuenta? *-* 
Número: 7 
Color: Café y negro
Animal: ninguno en especial, aunque los gatos no hacen tanto ruido
Bebes: Sin comentarios 
Bebida alcohólica: Me gustan las bebidas preparadas
Parte del cuerpo en el sexo opuesto: Oh, por Dios! Hazme un favor y tírate a un pozo o.ó! me conformo con que tengan cerebro ¬¬ (Sakua: ainss… ;_; -llora porque le contestaron feo-)

Esto o aquello?
Pepsi o Coca-Cola: Ninguna, prefiero el café 
McDonalds o Burger King: mis padres me llevaban a McDonalds de pequeña, aunque nunca deje de comerme únicamente las papas fritas O_O yo si fui de las que creían que las hamburguesas traían carne de rata ¬¬u
Fresa o sandía: ¿Aceitunas? ¬¬ que? No me gustan ni las fresas ni las sandias, tal vez si hubieran mencionado kiwi sería feliz o_ó no me importa que tenga más de media década sin comer un solo kiwi! ¬¬ robare un supermercado ¬¬UUuu
El té caliente o té helado: Café *-*
Chocolate o vainilla: Café *-* 
El chocolate caliente o café: Café *-*!!
 Beso o Abrazo: Me gustaban los abrazos de mis padres, me gustan los efusivos abrazos de Sam, ¬¬ prohibido que alguien le vaya con el chisme a la rubiecita cursi.
Perro o gato: acabo de decir arriba que los gatos ¬¬
Rap o Punk: Punk
Verano o invierno: Otoño
Películas tristes o Funny Movies: Terror 
Amor o Dinero: Amistad… ¡y dinero!  Me molesta que sean solo ellas las que me inviten

SU...
La hora de dormir: En la madrugada
Mejor característica física: mis piernas
Importante meta para este año: Terminar la preparatoria
Best Friends: Sam y Bell son algo más que eso ahora mismo
Debilidad: cómo que voy a decirte eso? Who do you think I am, an idiot? Quién crees que soy, idiota? 
Temores: Bastantes 
Patrimonio: =_= esta pregunta me ofende hasta cierto punto… no tengo nada que sea propiamente mío 
Relación más larga: sigues bromeando? ¬¬U 

Has...
Tomado: Sin comentarios
Fumado alguna vez: Sin comentarios
Alguna vez ha golpeado: Me gustan los golpes verbales, esos también dejan K.O.
Igualar a alguien: no
Besado a alguien del sexo opuesto: me han besado, no les he dado el gusto de una respuesta aún… ¬¬ no, Nichols, tu no cuentas
Besado a alguien del mismo sexo: Deberia?
Últimamente sido objeto de bromas: llegue a pensar que Nichols se burlaba de mi, no le di ese gusto o_ó

IN A GUY /GIRL EN UN CHICO?

Favorito Color de ojos: castaños
Favorito Color de pelo: oscuro
Corto o largo: corto
Altura: más alto que yo por supuesto
Estilo: el que le venga en gana
Que se vea o que de la personalidad: con personalidad
Hot o Cute: o_ó se supone que esto es serio?
Drogas y Alcohol: suficientemente insana soy yo =_=

RANDOM RANDOM
¿Qué país / mundo quiere visitar: volver a San Francisco
¿Cómo quieres morir: no lo he pensado
¿Has estado en el centro comercial últimamente: voy al mini super de la esquina, eso cuenta?
¿Te gusta la Lluvia: silenciosa
Te llevas bien con tus padres: Por supuesto, aunque no he ido en años al cementerio a visitarlos, tal vez Sarah este un poquitín molesta por eso… sorry momy! No hay Money!
¿Crees que eres atractivo: mis piernas son lindas y fuertes 
¿Quieres ir a la universidad: sin comentarios, sin dinero no hay futuro
¿Fuma usted: sin comentarios 
¿Usted bebe: sin comentarios… o_ó esto lo han preguntado antes!
Ducha diaria: por supuesto, aun cuando vaya tarde al colegio -siempre- 
Estado en el amor: me amo a mi misma
¿Tú cantas: de alguna manera... en la ducha
¿Quieres casarte: no está en mis planes
¿Quieres niños: los niños son encantadores, pero a cinco metros de distancia
Odio a alguien: a la vida misma? No se crean xD

Este Test fue dedicado a Gabys, la lectora que con un emotivo review acerca de la personalidad de Madie me inspiro para este capitulo n_n9 gracias Gabys!

NOTA: Si quieren que haga este test con algun otro personaje, haganmelo saber con un rewie *-*



« Capitulo 7 Comenta este capítulo | Ir arriba Capitulo 9 »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.