Historia al azar: La libertad
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Los Cullen + 1 » Capitulo 2: POV Marina
Historia terminada Los Cullen + 1 (ATP)
Por Mary_Cullen
Escrita el Lunes 26 de Octubre de 2009, 10:56
Actualizada el Sábado 5 de Junio de 2010, 04:32
[ Más información ]

Capitulo 2: POV Marina

Hoy cumplia 14 años, todos estban preparando mi cumpleaños en la planta de abajo de nuestra enorme casa. A mi no me dejaban bajar, ya que querian que fuera una sorpresa, y mientras me dejaban a mi aburrida en mi cuarto.

Mientras estaba encerrada en mi cuarto, estube pensando; tenia una familia muy extraña, yo crecia cumplia años.... pero ellos no, siempre estaban iguales, incluso los abuelos que se suponia eran los mas viejos no aparentaban ni 35. Todo era muy extraño, y tambien el echo de que nunca comieran con migo o que fueran tan perfectos. Tambien me extrañaba el echo de que no pararamos de mudarnos, cuando yo era pequeña viviamos en Inglaterra, luego nos mudamos a España, luego a Rusia y unos años mas tarde a Denali con nuestros primos; y ahora nos habiamos mudado hace poco a Forks. Parecia que mi cvidaen tera se reduciera a estudiar, viajar por todo el mundo y estar con mi familia.

Estaba pensando en todo esto cuando entro el tio Edward a mi habitación; el era, a parte de mi, el único soltero que habia en casa. Muchas veces me preguntaba porque no tenia si quiera novia, con la cantiad de chicas que iban detras de el; yo en cambio no le gustaba a nadie y era lógico, ¿quien iba a fijarse en mi teniendo yo la familia que tenia? como decirlo, yo era el patito feo de la familia.

Note que un brazo helado me rodeaba, que esa era otra, toda mi familia era fría al tacto, como describen a los muertos en los libros.

-Felicidades pequeñaja- me dijo el tio abrazandome.

-Oye que tengo 14, ya no soy pequeña.

-Bueno para mi siempre seras mi pequeñaja- dijo sacandome la lengua.

-No es justo, yo ya no soy pequeña- repetí, inflando mis mofletes como una niña pequeña.

-Cuando te pones asi si- rio.

Me cruce de brazos, dandole la espalda y haciendome la enfadada.

-Ya sabes que eso no cuela con migo, puede que con tu madre si pero yo siempre te descubro si estas enfadada de verdad o no.

-Jooo, eso no vale.

-Se siente- dijo riendo aun mas fuerte.

-Marina, cariño ya puedes bajar- se oyó como dijo la abuela desde el piso de abajo.

Cuando bajé estaba todo precioso, el salón estaba todo decorado de rosa y tambien habia una mesa con una enorme tarta en cima y al lado, mis regalos de cumpleaños.

-Esta todo precioso- dije sonriendo.

-¿Precioso solo? Eso es un insulto para mi- dijo la tia Alice haciendose la ofendida.

-Oh, si, perdón, queria decir que esta magnífico, espectacular- rei.

-Eso esta mejor.

-Gracias, de verdad, me encanta- dije abrazando a la tia.

-Oye, ¿y para mi no hay nada?- oi que dijo mamá.

-Por supuesto mamá- dije corriendo a abrazarla.

En ese momento irrumpierón en la casa unos chicos grandotes, eran bastantes y todos iban solo con unos pantalones vaqueros, dejando todo el torso al descubierto. Uno de ellos llevaba cojido entre sus enormes brazos a un chico mas o menos de mi edad, pálido (pero nada comparado con la pálidez de mi familia) y con rasgos tan perfectos como los de mi familia, aunque quizás un poco menos.

-¿Que haceis vosotros aqui chuchos?- grito mi padre enfadado.

-Nos hemos encontrado a este por nuestras tierras, parece de los vuestros, un chupasangre- dijo uno de aquellos chicos, señalando hacia el muchacho que llevaba uno de ellos.

-No es de nuestra familia, ademas si os fijais huele tambien un poco a humano- dijo el abuelo, consu tono calmado.

Me sorprendió mucho todo esto, ¿porque mi padre les llamo chuchos? ¿y porque ellos llamaron chupasandre a mi familia? No entendia nada, pero tampoco era momento para hacer preguntas, parecia que todos se habian olvidado de mi, excepto mamá que me tenia sujeta entre sus brazos.

-Bueno, pero tambien es uno de los vuestros y sabeis que no podeis pasar del limite, ¿o acaso habeis olvidado el tratado?

-Claro que no lo hemos olvidado, pero repito que el no es de los nuestros.

-Me da igual, huele como vosotros asi que habeis incumplido el tratado.

-No lo hemos incumplido el tratado, el aunque fuera de los nuestros no sabia nada del tratado y nosotros tampoco sabiamos que el estaba aqui asi que nadie lo a incumplido.- volvio a decir el abuelo, intentando calmar la situación que estaba bastante tensa.

-Esta bien, es él el que ha traspasado la línea asi que le mataremos.

-¡No, no podeis hacer eso el no sabia nada de ningun tratado ni de ninguna línea ni nada!- grite, no sabia por que pero no queria que le mataran y aunque no entendia nada de lo que pasaba sabia que eso no era justo y no pensaba permitirlo.

-Marina, calla esto no tiene nada que ver con tigo. Rose llevatela arriba- dijo el tio Edward muy serio mirandome.

-¡No, no podeis dejar que le maten, es injusto!- grite mientras mamá me cojia en brazos y me llevaba, a una velocidad muy poco normal, al piso de arriba.

-¿Te has vuelto loca, como se te ocurre gritar de esa manera y defender a ese chico delante de todos?- me riño mamá una vez me hub dejado en el suelo.

-Es que no es justo, y tu lo sabes. Y no pienso permitir que le hagan eso a un pobre chico que no a echo nada.

-Marina, tu no lo entiendes, asique mejor calla.

-¡No, no puedes obligarme!

-¡Marina, a tu cuarto ahora y no quiero verte fuera hasta que yo te lo diga!

No tube mas remedio que obedecer, resignarme a hacer caso a mamá y dejar que aquellos chicos mataran a aquel pobre muchacho.

Estaba muy enfadada y lo peor era que mi ventana daba al jardín y alli vi a aquellos enormes chicos convertise en lobos, cosa que me sorprendió mucho y me dejo en shock surante unos minutos, iban a matar a aquel muchacho en mi jardín y yo en cima iba a verlo. No podia mas, mi rabia cada vez aumentaba mas y mirano fijamente a aquel pobe chico asustado desee con todas mis fuerzas salvarle de esa muerte tan injusta.

Una luz que apareció de la nada me cegó durante unos instantes y cuado volví a abrir los ojos el chico ya no estaba alli abajo, pestañeé sin poder creerlo y cuando me di la vuelta me lo encontré sentado en mi cama, con los ojos como platos.

A los cinco minuos vi como aquellos lobos gigantes se iban y oi abrirse la puerta de mi haitación. Cuando el tio Jasper etró en mi cuerto y vió al chico alli sentado en mi cama se quedó de piedra y en seguida subió el resto de la familia.

-¿Pero.... que?- oi decir a papá.

-¿Como a llegado hasta aqui?- me interrogó tio Edward.

-No lo se.... estaba abajo y derrepente me lo encontré aqui.

Todos nos quedamos un rato callados, mi fammilia me miraba iterrogante, yo miraba a aquel extraño chico soprendida y algo asustada y el me miraba a mi incredulo.

-Bueno....- dije rompiendo el silencio.- Creo que me deveis una explicación- dije muy seria, desviando mi vista a mi familia de la que parecía no sabia nada.

 

 

 

 

 



« Capitulo 1: POV Rosalie Comenta este capítulo | Ir arriba Capitulo 3: POV Edward »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.