Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
La hermana de Albus » Capítulo VII: Las consecuencias
Historia terminada La hermana de Albus (ATP)
Por Alba.B
Escrita el Domingo 2 de Agosto de 2009, 12:17
Actualizada el Martes 3 de Noviembre de 2009, 09:58
[ Más información ]

Capítulo VII: Las consecuencias

CAPÍTULO VII: Las consecuencias

 

Fue como si el tiempo se detuviera. Ariana y Gellert abrieron mucho los ojos y la boca, y se miraron entre sí, preguntándose  cómo se les había ido así la cabeza; cómo pudieron dejarse llevar de esa forma,

Tras unos segundos de incómodo silencio, Gellert echó a correr tras Albus; no se imaginaba como podía sentirse el chico después de haberlos sorprendido en una situación tan… comprometida.

Bajó a toda prisa las escaleras, y lo vio allí. Estaba en una de las butacas del salón austeramente decorado, con el rostro hundido entre las delicadas manos, sollozando.

La primera reacción del otro chico fue correr a abrazarle, pero se detuvo en seguida, porque en cuanto se movió, Albus desenfundó la varita, que asomaba por el bolsillo de su túnica, y le miró amenazadoramente mientras decía gélidamente;

-Vete. Ya. No quiero que vuelvas a acercarte a mi casa ni a mi familia,. Fuera…. No quiero volver a verte, Gellert. -El tono y los ojos enrojecidos pero de mirada firme del chico no permitía réplicas. Gellert suspiró.

-No voy a irme… Al, sé que me he portado mal contigo, pero… --tragó saliva, reuniendo valor, cuando iba a seguir hablando, Albus le interrumpió.

-¿Está lúcida,  verdad? Me refiero a Ariana… aunque no sea siempre, hay días en que está bien, ¿no?- Y, a pesar de que pretendía mantener la frialdad, en la voz del chico se palpaba un deje de esperanza. No pudo evitar sonreír cuando vio la cabezada seca que Gellert dio como única respuesta.

Albus iba a decir algo, pero se calló. Por una parte, tenía ganas de golpear a su amigo. Estaba furioso por la forma en que había jugado Gellert con él, pero todo se suavizaba hasta límites insospechados con la alegría por el estado de su hermana,

Unos pasos ligeros resonaron por las escaleras; Ariana no tardó en asomar entre ellas, y caminar hasta ponerse entre ellos.

-Al… -susurró. -Sé que… -El chico negó con la cabeza.

-No importa. Pero sigo manteniendo lo que he dicho antes; Gellert se va hoy de aquí y nunca volveremos a vernos. Podéis despediros los dos de nuestros planes con las Reliquias -Nadie supo cómo pasó, pero, presa de un arranque de furia, Ariana le arrebató la varita a Albus, que todavía la sostenía entre sus manos, aunque sin mucha fuerza. Amenazó con las lanzarle un "Avada Kedavra" a su hermano si no seguían con el plan. No podía permitir que todo se echase a perder por un estúpido lío amoroso; deseaba demasiado castigas a los muggles por hacerle lo que le hicieron.

Albus se puso nervioso ante la amenaza de muerte, pero siguió negando con la cabeza.

Ariana sonrió, y pronunció el maleficio, agitando la varita. Pero, claro, una muchacha que nunca ha tocado una varita, no puede ejecutar correctamente una maldición de tal envergadura.

Cuando acabó de decir las palabras, todos los que se encontraban en la sala contuvieron el aliento, aun sabiendo que no sucedería nada. Después, los ojos de Ariana se quedaron vacíos, sin vida, y su cuerpo cayó al suelo, inerte.

De alguna forma, la maldición si se había ejecutado, pero se había vuelto contra quien trató de ejecutarlo, matándola inmediatamente.

 



« Capítulo VI: Descubiertos Comenta este capítulo | Ir arriba Epilogo: Gellert »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.