Historia al azar: ¿Cómo pasó?
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
La hermana de Albus » Capítulo IV: Participando
Historia terminada La hermana de Albus (ATP)
Por Alba.B
Escrita el Domingo 2 de Agosto de 2009, 12:17
Actualizada el Martes 3 de Noviembre de 2009, 09:58
[ Más información ]

Capítulo IV: Participando

CAPÍTULO IV: Participando

 

 

Estaba solo. La verdad, no era raro que Gellert estuviese en la casa cuando Albus tenía que ausentarse. Aunque no lo reconociera, le preocupaba Ariana y no confiaba totalmente en que Aberforth la cuidase correctamente, así que dejaba a Gellert vigilando a sus hermanos.

Ariana sonrió de forma perversa. Aberforth estaba dando de comer a las cabras, así que tenía un buen rato para charlar con Gellert a solas.

 

Se acercó a él. En cuanto la miró a los ojos, Grindelwald supo que la niña estaba lúcida.

 

-¿Qué ocurre?

 

-Quiero participar. -le dijo, sin andarse por las ramas. Nunca sabía cuando iba a perder la cordura de nuevo, así que tenían que ir deprisa.

Cuando oyó la pregunta, Gellert abrió mucho los ojos y se puso a murmurar cosas sin sentidos.

Cuando se calmó, la miró a los ojos, preguntándose si lo habría entendido mal:

 

-¿A qué te refieres? -Ariana gruñó.

 

-Qué sé vuestro plan para someter a esas ratas sin magia. Quiero participar. -repitió. Gellert negó con la cabeza.

 

-Ariana… tu hermano… -ella sonrió con tristeza y, por un instante, pareció afloraba en ella, de nuevo, la tierna e inocente niña que, normalmente, aparentaba ser.

 

-Sé que te quiere. Y tú me quieres a mi.-Gellert abrió la boca, dispuesto a protestar ante el último comentario, pero ella no hizo caso- Mira, a mi me da igual lo que hagas con Al o dejes de hacer. Quiero vengarme de los que me hicieron esto. -Gellert suspiró.

 

-Está bien. -Ariana sonrió, entonces, muy ampliamente. Era una sonrisa desencajada, llena de sentimientos que una chiquilla de su edad no debería tener jamás.

Quería acercarse a él. Sentía unos deseos que nunca había percibido; Quería acercarse más a Gellert y abrazarle. Y lo hubiera hecho, si Albus no se hubiera aparecido en la casa en ese momento.

 

El joven Dumbledore sonrió a su hermana, que, rápidamente, giró su cuerpo hacia el gran ventanal de la sala, como hacía siempre que quería escuchar una conversación importante. Como las pocas personas que entraban en la casa sabían de su locura, no les importaba conversar sobre cualquier tema importante o delicado delante de ella.

 

Lo siguiente sucedió como a cámara lenta. Albus se sentó al lado de su amigo, y comenzó a hablar sobre las Reliquias. Gellert no hablaba, solo asentía de vez en cuando; parecía que estuviera en su propio mundo. Entonces, cuando Albus paró de mover, por fin, la boca, Gellert se acercó a él muy despacio. Le susurró algo al oído, que hizo que Albus se sonrojara al instante, y, luego, acercó su rostro al suyo y lo besó con fuerza en la boca. Albus se sorprendió, al principio, pero luego le correspondió, sin importarle estar montando semejante espectáculo delante de su hermana.

 

Al principio, Ariana no pudo evitar observarles con la boca abierta. Luego, cuando la sorpresa inicial pasó, sonrió con malicia y algo más… un sentimiento increíblemente difícil de identificar.

 

 

Hola!!!

Bueno, aprovecho el capítulo para preguntaros si habeis leído o visto la pelicula del niño con el pijama de rayas.

Si la respuesta es si, me gustaría que pasarais sobre mi fic "La cámara de gas", sobre los últimos minutos de vida de Burno y Shmuel.

Espero vuestro comentarios!!!

 

Besos!!!



« Capítulo III: Confusión Comenta este capítulo | Ir arriba Capítulo V: Viaje »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.