Historia al azar: Enredos amorosos
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
La hermana de Albus » Capítulo II: Lucidez
Historia terminada La hermana de Albus (ATP)
Por Alba.B
Escrita el Domingo 2 de Agosto de 2009, 12:17
Actualizada el Martes 3 de Noviembre de 2009, 09:58
[ Más información ]

Capítulo II: Lucidez

CAPÍTULO II; Lucidez

 

 

Ariana estaba en su habitación, la más grande de la casa, sin contar en la que solían dormir sus padres, que no había sido tocada desde que Kendra murió. Observó las paredes, pintadas de rosa pálido, y suspiró. Eran más de media noche, y todos los habitantes de la casa dormían ya.

A ella no le era posible.

 

Pensaba en  Gellert… en ese estúpido joven que, estaba segura, había descubierto que ella realmente no estaba tan loca como todos creían…

 

Ese estúpido chico de sonrisa encantadora y arrogante mirada verde…

Suspiró de nuevo.

Debía de haber sido más precavida. Debía de…

-Mierda… -masculló. Y todo por no apartar sus ojos de los suyos… todo por mirarle demasiado rato. Y ahora sabía su secreto.

 

Si Al y Aberforth se enterasen…

Realmente, la mayoría del tiempo, no estaba en pleno uso de sus facultades mentales, y era como si su cuerpo tomase vida propia. Pero… había días en los que estaba completamente lúcida… Jamás se lo rebelaría a sus hermanos, claro. Sería demasiado doloroso para ellos ver como la consciencia iba y venía sin que pudiesen hacer nada.

 

Se acostó en su cama, de delicados doseles azules y cerró los ojos y lloró el resto de la noche. Lloró porque sabía que era la responsable de todas las desgracias de su familia. Lloró como lo hacía cada noche que tenía la suficiente cordura como para hacerlo.

Si ese día no hubiera salido a jugar… los muggles no la hubieran atacado. Ella no estaría en ese estado y su padre, Percival, no habría sido encarcelado por tratar de vengar a su hija.

Habría ido a Hogwarts y su madre no se tendría que haberse visto obligada a abortar para poder encargarse de ella.

Si no hubiera salido a jugar ese día, tendría un hermano más y Kendra seguiría viva.

Pero sabía que de nada valí lamentarse, porque, por muchas lágrimas que derramase, nada podía cambiar ya.

No logró sucumbir al sueño en toda la noche.

 

 

Tenía los ojos hinchados de tanto llorar, y unas increíbles ojeras. Sus hermanos, como se costumbre, no preguntaron nada.

-Ariana. -La niña se giró. Estaba sentada en una de las butacas  escarlatas del salón, mirando, como de costumbre la ventana.  

Ante ella estaba un joven de brillantes ojos verdes y cabellos dorados, sonriendo ampliamente.

 

-Gellert.

 

-Lo sé, Dumbledore. -la niña lo miró desconcertada unos segundos y, luego, palideció.

 

-Acércate. -le pidió. Gellert obedeció. Lo observó, intensamente. Clavando sus pupilas azules en el bello y casi ambiguo, rostro del chico.

 

-No se lo digas a nadie.

 

-No tenía intención de hacerlo. -Ariana suspiró.

 

-¿Por qué nunca lo dijiste?

 

-No quería hacerles daños. -Gellert asintió. Se quedaron en silencio.

 

-¿Dónde está Albus, Grindelwald?

 

-En su habitación… le he dicho que iba a casa de mi tía por un libro sobre las banshee. -Ariana bajó la cabeza, intentando esquivar la inquisitiva mirada del chico que la traía loca. Su pálida piel adquirió un tono rojizo.

 

-Ve… No lo hagas esperar. -El se dio la vuelta, dispuesto a irse, pero, antes de comenzar a caminar, preguntó, todavía de espaldas a Ariana.

 

-Ayer…  Cuando me preguntaste si quería a tu hermano.., ¿Estabas lúcida? -oyó como la joven Dumbledore suspiraba.

 

-Si… -admitió. Gellert supo que a partir de ese momento tendría que tener mucho más cuidado con las palabras que le dirigía a Ariana. Si en sus momentos de lucidez era la mitad de inteligente que Albus, no tardaría en darse cuenta de sus sentimientos.

Y no podía permitir eso.

 

 

Os recomiendo darle a ese botoncito mágico de ahi abajo, el que nos hace tan felices a los autores. Pone "Comenta este capítulo"

Besos!!!



« Capítulo I: Miradas. Comenta este capítulo | Ir arriba Capítulo III: Confusión »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.