Historia al azar: Pottercénico
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Historia terminada Erase una vez una historia de amor (R15)
Por Alexandra_Riddle
Escrita el Viernes 24 de Julio de 2009, 15:58
Actualizada el Sábado 4 de Septiembre de 2010, 01:08
Clasificación: Apto para mayores de 15 años
[ Más información ]



Draco quiere regresar en el tiempo. Hermione intentará impedirselo y, por error, son lanzados a la Inglaterra del siglo XIX sin varitas y sin magia... y en clases sociales muy distintas!!! Disfruten la historia. Alex.

 

 

 

 

Declaración: Como ya saben, Draco no es mío. El mundo de la magia tampoco, y mucho menos Harry Potter (¡ya quisiera ser dueña de los derechos de autor y ganar lo que Rowling debe ganar!) Solo uso a sus personajes para dar vida a mi propia historia, sin más lucro que la satisfacción de escribir…

 

 

 

Título:

"ÉRASE UNA VEZ UNA HISTORIA DE AMOR"

por Alexandra Riddle

 

 

 

Mi regreso a los Dramione... ¿No creyeron que dejaría de lado a mi pareja favorita, verdad?

 

Clasificación: Romance/Angs

Categoría: Adulto

 

Sumario:

"Post 7 °libro (aunque olvidándonos por completo del epílogo). Draco es juzgado por su participación como mortífago. Hermione es la heroína de una guerra que acabó. Él quiere retroceder el tiempo. Ella intentará detenerlo y terminarán, sin saber cómo, en plena Inglaterra Victoriana, sin magia y sin varitas, y, lo que es peor, en condiciones sociales absolutamente opuestas… Es aquí donde comienza nuestra historia..."

 

 

Debo decir que si me he atrevido a sacar a Draco y Hermione del mundo de la magia, y llevarlos a un mundo completamente opuesto, al estilo de Jane Austen, se debe a dos motivos principales: por un lado, una novela corta que escribí a los quince años y con la que me he topado hace poco… Al releerla he descubierto que la trama está plagada de un romanticismo que les vendría muy bien a mi pareja predilecta y por tanto me he puesto a reescribirla en versión Dramione… Y el segundo motivo, es mi imposibilidad de mantenerme alejada del mundo de los fics… supongo que debo aceptarlo… No escribo solo porque me guste escribir, sino porque necesito hacerlo…

 

 

Esperando que disfruten de la Historia, los dejo con el Primer Capítulo…

 

Alexandra Riddle


  1. DESPUÉS DE LA GUERRA
    Un estampido de risas hizo eco en la gran sala y, frente a él, Hermione Granger se cubrió la boca para disimular una sonrisa. ¡Maldita Granger! ¡Si tan solo volviera a tener la oportunidad de verla a sus pies, como en aquella ocasión en que Bellatrix tan gozosamente la torturó! De haber sabido entonces lo que ocurriría, habría aprovechado de atormentarla lo suficiente para no dejar posibilidades de que riera ahora. ¡Si tan solo pudiera retroceder el tiempo!, pensó, y fue entonces, mientras atravesaba la omnipotente puerta del Wizengamot, que la idea se apoderó de su mente…

  2. LA BARONESA Y EL LADRÓN
    El frío de la noche otoñal le calaba los huesos y sus botas chapoteaban estrepitosamente en los charcos de agua y barro, permitiendo que una humedad molesta, que Draco no había conocido nunca, le llegara hasta los pies.

  3. ELISA DE DORSET
    Podía recordar aún el día en que la vio por primera vez, extrañamente vestida, caminando por el centro de la ciudad. Le había dirigido una sonrisa tan perturbadora que no pudo evitar seguirla a través de los callejones londinenses. Se detuvo luego en una esquina, con su larga cabellera rubia serpenteando a merced del viento, y sus ojos plata obsequiándole una mirada misteriosa y hechizante, en la que nada había de ingenuo. Era como si el cielo mismo se hubiese abierto sobre él, revelándole todos los secretos del mundo. Y de pronto, con la rapidez con que comprendió que en el futuro sería siempre esclavo de aquella mirada, la joven desapareció. Y el cielo se cerró de golpe.

  4. JUNTOS
    Era el típico niño con rostro de querubín al que las películas americanas ponen en el papel de angelitos y príncipes. ¡Cómo no iba ella a querer tener un príncipe así! Ella, que se sintió fea casi toda su infancia, ¿cómo no iba a desear ser amiga de un niño como él? El príncipe con cara de ángel que se enamora de la niña fea y la convierte en princesa; el heredero de una gran fortuna que se enamora de la hija de unos ortodoncistas; el sangre pura que se enamora de la hija de muggles… ¡Qué grandes cuentos habían pasado por su mente durante ese año! Pero entonces, llegó segundo año, y el término “sangre-sucia” se hizo frecuente en los labios del niño… Y el angelito dejó de parecerle un angelito, y el término “sangre-limpia” se le hizo aborrecible. Y los demás años, solo sirvieron para entender el tipo de demonio que albergaba ese rostro angelino. Y ya no pudo ver en él nada bueno. Ni aún la belleza de sus rasgos de estatua le parecieron hermosos nunca más… Hasta ahora.

  5. EN UNA POSADA DE WINDSOR
    Un rizo caía sobre su frente y la sopa había traído de regreso el color a sus mejillas. Respiraba a través de sus labios rojos, dada la congestión de su nariz, de modo que estos permanecían entreabiertos, dándole un aspecto bastante sensual. Su pecho subía y bajaba rítmica y rápidamente y Draco debió admitirse a sí mismo que la joven sí era atractiva. Era endiabladamente atractiva. Y las imágenes que se habían apoderado de él hacía unas horas volvieron a pujar en su mente: Su mano entre las de ella. Sus labios sobre los suyos. Y su mirada, tan fascinadora como nunca había visto una, expresándole que era suya.

  6. EL MISERABLE
    . ¡Eso era lo que él quería: que lo odiara! Así no habría posibilidad de que aquellas visiones se hicieran realidad. No habría modo de que ella lo perdonara después de eso. No habría riesgo de algo siquiera parecido al amor entre la sangre sucia y él. Eso era lo que más deseaba en el mundo ¿verdad? Algo se estremeció dentro de él. “¿No es eso lo que quiero?” Intentó preguntarse, pero su mente respondió con silencio.

  7. AL OTRO LADO DEL PUENTE
    ¡Qué sensación tan placentera era perderse! Sentir que el cuerpo se despeña hacia un abismo cuyo fondo no vislumbras y, no obstante, disfrutar la satisfacción de enfrentar la caída con los brazos abiertos y sucumbir ante el encanto de lo desconocido, de lo prohibido…

  8. WILTSHIRE
    Como Draco, a excepción del cariño de su madre, no había experimentado, ni visto en su vida nada que tuviese apariencia de amor, no supo reconocer en aquella capacidad de empatizar con los sentimientos de la joven, y de enternecerse con su mirada, nada por lo cual debiera preocuparse. Ingenuamente creía que atrás habían quedado las visiones de un futuro en común y con ello, sus preocupaciones. O de ello intentaba convencerse.

  9. ARIADNA SELWYN
    En la sociedad en que un Malfoy debía crecer, las manifestaciones de afecto eran consideradas una debilidad aborrecible, culpable de las principales manchas en los árboles genealógicos de las familias más respetadas. Incluso el amor desmedido que Narcissa sentía por él había sido víctima de esta imposición, haciendo que la mujer se cuidara siempre de dar siquiera una caricia que pudiera hacer ver lo que sentía. Así pues, aunque de niño Draco había intentado amar, no había podido conseguirlo. No en un medio donde todos habían rechazado sus afectos: su padre, sus tíos, los otros slytherin. Incluso el resto del mundo de la magia; tan acostumbrados estaban a que los Malfoy, los Black, y el resto de aquella cerrada sociedad de familias antiguas y poderosas, fueran incapaces de amar, que ante cualquier intento del niño por mostrar aprecio, respondían con desconfianza y lo evitaban. Así pues, no es extraño que al entrar a Hogwarts tuviera ya el corazón frío. Pero no era su culpa. No era la capacidad de amar lo que le faltaba, sino la posibilidad de hacerlo. O eso había creído… Hasta ahora.

  10. LONDRES OTRA VEZ
    Alguna vez oyó que era una forma muy dolorosa de intentar morir, además de poco efectiva, pues daba tiempo a cualquiera de encontrarla y pretender salvar su vida. Decididamente tendría que buscar una botica de donde robar arsénico como Madam Bobary. Sonrió ante aquella idea; siempre le había gustado el libro, sin pensar jamás en que su vida acabaría del mismo modo que su trágica heroína.

  11. LA ESPOSA DEL VIZCONDE
    Hermione comprendió su situación, su fragilidad y su miseria. Fue invadida por una extrema, aguda e intensa ansiedad. Sentía terror ante lo que le deparaba el futuro. Sudaban sus manos y el resto de su cuerpo. Los latidos de su corazón golpeaban en sus oídos y el deseo imperioso de huir se apoderó de ella. Pero ¿a dónde huir y cómo? ... ¡Ya no quedaba un solo ser en el mundo que la amase y a quien ella pudiera amar!... Al recordarlo, envolvió sus rodillas con sus brazos y hundió su cabeza entre ellos, dejándose comandar por el estado afectivo que se apoderaba de ella: la desesperanza.

  12. EL CONDE DE MORCERF
    Sus miradas se encontraron como dos llamaradas que se deslizan por un tronco para formar parte de un mismo fuego. Hermione intentó hablar, decir algo, pero él la aprisionó en un abrazo y cubrió sus labios con el tan ansiado beso que ella devolvió con ganas. Ni una sola palabra fue necesaria entre ellos para aclarar nada; Draco no quería comenzar un diálogo, ni ella lo necesitaba.

  13. EL FIN DE UNA PROFESIA
    Pero ni siquiera entonces fue capaz de dormir. ¿Dormiría ella? Las horas, interminables se hacían en su avance y a cada momento pensaba en ella. En Hermione Granger, ni más ni menos. La mejor amiga de Harry Potter. La novia del pobretón. La heroína del mundo mágico. Un título que si lograban regresar, ella recuperaría. Y él, volvería a ser Draco Malfoy, el hijo de Lucius; exmortífago; un criminal... ¿Podrían volver a estar juntos si regresaban? Sabía bien la respuesta aunque no se atrevía a admitirlo. Y aún así, debían volver. No importaba si la perdía con tal de que ella estuviera bien, con tal de que ella viviera… Aunque solo fuera para terminar casada con Weasley.

  14. TIEMPO DE VOLVER
    ¿Podría entenderlo algún día? ¿Podría comprender que no le había confiado aquel secreto, primero por orgullo, luego por miedo a perderla y, finalmente, por que al ocultarle la existencia de Ariadna se aseguraba que ella se quedase ahí con él? Y es que él no estaba tan seguro de querer regresar, porque regresar implicaba llevarla de vuelta a los brazos de Weasley. Porque regresar implicaba romper aquel lazo de camaradería que los había unido.

  15. UN AÑO DESPUÉS
    Después de todo, si la misma Hermione había logrado perdonarlo hasta el punto de creerse enamorada de él, ¿por qué no iba el resto a hacerlo? Tornó a mirar el salón y no pudo evitar recordar el día en que la joven fue torturada ahí por tía Bellatrix. El día que él no hizo nada para evitarlo. Y aún así ella lo había amado… Aunque fuera por un tiempo. El problema estaba en que lo que él sentía por ella, no parecía tan fácil de olvidar.

  16. NOSTALGIA
    Draco intentaba dormir. Necesitaba desesperadamente hacerlo para olvidar. Dormir y olvidar, era en todo lo que pensaba. Pero el sueño no parecía querer apiadarse de él. Una y otra vez la imagen de Hermione volvía a atormentarlo como un fantasma indeseable al que sin embargo se busca incansablemente. El recuerdo de su piel desnuda, la calidez de sus labios; el olor de sus cabellos dispersos sobre la almohada al amanecer. Las curvas de su espalda; el lunar de su hombro; el sabor de su boca; sus ojos… el brillo hechizante de sus ojos que cada vez le parecía más lejano. ¿Acabaría algún día olvidando la maravillosa sensación de estar completo al tenerla entre sus brazos? Desde su regreso todo para él había sido un vacío constante por la sola ausencia de ella… Y ahora, sería de otro. Ella, a quien él amaba, iría a llenar el vacío de otro. ¡Maldito Weasley!

  17. EPILOGO



Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.