Historia al azar: Prometidos 2
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
El Secreto Ocultado por los Ocultadores » Transformaciones
El Secreto Ocultado por los Ocultadores (ATP)
Por Liz Delacour
Escrita el Miércoles 11 de Marzo de 2009, 11:04
Actualizada el Jueves 19 de Marzo de 2009, 20:54
[ Más información ]

Transformaciones

- Te lo dije Sirius, esa pelirroja se muere por mí, no viste como repetía mi nombre una y otra vez...
- Si James, se muere, pero por pegarte, después de que le derramaste la poción infladora en sus piernas y han quedado como piernas de jamón navideño hasta yo te hubiera gritado.
-¡Ah! pero bueno, ¡omitamos esa parte!
Los días transcurrían en Hogwarts de una forma amena y James y Sirius se volvieron amigos inseparables.Pero James aún no conseguía decirles el secreto, y más aún porque aún no conversaba con los otros dos muchachos.
- Se nos ha hecho tarde Sirius ¡apresúrate o llegaremos tarde a clase de transformaciones!
James y Sirius salieron prácticamente volando de la sala común de Gryffindor para dirigirse al aula de transformaciones, todas las vías estaban despejadas debido a que la mayoría de los alumnos se encontraban en clase.
-Mejor cojamos por este camino, creo que se nos hará más corto- doblaron una esquina y cayeron al suelo como si alguien les hubiera metido una zancadilla.
- ¿Pero qué ha pasado? - preguntó Sirius inclinandose nuevamente y mientras lo hacía se dió cuenta de que habían chocado con un estudiante de pelo marrón que pertenecia al mismo año que ellos. - Remus ¿por qué el apuro?
James recogió del suelo sus gafas y se las colocó nuevamente y notó que era el chico que tenía rasguños el primer día de clases.
- Estaba buscando una manera más fácil de llegar a transformaciones pero sucede que Peeves está tirando bombas fétidas a todo aquel que pase por ahí.
- Pues te encuentras en la misma situación que nosotros- comentó James aprovechando el momento para poder establecer conversación con él finalmente. - Debemos apurarnos o Mcgonagall nos descontará puntos o peor aún no nos dejará asistir a los partidos de quidditch!
-Pero antes ¿por qué no nos divertimos un poco con Filch? - dijo James
Los tres se pusieron de acuerdo y se asomaron al pasillo en el que habían armaduras por el cual Peeves se encontraba molestando a dos estudiantes de segundo año. James, Remus y Sirius se colocaron cada uno detrás de un armadura, con bombas fétidas sin explotar que encontraron en el suelo.
-¿Quién anda ahí?- preguntó Peeves dejando en el suelo a los dos estudiantes de Ravenclaw- ¿Alguien más desea un poco de bombas fétidas?
-¿Cómo osas retar a un caballero ancestral de este castillo con bromas tan inmundas como esas?- preguntó Sirius con una voz modificada. ´
Peeves se sorprendió al oir a la armadura pues nunca las había escuchado hablar, pero no sabía de cual de las 10 armaduras que se encontraban allí provenía aquel sonido.
- Hemos visto las bromas pesadas que les haz hecho a los inocentes estudiantes- dijo Remus desde otra armadura- y no hemos soportado más por lo cual te enfrentaremos.
Y a espaldas de Peeves salieron Sirius y James a lanzar las bombas fétidas que acababan de recoger del suelo para Peeves, pero para su sorpresa este comenzó a reirse a carcajadas.
Los estudiantes comenzaron a salir de la clase de transformaciones cuando en la puerta se encontraron con un olor pestilente del cual todos comenzaron a alejarse rapidamente mientras se reían.
- ¿Pero que sucede aquí? Black, Potter y Lupin tomen una ducha rápido y pasan a mi despacho. Están castigados la tarde de hoy por no asistir a clases- dijo Mcgonagall furiosa y no dejó a los tres amigos ni siquiera argumentar.


« El retrato parlante Comenta este capítulo | Ir arriba


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.