Historia al azar: Un Pasado a lo Francés
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Memorias de una Merodeadora » Antes de Medianoche
Memorias de una Merodeadora (R15)
Por flomassi
Escrita el Viernes 20 de Febrero de 2009, 21:47
Actualizada el Miércoles 20 de Abril de 2011, 17:05
[ Más información ]

Antes de Medianoche

Para mi muy mala suerte, el día del Baile anual de Hogwarts llegó. Y no es que no tuviera ganas de ir, pero francamente me había imaginado un tanto diferente mi cita. Primero que nada, ésta no sería un hombre, y mucho menos uno tan tonto y estúpido como Amos Diggory; Segundo, yo pensaba ir con un traje de gala, y no con un vestido; y tercero, sería yo en mi cuerpo, y no en el de una colegiala de Slytherin. A pesar de que Remus había hecho todo lo posible por ayudarnos, los resultados eran notablemente visibles: Yo seguía atrapado en el curvilíneo y sexy cuerpo de Florence y ella, en mi hermosa y marcada figura. Yo continuaba utilizando estos incómodos corpiños y ella era libre de ponérselos (y menos mal, sería un tanto raro verme con una de esas cosas puestas). Del solo hecho de pensarlo me dieron naúseas. 
Mientras me colocaba la camisa que era bastante ceñida, fijé mi vista en Lisa. Lucía espantosamente fea. Había adelgazado unos cuantos kilos (su trasero manzanita ya no era tan grande ni rellenito), se vislumbraban fácilmente sus pómulos y la cara se le había alargado. Hasta su cabello rubio se había apagado y lucía semejante a la paja. Lisa notó que la estaba mirando, y me hizo una seña para que me quedara allí.

-¿Vienes, Li?- Bellatrix le preguntó tomándola del brazo, como si no hubiera otra opción disponible.

-Mmmm tal vez luego, en un rato.-No la miró ni un momento.

Bellatrix me fulminó con la mirada, francamente me odiaba.

-¿Segura? Creo que será mejor que bajes conmigo...- intentó atraer a Lisa a su lado, pero ella se mantuvo firme en su lugar.

-Segura Bella, no es un asunto de vida o muerte.- le sonrió.- Es sólo que he perdido mis..mm..deberes de pociones y no quiero que Slughorn se enoje conmigo, no quiero perder su favoritismo.

-Entiendo, está bien, te esperaré en la mesa de Slytherin, los verdaderos Sangres Puras.-Obviamente ese comentario iba dirigido a Florence. Se marchó.

-Lisa que rayos te suc...

Lisa rompió en llantos. No sabía qué hacer, pero corrí a su lado y la abrazé.

-Hey! Tranquilízate Lis, ya estoy aquí contigo.-Le dediqué la sonrisa más grande posible.

-Es que..no entiendes...Me tienen..obligada..cosas feas..horribles..debo hacer...- comenzó a llorar otra vez.

-Tranquila, cuéntame.

-Verás, tú sabes cuánto me atrae Lucius, y él hace un par de días me invitó a unirse a su club de Mortífagos. Yo acepté porque lo veía como una posibilidad para acercarme hacia él... Pero luego me tatuaron, y estoy aferrada a ellos..Debo cumplir y escuchar cosas desagradables, como que los semimagos y los muggles son pura porquería y que hay que exterminarlos... y me han hecho realizar maleficios contra muggles pequeños..y..

-Espera.- La interrumpí.- ¿Maleficios? ¿Qué tipo de maleficios?

-Mmalefificios..Impp..erdonana.blbles..-tartamudeó al decírmelo.- Lo siento tanto..ya ni siquiera puedo hacer mis deberes. mis calificaciones han bajado notablemente..nose qué hacer..

-Pues sólo vete! Aléjate de ellos!

-No pupuedo... he realizado un contrato de porpor vida...Soy una tontonta...No no teníia idea de de dondonde me esttabba metitiendo..-sollozaba al hablar.

-Traquila, seguro hay una manera de arreglar esto.. Hoy es el baile! Anímate!

Pero sólo fue peor. Se puso pálida como la cera.

-De eso quería hablarte. Por favor Florence, por favor, escúchame. Hagas lo que hagas, no te quedes sola, y menos en los terrenos del colegio esta noche. Quédate aquí, en el castillo... Hazme este favor...- lo decía con tono suplicante.

-¿Pero por qué?.-Lisa lucía bastante suplicante.

-Nono puedo decírtelo, sino sabrán que te he advertido yo. Sólo, haz lo que te digo, No estés sola, mejor, ni siquiera salgas a los terrenos esta noche. ¿Me lo prometes?

-Claro, por supuesto.- Se lo dije muy seguro, y honestamente, ¿Para qué rayos iba a salir del castillo si tenía una estúpida cita con Amos Diggory? 


Si bien ya me había acostumbrado a ser James Potter, me era muy difícil tener que aceptar el hecho de que iría con una chica al baile. Lily era una de mis mis mejores amigas, y tenía que fingir ser el tonto de James para tenerla conquistada...y para colmo, Sirius estaba furioso y no quería dirigirle la palabra a nadie. Estaba segura que James en mi cuerpo no haría ninguna locura como besarlo, pero era cierto que desde hacía bastante Amos me deseaba... y este no había sido un muy buen momento para aceptar sus invitaciones. 
Bajé al comedor y el ambiente del baile pronto inundó todo Hogwarts. Las chicas hablando sobre sus vestidos, maquillaje, hechizos para desaparecer los granos. Los chicos hablando de si debian pasar a la segunda fase o solo quedarse en la primera y conformarse con un beso...
En fin, me tocó participar de la última, y no fue una conversacion en la que me sintiera del todo comoda. Sirius al pesar de su enojo dio unos muy buenos consejos sobre cómo seducir a la chica para que te diga que sí en ese momento. De repente, Sirius dijo algo que me dejó totalmente pasmada: 
-Perdón?- le respondí sin comprender.

-¿Qué? ¿No has entendido? ¿No sabes el proceso?

Mi cara se puso colorada como un tomate.- Cla,claro que lo sé! Pero no me interesa para nada!

-¿Pretendes dejarla embarazada para que quede atada a tí de por vida?.-Todos rieron ante el comentario.

-No seas infantil, no voy a hacer nada con ella.

-Eso no te lo creés ni tú, Cornamenta.

-No quiero desperdiciar mi chance con una estúpidez así. En serio, ya basta, hablemos de otras cosas por favor! Es que los hombres sólo hablan de sexo?.- No me di cuenta cuando dije eso. Todos me miraron extrañamente. Remus inteligentemente respondió:

-muy buena imitación de Lily, James.-intentó reir.

Todos reímos pero nadie quedó muy convencido por mi falsa imitación. 

Herbología fue un absoluto descontrol, a nadie le interesaba exprimir una planta asquerosa parecida a un gran globo de moco relleno de pus. Como tenía con los Slytherin, pude observarme allí sola... Como de costumbre. Lily estaba muchísimo peor, me dio mucha impresión verla en aquel estado.
Al finalizar la hora, James en mi cuerpo me hizo un gesto para que me acercara a él. Pero Sirius se me adelantó y me empujó hacia atrás murmurando "No, debo hablar con ella". Decidí que lo mejor serpia dejar a Sirius perdonarme (o matarme) y que James esperara a contarme lo que tenía en mente.

-Sirius, ¿Qué rayos haces? Debo hablar con Fl.. JAMES!

-Tranquila, quiero hablar contigo, lo necesito.

-¿Con..conmigo? No te importaría esperar a que hable con James? Es urgente.. Maldición.- Vi como Florence se alejaba en mi cuerpo.

-Lo siento, pero lo mío también lo es. Escucha..

-No, escúchame tú. debo HABLAR CON JAMES!

-Es sólo un minuto! Sólo quería pedirte que fueras mi pareja!

Quedé helado. Sirius verdaderamente le estaba pidiendo a Florence que fuera al baile con él, y él ya le había dicho que sí al tonto de Diggory. Decidí cortar por lo sano y responder con la altanería de Florence.- ¿Ir al baile? ¿Conmigo? ¿El famoso Sirius Black está invitando a una sangre impura Sly como yo? Perdona, pero ya tengo pareja. Él al parecer se percató antes de mi existencia y decidió invitarme no a unas pocas horas del baile, sino con varios días de anticipación. Si me disculpas...- Giré y me fui lo más rápido posible para evitar ver el rostro de mi mejor amigo desilucionado. 


Durante el resto del día tuve que poner linda a Florence, así que no pude verla ni advertirla de lo que había dicho Lisa. Pero siendo sinceros, Lisa estaba en un estado de locura, y tranquilamente podría haber dicho tonterías o mentiras...


El smoking se encontraba impecablemente doblado sobre la cama de James. Sí, por alguna extraña razón, los directores habían decidido utilizar en esta ocación atuendos muggles... La verdad no sabía como irían los Slys vestidos, ellos no se dejarían persuadir fácilmente. Vi como Sirius se vestía. Nunca lo había observado haciendo eso, tal vez había estado tan preocupada por no ser descubierta que nunca se había fijado. Sus abdominales eran increíbles, era taan sexy. Si sólo pudiera ser ella de nuevo... Pero claro que no, las cosas no eran así.

Había quedado en encontrarme con Lily en la Sala Común antes de bajar finalmente al Gran Salón. Sirius lucía muy desanimado. Me pregunto porqué será...

El Gran Salón lucía MAGNÍFICO. Estaba decorado con tapices que cambiaban de color, mesas con flores, una mesa con comidas dulces, otra con "picada"(comida muggle donde hay surtido de quesos, aceitunas, jamones, salames, mortadelas, etc.), otra con salado (dulces, y por alguna extraña razón agua de mar).
Lily estaba hermosa. Una pena que no estuviera James con ella... Aunque para Lily sí lo estaba.
Divisé a Florence a lo lejos, pero por el gran malón de gente no pude dar con ella. Bueno, en realidad conmigo... Que frustración!

-James, JAMES!-Lily me sacudía el hombro.

-¿Qué sucede Lily?

-Vayamos allí, con Lauren y Enrid Pirkins.

Ah, genial, tenía que ir a sentarme con Lauren y su soberbia pareja, un tonto de Ravenclaw.

-Oh James, qué gusto me da verte por aquí.-Enrid y su tono pomposo.

-Temo no poder decir lo mismo.

Lily golpeó fuertemente mi cabeza y rió.- Disculpa a James, le gusta ser el payaso de cualquier situación sin importar lo mal que pueda llegar a quedar.

-Ya veo, pero no me ofendiste para nada amigo mío! Un gusto poder compartir esta noche contigo.-Se dirigió para una mesa señalándonos el camino.

-Una pena que no lo haya hecho.
Lily volvió a golpearme y amenazó con hechizarme.

MIentras tanto, Sirius se encontraba merodeando por ahí y por allá, dispuesto a no ser pasado por Amos Diggory. No, Diggory no iba a ganarle. Él iba a ir a buscar a Florence y a decirle todo de una vez por todas. Debía confesárselo de un modo u otro.
FInalmente la divisó a lo lejos cerca de una de las columnas... Sola. Decidí acercarme lentamente.

-Hola.- Le susurré.

Ella dio un pequeño saltito de sorpresa.- Sirius! Digo, Black, qué rayos haces? Quieres que me de un ataque?

-Lo siento, no quería asustarte... Necesito hablar contigo, no me importa si estas con Diggory, pero por favor, déjame hablarte.

-Porpor supuesto.- sonrió nerviosamente mirando para ambos lados.

-Ven, sígueme, quiero que hablemos tranquilos en los terrenos del colegio, sin interrupciones.

Florence lo siguió sin entender muy bien pero suponiendo lo que estaba a punto de suceder.





AL fin volvi!!! Despues de pasar por muchas pruebas, volvi a escribir!
Espero que les guste, y mil perdones!! Flo Massi :)


« Más problemas.. ¿Es eso posible? Comenta este capítulo | Ir arriba En un Campo Minado »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.