Historia al azar: Los celos de Harry
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Todo por amor » No todo sale como esperamos
Todo por amor (ATP)
Por kelly_16
Escrita el Viernes 19 de Diciembre de 2008, 16:38
Actualizada el Martes 15 de Septiembre de 2009, 09:26
[ Más información ]

No todo sale como esperamos

La puerta se abrió y tomó a Voldemort por sorpresa. Unos ojos grises recorrieron toda la estancia e inmediatamente Voldemort fue desarmado y encerrado en una especie de jaula de fuego. A él no le importó mucho; acabaría con ellos dos en un minuto, apenas deshiciera el hechizo, pero igual era frustrante.

 

Ginny trataba de decirle algo a Harry pero no podía, aparentemente no tenía las fuerzas para hacerlo, y este último parecía aisladísimo del mundo; sólo los veía a  todos y lloraba,  pero su presencia, su conciencia no estaba allí.

 

Voldemort vio un momento los ojos del nuevo chico y creyó reconocerlos, pero no le dio mucha importancia, necesitaba concentrarse y salir de esa jaula cuanto antes.

 

-Potter- dijo el pelirrojo de ojos grises. Pero Harry no respondía.

 

-Potter, maldición, levántate!- dijo de nuevo con una fría voz que arrastraba las palabras. Fue hacia el y lo zarandeo por los hombros.

 

-Vamos, Potter, reacciona!- gritó dándole una palmada en la mejilla.

 

Ya Voldemort estaba a punto de acabar el contrahechizo, era más difícil sin varita, pero no imposible. Los ojos verdes de Harry miraron a los grises, pero vagamente.

 

-Potter reacciona! Tienes que acabar con esto! Hazlo por ellos! Hazlo por Granger y Weasley!

 

-Weasley, Ginny…. - dijo Harry perdido.

 

-Sí! Ella! Vamos! Levántate!

 

-Conmovedor, pero no lograrás nada. Que no lo ves? Cuando termine con esto acabaré con los dos.- dijo Voldemort.

 

-No te será tan fácil, maldito!- dijo el pelirrojo.

 

-Te he visto antes. Quien eres? Rostrum revelium!- gritó Voldemort.

 

El cabello rojo se tornó rubio platino, las pecas desaparecieron, y todos los rasgos cambiaron para dar paso a los de Malfoy.

 

-Draco. - dijo Voldemort sorprendido.

 

-No te será tan fácil, no si puedo permitirlo.-dijo calmadamente Malfoy.

 

Malfoy miró a Harry y con su varita le hizo un corte en la palma derecha, él apenas y se inmuto. Luego hizo lo mismo con la suya y cerró los ojos, junto sus palmas y gritó:

 

-Fortitudo passus!

 

Malfoy palideció mientras rayos verdes iban desde su cuerpo, pasaban por su brazo y llegaban a Harry. Sólo duró 7 segundos, y Malfoy cayó al piso, mientras Harry abría los ojos y lo veía asombrado.

 

-Malfoy…que…que ha pasado? Que haces aquí?

 

-Vamos, Potter. Acaba con el muy maldito- dijo Malfoy en un susurro muy débil- Hazlo antes de que yo m…hazlo. Quiero verlo muerto.

 

Harry se giró para ver a Voldemort justo a tiempo. Acababa de deshacer la jaula y tomaba su varita…Sí que le había dificultado las cosas el hijo de Lucius Malfoy; después de que tantos planes seguros habían sido frustrados y tantas victorias tan cerca y vistas en un segundo lejos, él sólo quería asesinar a Potter en la menor oportunidad, quería acabar con él lo más pronto posible…y ahora eso? Vio los ojos de Potter y quedó congelado, no sólo de la impresión, sino que literalmente no podía moverse. Los ojos del chico habían recorrido la escena y ahora estaban cargados de tristeza, dolor, mucha ira y, muy raramente, de deseo, pero no del pasional o carnal, no, era una especie de deseo que Voldemort jamás había visto antes.

 

Una fuerte energía brotaba del muchacho. Las baldosas grises empezaron a agrietarse y a levitar, estrellándose con todo excepto con ellos dos. Y entonces, salido de un enorme hoyo que había quedado sin baldosas, salió un objeto. Estaba rodeado de un aura mitad blanca, mitad negra y era del tamaño de un niño pequeño. Cuando lo vio mejor se dio cuenta que parecía un reloj de arena, de hecho lo era, sólo que en vez de arena tenía una especie de chispas, como las que siempre había escuchado que salían cuando un mago o una bruja nacía…o moría. Y era de cristal, con tapas de un material parecido al oro, pero estaba hecho, o daba la impresión, de fuego, aire, agua, tierra y otra cosa más, que Voldemort nunca había visto.

 

Y entonces Harry y él fueron atraídos como imanes al reloj, uno a cada lado, y Voldemort sintió como vidrio atravesando los lados de su corazón, como cercándolo, y la sangre brotó. Lo mismo le ocurría a Harry, Voldemort veía como se iba poniendo más y más sorprendido pero al mismo tiempo seguro y determinado. Voldemort no podía hacer nada, no pudo ni moverse cuando los dos estuvieron casi pegados, sólo separados por el reloj y entonces Voldemort sintió como las chispas recorrían su cuerpo, y por alguna extraña razón se sintió evaluado, como si lo juzgaran, y sintió un profundo dolor en el pecho y en su cabeza, y de repente, fue como si viviera todos los momentos de su vida, aunque en realidad no era así. Sólo vivía aquellos momentos en los que había asesinado, mentido y torturado a la gente, luego pasó una barrera y vivió un momento cuando tenía 16, estaba con una chica, él pensaba que sólo sintió pasión ese día, pero cuando la vio con otro sintió algo muy extraño en su corazón. Aún así no le importó y siguió su camino. Entonces ese momento acabó y se vio envuelto en un remolino, junto a Potter.

 

-Desgraciado, que esta pasando?- gritó exasperado, pero no obtuvo respuesta.

 

Ahora vio a cada una de las personas que hizo sufrir, y sintió el doble de lo que ellos sintieron, cuando luego de un tiempo vio a la pelirroja traidora, no pudo más y cayó de rodillas. Sin embargo, Potter seguía de pie, aunque no comprendía como, pues los dos estaban enganchados al reloj. El seguía de pie, y se veía que sufría casi igual que Voldemort, pero parecía como si su sufrimiento fuera bueno, voluntario.

 

Y entonces Potter, que desde que empezó tenía sus ojos cerrados, los abrió y miró a Voldemort, pero no era el, dentro de sus pupilas se veía su sombra, pero Voldemort al mirarlo no pudo soportar su mirada, no sabía que tenía pero no pudo, y cuando bajó su mirada notó que algo cubría sus pies…no, esperen…cubría? No, se estaba…se estaba…se estaba desintegrando!

 

-Que es esto, Potter?!- bramó, tratando de tocarlo sin éxito.

 

Desesperado, vio como ya no tenía piernas, sólo era físico de su cadera para arriba y sentía como su otra parte se debatía dentro del reloj, junto a las otras partículas.

 

- "Has sido pesado en la balanza y has sido hallado falto"- dijo una voz muy extraña.

 

Alzó la vista y vio como a Harry también le pasaba algo parecido, pero su cuerpo seguía allí, entero o algo parecido, pues de su cuerpo salían luces que envolvían todo, luces blancas.

 

Y luego, en un último arranque de dolor, Voldemort dejó de existir en este mundo.

 



« El plan Comenta este capítulo | Ir arriba El regreso »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.