Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Harry Potter y la Magia Mística » Cap 22
Historia terminada Harry Potter y la Magia Mística (ATP)
Por Mikkane
Escrita el Domingo 25 de Abril de 2004, 18:42
Actualizada el Domingo 25 de Abril de 2004, 19:59
[ Más información ]

Cap 22








El escape de Voldemort


Ktrin corrió hasta adentrarse mas al bosque, buscando a Harry por todos lados. Podía escuchar como peleaban los aurores, Sanpe hasta Dumbledore por entremedio de las hojas. Mclogan le pisaba los pasos, se acercaba mucho a ella, estaba más pálido de lo normal y le gritaba cosas que ella no lograba escuchar.

Ktrin sentía que Harry no estaba bien, que no estaría bien. Entonces al llegar a un lugar bloqueado por arboles, sintió la mano fría de Mclogan tomándola del brazo bueno. Escucho mientras Ktrin sollozaba, ya no hacia intentos por zafarse del brazo de él. Entonces se dio vuelta y lo miro a los ojos.



–Hay que salvar a Harry –Dijo llorando–. Es lo único que me queda...



Mclogan sintió el impulso de abrazarla y consolarla en ese momento, pero se escucho una explosión del otro lado del bosque. Ktrin para hacer el trabajo más fácil se elevo en el aire. Mclogan la miro desde el suelo. Ktrin siguió la trayectoria hacia donde daba la luz y bajo hacia el lugar, Mclogan le siguió el vuelo por tierra hasta llegar al mismo lugar. Era increíble, cinco mortifagos de los que quedaban peleaban arduamente con los cuatro aurores, mientras que Dumbledore tenia una especial pelea con quien había sido su esposa. Snape, por otro lado peleaba con Malfoy, Mclogan abrió los ojos sorprendido.



–no puedo creer esto –Dijo asustado.



–Yo tampoco –Dijo Ktrin mirando como se peleaban.



–Es que... Sanpe y Malfoy eran compañeros de casa, me lo dijo mi padre.



Al escuchar estas palabras, por alguna razón Ktrin volvió a pensar en Harry, miro a todos aquellos que estaban peleando, y, reuniendo fuerzas lanzo un gigantesco rayo de luz azul plateada. Este fue a dar con todos aquellos que vestían de negro, inclusive uno casi le da a Sirius. Todos los mortifagos estaban en el suelo. Ktrin suspiro cansada, y se inclino hacia delante como a punto de desmayarse, Mclogan la tomo por la cintura poco antes que tocara el suelo.



–¿Estas bien? –Pregunto asustado.



–Si... no te preocupes –Dijo soltándose de Mclogan.



Dumbledore y los otros se acercaron a ella asustados. Estaba pálida y tenia el brazo roto, tenia la cara llena de lagrimas y rasguños, obviamente un mago normal no habría podido sobrevivir a Voldemort. Lupin la vio, y le miro la cara, mientras la señora Arabella la miraba preocupada, entonces Dumbledore hablo.



–¿y Voldemort Ktrin?



Ktrin sintió que su corazón daba un vuelco y abrió los ojos tanto como pudo, se habían vuelto a llenar de lagrimas, y se levanto de golpe.



–Harry –Murmuro asustada–. Voldemort va tras él, esta con colagusano.



Ktrin volvió a emprender vuelo, Mclogan la siguió por tierra, pero Dumbledore lo detuvo. De su varita materializo una escoba. Mclogan la tomo y se elevo en el aire, siguiendo a Ktrin. Todos los aurores con Snape entremedio, la siguieron por tierra.



Mientras, muy adentro en el bosque, Harry peleaba con colagusano.



–Déjame –Le gritaba mientras lo apuntaba con la varita.



–No. Mi amo no pudo matarte, pero yo si lo haré. Ahora me dará mas honores que a nadie –Dijo temblando–. Siempre fui a quien no le brindo nunca nada, porque me encontraba débil. Creía que yo nunca te entregaría a él. Pues ahora, te vera muerto, te entregare muerto y de la forma como el mas quisiera en lugar de una maldición.



–Pense que eras mas fuerte con tu honor –Dijo Harry apretando los dientes–. Te salve la vida, te la perdone, y ahora me vas a matar. Creí que había un pacto de vida entre nosotros Peter Petegrew.



–¡Cállate! –Tembló colagusano sacando un estuche de su capa–. Mereces morir, así mi amo me tendrá en la sima de sus seguidores.



–¡Eres u cobarde! –Farfullo Harry–. Nunca tuviste un honor por ti mismo. Siempre hiciste cosas para que los demás te tomaran en cuenta, incluido a mi padre y sus amigos. Y ellos te aceptaron como eras, ¡cómo tan cobarde!



–¡Cállate! ¡Cállate! –Le dijo colagusano abriendo el estuche y sacando lo que parecía una daga. La misma del año anterior con la que le había cortado el brazo–. Tu padre fue un idiota. Valiente, pero idiota. Mi amo, le gano. Yo merecía estar cerca de gente poderosa, no débil ni valiente–Dijo Colagusano apuntándole con la daga justo en el centro del corazón. Harry podría haber escapado si quisiera. Pero no podía por su pierna rota. No era nadie mas que el y colagusano.



–¡Eres un maldito canalla! –Le grito.



Colagusano rió. Se escucharon pasos por entre las ramas, a Harry le empezó a doler la cicatriz. Y callo al suelo nuevamente (se estaba sujetando de un árbol) Voldemort estaba cerca.

Las ramas se abrieron dejándole lugar a Voldemort. Harry se percato de su presencia y vio a la daga que colagusano tenia en su mano. Voldemort rió.



–hazlo Colagusano –Dijo Voldemort apuntando a Harry con la varita–. Hazlo.



Harry cerro los ojos. Eso seria doloroso. Tenia la espalda lastimada, la pierna rota, su cabeza estaba a punto de estallar, y estaba lleno de rasguños. Tal vez una punzada en el corazón o en el estomago, no dolería mucho.

Pero moriría, moriría en manos de Voldemort y colagusano.

No tenia su varita, la había perdido, hizo intentos inútiles por encontrarla, entonces Voldemort hablo.



–¿buscas esto Potter? –Dijo con una voz fría mostrándole la varita–. Nada de priori incantatem esta vez hico. Morirás, pero con dolor. Ya que si no quieres una maldición, tal vez un corte en tu corazón te haga recapacitar.



Ambos, colagusano y Voldemort rieron. Era primera vez que Harry veía que colagusano reía. Voldemort alzo su varita y dijo: ¡Enérvate!. Harry se alzo del suelo un gran dolor en su cabeza. Voldemort movió su varita y dejo a Harry en un lugar donde no habían ni arboles ni nada donde se apoyara. Colagusano miro a Harry con algo de susto, y se acerco. Voldemort se cruzo de brazos mientras veía el espectáculo.

Harry tenia los ojos semi abiertos, y veía como colagusano, tembloroso se le acercaba con la daga en la mano. Cuando estaba a poco centímetros de el, alzo la mano con la daga, le temblaba, Harry cerro los ojos muy fuerte. Aquello le iba a doler. Sintió como la mano de colagusano estaba lista para clavarle la daga, escucho el sonido que hizo la velocidad de su brazo en el aire, entonces...



¡NOOOOO!



Harry cayo al suelo, al con su rodilla mala y gimió de dolor. Tenia sangre cerca del pecho y del estomago. Pero no era suya. Colagusano estaba aterrado por lo que había hecho, escuchó a Voldemort decir algo como “niña tonta” para luego desaparecer con colagusano, no lo veía bien, veía todo borroso. Escucho un grito de horror y de una mujer que se ponía a llorar, luego sintió como alguien lo tomaba de un brazo y le ponía algo en la boca. Inmediatamente recobro el sentido y abrió los ojos. Frente a el, había alguien arrodillado con las dos manos apretándose un costado del torso, cerca de las caderas y el pulmón. La figura tenia todo el torso manchado de sangre, pero no hacia nada mas que estar ahí arrodillada. Harry miraba a la figura sorprendido, estaba sollozando, y no era raro si alguien te enterraba una daga. La mujer que había gritado era Arabella Figg y se acerco a la figura corriendo. La siguió Lupin y Sirius. Luego el y Dumbledore se acercaron para mirar mientras (increíblemente) Snape lo ayudaba a caminar. Sus ojos se abrieron mucho cuando vio que la persona arrodillada en el suelo era Ktrin. Mclogan bajo en picada del cielo, y miro con la boca abierta a Ktrin. La señora Figg abrazaba a su ahijada por la espalda mientras lloraba. Entonces sucedió algo que a Harry lo dejo con la boca abierta. De la herida de Ktrin empezó a salir mucha luz, una luz blanca. Dumbledore parecía asustado. Harry vio como recién en ese momento Ktrin se apretaba la herida para no dejar que la luz se escapara, y comenzó a llorar, Harry sele acerco tembloroso y la miro.



–¿Ktrin? –Pregunto entre miedo, recelo e impresión.



–Mamá hizo lo mismo por ti... era lo menos que podía hacer para... salvarte...



Y se desmayó, Harry la iba a sujetar para que no cayera, pero solamente logro afirmarla del relicario que se corto cuando esta cayo al suelo. Harry se quedo con el relicario en la mano, sobre una gran mancha de sangre.

Todos se pusieron a llorar. Menos Dumbledore. Harry nunca había visto llorar a Sirius o a Lupin. Snape parecía tenso, Harry jamás penso que llegaría llorar, aunque no lo hacia, pero intentaba no hacerlo.

Harry estaba quieto, no sabia si llorar, reír, gritar, o correr y perderse en la oscuridad del bosque para siempre. Hace tan solo unas cuantas horas se había enterado de que tenia una hermana. Sentía rabia, rencor, miedo, no quería verla jamas. Aunque sus palabras “tal vez” le ablandaron un poco más el corazón, al igual que el relicario ensangrentado de sus padres.


« Cap 21 Comenta este capítulo | Ir arriba Cap 23 »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.