Historia al azar: ¿Flechazo?
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Luchar por la vida - Cronicas de cuando Hermione enfermó » Hospital San Mungo
Luchar por la vida - Cronicas de cuando Hermione enfermó (ATP)
Por Becky Jordan
Escrita el Sábado 9 de Agosto de 2008, 14:55
Actualizada el Martes 17 de Noviembre de 2009, 14:25
[ Más información ]

Hospital San Mungo

Ese lunes, la Señora Weasley llego muy temprano a la casa de los Granger. Hermione había pasado todo el fin de semana sin dormir, estaba exhausta. En la puerta los esperaba Arthur, con un desvencijado coche rojo. Enseguida emprenderían el viaje que los separaba del Hospital San Mungo.
El dolor de Hermione ya no la molestaba solo de noche, sino que durante todo el día la aquejaba aquella especie de tortura en su costilla derecha.
Luego de 40 minutos de viaje, llegaron. Hermione se había puesto su mejor Jean, y una bonita remera. El hospital San Mungo está situado cerca de una estación de trenes en el centro de Londres, en una calle llena de tiendas. El señor Weasley se acerco a una desvencijada vidriera cercana, en la que había tres maniquíes. El señor Weasley le susurró algo al maniquí de vestido verde que Hermione no llego a escuchar. Entraron… Por dentro San Mungo era muy diferente al horrible edificio que se veía de afuera. Había sillas de madera para los que esperaban ser atendidos y una mesa de informes en la que una bruja, que a Hermione le pareció desagradable, atendía a los visitantes y les daba instrucciones. Detrás de ella había una fotografía que Hermione no supo deducir de quien, y un cartel que indicaba que especialidades había en cada piso.
Se dirigieron, según lo que indicaba aquel cartel, a la segunda planta. Lo más acertado seria que Hermione tuviera algún tipo de virus. En los pasillos había cientos de fotografías de hombre y mujeres que vestían túnicas color verde lima, sanadores.
Hermione se había puesto nerviosa, no sabia que le podría esperar. Llegaron al segundo piso, encontraron la puerta marrón que la Sra. Weasley había mencionado y entraron. Allí había un escritorio y un sanador, nada más. Cuando los Weasley y Hermione entraron a la oficina, este hizo aparecer tres sillas de roble. Luego de que se presentara, Hermione comenzó a describir la odisea de dolor que la aquejaba hace ya más de dos meses.
Comenzó la revisión. El Sanador, de nombre Jordan, susurro un par de cosas, agitó su varita, se rasco la cabeza un par de veces y volvió a sentarse… Hermione no tenia nada, o nada que el fuera capaz de comprobar y tratar. Su recomendación fue que compre algún somnífero muggle para pasar la noche, y que vuelva al otro día. Seria derivada a otra especialidad.


« Dolor en la costilla Comenta este capítulo | Ir arriba Pesadillas »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.