Historia al azar: Entrevistas
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Accidentes » Capítulo 4: Conclusion
Historia terminada Accidentes (R15)
Por escarlata
Escrita el Lunes 6 de Agosto de 2007, 22:39
Actualizada el Domingo 14 de Octubre de 2007, 19:14
[ Más información ]

Capítulo 4: Conclusion

-OK, gracias por haberme avisado de nuevo Sofía.
-Ya sabes que es un placer, así q te espero en la casa en cuanto puedas ir; hace tres semanas q no visitas a Federico y ya me esta diciendo q necesita verte y q te extraña.
-Haré lo posible… - le contesté a tu madre con un tono evasivo, había logrado safarme de aquella situación por tres semanas, no había contestado llamadas ni recibido a nadie en el apartamento… pero después de tantos días tu madre logró localizarme otra vez para informarme q en la Clínica te habían dado la salida y que ya estabas en casa.
-Por favor ve. O el me volverá loca – fue la única respuesta que recibí de ella.
-Esta bien. Iré esta tarde. Adiós

Bueno, ya era un compromiso… igual algún día tendría que ir a verte.

Cuatro de la tarde. Iba camino al jardín de tu casa, ahí estabas esperándome… El solo hecho de verte de lejos hizo q se me erizara la piel.

-Hola!!! Gracias por venir!! – me dijiste tú levantándote de la silla en la q te encontrabas sentado y dándome un abrazo rompehuesos – te extrañe demasiado, extrañe tu lectura, extrañe tu sonrisa…
-Federico, basta! - te dije separándome de tu cuerpo
-Pero que te pasa? Ahora si me tienes que decir que es lo q te pasa conmigo, se supone q somos novios y puede que halla perdido la memoria pero…
-Federico, Federico, escúchame! Mira, vine porque se q no puedo desaparecer así como así… pero de ti depende q te termine de leer esto – le dije mostrándote la libreta.
-Esta bien, que tengo que hacer?
-Simplemente debes escucharme… No más. No puedes hacer preguntas, ni interrupciones, quiero acabar esto lo mas rápido posible.
-Pero es que no entiendo…
-Federico, deja que te acabe de leer, y entonces entenderás todos los cuestionamientos que tienes en tu cabeza.
-Está bien.

Nos sentamos en el césped y abrí la libreta. Levanté la vista y fije mi mirada en tus ojos

-Yo creo q hoy acabamos con esto…


“Así pasaron seis maravillosos meses. Para mí, solo éramos tú y yo en un mundo lleno de color, de besos, de abrazos, de caricias y de amor, solo amor. Nunca peleamos, nos entendíamos perfectamente, y era como si estuviéramos conectados todo el tiempo; solo bastaba una mirada para que el otro supiera que deseaba un beso, solo bastaba una sonrisa para q el otro comprendiera que no quería q se acabara el momento. Pero nunca lo que te hace más feliz en el mundo es eterno, y como todo, nuestra relación acabó. Cómo pasó? No se, de hecho este es el momento en el que me pregunto por que las cosas sucedieron de esa forma. Simplemente un día, dejamos de hablar, dejamos de vernos, dejaste de llamar, de buscarme, cuando nos encontrábamos era como si fueras un total desconocido para mí, ya que ni siquiera existía una mirada que me diera una señal. Moría de ganas por preguntarte por que te habías alejado tan de repente de mí, pero el orgullo que me caracteriza nunca me dejó hacerlo; y pasaban los días, yo con ese nudo en la garganta a cada momento, sin lágrimas porque ya no quedaban, con ganas de darte mil besos, de estar entre tus brazos de nuevo. Y tú, tú como si nada, como si yo fuera una más entre aquellas niñas del colegio.

**Flash Back**
Un día Annie me pidió que fuera a su casa para hacer algo, para alegrarme un poco. Y tú también llegaste allá, no me queda duda de que fue pura coincidencia, sé que si tú hubieras sabido que yo me encontraba allí no te hubieras aparecido. Quedé paralizada cuando te vi y se cruzaron nuestras miradas. Annie salio de la habitación y nos dejo solos, yo no decía ni una palabra y tu parecías no querer hablar, pero no iba permitir que pasara un día mas sin saber que fue lo que nos separo, así que tomé fuerzas de donde pude y te hablé, y a pesar de los años que han pasado recuerdo cada palabra como si las estuvieras pronunciando de nuevo:

-Por qué Federico?
-Marian…
-Por que me dijiste mentiras? – te pregunté, y mis lagrimas escaparon de mis ojos
-Mentiras? Nunca te he mentido!
-Si Federico, mentiras. Porque cuando una persona ama a otra de la manera en que tú decías amarme no renuncia a ella, ni la deja así de fácil.
-Tuve motivos para hacerlo…
-Ah! Tuviste motivos…. Los escucho
-No pienso decírtelos
-Por qué?
-Porque no los vas a entender… No me vas a entender… Estoy un poco confundido…
-Federico porque no me dijiste que las cosas se acababan y ya?
-No quería hacerte daño...
-No pensaste en que el daño que me hiciste así, yéndote de un momento a otro fue peor… Es mas, tomaste una decisión por mí, una elección que me correspondía a mí hacer.
-Es que no ves que no eres la única que sufre? No ves que me muero por besarte cada vez que te veo? No ves que no puedo evitar que mis ojos dejen ir una lagrima cada vez que recuerdo? Pero claro, tú solo piensas en lo que sientes tú… - Quedé un poco aturdida con esas palabras
-Pues solo pienso en lo que siento yo, porque tú no me das la oportunidad de saber que es lo sientes tú – pude decir después de un rato. Te acercaste a mí, me tomaste por la cintura y me diste un beso, un beso que nuestras bocas necesitaban hacia mucho tiempo. Después de unos minutos, separaste mi boca de la tuya, y en un susurro me dijiste: Te amo Marian, eres mi vida, pero no puedo estar contigo.
Y saliste de la habitación, te fuiste y me dejaste ahí, tan sola de nuevo y mas triste de lo q estaba cuando llegaste.

Annie y yo estábamos cursando el último grado de secundaria y se acercó el fin de año, el momento de la graduación estaba mas cerca que nunca y mis papás decidieron darme una sorpresa y cumplirme mi sueño: una beca por dos años para ir a estudiar Arte en Italia. Pero en el momento en el que me entere no me puse tan feliz, era dejar todo acá, dejarte a ti, por dos años. Recuerdo el día en que te enteraste: yo estaba sola sentada en una banca del patio principal del colegio y llegaste, te sentaste a mi lado y después de unos minutos me hablaste:

-Hola
-Hola – te contesté sin ganas, cada vez q te tenia cerca me daban ganas de ahorcarte por haber clausurado de esa manera nuestro amor… de ahorcarte, solo de hacerlo
-Este, quería saludarte, espero que no te moleste.
-Aja
-Y que piensas hacer cuando salgas del colegio? – dijiste después de un silencio blanco, de un silencio incomodo.
-Me voy a estudiar Arte en Italia
-AY! SUPER BIEN! VAS A CUMPLIR TU SUEÑO – dijiste en un tono de alegría bañado con melancolía que pude percibir fácilmente. – Y cuando te vas?
-En un mes. Dos días después de la graduación
-Mira, yo ya sabia que eso iba a pasar, Annie me lo contó; por eso estoy aquí – me dijiste cogiéndome la mano y mirándome a la cara – no podía dejar que te fueras sin que supieras algunas cosas – me quedé mirándote incrédula y con el corazón latiendo a mil. Sacaste de tu bolsillo un anillo y me lo colocaste en uno de los dedos de mi mano izquierda – Te amo Marian, no he dejado de hacerlo. Y quiero q te lleves esto y que me recuerdes, que cuando lo veas pienses que te amo mas q a nadie en el mundo y que en mi corazón tienes el primer lugar, nunca te voy a olvidar, y espero q algún día logres perdonarme y entenderme. – Te levantaste de la banca y empezaste a caminar
-Federico – te llamé y Salí corriendo hacia donde estabas tú, te abracé e inevitablemente nuestras bocas se unieron como un imán y nuestros labios se fundieron en un beso. – Fede! Yo también te amo, te amo demasiado, y te juro que si tú me pides que me quede lo hago, si tú me prometes que vamos a estar juntos yo me quedo…
-No no no no!! No puedes echar tu sueño a la nada por mí
-El amor lo puede todo Federico…
-No! Tú no puedes hacer eso, porque yo te amo, pero no puedo estar contigo Marian, y tú lo sabes. Debes seguir adelante, debes realizar tu sueño y progresar, no te puedes quedar acá esperándome. – Me diste un pequeño beso en los labios, el último beso. – Chao Marian, q te vaya bien. – y así te fuiste, te fuiste por siempre, no volví a verte.

**Fin del Flash Back**

-Desde ese momento hice mi vida sin ti, como tú me lo pediste. Fui a Italia, cuando volví a Colombia estudié Diseño Industrial y cumplí mis metas, cumplí mis sueños. Eso fue lo que pasó en estos siete años sin ti. – Me mirabas anonadado y con lagrimas rodando por tus mejillas
-Que? Tu me estas diciendo que yo te dejé ir así como así de mi vida?
-Si Federico
-y Porqué?
-Jm… Federico, eso mismo me he preguntado yo desde ese día. Es una pregunta que solo tú puedes responder
- Es decir que en estos momentos tú y yo no somos nada? Por qué me hicieron creer que lo éramos?
-No lo se, fue idea de tu mamá. Todo esto fue idea de tu mama, el que yo este aquí leyéndote… La verdad si fuera mi decisión no te hubiera vuelto a ver nunca más.
-Entiendo….
-Bueno, aquí terminó mi misión y mi compromiso con tu mama, ya te leí y ya hice lo posible para que recordaras… - te dije levantándome de tu lado, esta vez era yo la que me iba.
-Espera, no te vayas.
-Federico, creo que te quedó bastante claro lo q siento por ti…
-Si, me amas.
-No, yo dejé de amarte h…
-Ja, Marian por favor, todo tu cuerpo, tu voz, tus ojos me dan a entender que aun me amas, que no me has podido olvidar
-Bueno, y si fuera así que? Voy a seguir tu consejo, voy a seguir con mi vida adelante y voy a terminar de cumplir mis metas
-Marian…
-Federico, ahora soy yo la que te pide que me entiendas, que me dejes, así haya amor las cosas no van para ningún lado.

Empecé a caminar y a salir de tu casa. No me seguiste, aunque esperaba que lo hicieras, y en ese momento entendí que jamás estaríamos juntos de nuevo, en ese momento comprendí que tú nunca harías hasta lo imposible por nuestro amor como lo haría yo; me subí a mi auto y me dirigí a casa… De nuevo dejé mi vida contigo atrás… Total, llegué a la conclusión de que nuestras vidas no tienen un futuro juntas, nunca lo han tenido.






« Capítulo 3: Sensaciones Comenta este capítulo | Ir arriba


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.