Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Kalodria, Libro I - La Princesa Spika » Epílogo
Historia terminada Kalodria, Libro I - La Princesa Spika (ATP)
Por Ayashi375
Escrita el Miércoles 1 de Agosto de 2007, 12:02
Actualizada el Jueves 18 de Octubre de 2007, 21:52
[ Más información ]

Epílogo

Me siento mareado. Me palpitan las sienes, me duele la cabeza y siento que todo el cuerpo pesa más de lo normal. Al primer intento, no puedo abrir los ojos. Al segundo, logro entreabrir los párpados. Veo un rostro inclinado sobre mí, unos ojos oscuros que me miran con preocupación.
Oh, Spika…
Pero, al parpadear, distingo que no es la princesa. Es mi madre.
- Ma…mamá…
- Oh, Hiden…
Me abraza con fuerza y llora. ¿Por qué llora? ¿Qué ocurre?
- Mamá…¿D…dónde está Spika?
- Cuando te trajimos a la cama…Nos pusimos a discutir los cuatro sobre qué hacer…
Me enderezo, y ella se sienta en la silla que hay junto a mi lecho. Estoy en la habitación de la casa grande.
- Yo…sostuve que deberían llevarte con ellos. No me malinterpretes, tesoro, yo te quiero, eres mi hijo, pero…Pero…- Su rostro se crispa al intentar contener las lágrimas, aunque su voz se quiebra igualmente. – Tú…ahora ya sabes de dónde vienes…Vienes de otro mundo, del mundo originario de la chica a la que quieres…¿No es cierto, Hiden? La quieres. Y te irías con ella si pudieras.
¡No, claro que no! Eso intento decir. Abro la boca para desmentirlo, pero…Callo. Callo porque tiene razón. Quiero irme con Spika. Pero, ¿abandonar a mis padres, que han pasado por tanto para hacerme feliz?
- Tu padre, claro, no supo qué decir. – Prosigue ella tras una breve pausa. – Ya sabes que no sabe cómo actuar ante situaciones tensas. Y la conversación era muy tensa. Kerim y Spika…Se pusieron a discutir. Él decía que debían dejarte aquí, con nosotros, porque esta era tu casa, porque Kalodria había quedado reducida a cenizas y no quedaba nada que tú pudieras recordar y amar…Spika, al contrario, decía que lo mejor era esperar a que despertaras, y que tú decidieras.
Vuelve a quebrarse su voz, y calla unos segundos, cerrando con fuerza los ojos. Crispa los puños sobre la falda. No quiero pensar. No quiero. Todo menos eso.
- Kerim dijo…le dijo a Spika…Que no era justo obligarte a pasar por eso. Fue cruel con ella, Hiden…Le dijo…Le dijo que no podía pedirte que abandonaras tu mundo, tu casa y a tu familia por ella y por un reino destruido, y menos siendo lo que sentís…algo efímero, pasajero. Spika no encontró cómo rebatir eso, porque no creo que aún estuviera segura de lo que sentía…Y es tan fácil pensar que las palabras de ese hombre son siempre ciertas…
- No…Mamá, no…
- Kerim cogió a Spika de la mano…Salieron al patio…
- Por favor…
- Dijo unas palabras que yo no entendía…Hubo mucha luz…
- Para…No quiero, por favor, dime que no…
- Y desaparecieron.
- ¡¡NO!!
Me tapo los oídos con fuerza y me encojo, pero no hay nada que pueda hacer. Mi madre ha confirmado mis sospechas. Spika se ha ido. Ha desaparecido de mi vida. Para siempre.


« Capítulo XIV - Recuerdos Comenta este capítulo | Ir arriba


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.