Historia al azar: El cuarto de las historias
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
El mejor cumpleaños de Harry » CAPÍTULO 3: LA PLÁTICA CON EL SR. GRANGER Y EL VIAJE
Historia terminada El mejor cumpleaños de Harry (R15)
Por almapotter
Escrita el Jueves 26 de Julio de 2007, 17:51
Actualizada el Jueves 26 de Julio de 2007, 18:00
[ Más información ]

CAPÍTULO 3: LA PLÁTICA CON EL SR. GRANGER Y EL VIAJE

Fueron a comprar los trajes de baño y regresaron a la casa, para entonces los padres de Hermione ya habían regresado, ella se dispuso a ayudarle a su madre a preparar la cena mientras Harry platicaba con el padre de ella en la sala.
- Y, Hermione nos ha dicho que eres… huérfano. Espero que el tema no te incomode, es sólo que me da curiosidad, ¿cómo pagas todo lo que necesitas para la escuela?
- No, señor no me incomoda hablar sobre ello, mis padres murieron cuando yo tenía apenas un año, pero aun así me dejaron una herencia que hasta mis once años no sabía de su existencia, es muy cuantiosa, lo que me ha permitido llevar los gastos que he tenido y mención aparte calculo todavía tener dinero como para vivir unos años más, claro ya no será necesario ya que saliendo de la escuela me pondré a estudiar la carrera de Auror, con lo cual es muy probable que no tarde en encontrar trabajo.
- Así que tus tíos no comulgan con las ideas de un mundo mágico, ¿verdad?
- No, ellos sólo creen lo que pueden explicar con lógica y la verdad es que la magia les produce pavor, de hecho si no fuera porque el profesor Dumbledore me pide que regrese cada verano, por mi no regresaría. A pesar de que me dieron hospedaje en su casa no los siento como mi verdadera familia, aun así les agradezco ya que si no fuera por ellos yo habría ido a dar a un orfanato. Y ¿ustedes como hicieron para aceptar, pues, bueno, el hecho de que su única hija fuera una bruja?, supongo que fue difícil.
- Si, al principio, veras cuando niña siempre supimos que había algo especial en Hermione, mas creíamos que como era nuestra única hija eso nos cegaba, después en el verano en que cumplió 11 años y recibimos la visita de la profesora McGonagall pensamos que se trataba de una broma, pero ella nos explico y pues no nos quedo más que aceptarlo y como ella así lo decidió acordamos enviarla a Hogwarts y tratar de entenderla y ayudarla en lo posible, claro está que pues nosotros no sabemos nada acerca de su mundo. Pero ha sido muy emocionante, eso te lo aseguro.
- Si me lo imagino y permítame agradecerle el que haya permitido que pase las vacaciones en su casa, con Hermione a pesar de que no van a estar ustedes y la aseguro que yo respeto mucho a si hija como su casa, gracias por confiar en mí como para invitarme.
- Tranquilo muchacho, yo se que tu respetas a mi hija y eres su mejor amigo, la verdad ni a mi esposa ni a mí nos preocupa, tenemos plena confianza en ti y en nuestra hija, consideramos que Hermione es lo suficientemente madura para saber qué es lo que le conviene y lo que ella decida sobre su vida, nosotros lo respetaremos.
El padre de Hermione le habló de una forma a Harry como si el supiera que es lo que pensaban los dos jóvenes. Por lo pronto parecía como si le estuviese dando permiso de hacer lo que ambos deseaban. Las palabras del señor de dieron tranquilidad a Harry para intentar lo que tenía en mente con Hermione.
- Chicos, la cena esta lista – anunció la señora Granger.
Los cuatro cenaron y platicaron animadamente, Harry y Hermione se la pasaron contándoles las aventuras que han hecho desde su llegada a Hogwarts. Los padres de ella en varias ocasiones los regañaron por las travesías que han pasado pero al final todos estaban muy divertidos.
Una semana después, en la mañana, Harry y Hermione se disponían a despedir a los padres de ésta; pues estaban por partir, tenían que salir de viaje a París a un Congreso de Odontología y no regresarían hasta casi un mes después, justo antes de la fecha de regreso a Hogwarts, por lo que por ese tiempo ambos estarían solos, sin supervisión de adulto alguno, lo que les garantizaba total privacidad para hacer lo que les plazca, claro los dos pensaban lo mismo pero aun ninguno se atrevía a sacar sus verdaderos sentimientos, por lo que ese tiempo a solas sería muy benéfico para ellos.
- Hija ya nos vamos, tengan cuidado, te dejamos el dinero suficiente para lo que se les pueda ofrecer y para cuando vayan a Diagon Alley a comprar lo necesario del colegio – así se despedía de ellos la mamá de Hermione – y pórtense bien, no hagan locuras – les dijo al momento en que les daba un beso y un abrazo a cada uno.
- Mi niña, cuídense mucho, nos vemos en unas semanas – se despidió su padre – ah, y no hagan destrozos en la casa.
- Ay, papá nos hablas como si fuéramos unos niños, por dios, somos demasiado grandecitos como para saber comportarnos – les dijo Hermione, un poco molesta por la manera tan curiosa de sus padres de despedirse.
- Váyanse tranquilos, señores, no se preocupen, yo les cuido a su hija – dijo Harry entre risas.
- Bueno ya nos vamos, en cuanto nos instalemos les llamamos para ver como están. Adiós.
Y así se despidieron de ellos, dejándolos ahí, solos, y con tantos pensamientos rondando sus peligrosas mentes.


« CAPÍTULO 2: “SÍ, LO INTENTARÉ” Comenta este capítulo | Ir arriba CAPÍTULO 4: FELIZ CUMPLEAÑOS EN LA PLAYA »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.