Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Harry Potter, el final del principio. » Conociendo todo...
Harry Potter, el final del principio. (ATP)
Por Alua
Escrita el Miércoles 26 de Julio de 2006, 04:31
Actualizada el Jueves 3 de Agosto de 2006, 13:51
[ Más información ]

Conociendo todo...

Ginny
Hace unos días vio marchar a Harry, y desde ese momento en el que no había tenido el valor suficiente para pararle y decirle adiós, no había parado de pensar en el...
Tantas cosas le hubiera gustado decir, aunque sabía que su destino llegaba hasta ahí con él... Quizá en un futuro se volvían a cruzar sus caminos... La esperanza no se devía de perder, eso lo había aprendido de Harry.

Aunque su hermano la había perdido, o lo parecia. Le había afectado bastante la marcha de su mejor amigo, aunque ahora negaba que fuera su mejor amigo. Según él, si lo fuera no le hubiera "abandonado". Observo que poco a poco el enfado se substituía por pena.
En casa era como si Harry hubiera muerto y ya no tubiera ninguna oportunidad. Pensaban que se había ido a ciegas, a vengarse y que no llegaría muy lejos. Los unicos que tenían algo de idea de lo que iba a hacer eran sus amigos de siempre. Los cuales no podían decir nada y que también estaban contagiándose del pesimismo.
Ron debía pensar que jamás lo volvería a ver, así que se quedaba embobado mirando a ningun sitio. Pensando en los momentos que pasaron y no pasarían.

El estado de Hermione era mas productivo, para tenerse entrentenida hacia todos los deberes, y hasta corregía los de Ron, o directamente los hacia.

< La única que confía en Harry, soy yo?> se preguntó Ginny sentada en el techo de su casa, mientras veía como Hermione hacia deberes en la mesa del patio o como Ron tiraba piedras al estanque.




Harry
Su presencia no había sido bien recibida. Los primeros elfos que le vieron se transformaron en pocas milesimas para después ponerse a gritar que les habían invadido.
Los que no gritaban, miraban con asco a Sadine mientras que ella pasaba de largo entre las casas de agua.
Harry le seguía bien de cerca, mirando de lado a lado y con una mano cerca de la varita. La cual estaba en el bolsillo trasero del pantalon, pese a la advertencia de Moody.

Tras lo que había parecido una caminata de días llegaron a las puertas del castillo, que las abrieron sin preguntar.
Travesaron el patio del castillo sin problemas, pero con una sensacion de estar observados por miles de ojos...
Ya, en el salón del castillo les esperaba lo que podía ser el rey, un rey elfico, (con su verdadera forma para sorpresa de Harry). Pero si alguien se lo hubiera encontrado, le habría podido distinguir por la corona de hojas plateadas que llevaba. Por nada mas, ya que vestía igual que un soldado fuera de servicio. Una pobre camiseta larga, había que decir que era muy limpia, eso no disimulaba lo vieja que era.
Sadine avanzó unos metros, hasta que quedo a cierta distancia de su trono, alzado por varios escalones. Hizó una reverencia sin apartar los ojos del rey y se irguió.
Harry iba hacer lo mismo, pero una potente voz le interrumpió.
- No debes arrodillarte ante quién no conoces. Podría darse el caso que fuera peor que tu terrible enemigo, entonces, te arrodillarías?
Harry miró alarmado a Sadine, quién no le devolvió la mirada ya que seguía mirando a su rey.
- supongo que tendría que mostrar respeto al amigo antes de que se haga enemigo, ya que para mi ahora eres amigo, después te puedes ganar mi enemistad...- razonó Harry.
- Nisiquiera yo hubiera salido mejor del embrollo- rió el rey, era un risa clara y dulce- supongo que sí... bueno, y dime, que quieres?
La pregunta pillo desprevenido a Harry.
- que, que quiero?- mas bien, repitió la pregunta para si mismo- nose que quiero... señ... majestad
- llamame Ulises, soy el lider de los elfos pero no soy su majestad. Ara respondeme, aún nose que quieres...
- Supongo que quiero ayuda... para derrotar a Voldemort
Nunca le había sonado tan mal ese nombre, había parecido como la muerte entre esas paredes pronunciar las 9 letras. Aparte le había costado decirlo, como si fuera un hechizo, por no hablar del ambiente que a cada palabra se había enfriado un poco mas.
- chico, no pronunciamos su nombre, no por el temor, sino por su poder. Este lugar es donde nació la magia, y la magia asocia nombres con personas. Ese nombre es malo, la magia es mala...
- y si digo tu nombre también irradiará magia?
- no, porque no es mi verdadero nombre, aquí nos cuidamos de nuestros nombres, y si los sabemos, nos llamamos por apelativos.
- se lo que quiero, que se extinga su nombre.- dijo decidido Harry.
- ya lo sabía, pero eso lo queremos todos, lo que te preguntó, es que quieres, para conseguirlo.
- ayuda, todo tipo de ayuda, si hay gente que me pueda ayudar a buscar los horcruxes lo agradeceré. Si alguien me puede enseñar defensa y ataque en magia, lo agredeceré. Todo tipo de ayuda es buena en mis circustancias. Por no decir si me podéis dar cobijo y respuestas...
- Se te concederá lo que pidas a cambio que haya un buen final, la extinción de su nombre.
- Dalo por echo- Esta vez intervinió Sadine que se había mantenido callada toda la conversación, sintiendose fuera de lugar, hasta aquél momento.
- Hija, te nombro su tutora, ayudale, cuidale y guiale.- Hablaba y observaba a Harry con sus profundos ojos azules.
- Gracias, pero necesito un favor, avisa al pueblo que no es enemigo sino amigo... - Rogo.
- No cambiaré su conducta, solo la decoraré- aviso Ulises.
Con esa última frase se dirigió a una bola de cristal que guardaba agua en su interior, no para ver las "nubes" que se formaban en ella sino para hablar a traves de ella. Era como un telefono con visor de imagenes y atraves de el comunico al pueblo, la decisión de acoger el tiempo que hiciera falta al -niño que sobrevivió-.
< ya tengo apelativo> pensó Harry, algo molesto.


Sadine
< Ha ido bien...> pensó aliviada.
Salieron del salón y fueron a una de las alas del castillo, donde dormiría Harry. Ella dormiría en su antiguo dormitorio, en lo alto de una torre redonda.
La habitación de Harry era la de invitados de alta estima entre los elfos, ya que no habían rangos "todos eran iguales".
Cuando llego a la habitación le sorprendió ver a un pájaro exotico en la ventana. A su lado también había una lechuza, la de Harry.
- que raro que este aquí, normalmente se quedan en el aviar...- dijo Sadine sin percatarse de la mirada vidriosa de Harry.
- Ese pájaro...- dijo sobresaltado- lo vi! hace dos años... Sir... mi padrino me envió un mensaje con ese pájaro! era igual... esos colores...
Sadine no entendía nada, miro el pájaro y miro a Harry, entonces empezó a comprender.
- Puede ser...
- estuvo aquí?- preguntó Harry mientras se derrumbaba en la cama, todo ello sin quitarle la vista de encima al pájaro que jugaba con Hedwig.
- Sí estuvo...


Harry.
No entendía nada de lo que pasaba en el mundo, había empezado a girar el sol hacia en la dirección erronea? que pasaba?
Aquellas paredes de agua solida, aquel mundo, aquél rey, y ahora... aquél pájaro... nada tenía sentido.
Consiguió apartar la mirada del pájaro para ver a Sadine.
Observo sorprendido como Le caía una lágrima por la mejilla, para pronto exstinguirse en su propia mano. Se había levantado con un impulso de sobreprotección, para borrarle la tristeza de ese precioso rostro.
No comprendía que le había impulsado a hacerlo, pero miro con desconcierto a Sadine, olvidandoel resto del mundo.
Sadine miro a Harry, y se apartó lentamente, se fue hacia la ventana y empezó a hablar.
- Tu padrino estuvo aquí... estuvo unos meses, hasta que se enteró que tenías problemas. Le hubiera gustado contarte todo lo que veía aquí me lo decía a diario, pero no pudo. Le conocí cuando él, convertido merodeaba por los bosques. Lo observe durante días hasta que supe que era un animago y que aparte de eso, su alma era buena. Entoces le ofrecí mi ayuda, que acepto y le traje aquí, en secreto. No se lo dije a mi padre hasta que lo descubrió, y en vez de rechazarle lo apoyo. Nadie mas conocia su existencia en este mundo. Y pronto... se fue, a ayudarte. Me enteré de su caída por el velo, y decidí que viviría por lo que el vivía.
Harry supo al instante de terminar que no le había dicho todo, pero vió en su rostro dolor y supo que no podía decirle mas. Que era todo resumido pero la verdad.
Era un herida que no estaba curada pero ya no dolía como antes, le dejaba respirar.

Después de esa confesion, la relación de Sadine y Harry se hizó mas fuerte. Tenía el mismo trato que había tenido con Hermione, muy buenos amigos, confiando secretos y anectodas.
Harry aprendía de la magia elfa, la mas antigua que existía sin contar la de los enanos. Era mucho mas avanzada que la del colegio como era de imaginar. Pero Harry con su don para la magia iba consiguiendo progresos a gran velocidad.
Sadine le explico que los elfos tenían mas afinidad con la magia que los humanos, pero que Harry bien se podría haber enfrentado a un niño elfo. No aún adulto porque esa magia es demasiado avanzada para cualquier humano.
Tenían salas gigantes para entrenar, parecido a la sala de menesteres, todo lo que se necesitaba estaba allí.
Así que pasaban largas horas en esa sala en compañia de algunos elfos que no disimulaban el poco cariño que tenían a la raza humana.
Hasta que retaron a Harry.
Un elfo de su edad de pelo verde se le acerco. Mientras Harry practicaba una prision de agua sobre Sadine.
- Eso no cazaría ni a mi padre- dijo el chico en voz bien alta. Háciendo reir a su acompañante.
- Pues da la casualidad que conozco a tu padre, y hablaré con él- dijo Sadine acercandole. El chico no se había dado cuenta de quién era, pero cuando la vió su valor titubeo.
Harry miró asombrado que ante la presencia de Sadine el chico se retiraba unos pasos.
- No me irá mal practicar con otra persona- dijo Harry intentando aprovechar la situación, ya que siempre le había dado miedo dañar a Sadine. Sabía que no podría pero le seguía dando miedo.
Al principio parecía que Sadine se iba a oponer, después se lo pensó mejor y se apartó. Dejándoles.
El duelo, al estilo elfico, iba a comenzar.





Bueno... dejo la intriga aquí!
Espero que para los que me pedían acción, ahora vayan cogiendo el ritmo...
Un principio no puede ser alocado, que dejaríamos para el final??
JK.ROW lo deja bastante claro , poco a poco, allanando el terreno para un buen final.
con el 5 y 6o libro, se ve que son una buena preparación lara el 7o, aunk el final del 6o ya era emocionante.
Bueno!!
Gracias x leerme, y espero las critikas :) para bien y para mal.
Intentaré actualizar pronto!!
Espero k vaya bien el veraniko y k siga yendo bien! dwws...


« Una nueva ciudad Comenta este capítulo | Ir arriba El duelo »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.