Historia al azar: La Historia Tenebrosa
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
No puede ser cierto ¿Tú? » Inicio desagradable de verano.
No puede ser cierto ¿Tú? (ATP)
Por MoonLight Chobit
Escrita el Domingo 11 de Junio de 2006, 19:02
Actualizada el Sábado 19 de Agosto de 2006, 13:47
[ Más información ]

Inicio desagradable de verano.

1.- Inicio desagradable de verano.

Extrañaría tanto a los señores Craft. ¡Eran tan lindos con ella!

Lástima que por las enfermedades que padecían se tuvieran qué ir a un lugar menos contaminado, menos sucio.

Los señores Craft eran una pareja ya mayor, de alrededor de cincuenta y seis años de casados, con unas cuantas enfermedades a cuestas por los años, pero, eso no les quitaba lo simpático y bonachón. Eran muy cariñosos con Hermione Granger, una joven de diecisiete años que, ocultaba en el mundo muggle su secreto, el estudiar magia (o mejor dicho, ser bruja) desde los once.

Cuando la pareja partió, la joven lloró mucho rato. Cuando llegaran los nuevos vecinos, nada volvería a ser igual. Ojalá se le hiciera volver a ver a los señores Craft algún día...

Pasaron algunos días. Hermione lo superó un poco, aunque, al ver la rojiza pared de la casa, le daba un poco de nostalgia. Recordó de repente aquellas tardes que iba a charlar con ellos. Llegaba, y un dulce y caliente aroma inundaba la habitación: era el olor al café que preparaba el señor Craft (Sí, aunque no lo crean); cómo charlaba alegremente con ellos, se iba el tiempo volando, hasta que llegaba el momento de despedirse, cuando empezaba a oscurecer, y el frío viento proveniente del norte arribaba al lugar.

Sintió la necesidad de hablar con sus dos mejores amigos, Harry Potter y Ron Weasley. A los dos (se hallaban en La Madriguera), les mandó un mensaje que decía lo siguiente:

Ron y Harry:

Espero que en este momento la estén pasando de maravilla. Esto es seguro, al contrario de mí. ¿Se acuerdan de los señores Craft, que conocieron cuando vinieron aquí a mi casa cuando eran vacaciones de verano, cuando salimos de cuarto, mientras vivíamos en Grimmauld Place? Bien, pues se mudaron de aquí hace poco más de una semana, y ya sabrán cómo la estoy pasando en este momento. Estoy segura que saben lo que ellos significan para mí, son como mis segundos abuelitos. Pero bueno, paro por que luego entro en melancolía y es lo que no quiero. Me gustaría preguntarles (y que me cuenten) cómo les ha ido en las vacaciones, qué cosas han pasado y eso.
Por el momento, estoy terminando los deberes de Pociones y estaré libre dentro de dos días.

Espero que la estén pasando excelente, y saludos y besos a cada uno de los Weasley.

Hermione.


Ató la hoja a la pata de su lechuza, Fire, la cual tembló un poco al salir al aire frío y húmedo, pero voló enseguida. La muchacha lo vio alejarse por un momento, y regresó a sus labores escolares. Después de que interrumpió el trabajo, se puso la pijama, leyó un poco, y cayó inmediatamente en los imparables brazos de Morfeo.

*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*


Ya por fin había terminado sus deberes, y cada vez estaba más cerca su visita a La Madriguera. Después de dos días, Hermione todavía no había recibido ningún mensaje por parte de alguien en Hogwarts, y eso le preocupaba un poco. ¿Les había pasado algo?

Después de un rato, ya seriamente preocupada, la muchacha tomaba un trozo de pergamino, un tintero y una pluma. Ya había remojado la plumita en el tintero, cuando un pedazo de plumas, muy atolondrada, picoteaba la ventana impacientemente. Traía un pergamino atado a las patas que, por cierto, había de ser muy larga ya que el ave se caía a rato.

-Fire, por favor, no hagas mucho ruido. – le susurraba Hermione evitando ser golpeada por una de las alas del animal.

Como si fuera un humano la obedeció, y la joven le indicó una pequeña bolsita llena de chucherías para aves. El ave se fue en picada y empezó a devorar.

Hermione desdobló la hoja lo más rápido que pudo, y empezó a leer detenidamente el texto de la carta:

Hermione:

Hola, soy Ron (“Ya me di cuenta”, susurró Hermione con una sonrisa, por la letra del pelirrojo). Muchas gracias por preocuparte (habrá adivinado?), y, sí, la hemos pasado excelente, sin el molesto Percy después de su desagradable visita en Navidad pasada, no hemos vuelto a saber nada de él, gracias a Merlín (“Ay Ron, no hables así!”, pensó Hermione).
Pues viendo lo de los señores Craft, pues qué mal que se hayan ido, en verdad esos señores me caían muy bien, pero, ha de ser por su salud, así que si es por eso, debemos alegrarnos de que sea así, ya que estarán mejor en un ambiente que les beneficie a su salud.
Bueno, le cedo la palabra a Harry, espero verte pronto aquí en La Madriguera.

Bien, Hermione, espero que estés mejor después de lo de los señores Craft, ya que, como dijo Ron, es por su salud, ¿estamos de acuerdo? Como quiera, sabes muy bien, y te lo escribo, que el recordar aquellos tiempos buenos que pasaste a su lado es bueno, ya que sigues con una imagen positiva con respecto a ellos, y, dentro de unos años, los recordarás con mucha más alegría que la de ahorita.
Cambiando de tema, pues aquí la hemos pasado excelente, te estás perdiendo de muchísimas cosas, aunque les des un visto reprobatorio sé que te hacen mucha gracia.
Bueno, pues ahorita nos están llamando Fred y George, luego te estamos escribiendo, y los dos ya deseamos verte, aparte de Ginny.

Besos y saludos,

Ron y Harry.


Terminó de leer la carta y se relajó un poco más. Pero, otra cosa ocupaba su mente: al día siguiente llegarían los nuevos vecinos. Quería saber quiénes eran, si se llevaría bien con ellos...

En fin, prefirió leer un poco, e irse a acostar.

*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*


El día que arribaría el nuevo vecino había llegado. Hermione, inmediatamente que se despertó, se aseó, y se arregló un poco. Vio por la ventana que un coche se aproximaba a la entrada de la colonia, y salió precipitadamente a la calle. Se posó en la entrada de su casa, viendo al carro que había visto hacía unos segundos, llegar a su destino.

Puso mayor atención al chofer. “¿Por qué alguien con chofer y toda la cosa viene a vivir aquí?”, se cuestionaba la chica con cierta lógica. Vio que, de la cochera salían muebles, objetos, todo tipo de cosas. Fue una gran sorpresa para la muchacha, no fuera a ser que un muggle se despertara, y se diera cuenta de aquello. Pero, nada qué ver con lo que veía al frente: El chofer había abierto la puerta del automóvil, dando lugar, a un joven rubio, con gafas oscuras y fornido. Conocía aquella mirada fría y prepotente, no había duda...

-¿Tú? ¿Qué haces aquí? – le preguntó la castaña mirándolo con un aire de sorpresa y molestia evidente.

El rubio se quitó las gafas oscuras, ceñiendo el entrecejo. ¿Granger? ¿Esa sangre sucia?

-No puede ser que el último lugar muggle más seguro fuera... cerca... ¡de una sangre sucia! – exclamaba el rubio con mucha más molestia y enfado que la gryffindor.

-¡Jah! – exclamó con cierto cuidado (y burla, claro) para no despertar a la gente que vivía ahí. – Aquí todos somos, según tu criterio, sangres sucias. No sé cómo te viniste a vivir ahí... O sólo en tu estúpida mente cabe eso.

-No me hables así, – y sacando su varita – O verás de lo que soy capaz.

Ahora a Hermione le dio más gracia que lo anterior y se echó a reír con ganas. Malfoy la miraba con mucho más desprecio del que le profesaba en el colegio.

-Ah, sangre sucia, - con manera despectiva – nunca cambias. Mejor me meto, sirve de que no pierdo el tiempo con gente que no vale la pena. – Dicho esto, se introdujo a la residencia, y la castaña lo miró fulminante antes de meterse a la suya.

*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*


Los días siguientes no fueron favorables para la joven. Sus papás no sabían qué era lo que pasaba con su hija y les preocupaba. Esto por que estaba de un humor muchísimo más negro que el de costumbre, se quejaba continuamente, no quería ya salir a ninguna parte... Y todo por que no podía sacar de su cabeza la idea de vivir a una casa de su mayor enemigo en el colegio. Pero, lo que ocurriría en días cercanos haría de su vida la peor de sus pesadillas...

*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*


Hola.

Espero esta historia Draco/Hermione les haya gustado y por favor dejen opiniones. ^^

¡Saludos!


Comenta este capítulo | Ir arriba Pensamientos infames. »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.