Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Deseria Estar siempre » La confesion
Deseria Estar siempre (ATP)
Por Lunatica_Luz
Escrita el Jueves 2 de Marzo de 2006, 14:48
Actualizada el Miércoles 22 de Marzo de 2006, 11:47
[ Más información ]

La confesion

Es tan viejo este FF que ni me lo acordaba... DEJEN RR!!! PLEASE!!!

//////////////////////////////////////////

2
La confesión

Los días pasaron. Ya faltaba muy poco para que Hermione dejara su casa. Ella no sabia que hacer. Cuando estaba con sus amigos lo único que hacia era llorar. Su madre estaba de acá para allá, sacando cosas. Hermione al fin encontró un lado bueno. Con todo lo que estaba pasando, Luna y Harry estaba muy juntos y se estaban enamorando muy de apoco.
Hermione ni sabia que iba a llevar. Lo único sabia era que el tiempo pasaba y que Ron no llegaba.
-Mione... mañana es el gran dia—le dijo Luna la ultima noche. Hermione la miro con ojos brillosos, estaba apunto de llorar.
-Lo se, Luna. Hoy a la mañana llegan los Weasley... ¿Qué haré? ¡Es muy poco tiempo! No podré decirle tan rápido lo que me pasa. Algo que llevo ocultando desde 4to, no puedo decirlo tan rápido.
-Te entiendo, Mione.
Harry entro con una gran maleta. La dejo en el cuarto de Hermione. Este estaba totalmente vacio. Harry fue hacia ella y la abrazo fuerte.
-No te pongas mal. Tengo una noticia muy, muy buena. Hay alguien que te quiere ver, abre la puerta—le dijo Harry riéndose. Hermione, sin dejar de llorar, se levanto y fue de mala a la puerta. La abrió lentamente.

-¡Ron!—grito Hermione y se tiro encima de el. Ronald Bilius Weasley tambien la abrazo con fuerza. No podía creer tenerla en sus brazos por ultima vez. Hermione derramo todas las lagrimas que pudo. No sabia que iba a hacer ahora pero estaba feliz de tenerlo.
-¡Hermione!—una pelirroja estaba detrás de Ron. Ginevra Molly Weasley fue a saludarla con una gran sonrisa. Harry y Luna se sentaron en la cama de Hermione mirando la hermosa escena. Ron y Hermione no se soltaban. Los dos se abrazaban con fuerza.
-¡Oh! ¡Parece que están en un momento muy romántico!—dijo Fred que tambien habia llegado junto a su gemelo. Hermione se separo de Ron.
-Hola Ginny, Fred, George. ¿Cómo viajaron?—les pregunto Hermione colorada y secándose las lagrimas con la manga de la túnica.
-¡Muy bien, Mione! Veo que necesitabas un brazo para llorar—dijo Ginny sonriéndole.
-Pero ahora necesita unos labios a los que besar. ¡Vamos, Ron! ¡Para eso estas tu!—le dijo George empujando a Ron.
-Hola, Hermione—susurro Ron. Todavía parecia cohibido después del abrazo. Ginny habia empezado a llorar.
-¡Te voy a extrañar tanto, Hermione! ¿Qué haré sin tus consejos? ¿Qué haré?—le pregunto Ginny llorando. Hermione la abrazo fuerte.
-¿Su madre? ¿Dónde esta? Quisiera saludarla. ¡Que bueno que vinieron un dia antes de mi partida!—dijo ella contenta.
-¡Vamos a saludar a la señora Weasley!—dijo Harry levantándose con Luna y yendo al comedor. Los gemelos y Ginny tambien se fueron. Y solo quedaron Hermione y Ron solos.
-Ron... yo... necesito hablar contigo. Quiero... decirte algo antes de irme... tal vez... para siempre—dijo Hermione con nuevas lagrimas en los ojos.
-¿Qué, Hermione?—los dos se estaban acercando.
-Yo... yo... te... te... creo que hay que ir a saludar a tu madre—dijo ella dejando escapar un suspiro. Ron se quedo sin saber que hacer.
-Yo creo lo mismo—opino Ron y los dos bajaron.
En la cocina, la señora Weasley se reía junto a la madre de Hermione. Los gemelos jugaban con Crookshanks. Ron miraba el piso. Hermione tampoco hablaba.
-Bueno... es tarde, chicos. A dormir—dijo la señora Granger—. Como es el ultimo dia los dejare quedarse hasta mas tarde. Ginny, Luna y Mione en el cuarto de mi hija. Los hombres en el cuarto de invitados. Pueden ir, solo hasta las 2 de la mañana, al cuarto de Hermione a hablar.
-¡Gracias, ma!—dijo Hermione contenta. Los siete amigos fueron al cuarto de Hermione donde hablaron hasta que se hicieron las 3 de la mañana. Ron parecia disgustado por que no pudo hablar con Hermione.
-Hermione ¿Por qué no le dijiste nada a Ron?—le pregunto Luna sin entender la situación de su amiga. Hermione la miro triste.
-No se... intente decirle algo pero no pude. No se si podré hacerlo hoy. Solo tengo hasta la noche... no creo que de un dia para el otro puedo decirlo—dijo Hermione cambiándose y acostándose en su cama.
-¡Mione no lo soporto mas! ¡Ron te ama! ¿Escuchaste? ¡Te ama! No te dice nada por que tiene miedo de que a ti te guste otro. Y además no quiere decirte nada por que no quiere lastimarte mas—dijo Ginny cansada de esa situación.
-¿Qué...?
-¡Te ama!
-No te creo—dijo Hermione de mala gana y se dio vuelta para dormirse. Ya se lo diría. Lo prometió. Ginny tambien se molesto por eso. Luna en cambio se reía.

-Ron... yo... yo te amo—dijo Hermione con lagrimas en los ojos. Ron estaba en frente de ella mirándola. No dijo nada. Hermione se acerco a el.
-Hermione... yo... yo estoy enamorado de otra chica. Nunca sentí nada por ti. Siempre te quise como mi mejor amiga.
-¡NO!
Hermione se levanto sobresaltada. Tenia lagrimas en los ojos y estaba muy sudada. Miro su habitación. Luna y Ginny dormían placidamente. ¿Por qué ella no? ¿Por la simple razón que tenia que explicarle todo lo que sentía a Ron? ¿Por qué le parecia imposible que Ginny tuviera razón?
penso una voz fría en la cabeza de Hermione.
Pero... ¿Por qué tenia tanta mala suerte? ¿Por qué el nunca la quiso? Miro hacia la puerta. Recién se habia dado cuenta las ganas que tenia de tomar agua. Tal vez una leche caliente la dejaría dormir.
Se levanto muy lentamente y, sin causar el menor ruido, fue hacia la cocina. Pero para su sorpresa ya habia alguien en ella.
Un pelirrojo estaba sentado en la mesa de la cocina. Tenia un vaso de leche en la mano y por su rostro caían lagrimas muy lentamente.
Hermione se quedo viéndolo y luego fue hacia el. Ron no la miro. Parecia que estaba concentrado en sus pensamientos. Hermione al notar que el parecia no escucharla fue a buscar su vaso de leche.
-¿Por qué lloras?—le pregunto Hermione después de un largo rato de silencio.
-No lloro...
-¿Ah, no? ¿No sabes que cuando salen lagrimas de tus ojos estas llorando?
-No lo sabia—dijo el sonriéndole. Ella tambien le sonrió y se sentó a su lado. Vio la cara de su amado. Parecia que no habia pegado un ojo en varios días. Estaba tan preocupado por Hermione que ya no se acordaba que era dormir.
-Ron... es horrible—dijo ella de repente—. No quiero separarme de ustedes. No quiero volver a empezar todo de nuevo. Y yo se que en Durmstrang no me van a aceptar.
-¿Cómo que no? Eres una chica maravillosa y tienes todo por delante. Eres la chica mas inteligente que he conocido ¿cómo no vas a ser aceptada?—dijo el tomando, accidentalmente, la mano de Hermione.
-¿Tu crees?—le pregunto ella con lagrimas en los ojos. ¿Por qué salían de sus ojos? ¿Por qué? ¿Por qué en solo pensar en Ron lloraba?
-No... no llores—Ron se acerco a ella para abrazarla. Hermione lo abrazo con fuerza. No podía soportar mas todo el dolor que sentía. Tenia que decírselo. Tenia que hacerlo. Costara lo que costara.
-Ron... te quiero mucho—dijo ella entre lagrimas. Ron se rió y la abrazo mas fuerte.
-Yo tambien, Hermione. Aunque no lo creas, para mi eres como una hermana. Una gran hermana—Hermione se soltó de Ron y lo miro a los ojos. A esos ojos verdes brillantes que tenia.
-Ron... yo no te quiero como mi hermano. ¡Te amo, Ron! ¡Te amo! Todos los días estoy pensando en ti y ahora que me voy...—Hermione miro a los ojos a Ron. ¿Qué habia dicho?—. No puedo creer lo que he dicho.
Hermione se tapo la cara con las manos. Ron la miro y se rió. Luego la abrazo muy románticamente. Los dos estuvieron abrazados un largo rato.
-Soy una tonta—dijo ella en los brazos de Ron, todavía seguía con las manos en la cara.
-No, no lo eres. Me encanto que dijeras lo que sentís por mi... por que yo siento lo mismo por ti.
Hermione no podía creer lo que habia oído. De la emoción habia vuelto a llorar. Ron se separo de ella y la miro tiernamente. Hermione intentaba no llorar pero era en vano.
-¿De verdad lo dices? ¿No me estas mintiendo para que yo no llore?—Ron movió la cabeza en señal de negación—. ¡Ronald Weasley si estas mintiendo te juro que...!
Pero no pudo seguir hablando por que Ron la habia tomado de la barbilla y le estaba dando un lindo beso. Hermione se estaba cada vez mas colorada.
-¿Convencida?—le pregunto Ron riéndose cuando se separo de ella. Hermione hizo un gritito de alegría y lo abrazo muy fuerte. No podía soltarlo.
-Te amo, te amo, te amo—le susurro ella en medio del abrazo—. ¿Por qué nos costo tanto decirnos esto, Ron?
-Tal vez por nuestro orgullo. Yo nunca iba a decir que sentía algo por ti. La verdad era esa. Nunca—dijo Ron abrazándola mas fuerte.
-Yo tampoco... nunca si tu no me lo decías. Ay, Ron—Hermione seguía llorando.
-Basta... deja de llorar... todo estará bien, ya lo veras—le dijo el abrazándola mas fuerte—. Tengo algo para ti. Es un colgante. Es un corazón y esta dividido en dos. La compartiremos ¿de acuerdo?
-Volveré... lo prometo—dijo ella separándose de el.
-No quiero que te prometas nada. Cuando te vallas de aquí seguirás tu vida como si nunca hubiese pasado nada entre tu y yo. Tendrás novios, amigos y hasta cásate. No quiero que te comprometas a nada... a nada ¿me lo prometes? Hermione, mírame a los ojos cuando te digo algo—dijo Ron poniéndose muy serio.
-Prometo que haré tu promesa. Pero volveré para el casamiento de Luna y Harry—dijo Hermione llorando y besando a Ron de nuevo.
-Ahora, amor, descansa. Descansa un poco. Mañana sera un gran dia...—Hermione se levanto pero antes de irse Ron la llamo. Ella se dio vuelta con una gran sonrisa. Los dos se miraron—. Te amo.
Ron se acerco a ella y la beso tiernamente. Hermione luego se fue a su cuarto sin poder dejar de derramar lagrimas.


« Por que?? Comenta este capítulo | Ir arriba


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.