Historia al azar: Henry
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
TENIAS QUE SER TU » cap 11:nuevo comienzo
TENIAS QUE SER TU (R15)
Por valentina solano
Escrita el Jueves 15 de Octubre de 2020, 22:09
Actualizada el Miércoles 27 de Enero de 2021, 12:37
[ Más información ]

cap 11:nuevo comienzo

Había pasado ya una semana desde que ginny había vuelto a su hogar y como se encuentra .... Demasiado aburrida, extrañaba a Herm a Reg, hasta el insufrible de Malfoy, bueno extrañaba a unos más que a otros y ¿cuál era el problema ?, Harry había vuelto a partir, con la promesa de queía una vez por mes a verla, no era mucho, pero era más de lo que había obtenido en mucho tiempo, sus hermanos no la dejaban salir de la casa, tenían miedo de que se la llevaran nuevamente, está bien ella entendía eso, pero se estaba muriendo del aburrimiento encerrada en la casa, bueno ojala fuera encerrada en la casa, sus padres la tenían prisionera en su habitación, solo bajaba a comer y cuando tengo reunión de la orden, de resto su madre la obligaba a descansar todo el tiempo, aunque ella no entendía porque tenía que descansar,

Era domingo y ella estaba agotada de no hacer nada, suena algo raro pero así es, ese día Ginny se levantó más temprano que cualquiera, incluso su madre, se vistió y salió rumbo al callejón diagon, era demasiado temprano así que se sentó un buen rato en un café que recién abría y miro como poco a poco se llenaba el callejón, parece bobo pero Ginny disfruto ver eso, ver las personas pasar y ella tomó un simple café, fue a una librería, a la tienda de deportes, evitaba toda costa la tienda de sus hermanos, pero igual la felicidad no duró mucho, a eso de las nueve y media de la mañana vio llegar a toda su familia al callejón buscándola, corrió muy rápido en cualquier dirección aún no quería volver al encierro así que huyo , ya no sabía a donde iba,solo desaparecer de la vista de su familia y cuando volvió a mirar atrás a ver si los veía choco con alguien

-¿Que no te fijas por dónde vas? -Exclamó la otra persona que fue golpeada-por lo menos discúlpate-reconocería esa voz en cualquier lado

-Solo una semana y ya me olvidaste-dice Ginny mirándolo divertida- me parece muy mal hurón

-¿Weasley? -Dice quitándole la capa que llevaba encima-pelirroja, no pensé encontrarte tan rápido

-Lo mismo digo, ¿Qué haces acá? -Dados ella curiosa

-Eso mismo te puedo decir yo, este callejón es muy peligroso comadreja, no deberías estar acá, acá solo vienen personas que necesitan cosas oscuras-dice él y ella por primera vez voltea a mirar a su alrededor y se da cuenta que se alejó bastante del callejón diagon-salgamos de acá, no te pueden ver, te atacaran, además a Regulus le encantara verte

-No puedo volver al callejón diagon-le dice Ginny apresurada- por favor llévame a otro lado

-Estás loca-le dice él-vuelve con tu familia, por fin eres libre

-¿Libre ?, estoy en un maldito encierro-se queja ella

-Si quieres te vuelvo a llevar a la mansión-dice el sarcástico y ella parece pensarlo-no lo decía enserio Ginny, por Dios estas con tu familia, no tienes que estar obedeciendo órdenes de mi señor, no tienes que preocuparte por si él te va a matar, no tienes que preocuparte por nada, solo vuelve con tu familia

-Lo hare, solo que no ahora por favor-le ruega ella

-¡Ginny! -A lo lejos se escuchaba como su familia la llamaba a gritos

ginny lo toma del brazo y lo esconde detrás de una pared mientras vigila que su familia no la hubiera visto, Draco intentaba hablar pero ella tenía su mano sobre su cara, al fin cedió y espero a que ella por fin lo dejara hablar.

-Ginny no me pongas en esta, situación no seas caprichosa-le regaña el

-No es ser caprichosa-él frunce el ceño- bueno sí un poco, pero de verdad no quiero volver ahora, llevo una semana encerrada

-Les juro que la vi entrar acá, debe estar por acá en algún lado-dice Bill

-Cuando la encuentre ya vera-dice Molly-no la dejare salir de aquí al resto de la vida

-Ves, por favor-ahora susurraban, su familia estaba muy cerca

-No exagere, solo lo dicen porque están preocupados-le dice Draco

-¡Ginny mas te vale que salgas ahora, no sabes en los problemas que estas! -Grita su madre

-Ginny por favor sal-gritó Fred- te prometemos protegerte de mamá-termina George

-Solo unas horas lo juro-dice ella colocándose de nuevo su capa-no te molestare más, por nuestra amistad-Ginny hacia pucheros

Draco la miraba con indecisión, diablos estaba a punto de ceder, esa niña sí que era convincente, aunque no lo admitiera el la extrañaba, ahora sin hermione y ginny en la mansión todo había vuelto a ser aburrido, solo le daban órdenes de misiones, casi ni veía a regulus porque siempre estaba ocupado haciendo otras cosas.

-¿Ginny? - se escucha la voz de Charly-¿Ginny eres tú? - podía escuchar la voz de Charly a solo unos pasos, si volteaba en la esquina los vería y no podía huir, estaba en un callejón sin salida, que hacia- ¿Ginebra? -Vuelve a decir podía sentir su voz en la nuca

Ginny hizo lo que tenía que hacer, desespe situaciónrada, medidas desesperadas, tomo a Malfoy por el cuello de su capa y lo beso, o bueno algo así, Charly volteo en la esquina y los vio, parecían dos encapuchados contrastada, pero pudo jurar que había escuchado la voz de Ginny y esa encapuchada de rojo tenía la misma altura de ella, ¿sería el otro Harry?, sólo había una manera de saberlo

-¿Ginny? -Volvió a preguntar

-Weasley-Draco Malfoy habló, se separó de la encapuchada y la escondió detrás de él, Ginny tenía la capucha y mirando al piso -¿se puede saber que se perdió? ¿No ves que estoy ocupado? - dijo Malfoy con su típica arrogancia

-Malfoy-dice él mirándolo con desprecio, evidentemente esa no podía ser Ginny

-Se te perdió la comadreja menor-se burla- lo siento pero no la he visto, la última vez que la vi, fue en mi mansión-dice él mirándolo con superioridad-¿se puede saber por qué se les escapó?

-Muérete Malfoy-dice el dando la vuelta y regresando con su familia

-Cuando la encuentres mándale saludos de Regulus y míos-dice él riendo- por lo menos cuando estaba con nosotros no huía desesperada

-¿Qué intentas decir? -Dados Charly con rabia

-Nada, solo que si ella escapó de usted debe ser por algo-dice él riendo

-Te voy a quitar esa sonrisa-amenaza Charly acercándose peligrosamente a él

Draco no se inmutaba y la chica que estaba detrás de él solo se escondía detrás de su capucha

-Déjalo Charly, no vale la pena-le regaña Bill- es solo un maldito mortifago

-Está bien, sigamos buscando-dice Charly y se alejan de Draco caminando

Draco vigilo muy bien a que dieran la vuelta en la suina antes de voltear nuevamente a ver a ginny.

-Estás loco casi nos descubren-le regaña Ginny-¿por qué lo hiciste enojar así?

-Tu eres la que estás loca, me besaste-le reclama - además se llama actuar, tú crees que yo Draco Malfoy los dejaría ir sin antes burlarse por algo, eso sería raro

-Estaban por descubrirnos, tenía que hacer algo, no se me ocurrió nada más sino besarte-dice ella y él rueda los ojos- y tienes razón gracias, solo recuerda, ni una palabra de esto a nadie

-Créeme no me interesa contárselo a nadie-se queja él y ella bufa-bueno vámonos de aquí-dice él y ella sonríe

-Sabía que me ayudarías-dice abrazándolo- vámonos

-Voy a mandarle un patronus a Reg para que sepa dónde encontrarnos-le dice Malfoy

-¿Desde cuándo sabes hace un patronus? -Le pregunta ella curiosa

-Desde que conocí a Astoria-dice él prácticamente en un susurro

-Jajjjajajja, no puedes negarlo Malfoy, estás enamorado hasta las pestañas-se burla ella- te meterás en problemas

-Mira quien lo dice-se burla - de todos los hombres que pudiste tener escoges al más problemático y te enamoras de él

-Lo sé, pero a mí no me da pena decirlo, yo amo a Harry-dice ella con orgullo y él rueda los ojos

Pasaron el día en un pequeño bosque cerca de la ciudad de Londres, Regulus casi llora de la emoción al verla, la abrazaba y la levantaba por los aires, la miraba desde todos los ángulos examinandola, quería cerciorarse de que realmente fuera ella y no una broma de draco

-Yo sé que escapaste por mí-dice el seductoramente- ya te diste cuenta que soy el amor de tu vida y decidiste volver a mí, está bien chiquita yo te recibo con los brazos abiertos

-Jajjjajajja, sigue soñando-dice ella y Regulus se tira al suelo supuestamente a llorar y Draco y Ginny ríen-no saben cuánto los extrañé, extrañaba reírme, sentirme bien, poder estar con mis amigos

-¿De qué hablas? -Pregunta Reg sentándose al lado de Ginny

-Desde que llegué no me han dejado Salir de mi habitación, ni siquiera al patio, solo bajo cuando tengo que comer y bueno eso depende, si toda mi familia va a comer puedo bajar, si no me toca que comer sola en mi habitación-dice ella mirando al cielo- extrañaba el aire en mi cara y acostarme en el césped-dice ella tirándose al piso y mirando las nubes, Reg y Draco se acuestan cada uno al lado de ella - extraño nuestras tardes con Herm, jugar ajedrez, ir a piscina, jugar con el balón, o solo hablar, en casa no me permiten decir nada por miedo a que muera, siempre que voy a abrir la boca me dicen "piénsalo bien, no hables sin primero pensar", yo sé que lo hacen porque me aman pero me están hostigando, la otra vez Fred hizo un chiste de mi tiempo cautiva y yo respondí "sí y los jardines son muy bonitos" todos gritaron como locos,mamá regañó a Fred y de paso a mí por hablar sin pensar y les explique que yo sé muy bien que puedo o no decir, mi cuerpo me avisa, pero aun así estaban como locos, mi madre me mandó a mi habitación, y le prohibió a los demás hablarme de cosas innecesarias, desde entonces comemos prácticamente en silencio.

-Así que no la estás pasando bien-dice Reg en un suspiro- lo siento mucho Ginny, ahora entiendo porque escapaste

-Te tienen encerrada-dice Malfoy- te daban más libertad en la mansión, sabes cambiar de opinión, si quieres te puedo llevar a la mansión

-Ajajjaja- los tres ríen- no es necesario, ya se le pasara, solo están así porque están preocupados, solo espero que se le pase rápido-dice Ginny

-Veámonos acá una vez por semana-propone Reg

-No podemos prometer eso idiota-le regaña Draco- no sabemos si él nos mantendrá ocupados

-Si podemos comunicarnos-dice Ginny sonriendo- denme tres monedas-ellos la miran confundidos-solo denmelas, las encantare y por medio de ellas nos podemos comunicar, cuando se ponga caliente, será porque tienen un mensaje, no la podemos utilizar seguido, solo la usaremos una ve a la semana y es para ver si nos podemos encontrar si giran la moneda y la ponen en cara entonces la moneda de los otros nos brillara en rojo y significaba que sí, pero si la ponen en cruz, significaba que no, ¿ entendido?

-Eres brillante-dice Reg sonriendo-tu preguntas y nosotros respondemos, entiendo

Pasaron el resto de la tarde hablando, jugando, hasta fueron a un lago que estaba cerca y se bañaron, Draco fue por comida ya que Ginny y Reg estaban muertos del hambre, después de una especie de picnic llegó la hora de irse, estaba recostada en un arbol tan grande como el de la manion mirando el paisaje, podia estar todo el dia en es lugar, pero seguramente sus familiares estarian a puto de enloquecer.

-Ya me tengo que ir-dice Ginny

-¿Ya? -Se queja Reg

-Si amigo, ya son las tres de la tarde y ella necesita volver, su familia debe estar preocupada-dice Draco

-Este día fue uno de los mejores-dice ella- solo podría hacerlo perfecto el que Hermione estaba aquí

-Tienes razón- responden los dos a la vez y ríen

-Chao chicos, nos vemos pronto- a cada uno les da un abrazo y se va rumbo a su casa, estaba segura que laían

Todos en Grimmauld place estaban a punto de perder la cordura, como es posible que se les volviera a perder, eran las tres y media y ella no aparecía, estaban por llamar a toda la orden para buscarla, cuando la puerta sonó y todos corrieron a ver quién era y efectivamente era Ginny

-¡Ginny! -Su madre grita de felicidad y Ginny se acerca a su familia que la esperaba en la sala-¿dónde diablos estabas? ¿Estás loca? No tenías permiso de salir- la señora Weasley empezó a regañarla, Ginny solo camino por el largo pasillo, paso por la puerta, por el lado de su madre y se dirigía a las escaleras-¿a dónde crees que vas?

-A mi habitación-dice ella- es ahí donde me mandaras después de que me termines de regañar ¿me equivoco?

-No me hable así-le regaña Molly-¿ni siquiera te disculpas?

-Sabes mentiría si lo hiciera, porque no lo siento, a pesar de todo y de lo que los hice pasar, lo volvería hacer, así que no, no lo siento-dijo Ginny con algo de arrogancia

-¿Qué es lo que pretendes? -Le gritó Molly- quieres volver a ese horrible lugar, volver a estar encerrada, cautiva de tu libertad, ¿eso es lo que quieres?

-Si, si, si-gritó Ginny- preferiría volver ahí

-No sabes lo que dices-le dice su madre- acá eres libre, allá eres una prisionera

-No puedes hablar enserio-dice ella con sarcasmo- ¿acá estoy libre? ¡No puedo salir de mi habitación, no puedo hablar, no puedo comer en el comedor a menos que vengan todos y aun así ni siquiera me hablan, la última vez casi matas a Fred por decir un chiste, un chiste, allá por lo menos podía salir a tomar aire, caminar, despejarme, jugar con mis amigos, o por lo menos solo hablar, además de la habitación que tenía allá era más grande! -Dice Ginny mirando a su madre con ojos desafiantes- ¡Así que si, en este momento preciso me gustaría volver a estar en esa prisión, la prefiero mil veces que esta!

-Todo lo que hacemos lo hacemos por ti-se queja su madre- tienes que cuidarte del exterior, no hablar

-Te lo he dicho mil veces, ellos no me atraparan, no les sirvo allá, por algo me devolvieron, lo de hablar ya también te lo intente explicar, si voy a decir algo que no deba mi pecho me empieza a doler y no me permite hablar-explica ella

-No sabes de lo que hablas-dice su madre- pero para que veas que no eres prisionera, si quieres te puedes ir

-Molly-le regaña Arthur que hasta el momento no había intervenido

-Mamá cálmate-le dice Bill

-Si seguro yo no sé de lo que hablo, se burla ella, a mí me pasa las cosas y yo no sé nada-dice con sarcasmo- pero como no soy tu hijo favorito si no me ruegas que me quede si no lo contrario me pides que me vaya-se refiere a ron

-¿No es lo que quieres? -Dice ella

-Basta Molly y tú también Ginny-levanta la voz el señor Weasley

el pecho de ginny se agitaba rápidamente estaba realmente molesta, no importaba como le hablara, de buena o mala forma su madre parecía no entender o no querer entender lo que ella decía

-Sabes, no me voy aquí, esta no es tu casa, ni la mía, ni la de nadie acá, es la de Hermione y la de Regulus, ya que ellos son los black, así que no me muevo-dice ella-solo dejaré de estar encerrada en mi habitación

-Ginny dije basta-le reclama su padre y Ginny calla, mira a todos en la sala, estaban sus hermanos y también Remus y Tonks

-Que tengan buena tarde-dice ella y sube por las escaleras

-¡Ginny! ¡Ginny! - le llama su padre pero ella sigue subiendo y azota la puerta de su habitación

-Tranquilos yo hablaré con ella-dice Charly- solo esperen a que la calme.

desde que era pequeña la única que podía lograr que la pelirroja se calmara era charlie, tenía algo especial que ginny no podía enojarse con el.

-Tock, tock, puedo pasar- era Charlie a la puerta

-Si me vienes a regañar, no estoy de humor respondió-Ginny desde adentro

-No vine a eso, déjame entrar y hablamos-le pide amablemente su hermano

-Pasa-dice ella dejándolo entrar-¿Qué quieres?

-Solo tengo curiosidad por algo, ¿Cómo es posible que besaras a Malfoy? - le pregunta su hermano y Ginny abrió sus ojos y Charlie empieza a reír

-¿No sé de qué hablas? -Dice ella insegura

-Cuando entraste con la capa roja de una vez lo supe-dice él sonriéndole-ahora cuéntame que paso

-Pues estabas por descubrirnos, era un callejón sin salida, tenía que hacer algo, pensé que si nos veía pasarías de largo, menos mal Draco supo improvisar-le dice ella

-Bueno eso me relaja, pensé que cambiarías a Harry por Malfoy -dice Charlie aliviado

-¡Jamás! -Dice Ginny- igual debiste ver la cara de Malfoy cuando lo bese, Jajjjajajja, fue muy gracioso

-Bueno ahora que ese punto está aclarado, es momento de ser tu hermano mayor-dice él sentándose y tomando las manos de Ginny

-Ay no, mejor no-dice ella y Charly le sonríe

sabía que él le daría un monólogo de porque ella estaba mal y ellos bien y la haría sentir mal y luego debería que disculparse.

-Te amo enana y mucho, todo lo que hicimos fue para protegerte-Ginny iba a replicar pero Charly la calle- pero ahora sé que hicimos mal, te sobreprotegemos al punto de que preferirías volver a donde estabas que estar acá, no te voy a mentir eso me sorprendió

-Eso es algo que ustedes aun no quieren entender-dice Ginny sonriéndole- yo no la pase mal, bueno solo la primera semana, pero gracias todo eso, vi de nuevo a Mione, hice dos amigos, Reg y Draco son mis amigos, los quiero mucho y si en algún momento pensé que solo eran amigos míos por Hermione, hoy me demostraron lo contrario, me ayudaron porque quisieron, porque les importo y eso es algo muy importante para mi

-Te entiendo-dice Charly- solo deja que mamá se calme y tú también cálmate, las cosas se solucionaran

-Eso espero-dice ella- sabes tengo mucho sueño me levanté muy temprano para poder salir de la casa-dice ella y Charly ríe

-Ya me voy para que duermas-dice levantándose de la cama pero Ginny lo detiene-¿qué pasa?

-Te acuerdas cuando era niña y no podía dormir, que tú te quedabas conmigo hasta que me durmiera-pregunta ella y él asiente-quédate

-Hazte a un lado-dice él acostándose en la cama, Ginny se acuesta a su lado y lo abraza mientras él le consiente el caballo-¿te canto la canción de siempre?

-Por favor-dice ella y él ríe

Charly tenía una voz hermosa y antes de que terminara la segunda estrofa Ginny ya estaba dormida, como cuando era niña con mucho cuidado se levantó de la cama y la arropo bien, daría la vida por ella de eso no había duda, era su más grande tesoro.

Hermione quería salir al jardín un momento, estaba cansada de estar en la casa pero se encontró con la sorpresa de que no podía, ya había jurado estar al lado suyo no iba a ir a ningún lado, solo quería salir.

-Acaso no fui lo suficientemente clara-le gritó Hermione a un mortifago-dije que voy a salir y voy a salir, así que si no quieres problemas muévete

-Ya le dije que son órdenes de mi señor-repite el mortifago algo asustado por Hermione

-¿Dónde está tom? -Pregunta enojada

-En su oficina-dice él y Hermione sale rumbo a ella

al parecer hoy los empleados de su esposo se han puesto de acuerdo para hacer la vida imposible, cuando había llegado a la nueva oficina de tom uno de los mortifagos le prohibió la entrada, ni en la mansión de los malfoy le había pasado eso.

-Mi señor está ocupado -dice otro mortifago negándole entrar

-Te mueves o te muevo, tú decide-le dice Hermione amenazadoramente

-Mi señora, enserio no puedo dejarla pasar, está en conferencia con Severus y bella ya él no le gusta que lo molesten-dice el mortifago

-Te muevo- y sin importar lo que el guardia dijera, lo empuja y entra sin avisar-necesito hablar contigo

-Bueno días para ti también Hermione-dice tom mirándola desde su mesa

Severus estaba mirando por la ventana, mientras bella estaba sentada en una de las sillas del lugar, hermione llevaba cara de pocos amigos y tom sabía que se había metido en problemas solo que esta vez no sabía porque.

-Quiero que salgan-les dice Hermione a los dos y ellos la miran incrédula- ¿no me escucharon?

-Tú no eres nadie para mandarme a mí-dice bella parándose de su asiento y caminando con superioridad a donde ella estaba- yo solo me voy si mi señor me manda

-Obedece bella, ella es ahora tu señora-le dice tom y bella abre los ojos sorprendida y se nota el enfado que tenía

-Ya oíste, obedece bruja y sal de aquí-le dice Hermione con superioridad-tú también por favor Severus

-Claro señorita Granger-responde el

-Riddle-corrigen la pareja de esposos y Severus solo se va mientras arrastra a bella detrás

Tom espero que sus dos mortifagos mas leales salieran de la habitación para poder ahora sí solucionar cualquiera que fuera el problema con hermione.

-A qué debo el placer-dice el parándose de su asiento

-Se puede saber ¿Por qué los mortifagos no me dejan salir?

-Yo les dije que no lo hicieran-dice el como si fuera lo más normal

-¿Por qué? -Se queja ella- tú sabes que todos los días después de desayunar salgo a los jardines

-Si lo sé muy bien, solo que hoy no puedes Salir, el jardín está lleno de mortifagos, los mande a traer para recomendarles una misión, así que no quería que formaras un alboroto

-Tom, no quiero mi jardín lleno de esa gente-dice Hermione, ya no estaba tan enojada, ahora que sabía porque -¿Por qué no fuiste a desayunar esta mañana?

-No tengo tiempo, estoy realmente ocupado y tu acabas de interrumpir una reunión muy impotente-le dice el

-La próxima vez avísame, te estuve esperando por media hora-se queja ella

-Como digas-dice él rodando los ojos

-Voy a estar en la biblioteca por si me necesitas y por favor desaste de toda esa gente lo más rápido posible-dice ella frunciendo el ceño, él rueda los ojos y ella empieza a caminar hacia la salida

-Oye-le llama tom y ella se detiene y lo voltea a mirar-ven-dice y ella obedece de mala gana- se te olvido algo a ti también- y la besa

desde que están casados, todos los días comienzan sus rutinas con una sesión de besos, tom toma Hermione de la cintura y la monta a su escritorio mientras mete su mano por debajo de la falda que ella llevaba

-Aquí no tom-se ríe ella- todos están fuera

-No les prestes atención, además hoy te ves insufriblemente provocativa-le dice el ahora besando el cuello de Hermione

-Y tú muy sexy-le dice ella besándolo mientras desabotonaba su camisa, Alguien toca a la puerta y Hermione se separó de Tom, dejando a tom molesto

-¿Qué quieren? -Pregunta tom con irritación

-Mi señor los mortifagos se empieza a preguntar porque fueron llamados, creo que es momento que salga y hable con ellos-dice Severus desde el otro lado de la puerta

-Yo creo que mejor me voy-dice Herm arreglándose y dándole un pequeño beso en los labios y saliendo de la habitación dejando entrar a Severus

-Tienes suerte de que eres un hombre importante en mis filas-dice él con enfado

-No entiendo que de lo que dice mi señor-dice Snape algo confundió

-Muévete, mejor terminemos con esto- dice el apartándolo y caminando rumbo al jardín donde sus seguidores lo esperaban.

-Quiero que les quede claro porque no lo voy a repetir-habla tom a su grupo de seguidores-se van a dividir en dos, el primer grupo se encargará de acabar con la aldea, no quiero sobrevivientes, quiero que se vuelva una aldea fantasma, serán liderados por Bellatrix, el segundo grupo hará una barricada alrededor del pueblo impidiendo que alguien escape y los encargados de conjurar la marca tenebrosa, este grupo creará una barrera haciendo imposible el paso de las personas, serán liderados por Snape, no quiero errores, no quiero saber de personas vivas, la única historia que quiero escuchar es que el pueblo desapareció junto con sus habitantes, ¿está claro?

-Sí mi señor-respondieron todos fuerte y claro

-Ahora largo de mi casa-ordena y las personas comienzan a desaparecer

charlie la había observado dormir un rato, era como un pequeño ángel pelirrojo he indefenso, aun no se perdonaba el estar tanto tiempo lejos de casa, no sabía él hubiera podido impedir que la secuestraran pero aun asi eso lo mortificaba, después de un rato bajó y le pidió a su familia que por favor la dejaran dormir, era la hora de la cena y era momento de levantarla para que bajara a cenar, esa tarea siempre le correspondía bill.

-Ginny, Ginny-Bill intentaba despertar a su hermana pero esta no se movía- Ginny es hora de levantarse

-No quiero-dice ella arropándose más, Bill se sienta en la cama y le empieza a acariciar el pelo-Bill

-Dime-dice el-¿Qué pasa?

-¿Realmente se preocuparon por mí? -Preguntó ella abriendo los ojos y mirando a su hermano, pero antes de que pueda contestar entran los gemelos

-Mujer tienes que bajar a comer-dice Fred entrando de improviso

-Veo que Bill te vino a levantar-dice George- él es el único que puede despertarte sin que intentes matarlo-dice y sus hermanos ríen mientras Ginny le saca la lengua

-Eso no es verdad-se defiende ella

-¡Ah no! -Dice Fred- Charlie, Percy suban

cuando llegaron los otros dos chicos se sentaron en la cama junto con ella, de pronto la habitación parecía más pequeña por la cantidad de personas dentro de ella.

-Reunión de hermanos que hermoso, hermoso es esto-dice George haciendo que lloraba, mientras Bill y Ginny ruedan los ojos

-¿Para qué nos necesitan? -Pregunta Charlie sentándose a los pies de la cama de Ginny, ella al fin se da por vencida y se sienta en su cama dándole más espacio a sus hermanos para que se suban también, menos mal la cama era grande

-George dice que el único que me puede levantar es Bill, porque a los demás les da miedo-dice Ginny con incredulidad-cierto que no es verdad

-Puesss ....- responden todos sus hermanos

-La última vez que yo te quise levantar me dejaste pegado a la pared por dos horas-se queja Charlie-te puedo hacer dormir, pero levantarte .... No gracias

-Si no estoy mal yo tengo una cicatriz de una vez que me tiro por las escaleras-dice Percy buscándose la herida por el costado derecho-debe de estar por aquí

-Yo nunca te tire-reclama Ginny

-Pues como explicarlo, me empezaste a gritar ya mirar con esa cara endemoniada que me hizo retroceder tanto que me caí-dice Percy-enserio diste miedo

Y así uno por uno fue contando sus anécdotas y cada uno se reía de lo que contaban, hasta Ginny empezó a reír, amaba a esos idiotas, daría su vida por ellos sin dudarlo un segundo, por cualquiera de ellos, hasta por Percy que quien más dolor de cabeza le daba.

-Ahora Bill, dinos tu secreto-dice Fred colocando voz de serio

-No sé, solo me siento al lado de ella, la empiezo a consentir y hablarle y ella se termina despertando-dice el como si fuera muy simple

-Ya todos sabemos quién es el hermano favorito de Ginny-dice George haciendo un puchero

-Jajjjajajja no digan eso, yo los amo a todos-dice ella abrazando a Fred- yo daría mi vida por ustedes, dejaría todo por ustedes, por verlos bien, ustedes son lo más importante y valioso que tengo-dice ella sonriendoles y ellos la miran con ternura

-Tu sabes que nosotros por ti también, ¿verdad? -Dice Percy- sin dudarlo daría mi vida por ti o por cualquiera de los que está aquí y lógicamente ron también, cuando te secuestraron fue lo peor que pude haber pasado, deseaba ser yo el que estoy ahí, que no te pasará nada, porque si algo te hubiera pasado no sé qué sería de mí o de alguno de nosotros, eres la luz de esta familia, la que nos mantiene unidos, lo eres todo enana y aquí ya que estamos confesándonos de todos tu eres mi preferida

-Y la mía-dicen todos a la vez, Ginny no puede aguantar las lágrimas y empieza a llorar y se lanza abrazar a Percy

-Perdón, perdón por hacerte sufrir a todos ustedes los amo mucho-dice aun abrazada a Percy y todos sus hermanos también la abraza

-Deberíamos hacer esto más seguido-dice George- amo los abrazos grupales

-Estoy de acuerdo hermano-dice Fred y todos se separan-bueno es momento de bajar a comer, mamá debe de estar enojada porque aún no bajamos

-Debo de disculparme con mamá-dice Ginny- dije cosas que no eran verdad y que sé que la lastimaron- dice ella agachando la mirada- chicos realmente si me importo que ustedes la pasaran mal cuando me fui, solo que necesitan hacerlo, necesitan sentirme viva , libre-dice ella y todos sus hermanos le sonríen

-No te preocupes te entendemos-dice Bill

Los seis hermanos bajan a comer, para después Ginny mientras lavaba la loza con Molly tener una larga y muy sentimental conversación, donde por supuesto hubieron lágrimas de ambas partes.

Hermione se había escondido detrás de una ventana para poder saber qué es lo que Tom iba a mandar hacer a sus motifagos pero no podía creer que esa persona que había sido tan dulce con ella esa semana ahora mandara a matar a todo un pueblo.

-¿Dime que no hablabas en serio? -Le dice Hermione a tom una vez entra a su despacho

-¿De qué hablas? -Dice el sin interés

-¿Vas a mandar a matar a toda esa gente? Solo porque se te da la gana-le acusa ella, su mirada estaba llena de horror

-No es por eso-dice él pasando por el lado de ella -es demostrar mi poder, hacer que la personas me teman y obedezcan, son cosas que aún no entiendes pero ya lo harás-dijo él sentándose y mirando algunos papeles que tenía sobre la colina baja

-¿Estás hablando enserio? -Pregunta ella escandalizada- matar a todas esas personas por poder, eso es horrible

-Ya te lo dije aun no lo entiendes pero ya lo harás-dice el sin ni siquiera mirarla- ahora por favor sal y cierra la puerta

-Estás loco-dice ella

Hermione lo miraba con desprecio, pero él parecía no importarle, así que ella coge todas las cosas que estaban sobre la mesa de él y las tira al piso

-¡Mírame!

-Qué diablos te crees para hacer eso-dice él parándose de su asiento y cogiendo a Hermione por un brazo- no te metas en mis asuntos y solo lárgate

-Hay niños en ese pueblo, gente que no tiene nada que ver, gente inocente y tú los vas a mandar a matar solo por poder, solo por querer que te teman, eso no es justo tom-le grita ella mientras lloraba

-Te dije que te callaras-dice soltandola de su agarre y hermione cae al suelo- no me importa los niños que hayan, la gente inocente como tú lo dices, no me importa en los más mínimo Hermione, así que digas lo que digas o hagas lo que hagas ellos van a morir hoy en la noche, si no te gusta cómo manejo las cosas pues simplemente no te metas en ellas, no escuches a escondidas y ahórrate el dolor de cabeza

-Eres un maldito-dice ella levantándose y lanzándose a golpearlo, pero tom la toma por las muñecas sujetándola con fuerza-eres un monstruo, un animal, no tienes sentimientos

-No me digas-dice él con sarcasmo- acaso pensabas lo contrario, creo que eso quedó muy claro desde el momento en que supiste de mí, así que no me hagas enojar más y vete o si no

-¡O si no que! -Dice ella soltándose del agarre e tom- me pegas, torturas, eso ya lo has hecho y -pudo resistirlo, no te temo tom, eres un maldito desgraciado, no sabes lo que es amar, querer a alguien, preocuparte por alguien que no sea tu

-Si no tienes nada más que decir, lárgate, no quiero utilizar la fuerza Hermione solo vete-le repite el con voz demandante- vete y ve a pensar en esa pobre gente sola, sufre tu sola, que a mí me puede importar muy poco tus sentimiento y los de ellos

-Plaf-una cachetada se había plantado en la cara de tom

nunca, jamás, nadie lo había golpeado y se había quedado impune y esta vez tampoco sería diferente, con su varita mando a volar a Hermione por los aires provocando que se golpeara contra un estante, camino hacia ella llena de ira, Mione lo miraba con miedo, ella estaba tendida en el piso intentando levantarse, pero su cuerpo no le respondía, le dolía mucho su espalda. Tom la tomo del brazo y la levantó de él, Hermione dio un grito de dolor por el fuerte agarre y tom la arrastró por la sala hasta la puerta la abrió y tiró a Hermione fuera de la habitación

-Llévenla a su habitación-ordenó a sus mortifagos- y en cuanto a ti Hermione, nunca me vuelvas a retar o intentar darme ordenes, eres mi esposa, pero eso no significa que he cambiado, eso no significa que de pronto puedo sentir y mucho menos que puedas meterte en mis asustó, agradece que esta vez fui amable contigo, pero a la próxima sufrirás- y con un portazo dio la conversación por terminada

en un recóndito bosque harry había empezado a sentir un fuerte dolor de cabeza, se había levantado de la cama y fue la estantería donde guardaban las pociones, ron al oírlo hacer un alboroto entro y lo ayudo a buscar lo poción

-Maldición mi cabeza está que estalla-se queja Harry- algo lo hizo enojar demasiado

-Aprovecha y mira más-dice ron- eso siempre lo pone algo débil

-Lo voy a intentar

Harry intenta concentrarse y ver a través de los ojos de él, lo veía entrar a la cámara de Bellatrix buscando su horrocrux, lo vio tomarlo y guardarlo, nada importante hasta ahora, pero vio que el buscaba algo más, ¿había otro horrocrux? , miró por toda la habitación y la vio la espada de godric Gryffindor en un rincón intacta, tom fue a tocarla pero la espada no lo dejo, llamó a Snape y este se la llevó envuelta en un trapo y tom salió después sellando la bóveda de los negros

-¿Viste algo? -Preguntó ron cuando ve que Harry salir de su transe

-La espada, la espada-repetía una y otra vez

-¿De qué diablos hablas? -Le preguntó ron a Harry

-La espada puede destruirlos, a los horrocrux-dijo Harry feliz

-¿Cómo sabes eso? -Dijo ron sin entender

-Yo destruí el libro con el veneno del basilisco y también lo apuñale con la espada ...- explica Harry

-Y la espada observe solo lo que la hace más fuerte, por eso Dumbledore te la heredó-termina ron comprendiendo todo

-Agradezco que Hermione nos haya hecho estudiar para ese tonto examen-dice Harry feliz

-¿Y dónde está la espada? -Se pregunta ron y la Felicidad se acaba

-Cada vez es más difícil-dice Harry- si ella estuviera acá sería más fácil

-Ni me lo digas-dice ron rodando los ojos

-¿Cómo estará ella? -Se pregunta Harry

-Se casó con el que no debe ser nombrado, ¿tú cómo crees? -Dice el como si fuera obvio

-Tenemos que buscar una forma de salvarla-dice Harry decidido

-Y encontrar la espada y lo demás horrocrux-dice ron- si en definitiva esto es la vida normal de un adolecente

Hermione estaba sentada en el escritorio que había en su dormitorio, había un montón de libros sobre él, ella los había traído en estos días y los miraba con atención, no podía creer que una buena semana se hubiera convertido en esto, ellos tenían una rutina especial, tom siempre se levantaba primero que ella y bajaba pero siempre la esperaba para desayunar, esa mañana cuando no lo encontró tuvo que suponer que algo a estar mal, después de eso él se iba a su despacho y ella salía al jardín, se la pasaba casi toda la mañana sobre todo en el invernadero donde tenía las plantas más raras de encontrar y cultivar, también iba a las salas de pociones a practicar, after se encontraban para almorzar a las doce y media de la tarde y pasaban al despacho de él,donde Hermione casi siempre se sentaba en la piernas de él y empezaban una sesión de besos y caricias, hablaban de bobadas y cosas sin sentido, pero era un momento agradable, a la una y media ella se retiraba a la sala de pociones y él se ocupaba de sus asuntos, a las cuatro Hermione iba a la biblioteca y estudiaba sobre cualquier cosa, así hasta las ocho de la noche que bajaba a cenar con tom, ella solía llevarse algunos libros para su recamara para seguir estudiando una vez subieran, parecía estar en una verdadera luna de miel, lo que significaba sexo todas las noche, y ella no se quejaba al contrario lo adoraba, siempre se quedaba dormida el su pecho y se levantaba con una rosa al lado de su cama, siete ya ocho en su mesa de noche unas más deterioradas que otras, ocho días lograron estar si pelear, pasándola "bien",recordaba todo aquello con una sonrisa, hasta que recordó lo que había pasado hoy y su buen humor se esfumo, cogió todos los libros que tienen y los tiro al piso, al igual que su jarrón con las rosas, estúpido tom y estúpido matrimonio

-Deja de tirar cosas-la voz de tom se escuchó en la habitación

-¿Ahora qué quieres? -Preguntó ella molesta cruzándose de brazos

-Te dije que vendría a hablar, además es mi habitación también, puedo estar acá-dice el sentándose en una silla que había en la habitación-iris-llamo tom y la elfina apareció-tráenos un poco de té, algo que la calme- y la elfina con una reverencia se va

-No necesito un estúpido té-le dice Hermione y el rueda los ojos

-Siéntate y resolvamos esto como dos adultos-le dice tom

-Pretendes que resolvamos esto-dice ella incrédula

-Si, por si no te acuerdas eres mi esposa de aquí a que yo muera, y no creo que quieras pasar el resto de nuestras vidas peleando-dice él en tono serio y ella se sienta

-¿Cómo pretendes que arreglemos esto tom? -Dice ella - yo nunca voy a aceptar lo que haces y mucho menos a participar ...

-¿Acaso yo te dije que lo hicieras? -Pregunta él y Hermione rueda los ojos- tú fuiste la que escucho conversaciones ajenas

-Sí, pero lo que haces no está bien-le regaña ella

Tom la miraba con atención, Iris apareció con el té y hermine lo recibió con gusto, el solo lo dejo encima de la mesa, tenía que hablarle sinceramente él lo sabía, con mentiras, no iba a lograr la paz con ella y no quería vivir en guerra en su casa.

-Hermione no soy un niño que regañas y el cambia porque se siente mal, tenemos que solucionar esto-dice el- enserio no quiero tenerte como una prisionera, sin hablarme, estando al lado tuyo no poder ni cruzar dos palabras

-Es difícil tom-dice ella - todo, todo lo que haces va en contra de mis principios y saber que mi esposo lo hace no es fácil

-Tu solo no te metas en mis asuntos, deja de martirizarte, sigamos como íbamos, estábamos bien-le dice él en tono serio

-No es solo eso lo que enfada tom, además de que no si pueda-dice ella y él la mira a los ojos-hoy literalmente me atacaste porque no opine lo mismo que tú, ¿así va hacer cada vez que discutimos? porque vamos a seguir discutiendo

-Primero actuaste como una niña malcriada, segundo nadie, escúchame bien Hermione, nadie se atreve a golpearme y sale ileso y tú no ibas a ser la excepción -le dice el

-Gracias por el memo-dice ella resoplando-está bien -dice ella y él la mira sorprendido pensó que iba a ser más difícil- no me voy a meter en tus asuntos, en eso tienes razón, yo nunca lo voy a aceptar y solo pensarlo me hace doler la cabeza, prefiero no saber, me enfada sentirme inútil, pero con una condición

-¿Cuál? -Dice el curioso

-No me puedes mandar a volar cada vez que peleamos-dice ella y tom ríe por lo bajo- hablo enserio tom, yo no soy uno de tus estúpidos mortifagos que vuelven suplicando perdón por algo que no hicieron

-Solo si no me golpeas-dice él- eso enserio me enoja, no permito que nadie intente humillarme

-Está bien-dice ella- intentemos que esto funcione

se terminaron de tomar el té con calma, no hablaron solo analizan lo que había pasado hoy, los dos sabían que eso pasaría, quisieran o no en algún momento esa discusión tenía que ocurrir.

-¿Por qué de repente te diste por vencida? -Pregunta el curioso rompiendo el silencio

-¿De qué hablas? -Dice ella

-Cuando llegaste juraste que nunca ibas a ceder, que pelearías hasta el final, ¿por qué te diste por vencida? -Pregunta nuevamente- ¿en qué momento quebré tu voluntad?

-Cuando trajiste a Ginny y vi lo que eras capaz de hacer-dice ella sin mirarlo a los ojos- entendí que enserio harías cualquier cosa para que yo permaneciera a tu lado, que no te tiembla la mano, ni se te estruja el alma cuando matas o torturas a alguien, no quiero que nadie muera por mí, en ese momento quebraste toda mi voluntad

-Como lo dije ese día, los Gryffindor son muy valientes y siempre van a luchar, pero tienen una debilidad y es que no pueden ver cómo otra persona sufre por ellos-recuerda el- se lo dije a tu amiguita mientras te torturaba

-Si también me acuerdo de eso-dice ella rodando los ojos

-Bajemos a cenar, muero de hambre-dice él y ella asiente

pueden pensar que ella cedió muy rápido, ¿pero qué harían ustedes ?, ella es la esposa de tom gústele a quien le guste, y siempre lo iba a ser, no tenía opción y tal como él dijo no quería vivir toda su vida en un infierno, en mi opinión fue una sabia decisión, ella solo está siguiendo un instinto básico humano y es sobrevivir

Bajaron en silencio a al comedor, Hermione iba al frente de él y veía como ella bajaba las escaleras con algo de dificultad y algo en su corazón se removió "no te atrevas a sentir pesar tom" se repetía el al verla y el sentimiento que por un momento apareció se desvaneció, llegaron hasta la mesa del comedor y como siempre le acercó la silla y ella dijo un simple, él se sentó al lado de ella y la miraba con atención ella solo miraba un cuadro que había en frente de ella era realmente hermoso, iris trajo la comida y los dos empezaron a cenar, tom la miraba comer se notaba que tenía hambre, lo más probable es que no hubiera almorzado y no le pidiera iris algo de comer tampoco

-Sabes hoy te iba a dar una sorpresa-dice él y ella lo mira

¿Cuál? -Preguntó ella curiosa

-Hice un trato con tu amiga, yo la dejaba libre y ella guardaba mi secreto a cambio de que mantuvieran comunicación-dice él y ella abre los ojos sorprendida-se podrá escribir una vez cada diez días

-¿No me estas molestando? -Dice ella sorprendida

-No, y podrá venir a visitarte cada mes y medio-dice y ella no lo podía creer, lo miraba fijamente viendo en qué momento él decía que todo era una broma cruel-que no es broma

-Gracias, gracias, gracias-dice ella levantándose y abrazándolo, él la abraza mientras piensan en lo bipolares que son las mujeres- aún no lo puedo creer gracias

-Agradéceselo así-dice el sujetándola de la cintura y acercándose a darle un beso, Hermione dudó un momento en si darle el beso pero al final lo hizo no fue un beso apasionado solo uno tierno

-Terminare de comer -dice ella separándose de él y él asiente con la cabeza-¿le podré escribir hoy?

-Si tú quieres, pero recuerda, es una carta cada diez días y por supuesto supervisada por mí-dice y ella rueda los ojos

Terminaron de cenar y subieron uno al lado del otro Hermione preguntando las reglas de lo que podía o no decir, él le describe que cualquier cosa menos lo relacionado a sus planes y ella quedó satisfecha, apenas llegó a su habitación empezó a escribir una extensa, muy extensa carta

-¿Que tanto le puedes escribir? -Se queja tom cuando ve que Hermione va por la tercera hoja-yo tengo que leer eso y no quiero hacerlo

-No lo hagas, confía en mí-dice ella y él niega-está bien, entonces prepárate para leer cosas que no te van a gustar

-Como digas, me voy a acostar ya, solo deja las hojas en la mesa y mañana cuando me levante las reviso-dice apagando la luz que tenía al lado de su cama, y ​​acostándose a dormir.

Luji Granger Malfoy : perdón esta semana por la demora, pero ya llego, espero que te guste 

gracias por leerme, espero les guste y comenten :)



« cap 10 : la boda Comenta este capítulo | Ir arriba cap 12: tragedia »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.