Historia al azar: Llorando los errores
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Sonriendo a la muerte » 02. Sobreviviente
Sonriendo a la muerte (R13)
Por Dak-knee33
Escrita el Miércoles 30 de Septiembre de 2020, 15:54
Actualizada el Sábado 17 de Octubre de 2020, 19:54
[ Más información ]

02. Sobreviviente

Ahora, era el momento de usar la segunda oportunidad y evitar morir, de nuevo. No quería experimentar esa falta de aire, la alta presión arterial queriendo romperse y los músculos ponerse tan rígidos que, eran rocas internas ¡Era la peor experiencia en la vida! Eso era sentir que la vida se iba. La mayoría de las personas se quedan dormidas, y su corazón se detiene de pronto, como si fueran parte de ese sueño eterno, cual nunca podrán despertar y enterarse que no son más seres vivos ¡Esa es la peor causa de muerte, man!

Pero, no podía decir lo mismo de las demás vidas pérdidas y que él fuera un sobreviviente. No lo merecía, todos esos jóvenes de quince y diecisiete años fueron injustamente dañados, alcanzando la muerte. ¿Entonces, por qué él tenía que ser resucitado?

-Matheo, volvieron-anuncio Scamander, apareciendo en compañía de una chica rubia y caminaban hacia él-. Y,  Harry murió.

-No...-dijo él.

Los tres salieron del Gran Comedor, llegando a la entrada de Hogwarts, con las personas que apoyaban al joven mago convocado a ser un cadáver. Vio a la mayoría de sus amigos allí, como Clementine Green con su increíble cabello rojo, acompañada de su hermano mayor y también, se fijo a unos metros de él, a los amigos de Harry Potter.

Hagrid, el gran guardabosque, cargaba un cuerpo inmóvil en sus brazos y los pequeños ojos como pozos vacíos del semi gigante se llenaban de lágrimas apenadas por la pérdida del Elegido. Los seguidores y Lord Voldemort se presentaron en otra fila, eran mayoría. Habló, llamando a Draco Malfoy a ellos, luego pidiendo comprensión y voluntad propia para unirse a sus propósitos honestos, según él. Entonces, uno de los jóvenes estudiantes, avanzó unos pasos hacia estos. Las risas de burla de los mortifagos llegaron cuando se presentó como, Neville Lombotton quien anunció que la pérdida del Elegido no dejaría que sus derechos fueron rotos por la incertidumbre y terror que Lord Voldemort causaba en la comunidad mágica.

-Eso es tener coraje-murmuró Scamander.

Pasaron unos breves minutos, cuando el cuerpo inerte de Harry Potter volvió a la vida de una manera inesperada para todos. Salió corriendo, cuando el grito del mago oscuro se alzó en la desesperanza de su plan. Harry Potter daría el final, una buena vez. Y, todos volvieron a la batalla para darle tiempo al joven mago de derrotar a El Innombrable. Matheo, Rodolf y la joven  Lovegood corriendo dentro del castillo para refugiarse de los hechizos imperdonables que desataron los mortifagos.

Todo paso tan rápido, los segundos se volvieron en cámara lenta y el estallido de los conjuros de ambos magos de diferentes propósito cubrieron el amanecer con el último intento de sobrevivir.

Entonces, ocurrió lo que todos esperaban; Harry Potter venció. Harry Potter sería una leyenda en la historia mágica.

Todo termino. Los mortifagos desaparecieron rápidamente, antes de ser arrestados por los presentes aurores que pudieron capturar a unos pocos.

La batalla terminó.


Las personas iban adaptándose al final, ayudando a los que estaban heridos y buscando a los fallecidos. Matheo deambulaba por el lugar, disfrutando de los cálidos rayos de sol caer sobre él como un manantial de calor, le agradaba. Escuchó unos pasos, que pisaban las pequeñas piedras de los escombros alrededor, y Matheo se giró a mirar a la joven Lovegood con todo su cabello largo por la cintura.

-Hola, Matheo-dijo ella con su dulce y cálida voz-, no tuvimos tiempo de saludarnos.

-Lovegood.

-¿Por qué estás triste?-pregunto la muchacha.

-No es tu problema- contestó con frialdad.

Matheo tenía la mirada vacía de emociones pero, particularmente, la tristeza le acompañaría por el resto de los días. Luna Lovegood sonrió, entendiendo que el chico necesitaba su espacio, y no se conocía muy bien para que Matheo tuviera el gusto de hablar con ella. En ese momento, llegaron dos personas más con ellos, Rodolf estaba sonriendo y el otro, era un hombre de estatura alta, de cabello rubio casi blanco con algunas arrugas de vejez, era el señor Lovegood.

-Luna, ¿vamos?-dijo el hombre a su hija que veía a Matheo, discretamente.

-Sí, papá-asintió, luego de unos segundos-. Hasta luego, Rodolf.

-Nos vemos, querida Luna-dijo él.

Matheo guardaba silencio como un orador de paz, lamentándose que no pudiera hablar del tema con los demás. La Parca tenía un maldito plan para él, estaba seguro que perdería la cordura en los siguientes días, hasta perderse en sí mismo. Un golpe en su espalda lo sobresaltó de sus pensamientos, miró a Rodolf con reproche y se quedaron viendo el entorno, unos minutos más. 






« 01- Otro destino Comenta este capítulo | Ir arriba 03- El precio de Gordon »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.