Historia al azar: Una vez soñe
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Diario de una bruja » Cuarto año- Capitulo 02
Diario de una bruja (ATP)
Por Dak-knee33
Escrita el Miércoles 19 de Agosto de 2020, 19:28
Actualizada el Viernes 18 de Septiembre de 2020, 10:38
[ Más información ]

Cuarto año- Capitulo 02

Nadie podía hacer que ella se pusiera a llorar con gran facilidad, habia aprendido a no derramar lagrimas por idioteces, no dejar que las palabras sean un puñal que atraviese su corazón. Pero, ahí estaba otra vez, abrazada a sí misma, recostada en la cama del dormitorio de cuarto año, sus compañeras no estaban, ya que era la hora de la cena. No iba a bajar, ni pasearse por las cocinas a mendigar algún plato de fideos o de carne ahumada, era tentador tenía que admitirlo. No deseaba encontrarse con James y sus amigos que se mofaban de ella, a pesar de su actitud de tolerancia, ellos pasaban los límites de la idiotez, ¿Por qué tenían que ser tan alborotadores? No lo entendía. Su cabello azabache caía en ondas sobre su rostro redondo surcado con algunas pecas sobre sus pómulos. Echaba de menos a su familia, siempre que Leah venía a Hogwarts se volvía una tortura, a pesar de estar acostumbrada a la soledad, también necesitaba que alguien le respalde su silencio entrando en compañía. Deseaba tener más amigas, realmente le encantaría tener un grupo de chicas para bromear y, tal vez, vengarse de los Merodeadores. No tardo mucho en dormir mientras seguía llorando.


Cuando despertó tras las voces de sus compañeras de cuarto, bostezo estirando sus brazos. Sentía los ojos hinchados, y sus labios resecos. Se puso de pie, buscando su uniforme y se vistió. Seguidamente, se encamino al baño de chicas al salir al pasillo, entro al interior, se lavo la cara con abundante agua para desparecer las lagrimas, pero las resultados de su tristeza se mostraban en sus ojos. Se mostraba fuerte con los demás, sin embargo, sufría por dentro.


-¿Estás bien?-le pregunto Roxanne, en cuanto bajo a la sala común de Gryfflindor.


-Perfectamente.-le respondió con una amplia sonrisa.


Había un tumulto de chicos frente a la tabla de anuncios, curiosa se acerco a examinar los carteles que invitaban a diferentes pasa tiempos en el colegio. Algunos estaban empezando a inscribirse a una de ellas, sus ojos avellanas se enfocaron en el anuncio de Quidditch, sonrió para sí misma. Se abrió paso entre los estudiantes, tomo una pluma mágica y anoto su nombre en el pergamino. Regreso junto a Roxanne, que estaba platicando con sus primas. No quiso intervenir en la charla, se volteo para salir de allí. Sin antes, golpear a un muchacho que se giro a verla con despreocupación.


-Lo siento...-murmuro, él sonrió.


-No pasa nada. Soy Braian Lell.-le dijo el chico mostrándose alegre y optimista.


-Leah Duval-se presento ella.- ¿Eres el chico de Encantamientos?


Efectivamente, en la segunda semana de septiembre, él había mostrado un conjuro para invocar objetos que no estaban presentes, la profesora Scrippe se sorprendió mucho al descubrir que Braian había inventado un nuevo hechizo, la mujer elevo un informe al Ministerio de Magia para que viniera a registrar aquel hallazgo mágico.


-Sí, el mismo.-le confirmo.


No hablaron mucho, ya que sus amigas le estaban llamando en medio de todo el grupo de alumnos que aun seguían anotándose en la tabla. Leah salió de la torre de Gryfflindor, distraídamente bajo las escaleras intentando no pensar demasiado en la situación que estaba pasando su madre en el hospital, tenía confianza en ella y sabía que iba a salir bien parada de esa crisis.


En camino al Gran Comedor se encontró a Allan platicando con unas chicas de Ravenclaw, entre ellas estaba Brenda, se ruborizo y sintió celos porque sabía que él estaba enamorado de ella, una de las razones para no declararle sus sentimientos. Siguió caminando pasando delante de ellos, escucho que él le había saludado pero no le respondió.


Busco un lugar alejado de los Merodeadores que empezaban a mirarla cómplices de una nueva broma, eso le molesto y sintió ganas de lanzar un Crucio. Respiro hondo, y exhalo con fuerza. Tomo una jarra de malteada de chocolate caliente, una porción de tarta de manzana y otra de arándanos. Comió en silencio, ignorando los gritos de los demás presentes en el Gran Comedor.


-¿Por qué estás sola?-le pregunto Allan sentándose frente de ella, sintió como sus mejillas tomaban un color carmesí.


-Estoy esperando a mis amigas.- le mintió, lo que menos quería es que sintieran pena.


-De acuerdo, ¿Te molesta si me quedo hasta que vengan tus amigas?-le dijo con amabilidad.


No aguantaba más, no le contesto. Ambos se quedaron en silencio, mientras los demás iban recibiendo el correo y hablando sobre los partidos de Quidditch, leyendo los artículos del El Profeta. Cuando Leah termino de comer, Allan aun seguía allí sentado mirándola curioso.


- No tienes amigos, ¿Verdad?-aventuro el joven de piel morena, de ojos negros al igual que su cabello.


-Sí, tengo. Solamente que se sentaron en otro lugar.-le dijo suspirando.


No dejo que replicara nada más, marchándose a su clase de Runas Mágicas.




« Nadie, jamás, nunca Comenta este capítulo | Ir arriba Cuarto año- Capitulo 03 »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.