Historia al azar: Entonces, llegaste tú
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Diario de una bruja » Quinto año- Capitulo 13
Diario de una bruja (ATP)
Por Dak-knee33
Escrita el Miércoles 19 de Agosto de 2020, 19:28
Actualizada el Viernes 18 de Septiembre de 2020, 10:38
[ Más información ]

Quinto año- Capitulo 13

Eran las tres de la madrugada, Leah se despertó sin lograr volverse a dormir, culpa de sus sueños bizarros y escalofriantes. Se calzo unas sandalias negra con gemas artificiales, y bajo a la sala. Había mucho silencio, y había empezado a llover con fuerza, relámpagos que se rompían en el cielo nocturno con grandes nubes violetas.Escucho que alguien bajaba del dormitorio de los chicos, vio a James Sirius llegó al final de las escaleras caracol.

-¿Tu tampoco puedes dormir?-le pregunto estresado, se sentó al lado de ella, tenía una remera blanca y unos pantalones azul marino.- ¿Estás bien? 

-Me siento fuera de lugar. Ya no puedo más con todo esto.- le dijo desganada.

-¿De qué hablas?-le pregunto preocupado. Ella lo miró fijamente, regreso sus ojos hacia la ventana, donde la luz de los relámpagos y los truenos iluminaban los rostros de ambos.

-Los Merodeadores estaban haciendo que no vea el mundo con buenos ojos, estoy perdiéndome en una cubeta con agua helada. No soy feliz en Hogwarts siendo siempre el blanco de sus bromas. Tu no vas a entenderlo, porque eres el cabecilla de todo esto.-le dijo con una voz ronca, conteniendo las lágrimas. 

James Sirius se quedo callado, avergonzado y apenado. Ella decidió regresar al dormitorio, pero el chico le tomo del brazo obligándola que volviera a sentarse.

-Lo siento. Realmente, lo lamento.-le dijo con una mueca triste.- Ya verás que todo cambiara.
-Sí, eso te lo aseguro.-le correspondió, se cruzo de brazos.- Lo juro.

No dijeron nada más, James se fue de la sala común para buscar algo de comer en la cocina del castillo. Leah no estaba segura que el muchacho pudiera cumplir con una simple promesa, le estaba pidiendo que frenará. Ya pasaron tantos años de sus abusos, que estaba sintiéndose tan mal, discriminada, y maltratada de su parte. No le daban ganas de terminar sus estudios, si en cada pasillo estaban los merodeadores para hacerle sufrir.


Ya era sábado por la mañana, las practicas de Quidditch y lo difícil era que Leah pudiera levantarse a esas horas. Roxanne estuvo sacudiéndola para que asistiera, con sueño y mal humor bajo al Gran Comedor en compañía de la Weasley para desayunar. Mucho café verde, frutas rojas y muchas tostadas con queso. Lo suficientemente despierta para empezar a hacer su rutina. Rose estaba hablando con Lily, Roxanne estaba comiendo mientras leía una carta de su madre, Dominique no había aparecido. Le jalaron de la manga de su sudadera gris, se giro a ver a James y a Fred II junto a ella.

-En veinte minutos en el campo.-le recordó el nuevo capitán, ella asintió.

Termino de comer las tostadas y beber el café. Se despidió de las chicas, que tardaron en devolverle el saludo. Tomó su bolso, saliendo de la gran sala, fue distraídamente que no vio que un grupo de chicos se acercaban a ella. Se choco con uno de ellos, levanto la mirada para encontrar un par de ojos verdes de Cristian. El hijo del famoso jugador de Quidditch de Bulgaria, Viktor Krum. Ella se sonrojo, él le miro fijamente, sus amigos entraron dejándolos solos.

-¿Estás lista para este partido?-le pregunto el muchacho con una voz fuerte y ronca. Ella balbuceo, se calló.- Haremos pedazos a Gryfflindor.

-Eso lo veremos.- le respondió finalmente sonrojada, él sonrió de lado ingresando al Gran Comedor.

Casi grito de la emoción, estar al lado de él hacía que su tranquilidad se altera de nervios e ilusión, pero como había dicho Alexandra, iba a ser complicado acercase a él. Bah, si era capaz de estar a su lado. Cristian siempre estaba con sus amigos, resaltando entre ellos por su altura y músculos.

-¿Estás bien?-le dijo Lily, acercándose a ella.

-Ah, sí.-le contesto tímidamente, sonriendo.

Ambas se dirigieron al campo de Quidditch, entro al vestuario para ponerse el uniforme, mientras Lily se había ido a las bancas de los espectadores. Termino de ajustarse las botas, tomo el bate y salió al exterior. Los demás estaban concentrados en las indicaciones de Potter, al verla llegar se detuvo y todo el resto del equipo le fulminaron con la mirada.

-Lo siento, me distraje en el camino.-se justifico alzando las manos.

-Sigamos.-reanudo James el plan de ataque.

Luego, de estar dos horas entrenando, hasta que nuevamente llegó la hora del almuerzo, y en la tarde le tocaba a Slytherin entrenar. El primer partido del año se trataba de estos dos. Es por eso, que Cristian bromeo con Leah sobre ese asunto. No podía dejar de pensar en los ojos y la voz con acento búlgaro del chico de Slytherin. Se sentó junto a su hermano que estaba hablando con Louis Weasley-.Delacour. Un chico de rostro angelical, ojos celestes y cabello platinado. Leah intervenía un poco entre las charlas de los chicos de tercero, otras veces miraba a James que se reía con los otros Merodeadores. Termino de comer, para salir a dar un paseo por el patio principal.

Allí mismo, disfruto del silencio por unos minutos, cuando Cristian se acerco a ella con una carta en la mano, se sentó a su lado. Ella se quedó tensa, sus brazos se rozaban y podía sentir su perfume corporal, tan masculino y agradable. El chico se puso a leer la carta, disimuladamente espió, estaba escrito en búlgaro. Apretó la mandíbula, ¿Y, si tenía novia? Porque según, Alexandra y Andrea muchas chicas lo andaban buscando, pero él parecía no darle importancia, ¿Qué ventajas tenía ella de invitarlo a salir? No, eso no es lo que solía hacer con los chicos. Lo único que sabía era ruborizarse, y sonreir como tonta enamorada. Se puso de pie lentamente, cuando Cristian le hablo. Ella se giro a verlo.

-¿Te molesta mi compañía?-le pregunto con su acento que ella se perdía.

-No...

-Esperaba que pudieras delatarme el plan de Gryfflindor.-le dijo sonriendo, ella también sonrió.

Regreso a su lado, se pusieron a hablar un poco, hasta que él tuvo que irse al campo de Quidditch, prometiéndole volver a seguir con la charla. Estaba tan feliz de haber podido conocer un poco los gustos de Cristian, satisfecha se reunió con sus amigas en la Torre de Astronomía.



« Quinto año- Capitulo 12 Comenta este capítulo | Ir arriba Quinto año- Capitulo 14 »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.