Historia al azar: Los hijos de nuestros eroes
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Diario de una bruja » Quinto año- Capitulo 11
Diario de una bruja (ATP)
Por Dak-knee33
Escrita el Miércoles 19 de Agosto de 2020, 19:28
Actualizada el Miércoles 16 de Septiembre de 2020, 17:12
[ Más información ]

Quinto año- Capitulo 11

Era el tercer día en el castillo, y sus nuevas amigas siempre buscaban los momentos para estar juntas, por lo que, dejo de buscar la compañía en Braian, Camille, Micaelle y Caroline. Se sintió culpable de no poder estar con ellos, pero las Ravenclaw eran muy posesivas y estiradas. Alexandra no dejaba de hablar de lo mucho que le gustaba la guitarra y Exe One, la nueva banda de punk pop. Maryline habla de lo mucho que le gustaría entrar a la escuela de jinetes de caballos alados en Francia, donde había vivido por dos años tras un trabajo de su madre. La única que se reservaba los comentarios era Andrea, era muy callada hasta era casi irritante que estuviera silenciosa, pero cuando hablaba dejaba a todas sin respuesta, porque era la más inteligente de todas.

-¿Y, ahora quién es el capitán? Ya que Tich se graduó. Creo que entro a Griggots.-dijo Alexandra mientras caminaban por los enormes estantes de la biblioteca del colegio.

-Desagraciadamente, James se gano ese lugar.-le dijo Leah con una mueca disgustada.- ¿Y, que hay de ustedes?

-Bueno, Roberts  podría ser la capitana.-dijo confundida.- O, tal vez Jackson. No estoy segura.

-Creí que no te gustaba el Quidditch.

-Claro que sí-le dijo tomando un gran libro rojo y poniéndolo sobre los otros en su brazo, ya llevaba unos cinco con ella.- ¿Qué?

Leah estaba a punto de hacerle un comentario, cuando James y Edward aparecieron detrás de ella, le tiraron todos los pergaminos que tenía en las manos. Ellos se rieron, saliendo de aquel pasillo.

-¿No vas a hacer nada con ellos?-le pregunto Alexandra nuevamente.- Siempre están molestándote.

-No me importa lo que hagan o digan de mi.-le dijo Leah sacando su varita accionando los pergaminos tirados en el suelo.- Tengo mejores cosas de cuales preocuparme que estar pendiente de unas hormonas masculinas.

-No estoy de acuerdo. Tienes que detener esto, ¿Cuánto tiempo más vas a soportar esto?-le dijo su amiga, arrugando el ceño.- Después de que Allan te haya tirado ese caldero encima, y casi mueres envenenada por él. Y ellos lo único que hicieron era felicitarlo.

-Eso es mentira.-le corto Leah extendiendo su mano, y cogiendo un libro de Filosofía Contemporánea, algo que le costo para no tirar los pergaminos, otra vez.- Los Merodeadores me ayudaron. Pero, que sigan comportándose como niños, eso no se les puede quitar, viene en sus genes.

-Eso no tiene sentido.-tercio Alex.

Salieron del pasillo, buscando una mesa en la biblioteca para ponerse a estudiar, únicamente Alex, porque Leah simplemente le haría compañía hasta que llegue la hora de cenar.

-¿Siempre buscas un teoría a todo?-le pregunto la chica de Gryfflindor sentándose pesadamente en la silla de tapiz gris.

-Todo tiene una explicación.-le dijo acomodando sus libros, tomo los pergaminos que tenía Leah dejándolos a un lado.- Pero, ellos seguro que tienen algo contigo.

- "Nadie te quiere aquí" "Jamás serás guapa" "Nunca serás popular como nosotros"-cito esas mismas frases de los chicos desde hace dos años.- Tengo mis razones para soportar sus bromas. Estoy demostrándoles que soy diferente a lo que ellos me conocieron. Mientras que no caiga en sus redes aprenderé a salir bien parada.

-Creo que eso es absurdo.-tercio con una mueca, abrió un pergamino haciendo y buscó  una pluma con tinta mágica en su bolso.- Si llegaron a estar en Gryfflindor es por ser valientes y fieles, pero, eso les falta mucho para llegar.

Leah suspiro agotada, no quería seguir hablando de eso. A lo lejos vio a James hablando con su hermano, que se empezaban a reír a carcajadas. Sintió envidia de Austin, ¿Por qué con él podían ser diferentes, y con ella tenían que ser groseros? En parte, estaba agradecida de que le hayan salvado la vida por el demente de Allan. En ese momento, apareció Roxanne Weasley, sentándose al lado de Leah.

-¿Qué tienes con mi primo?-le inquirió Roxanne, su cabello estaba recogido en un moño detrás de su nuca, y su bolso azul colgaba de su hombro izquierdo.- Entiendo que es pesado, pero tiene su bondad, muy dentro de él.

-¿Te escuchas?-le dijo incrédula que viniera a defenderlo-¿En serio, tiene bondad? Solamente porque tuvo que llevarme con los otros a la torre, no significa que sea bueno completamente. En eso fue humanitario, cualquier persona haría lo mismo.

-Sí, lo sé.-le correspondió.- Pero, también hace cosas buenas. No lo mires con un solo ojo.
-Hasta ahora no conozco su lado bueno.-le replico. Pero, recordó aquel momento que James le miro con calidez, y sintió que algo le estaba pasando a ese chico.

Roxanne le sonrió ladeadamente, se despidió de ellas y continuo su camino. En su mente, se dibujaba si él realmente podía demostrarle que era bueno y no un pedante como siempre lucia. Eso iba a ser difícil, tampoco tenía un plan para que sucediera. Arrugo el ceño, recostándose en la silla y poniéndose a jugar con su anillo de plata haciéndolo pasar de un dedo a otro sobre sus nudillos.



« Quinto año- Capitulo 10 Comenta este capítulo | Ir arriba Quinto año- Capitulo 12 »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.