Historia al azar: Angel
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Diario de una bruja » Nadie, jamás, nunca
Diario de una bruja (ATP)
Por Dak-knee33
Escrita el Miércoles 19 de Agosto de 2020, 19:28
Actualizada el Viernes 18 de Septiembre de 2020, 10:38
[ Más información ]

Nadie, jamás, nunca



Nadie, jamás , nunca.

 Esas palabras resonaban en su cabeza como un calvario de muerte,  su vida como una bruja en sus primeros días de Hogwarts durante su primer año. Sus compañeros de Gryfflindor eran crueles, se burlaban todo el tiempo de ella, tomaban su presencia para sus bromas y abusos, no importa cuántas veces se quejara con la jefa de la casa, ellos seguían comportándose como simples idiotas.

"Nadie te quiere aquí." decía Edward Sprouse.

"Jamás serás una chica guapa" decía James Sirius Potter.

"Nunca serás popular como nosotros" decía Fred II Weasley.

Su familia tampoco le daban el apoyo necesario para que pudiera defenderse y tomar precauciones para dejar de sufrir aquel bullying, lo único que podía hacer era llorar y dibujar para desahogarse. No se animaba a darle frente a uno de ellos, tampoco era partidaria de hacer justicia. Muchas veces terminaba por creerse todas esas frases destructivas psicológicamente. Pero, al menos tenía algunas amigas, que tenía miedo de perderlas.

Seguían sus acciones de abusos. Ella cambio completamente, porque ahora ella había madurado y se había convertido en una adolescente completamente, aquella etapa que tienen que atravesar las mujeres por durante unos años. Su carácter era introvertido, amigable y no le daba lugar a los demás que intentaban torturarla con palabras ofensivas y bromas pesadas. No le importaba, si pasa algo de eso, ella simplemente, sonreía y seguía hacia adelante. Leah había encontrado la solución a sus problemas sola, sin ayuda de sus padres ni sus hermanos, pero ahora desenredaba otro problemas más en su vida; su familia. Siempre había peleas y discusiones, era hija de muggles. Su madre había entrado en un estado depresivo y casi se suicida, tuvieron que hospitalizarla. Leah lamentaba no poder estar ahí con ella, mientras se encontraba en Hogwarts. 

-¿Te llego alguna carta?-le pregunto Roxanne, una chica de piel morena y ojos café, hermana de Fred II Weasley. Ella era diferente, era tranquila y se llevaba muy bien con muchas personas.
-No.-le dijo apenada comiendo su cuenco de avena con disgusto, lo hizo a un lado.- Esto es un asco.

Leah se puso de pie, tomando su mochila de tachuelas y ping de dibujos japoneses denominados "anime", lo que estaba de moda. Salió del gran salón colocándose unos guantes de lana negros, mientras caminaba hacia las escaleras que se dirigían a las mazmorras del gran castillo. Al doblar en una esquina se choco con Allan, el chico que le gustaba tanto, al que nunca se iba a animar a besarlo, ni declararse su amor.

-Lo siento.-se disculpo ella apenada, él sonrió divertido.

-Suele pasarme seguido chocarme con chicas, parece que soy un imán.-bromeo.

Ella también lo hizo, el joven continuo su camino mientras ella, lo miraba con ojos brillosos. Sacudió la cabeza para continuar con su recorrido, teniendo cuidado de no tropezarse con nadie más, suficiente había tenido cuando James y Edward le tiraron una cubeta de agua helada en el Lago Negro.

Era la primera en llegar al salón de Pociones, el profesor Lener estaba revisando algunos pergaminos para entregarles a sus alumnos de cuarto año, no se percato de la presencia de Leah que hizo bastante ruido al sentarse en un taburete frente a una mesa.

-¿Ansiosa por la clase?-le dijo el hombre alto, de nariz ancha y chata.

-No mucho, solamente que no quería llegar tarde como otras veces.-le contesta sinceramente.

-¿Eres Duval?-le inquirió el  mago, no era muy bueno recordando los nombres de los estudiantes. Ella asintió.- Sí, he visto tu trabajo...y...tendrás que recuperarlo.

Leah rodeo los ojos soltando un suspiro, nada talentosa para esta asignatura. Ni siquiera sabía a qué iba a dedicarse en cuanto saliera de Hogwarts, sus padres le animaban para que siguiera sus sueños, tenía la mente en realizar la carrera de arte visual mágico. El timbre sonó luego de unos segundos, Leah estaba entretenida leyendo el manual de cuarto año de la materia. Los estudiantes comenzaron a llegar, instalándose en las mesas que deseaban, escucho las voces y risas de los Nuevos Merodeadores de Hogwarts, así es como le decían todos. Sintió una mano sobre su hombro al girar su cabeza se encontró con los ojos negros de Allan.

-¿Puedo sentarme contigo?- le pregunto con una sonrisa ladeada.- Laura tiene un humor de doxys rabiosas.

-Sí, está bien.-le dijo Leah haciéndole lugar en la otra banqueta.

-No recuerdo tu nombre-le dijo él- Yo soy Allan Malcom.

-Leah Duval-le contesto sonrojándose.

-Gracias, Leah. Eres muy amable al compartir tu espacio conmigo.-le dijo con elegancia, aunque sabía que estaba bromeando, nadie hablaba de esa forma.



Comenta este capítulo | Ir arriba Cuarto año- Capitulo 02 »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.