Historia al azar: No me olvides
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Next to me » 06. Visitas
Next to me (R13)
Por Dak-knee33
Escrita el Lunes 17 de Agosto de 2020, 09:57
Actualizada el Martes 22 de Septiembre de 2020, 16:34
[ Más información ]

06. Visitas

**Imagen de Sabrina Carpenter como Greta Radford**

Nunca me llevé bien con mis primos mayores, Elían y Matt Scott, eran mellizos de veinte años. Por eso, evadí asistir el domingo para un barbacoa familiar. Sinceramente, no estaba muy bien para discutir con mis primos sobre deportes y la gran carrera de Matt Scott como contador mágico. Ese mediodía, aproveché para ver a George,  hace diez  días que no tuve contacto con él, no respondía mis cartas o venía a verme. Nada. 

Mis padres se despidieron de mí hace unos veinte minutos, confiando que era mayor para cuidarme. Tenía un suéter blanco, unos jeans anchos y unas zapatillas. Cepillé mi cabello rubio y largo por debajo  de los hombros, luego di algo de  alegría a mi rostro con maquillaje. Creo que  estaba bien, no disimulaba el dolor pero, era algo. Tomé mi varita de tejo con pluma de fénix, conjurando el hechizo de desaparición. Viaje por los barrios londinenses, sintiendo el fuerte  zumbido de autos y el viento acariciar mis mejillas. Sentí el calor de Londres, y el  frío en mi corazón.

¡Pum!

Caí sobre el césped húmedo detrás de La Madriguera, según la hermana de George, no estaba  cómodo con vivir en su departamento, nuevamente. Por eso, decidió quedarse unos días con sus padres y algunas visitas de sus hermanos. Me encaminé a la puerta, estaba abierta. Asomé mi cabeza, viendo a mi alrededor y no vi a nadie.

-¿Ah, señora Weasley?-hablé, dirigiéndome a la cocina- Hola...

-Greta-escuché su voz sin entusiasmo, sin risa. Nada.

Era mi mejor amigo, estaba sentado a la mesa de la cocina con una taza entre sus manos. Su rostro tenía un tono más pálido, sus ojeras y los ojos hinchados de llorar sin parar. Esa sonrisa torcida, disimulando gracia y diversión. Me senté delante  de él, extendí mi mano tomando las suyas  entre las mías. Su mirada azul sobre mis ojos verdes expresaban tranquilidad de verme. La Madriguera estaba en silencio, la taza de té de George estaba vacía y él sumergido en sus pensamientos.

- Ayer vino Jordan- comento, asentí con la cabeza-. Sigue trabajando en la emisora, quiere registrarla y hacer un equipo de producción.

- No me parece raro viniendo de él.

- Es un buen chico.

Hubo una pausa. La cocina era rústica, simple y llena de vajilla por los muebles. Había dos ventanas que daban al jardín delantero, el sol del verano iluminaba el interior, el cabello rojo de George se veía más intenso como un fuego ardiente.

- Hace una semana, vino un asesor del Departamento de Seguridad Mágica. Quieren contratar a caza recompensas.

- He oído eso- asintió, alcé una ceja-. Hablé con Harry, lo vinieron a buscar para eso.

-Claro... Él tiene más experiencia.

-¿Vas a aceptar?

Era una pregunta sin respuesta. No pensé mucho en estos días. No estaba confiada que todo saliera bien. Soy una estudiante de la academia de auror, aún faltaba más para ser una profesional. George entendía mi silencio, esa pena que corría por mí cabeza sin llegar a resolver nada. Lo hecho, hecho estaba. Desvié los ojos a otro lado de la cocina, al tiempo, que escuchamos un ruido seco y voces que venían del salón. Eran los señores Weasley, al verme, sonrieron y me levanté para saludarlos con un abrazo, dos besos españoles.

-¿Te quedas a almorzar?- me preguntó la señora Weasley.

-Si, por supuesto.

- En ese caso, haré mí receta de pollo.

George nos veía hablar con normalidad, sin nada que objetar o hacer un chiste. Recordaba que su madre me quería como la novia de Fred, todos notaban la buena conexión que teníamos ambos. George no se sentía cómodo, se reincorporó dejando la taza sobre la mesa y se dirigió al patio. Me disculpé con Molly para buscar a su hijo.

Fui al jardín trasero, buscándolo con la mirada y vi que si cuerpo esbelto giraba a la derecha de la casa. Iba al cobertizo de su padre, lo seguí sin dudas. Creo que necesitábamos ser consolados y amados. George era una de esas personas.  Él era más introvertido que su hermano gemelo.

- Eh, espera... George.

- Déjalo, Greta.

-¡Claro que no! Tienes que sacarlo todo eso que guardas, terminará contigo.

Corrí para alcanzarlo. Era alto con un metro con ochenta y se movía rápido. Se detuvo en la puerta roja del cobertizo, olí un fuerte olor a zorrino.

- Quiero estar solo. Ve con mí madre.

-¿Estás celoso de ella?- dije, sonaba ridículo y olvidé que George era un poco posesivo-. He venido a visitarte a ti.

El chico se giró con una mirada de fastidio, comenzó a fijarse en mí. Toco mis mejillas rojas del calor, el sol pegaba contra nosotros. Unió su frente contra la mía, tuvo que inclinarse un poco para llegar a mí. Note su respiración calmada, su aroma a menta. George se quedó unos segundos a mí lado, retrocedió y entro al cobertizo.




« 05. Recuérdame Comenta este capítulo | Ir arriba 07. Inspirando a un soñador »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.