Historia al azar: Shell Cottage...Ron Weasley
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Next to me » 04. Una propuesta post guerra
Next to me (R13)
Por Dak-knee33
Escrita el Lunes 17 de Agosto de 2020, 09:57
Actualizada el Miércoles 16 de Septiembre de 2020, 13:51
[ Más información ]

04. Una propuesta post guerra

Si alguien me hubiera advertido que perder a alguien que amas con todas las fuerzas del universo sería tan difícil como doloroso; capaz que hubiera dicho todo lo que sentía desde el primer día de ver esos ojos azules como el mar, hasta la tonta manera de enojarse por papeles desordenados en su escritorio. Esas cosas que sentía por Fred Weasley ya no iban a estar tan movidas, serían sentimientos congelados. No podría disfrutar su risa de burla cuando le confesará mí atracción, o nuestro primer beso luego de un chiste tonto.

Habían pasado dos días. Ginny Weasley me escribía sobre el estado de devastación de George, el espacio personal que toda la familia le dio, no sumaba para darles fuerzas para trabajar en lo que amaba ¿Quién era capaz de concentrarse cuando el alma se dividía en dos mundos opuestos? Entendía a mí amigo, en serio. Yo me enamoré de su gemelo, realmente. Fui de esas pocas mujeres que encontraron lo magnífico y único en ambos. La otra persona era Angelina Johnson.

Alguien llamo a mí puerta, estaba sentada sobre el sillón dejando que la música de mí guitarra me llevará a ese mundo, - poco posible de estar siendo un humano vivo- me levanté, deje el instrumento sobre un mueble y abrí la puerta, delante de mí, estaba un joven de cabello negro carbón, de ojos rasgados y de rasgos orientales. Arquee una ceja, este muchacho se aclaró la garganta para usar mí idioma.

-Estoy buscando a Greta Radford.

-¿Para qué?- pregunté cruzándome de brazos.

-Soy Takumi Li. Asesor del Departamento de Seguridad Mágica.

Se detuvo, parecía que el idioma le costaba armar más de una oración. Me daba curiosidad porque no usaba un hechizo modificador para ser más claro. Afloje mis brazos, cerré la puerta sin permitir que dijera lo siguiente, no estaba de humor para soportar a un extranjero. Volvió a llamar, respire hondo y sujeté el puente de mí nariz curvada. Gire sobre mis pasos, y lo enfrenté. Takumi me pidió entrar, estaba cansado de buscar reclutas por todo Londres.

-¿Caza recompensas...?- repetí, cuando el joven asesor se sentó en mí cocina y bebía de una botella de agua.

-Si, eso mismo- correspondió- El Ministerio se siente horrible con la batalla y toda esa repercusión del...del ...no importa. Quieren capturar a todos los mortifagos que respaldaron a ese mago.

-Tengo dos años en la academia...¿Por qué vienes a mí?

-Tus notas en rastreo son excelentes, impecables es lo que dijo el jefe de auror.

Alcé las cejas. No esperaba que me pidieran algo así, entre el final de todo el caos y la muerte de Fred, no quería hacerlo. Takumi estaba apretado con las exigencias del ministro, trabajando horas y horas para visitar a los magos más capacitados para la tarea. Solo, que no entendía porque busco entre expedientes de estudiantes. Toque el puente de mí nariz, iba a llorar.

-Lo pensaré- le respondí. No quería decir algo que podría arrepentirme más tarde.

-Espero tu respuesta- asintió, dejo su botella sobre la mesa. E, hizo un hechizo de desaparición.

Negué con la cabeza. Me gire, apoyando ambas manos sobre el mesón. Incline mí cuerpo, agache la cabeza y cerré los ojos con fuerza. Solté un grito de dolor. Odiaba que mencionaron al responsable de matar a tantas personas. Todo por querer limpiar las calles de sangre impuras. Lo detestaba. Grité tan fuerte, que mi cabeza zumbo y mi garganta picaba de ese alarido de impotencia. Me dejé caer sobre el suelo blanco, apreté mis puños entorno a mis piernas flexionadas, me dolía la cabeza y el corazón.

Recordé que esa noche, le pedí a Fred que debíamos hablar de algo importante, por lo que, tenía que volver vivo y medianamente sano. A veces, perder algo sirve para darnos cuenta que el tiempo es corto y nunca sabes qué puede pasar del día a la mañana.

A la hora de la cena, mi madre estaba centrada en las noticias de la televisión. No mencione la visita del asesor Li en esta mañana, no quería que me diera mala suerte y buscará el problema a todo lo que me proponía hacer en mi vida, como el día que intente entrenar como cazadora en Las Arpías de Holyhead y mi madre me dio una mala racha, no logré cautivar al entrenador. Y, así varias cosas. Nada más, necesitaba meditar un tiempo sobre esta nueva oportunidad, después de todo, sería una auror para cumplir la ley mágica.

-¿Que tal el pollo?- preguntó mi madre, cuando comenzaron los anuncios.

-Bien...

-¿Solo, eso dirás?- inquirió, ladee mi cabeza notando que buscaba un tipo de charla.

-Me gusta, mamá. Tiene sabor a miel

-Gracias...Lo descubrí en esos libros gourmet de tu tía Meredith.

Asentí con la cabeza. Nos quedamos en silencio, puse atención a la televisión donde pasaban un nuevo shampoo para cabello secos y también, un desodorante antitranspirante. Suspiré, mis vacaciones de verano eran aburridas. Mí dos compañeros de la academia estaban fuera del país. Y, George estaba destruido para salir a tomar unas cervezas de mantequilla. Opte por quedarme en casa con mis padres y cenar, ver TV y dormir.




« 03. Consuelo en rojo brillante Comenta este capítulo | Ir arriba 05. Recuérdame »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.