Historia al azar: Ai Sora Cielo Azul
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Next to me » 22. Tan perfecto como el sol
Next to me (R13)
Por Dak-knee33
Escrita el Lunes 17 de Agosto de 2020, 09:57
Actualizada el Domingo 25 de Octubre de 2020, 20:01
[ Más información ]

22. Tan perfecto como el sol

"La amistad es un alma que habita en dos cuerpos; un corazón que habita dos almas" (Aristóteles)


agosto, 1997


La familia Weasley me invito a la boda de Bill y su prometida, Fleur Delacourt que se realizaría en La Madriguera. Estaba cepillando mi cabello en la habitación de Ginny, viendo mi rostro adornado por el maquillaje que me costó colocar y no parecer una payasa. No acostumbraba a esto, pero no quería restar de las otras mujeres en la boda. Dicen, que el amor es más fuerte que cualquier batalla. Si esta pareja tan peculiar profesaba amor verdadero, sería lo único bueno que obtendríamos este año. Quería creerlo pero, las cosas estaban tensas y el peligro siempre estaba al acecho, desde que la revelación del regreso del mago oscuro que todos temíamos estaba apoderándose de todo Inglaterra. Y, solo era el comienzo de una limpieza de pureza. La puerta se abrió, desde el reflejo del gran espejo circular, vi a Fred.

-¿Sabes? Harry y Ginny se atragantaron apasionadamente-comentó, sentándose sobre la cama tendida.

-¿Qué dices?-pregunté sonriendo, me giré sobre la silla.

-Un gran beso, ¡Hubieras visto sus caras!

-¿Cuándo dejarás de molestar a tu hermana?-le inquirí, el chico se hundió de hombros.

-Es ley de familias, especialmente, de hermanos.

-No lo sé, no tengo hermanos para molestar.

Fred sonrió. Se quedó mirándome un momento, se rió un poco sonrojado. Volví a mi tarea, creo que el chico buscaba todo tipo de situación para fastidiar a los demás, de un buen modo. Fred se levantó acercándose a mí, colocó sus manos tibias sobre mis hombros. Sentí un escalofrío que recorrió mi cuerpo entero, desde cada gesto del muchacho, me generaba una sensación de bienestar, y un grupo de mariposas revolviéndose en mi estómago cuando él estaba cerca. Hace un año, me sentía atraída por la personalidad de Fred, todo de él ¡Era el chico ideal! Solo, esperaba el momento para declararme. Tenía miedo de su reacción, no sabía cómo hacerlo. Era diferente a otros chicos que salí por un breve tiempo, y ninguno tenía esa alegría extrema, tan natural de Fred Weasley.

-Me gusta tu vestido-comentó, sujetó mi largo cabello entre sus manos.

-Gracias.

-Tengo que hablar contigo, luego de la fiesta-me dijo, acariciando mi cabello rubio.

-Claro.

-Dejaré que termines de prepararte, ya casi están todos los invitados.

Volví a asentir. Fred se alejó, saliendo del dormitorio y cerró la puerta. Me daba curiosidad del tema que quería conversar conmigo, hasta tenía una pequeña esperanza que él sintiera lo mismo. Recogí mi cabello en una coleta alta, quedando una imagen más relajada y elegante, algo que no me gustaba tener el pelo recogido, siempre lo llevaba suelto y pocas veces, lo peinaba con alguna trenza o un moño. Tomé mi varita mágica conjurando un hechizo para guardar todas las cosas en mi bolso.

*

**

Los novios estaban preciosos con sus trajes de gala, especialmente, el esmerado y perfecto vestido de novia de Fleur, que no paraba de sonreír a sus mejores amigas. Mientras, Bill charlaba con un colega de confianza, casi un gran amigo que no creía que Harry Potter estuviera relacionado en estos acontecimientos tan peligrosos. Ojalá todos creyeran más en las cosas buenas. Estaba sentada bebiendo mi tercera copa de champagne, viendo a todos bailar y reírse. Entre toda la gente, estaba Viktor Krum que no dejaba de mirar a Hermione de la manera que cualquier hombre sabe que dejó ir algo realmente genial. La silla de mi derecha se corrió, ocupada por Fred que traía un plato con una porción del pastel recién cortado por los novios.

-¿Qué tal?-preguntó el pelirrojo, dando un bocado a su comida.

-Bien, aquí embriagándome.

-¿Por algún motivo?-repuso, sus ojos azules me estudiaron con preocupación. Sonreí.

-Nada importante.

-Entonces, no hay razón para beberte toda la botella.

-Siempre con las respuestas correctas, Weasley.

Fred se rió, dejando el plato sobre la mesa. Extendió su mano, colocándose de pie. Lo miré insegura de ir a bailar con los demás, aunque no podía negarme a esa sonrisa encantadora y atractiva. Di un trago largo a la bebida, cayendo a mi estómago. Sujeté la mano de Fred, colándonos entre la multitud. Sus manos se colocaron en los lugares correctos de mi cuerpo, estaba tan cerca de él, que sentía toda una energía poderosa correr por mis venas. Esa sensación que podía besarlo delante de todos, y enviar mi sutileza a la mierda.

Porque, estaba tan enamorada que su figura en un día de lluvia, era mi sol.




« 21. Delicado Comenta este capítulo | Ir arriba 23. ¿Qué está bien, qué está mal? »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.