Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Next to me » 12. Cerveza de mantequilla
Next to me (R13)
Por Dak-knee33
Escrita el Lunes 17 de Agosto de 2020, 09:57
Actualizada el Miércoles 16 de Septiembre de 2020, 13:51
[ Más información ]

12. Cerveza de mantequilla

-¿Cómo estás? - volvió a preguntarme Jordan, estábamos sentados a una mesa y unas cervezas de mantequilla entre nosotros.

Las risas cercanas de un grupo de adolescentes me distrajo de mi amigo. Había unos gemelos conversando, rubios y bastante alegres. Lo único que me fije, además de otros dos chicos con ellos. Rodee los ojos con ironía, miré a Jordan que esperaba una respuesta.

-Bueno, algo confundida-le dije sinceramente. Noté el interés en los ojos oscuros del chico.

-¿A qué te refieres? Explica mejor.

-Es que, siento que mis sentimientos están cambiando...

Jordan alzó las cejas, luego regresó a su normalidad e hizo un gesto para que desarrollara lo demás. Si le decía sobre mí enamoramiento por Fred, iría corriendo a decirle a George y eso no era buena idea. Mí amigo esperaba con entusiasmo la declaración, no iba a decirle. Desde el momento que mí amistad por Fred se volvió algo más allá de chistes y juegos, no hable con nadie. Asique, creo que sus hermanos no sabían la verdad. Además, era estúpido decirlo ahora, él no iba a responderme positiva o negativamente.

-Siento que la impotencia de no poder hacer nada-le dije finalmente, buscando otro tema más importante y real.

-¿Nada de qué, Greta? No entiendo.

-He visto a mi madre actuar extraño, últimamente.

Jordan arrugó el ceño, miró su vaso medio lleno bebiendo lo que quedaba de un trago. Olvidaba que el chico no tenía buenos recuerdos de su madre, que era exigente y siempre le criticaba sus sueños. Al contrario  de la mía, ni siquiera me miraba con buenos ojos, o no sabía cómo apoyarme. Era mejor cambiar de tema. Rasqué mi nuca, estaba  incómoda. La gente se pasaba por el pub, riéndose en compañías y jugando a los naipes entre galleons, objetos valiosos entre apuestas. Nos quedamos en silencio, aclaré mi garganta.

-También, me pidieron ser una caza recompensas.

-Harry lo rechazó, quiere unas buenas vacaciones con sus amigos-comentó, hundiéndose de hombros.

-Supongo que eso esta bien-le dije, di un sorbo a mi vaso-. Salvo a todos, ¿no? Hasta se sacrifico a sí mismo.

-Y, volvió a la vida.

-Sí, eso es cierto.

Creía que pasar el rato con Jordan Lee sería como antes,  no era lo mismo sin las bromas de los  gemelos y sus ideas para su tienda. Hubiéramos invitado a George sería  bueno para él y todos. Terminé de beber mi cerveza de mantequilla, me disculpé con Jordan para ir al baño. Este asintió. Me reincorporé, dejando mi bolso a su lado para que la cuidara. Recorrí el salón, bajando unas anchas escaleras negras hacia los baños. Había dos brujas de largos vestidos azules estilo gótico, hablando entre susurros y tras verme, se alejaron de la puerta. Entré, me acerqué al espejo, viendo mi rostro por unos segundos y luego me metí en un cubículo.  Algunos recuerdos de este sitio pasaban por mi mente, aquella fue la primera vez que vine era más  divertido, la  gente era específica, no había tantas caras sospechosas.


[junio, 1995]

Estábamos delante de una taberna de tonos dorados,  unas velas rojas flotaban en el interior dando un aspecto de santuario privado con muebles viejos y restaurados, de pisos de madera, la buena música. La mayoría de los invitados tenían tarjetas del anfitrión, no todos pasaban por una linda sonrisa y una buena imagen. Nos habíamos graduado. Bueno, los gemelos se escaparon en los dos últimos meses, libres de los castigos y exageradas reglas de Dolores Umbrigde. Tuvieron coraje. Miré las marcas en mi antebrazo, aquel castigo de escribir con tu propia sangre. Horrible. Ya había participado de las clases privadas de Harry Potter.

-¿Dónde están? Ya casi llegamos a la entrada-me quejé con Jordan.

-Tranquila, nunca nos fallaron. Además, convencer a Renata Reyna no debe ser fácil.

-No dudo que Fred no sea capaz, pero si no confió que George haga algún comentario chocante con sus columnas en Corazón de bruja.

-No entiendo porqué te desagrada George.

-No es eso-le dije ofendida. Era mi mejor amigo, por algo-. Solo, me molestan algunas cosas de él.

-¿Y, por qué no con Fred?

Me sonrojé. En ese momento, aparecieron los gemelos con unas sonrisas satisfechas de su misión. Nos saludamos y tomamos nuestras invitaciones. La mirada azul de Fred se detuvo en mi aspecto por unos momentos, parecía que el resto de las personas solo fueran estatuas sin valor a mi alrededor. Fred tomó mi mano dándome ánimos, su calor era agradable y me gustaba, no quería que me soltará.

-Tarjetas, chicos-dijo el guardia de piel oscura, de ojos miel. Casi algo anormal. Obedecimos, nos dejó pasar y esperamos a los otros en el umbral mientras oíamos la música jazz desde el interior- Tarjetas, parejita.

-¿Qué?-pregunto George.

-No te alteres, amigo, solo está bromeando-dijo Jordan calmado. Pero, las mejillas del gemelo estaban encendidas, ofendido y enojado. 

-¿Crees que eres inteligente insultando a la gente que tienen un gusto diferente a los demás? ¡Qué cobarde eres!

-George, no hagas tonterías-le pidió su hermano. Negué con la cabeza- Solo, entremos.

No tardó mucho para que el guardia y George terminaran en una discusión de igualdad de género. Rodee los ojos, decidiendo entrar cuando Fred y Jordan intervenían, pidiéndole disculpas al guardia.

George se comportaba como idiota cuando queríamos divertirnos. Este pub terminó siendo nuestro favorito, donde hombres guapos se insinuaban con George y él lo odiaba.




« 11. ¿Forzar es mejor que no intentar? Comenta este capítulo | Ir arriba 13. No estás solo »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.