Historia al azar: Sin recuerdos
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Amores Extraños- Entre la Serpiente y el Lobo » Decepcionado
Historia terminada Amores Extraños- Entre la Serpiente y el Lobo (R15)
Por Rowena
Escrita el Jueves 30 de Julio de 2020, 13:31
Actualizada el Sábado 6 de Marzo de 2021, 01:48
[ Más información ]

Decepcionado

Capítulos
  1. Nace un sentimiento
  2. Valentía Líquida
  3. Un Beso Robado
  4. Encuentro Incómodo
  5. ¿Sirius?
  6. Un Héroe Inesperado
  7. Admítelo, Lunático
  8. Motivos para celebrar (parte 1)
  9. Motivos para celebrar (parte 2)
  10. Por debajo de la mesa
  11. Orgullo y Prejuicio
  12. Paranoias de un lobo celoso
  13. El Veneno de la Serpiente
  14. Los celos no son buenos consejeros
  15. El temor de perderlo
  16. La razón detrás del odio
  17. La solución está en tus manos
  18. Amistad a prueba de chicas
  19. Alcanzando las estrellas
  20. La dama de rojo
  21. Reencuentro en la casa de los gritos
  22. La Poción Implantadora
  23. Disimulo
  24. Los Lykógenos
  25. Insidia
  26. Ardientes provocaciones
  27. Ayuda inesperada
  28. Aunque no me puedas ver
  29. El último beso
  30. Abrazos que curan
  31. Dicen por ahí...
  32. Una propuesta indecorosa (Parte 1)
  33. Entre la espada y la pared
  34. Una propuesta indecorosa (Parte 2)
  35. Decepcionado
  36. Ángeles sin alas
  37. Llegando al límite
  38. Crimen y castigo
  39. Sanando las heridas
  40. Veredicto final
  41. Decisiones en puerta
  42. Nota de autor final

        34. DECEPCIONADO

                  - Ayer tuvimos buen avance- dijo animadamente Remus esa misma tarde en su despacho, mientras con un movimiento de varita ordenaba una pila de pergaminos- ¿te parece si terminamos sólo los trabajos de cuarto grado y nos tomamos el resto de la tarde libre?

                  Hermione, quien se encontraba sentada al otro lado del escritorio, carraspeó la garganta y dijo tratando de sonar tan entusiasmada como él:

                  - Claro…

                  - Oye, gracias por tomarte el tiempo para ayudarme, sé que no es tu obligación hacerlo- Remus se levantó de su lugar y se acercó a ella para darle un cariñoso beso en la mejilla- prepararé un poco de té…

                  Hermione esbozó una pequeña pero nerviosa sonrisa. Para esa hora de la tarde ya había conseguido tranquilizarse un poco y tenía decidido no decirle ni una palabra a Remus sobre el encuentro que había tenido con Malfoy unas horas antes.

                  - "No hay necesidad de que se entere, yo misma terminaré de una vez por todas con este asunto… Remus tendrá de regreso su amuleto y el maldito de Malfoy nos dejará en paz para siempre"- se repitió una vez más mientras comenzaba a revisar la tarea de un chico de cuarto grado.

                  - Estás muy callada, 'Mione… ¿pasa algo?- observó Remus mientras preparaba el té a unos cuantos metros de ella.

                  Hermione dio un respingo al ser sacada de su ensimismamiento.

                  - Es sólo que mi día no empezó muy bien. La clase de pociones fue un desastre para mí…- dijo. Al final de cuentas eso no dejaba de ser verdad, aunque era lo que menos le afligía en ese momento.

                  - Lamento escuchar eso- dijo Remus con dulzura- pero estoy seguro de que no tienes por qué preocuparte… un mal día en pociones no opacará tu desempeño en los EXTASIS.

                  Por unos instantes sus miradas de cruzaron.

                  - "¿Seré capaz de mirarlo a los ojos después de esta noche?"- se preguntó ella con gran remordimiento. Y por enésima vez en el día trató de buscar un punto débil en las palabras que dijo Malfoy mientras efectuaba el Conjuro Warantum:- "Ésta es mi única oferta: hoy a las 8:30 en el cuarto de los Menesteres. Tómalo o déjalo. Si pasas la noche conmigo, te devolveré este estúpido relicario, te dejaré en paz y lo que suceda entre el lobo y tú no será más mi asunto. Pero si no vienes o si intentas hacerme una jugarreta, sucederá todo lo contrario… Si pasas la noche conmigo… él dijo 'pasar la noche', no dijo 'tener sexo'… eso no me obliga a nada mas que a asistir a la Sala de Menesteres…"

                  Remus le extendió una taza de té y ocupó su lugar al otro lado del escritorio. Al verlo tan tranquilo y entusiasmado no pudo evitar volver a preguntarse si en verdad él no estaba enterado de que Malfoy tenía su amuleto.

                  -"Conociendo a Malfoy, se me hace realmente extraño que no hubiese venido a provocarlo… pero él me habría contado si algo de eso hubiera sucedido…"- se dijo una vez más, convencida de que Remus no le ocultaría algo así. Él siempre era honesto con ella… ¿y ella?

                  Nuevamente recordó aquél sueño que había tenido hacía varias noches… aquél sueño en el que se entregaba a Malfoy precisamente sobre ese escritorio en el que ahora estaba trabajando…

                  No pudo más y se puso de pie con la intención de huir. La culpa no la dejaba estar en presencia de Remus.

                  - ¿Qué pasa?- preguntó él extrañado por la inesperada acción de Hermione y al ver su semblante intranquilo- ¿te sientes bien, linda?

                  Se levantó de su lugar y fue hacia ella con intención de abrazarla pero ella retrocedió un par de pasos.

                  - Lo siento- dijo en un afligido susurro- no puedo estar aquí.

                  - ¿Por qué lo dices? Hermione, ¿qué está sucediendo? Por favor no te vayas, creí que tú y yo ya estábamos bien…- Remus no comprendía el comportamiento de la joven.

                  Entonces ella no pudo seguir conteniendo las palabras en su boca:

                  - Sé por qué no podíamos encontrar tu amuleto.

                  Remus levantó las cejas sorprendido por lo que acababa de escuchar.

                  -¿Cómo dices…?

                  - Hoy mismo lo recuperaré y no tendrás que preocuparte por la próxima luna llena. Todo va a estar bien, lo prometo.

                  Ya había hablado más de lo que tenía planeado, debía salir de ahí antes de que Remus hiciera más preguntas. Pero paró en seco cuando Remus cuestionó:

                  - ¿Qué te pidió Malfoy a cambio?- su tono de voz se tornó severo.

                  - N-no dije que Malfoy lo tuviera…- señaló Hermione.

                  -…- el semblante de Remus ahora era serio.

                  - ¿Entonces lo sabes…? ¿Por qué no me dijiste nada?

                  - ¿Qué te pidió Malfoy a cambio de mi amuleto?- repitió Remus ignorando las preguntas de Hermione.

                  - Iré a cenar con él- respondió la chica esperando que Remus le creyera.

                  - Claro… a cenar…- repitió él dejando claro que no le compraba ese cuento.

                  - ¿Desde cuándo sabes que Malfoy lo tiene? Debiste haberme dicho…

                  - De ninguna manera- dijo Remus tajantemente- si te dejé fuera de esto fue para protegerte.

                  - ¿Protegerme de qué?- ahora era Hermione quien no comprendía nada.

                  - Quiso usarte como moneda de cambio pero yo lo mandé al diablo. Preferí dar por perdido mi amuleto antes que hacerte algo así…

                  - Remus, sólo iré a cenar con él… después de eso tendré tu amuleto, él nos dejará en paz y no le dirá a nadie sobre lo nuestro…- dijo Hermione intentando tranquilizar las cosas.

                  - ¿A quién tratas de convencer? ¿A ti o a mi?- acusó el joven licántropo- ambos sabemos que Malfoy no se conformará con una simple cena; él te quiere en su cama.

                  - No caeré en su juego- prometió Hermione, aunque en el fondo no tenía idea de cómo lo lograría- Remus, confía en mi… esta noche recuperaré tu amuleto… no quiero que vuelvas a correr el mismo peligro que corriste durante la última luna llena…

                  Intentó tomar la mano de Remus pero él se apartó.

                  - Yo preferiría volver a pasar por eso en lugar de saberte con otro- dijo con una triste sonrisa- dime, Hermione… ¿por qué aceptaste? ¿Realmente lo hiciste por recuperar el amuleto o solamente querías una excusa para estar con él?

                  -¡¿Cómo te atreves a pensar eso?!- exclamó Hermione indignada. No podía creer que Remus dudara de ella de esa manera- ¡lo estoy haciendo por ti, para ayudarte!

                  - No te pedí que lo hicieras… sabes, ya no me interesa más el amuleto. Eres libre de pasar la noche con Malfoy, si eso es lo que quieres. No hace falta que me devuelvas nada- abrió la puerta del despacho, dándole a entender a la chica que debía marcharse.

                  - No tienes derecho a tratarme así- dijo secamente Hermione caminando hacia la salida; no se quedaría a rogarle a Remus. Si bien era cierto que hacía un par de días ella había dudado de él a causa del incidente con Rita Monaghan, al menos se atrevió a reconocer su error y disculparse.

                  En cuanto ella puso un pie fuera de la oficina, Remus cerró la puerta, demostrando que no tenía intenciones de arreglar las cosas.



                  **********


                  N/A: holi de nuevo :) Estuvo un poco corto el capítulo lo sé. Antes de que sigamos avanzando en la historia, siento la necesidad de hacer un par de aclaraciones:


                  - A las personas que añadieron este fanfic a sus favoritos y a quienes me dejan reviews y mensajes privados, les agradezco mucho su apoyo! Saber que me leen me llena de alegría. En serio muchas gracias J


                  - A estas alturas ustedes ya se habrán dado cuenta que poco a poco nos acercamos a un momento muy turbio en la historia. Habrá escenas fuertes y se tocarán temas que en la actualidad son muy sensibles. En su momento haré las advertencias correspondientes para que quien no desee leer esas escenas, pueda evitarlas.


                  - Aclaro que de ninguna manera pretendo romantizar esas situaciones turbias de las que estoy hablando. Si bien esta es una obra de ficción,  un crimen es un crimen y el tema se manejará como tal. 


                  Me pareció importante decir esto porque he recibido comentarios de algunas lectoras en los que me expresan su inquietud acerca de la manera en que Malfoy está actuando. Sus opiniones son importantes para mi!


                   




                  « Una propuesta indecorosa (Parte 2) Comenta este capítulo | Ir arriba Ángeles sin alas »


                  Potterfics - Harrylatino
                  Potterfics es parte de la Red HarryLatino

                  contacto@potterfics.com

                  Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.