Historia al azar: Pesadillas
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Amores Extraños- Entre la Serpiente y el Lobo » Abrazos que curan
Amores Extraños- Entre la Serpiente y el Lobo (R15)
Por Rowena
Escrita el Jueves 30 de Julio de 2020, 13:31
Actualizada el Sábado 27 de Febrero de 2021, 02:15
[ Más información ]

Abrazos que curan

Capítulos
  1. Nace un sentimiento
  2. Valentía Líquida
  3. Un Beso Robado
  4. Encuentro Incómodo
  5. ¿Sirius?
  6. Un Héroe Inesperado
  7. Admítelo, Lunático
  8. Motivos para celebrar (parte 1)
  9. Motivos para celebrar (parte 2)
  10. Por debajo de la mesa
  11. Orgullo y Prejuicio
  12. Paranoias de un lobo celoso
  13. El Veneno de la Serpiente
  14. Los celos no son buenos consejeros
  15. El temor de perderlo
  16. La razón detrás del odio
  17. La solución está en tus manos
  18. Amistad a prueba de chicas
  19. Alcanzando las estrellas
  20. La dama de rojo
  21. Reencuentro en la casa de los gritos
  22. La Poción Implantadora
  23. Disimulo
  24. Los Lykógenos
  25. Insidia
  26. Ardientes provocaciones
  27. Ayuda inesperada
  28. Aunque no me puedas ver
  29. El último beso
  30. Abrazos que curan
  31. Dicen por ahí...
  32. Una propuesta indecorosa (Parte 1)
  33. Entre la espada y la pared
  34. Una propuesta indecorosa (Parte 2)
  35. Decepcionado
  36. Ángeles sin alas
  37. Llegando al límite
  38. Crimen y castigo
  39. Sanando las heridas

Abrió los ojos. Le tomó unos instantes reconocer el lugar en el que estaba, era la habitación que le habían asignado durante su estancia en la Mansión Schulz y ella estaba recostada en la cama. Al instante una asfixiante angustia le oprimió el pecho. Se enderezó y vio a Sirius Black sentado en el alfeizar de la ventana, con la mirada perdida hacia el exterior. Dentro de poco comenzaría a salir el sol.

Hermione intentó levantarse de la cama sin hacer ruido pero rápidamente él se giró a mirarla.

- Despertaste- dijo con suavidad.

Los recuerdos de todo lo ocurrido antes de que se desmayara surgieron con fuerza en su memoria; un hombre lobo a punto de atacarla, Sirius repeliéndolo con un hechizo… el inerte cuerpo de Remus tumbado en el césped…

Remus muerto. El dolor de ese pensamiento le taladró el corazón.

- Tú lo mataste- dijo Hermione con un hilo de voz. El semblante de Sirius se endureció al escuchar tal acusación. La última vez que alguien lo acusó de eso, terminó en Azkabán. Negó con la cabeza y dijo:

- Remus jamás se habría perdonado a sí mismo si te hubiese lastimado. Tuve que detenerlo.

- ¡Pero no a ese costo!- exclamó Hermione horrorizada sin poder creer que Sirius se estuviese excusando por sus acciones. Un par de lágrimas escaparon de sus ojos- no tenías que matarlo…

- No lo hice- se defendió Sirius. Hermione se sentó al borde de la cama y continuó llorando, no haciendo caso a las palabras del animago. Él se sentó a un lado de ella, la tomó por la barbilla, obligándola a mirarlo y repitió:- Hermione, yo no lo maté. Remus sobrevivió. Lo acaban de trasladar a su habitación.

Hermione parecía no comprender lo que Sirius acababa de decir.

- ¿Cómo dices?- balbuceó.

- Remus logró sobrevivir- repitió Sirius. Esas palabras fueron como una gran bocanada de oxígeno para Hermione.

-¿Qué sucedió?- preguntó anonadada por la noticia.

- Tú te desmayaste justo cuando creímos que había muerto; te traje aquí y le pedí a una enfermera que te mantuviera sedada. Entonces lo escuché aullar. Regresé al jardín y lo vi nuevamente transformado y de pie. Tuvo una noche muy difícil pero aparentemente estará bien.

Hermione se llevó ambas manos al pecho, sintiendo cómo el alma le regresaba al cuerpo. Aún lloraba, pero de felicidad, de alivio.

- Quiero verlo- dijo.

- Debemos ser pacientes- dijo Sirius suavemente- supongo que por ahora el profesor Dumbledore y los alquimistas lo tendrán en observación.

- El profesor Dumbledore…- masculló Hermione temerosa- ¿me descubrió?

- No lo sé. Realmente nadie nos prestó mucha atención mientras estuvimos allá abajo… al menos eso parecía. Pero no creo que por el momento eso importe. Albus y los demás están enfocados en la recuperación de Remus. 

Hermione suspiró. El hecho de que el director de Hogwarts la pillara la tenía sin cuidado, al menos por ahora. Lo que más le importaba era saber que Remus había logrado llegar con vida al amanecer.

- Iré a preguntar cómo va todo- dijo Sirius levantándose de la cama y caminando hacia la puerta de la habitación.

- Espera- lo llamó Hermione. Él tenía la mano en el picaporte de la puerta pero ella llegó y lo tomó por el brazo- creo que te debo una disculpa. Ahora comprendo por qué no querías que viniera; tú me lo advertiste y yo no quise escucharte. Sin embargo me trajiste, a pesar de lo que te dije... discúlpame por la bofetada que…

- No hace falta que lo menciones- interrumpió él- supongo que la merecía. Yo tampoco debí haberte dicho lo de… ya sabes… discúlpame por eso. Además, no debí empeñarme en separarte de Remus. Él te necesita en verdad. Yo lo sé; en estos momentos él requiere de tu compañía, tú eres su razón para salir adelante.

- Olvidemos todo- propuso Hermione. Sirius asintió. Olvidarlo todo, eso sería lo mejor. Se inclinó un poco hacia ella y depositó un beso en su mejilla. Esa fue como una manera de sellar el pacto de paz que acababan de hacer.

- Te avisaré en cuanto puedas ver a Lunático- dijo Sirius y salió de la habitación sabiendo que eso sería lo más cerca que jamás estaría de besar a Hermione Granger en toda su vida.

 

 

**********

Cerca del medio día el estado de salud de Remus fue reportado como estable.

- Parece que el momento más crítico ha pasado- informó Psihas después de hacer los estudios correspondientes- logramos canalizar toda la energía de manera positiva. Su organismo aún sigue débil, pero con una buena dosis de descanso, alimentación y pociones revitalizantes se arreglará. Lo único que hay que cuidar es su corazón, quedó algo dañado por la carga de trabajo que tuvo. Posiblemente hayan quedado algunos estragos que con el tiempo serán detectables, ahora es muy pronto para saberlo.

Lo había logrado, Remus había sobrevivido.

- ¿Podemos verlo ahora?- preguntó Hermione estado nuevamente bajo la apariencia de Tonks. Aún no tenía la certeza de si la habían descubierto o no pero Sirius y ella decidieron que por el momento sería mejor seguir usando la poción multijugos.

- No creo que sea conveniente- dijo el alquimista.

- Pero ha estado durmiendo todo el día- replicó Sirius.

- Déjalos, Yraclis- intervino Dumbledore- le hará bien al muchacho.

- Está bien. Lo despertaremos a la hora de la cena y podrán acompañarlo.

  

 

*********

Adhara llevó una bandeja con la cena a la habitación de Remus, donde el profesor Dumbledore, los alquimistas y Sirius se encontraban.

- ¿Te sientes mejor?- le preguntó Dumbledore al licántropo que recién había sido despertado.

- Eso creo... - respondió Remus adormilado.

- Me alegra escuchar eso. Bien, creo que Sirius y la señorita Tonks podrán hacerse cargo de ti un par de horas. Nosotros también necesitamos un descanso. Por cierto, ¿dónde está ella?

- Vendrá en un minuto- se apresuró a responder Sirius. Dumbledore asintió y todos se retiraron del lugar, excepto Sirius.

- Creí que no viviría para contarla- murmuró Remus mientras se incorporaba un poco.

- Prueba superada, hermano- contestó Sirius ayudándolo a sentarse- te dije que lo lograrías.

- ¿Por qué siempre tienes la razón?

- ¿A caso no te alegra que esta vez no haya sido la excepción?- dijo Sirius con aires de superioridad.

Rieron juntos.

- Vaya noche... - comentó Remus.

- ¿Recuerdas algo de lo que pasó?- preguntó Sirius con curiosidad.

- No mucho... sólo algunos detalles. Ojalá pueda olvidarlo todo, créeme que no fue nada agradable. Por cierto, lamento haberlos asustado a ti y a... "¿habrá sido Hermione?".

- Oh, descuida- interrumpió Sirius- no te preocupes por eso.

- ¿Era Hermione?- preguntó con un brillo de esperanza en sus ojos que aún conservaban ese tono dorado. Sirius asintió.

- Te dije que estaba más cerca de lo que te imaginabas.

Al instante sus ojos se humedecieron.

- Está aquí...

- Así es, Lunático. Ella movió cielo, mar y tierra para poder estar contigo. Si no me crees, pregúntaselo tú mismo. Ahora vuelvo.

Salió de la habitación y a los pocos instantes regresó acompañado de la castaña, quien sin decir palabra corrió a abrazarlo. Él sin poder evitarlo siguió derramando lágrimas de felicidad al aspirar el dulce aroma de la chica.

- Sabía que no estaba alucinando- dijo- sabía que eras tú...

- Sí, mi amor, era yo...

Sirius tosió un poco.

- Estaré aquí afuera en caso de que alguien venga- dijo antes de salir y cerrar la puerta.

Remus se dejó caer en los brazos de Hermione, tal como un pequeño cachorro en busca de refugio. Más feliz no podía estar. Ella en silencio y con ternura le acariciaba el rostro y el cabello, en ese momento las palabras eran algo que en realidad no hacía mucha falta.

 

 

 

*****

Hola a tod@s! Antes que nada, espero que la hayan pasado de maravilla con sus familias en estas fiestas decembrinas. He andado ausente del mundo de los fanfics desde hace un par de semanas y no tuve oportunidad de mandarles mis felicitaciones y buenos deseos por Navidad y Año Nuevo.

 

Como comenté en mi página de Facebook (Rowena Black Lupin Fanfiction) la razón de mi ausencia es que el lunes 28 me hicieron una cirugía. Creí que los días de reposo y recuperación serían llevaderos y que podría dedicar tiempo para ponerme al corriente con las actualizaciones de AMORES EXTRAÑOS, tratar de avanzar con otro fanfic que tengo pausado, leer otras historias que tengo guardadas en mi lista de "pendientes por leer" y etc., pero lamentablemente no ha sido así.

 

No la pasé muy bien, el dolor de espalda fue espantoso y la verdad no tuve nada de ánimos para estar en la computadora o el celular porque no soporto estar mucho tiempo en una sola posición.

 

Ahora me siento un poco mejor. Les mando un gran abrazo y les agradezco su apoyo y comprensión. Sé que muchas se quedaron impactadas por el final del capítulo anterior y lamento haberlas hecho esperar por la continuación.

 

En breve subiré un capítulo más para tratar de compensar mi larga ausencia por acá J



« El último beso Comenta este capítulo | Ir arriba Dicen por ahí... »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.