Historia al azar: La Isla
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Amores Extraños- Entre la Serpiente y el Lobo » La dama de rojo
Amores Extraños- Entre la Serpiente y el Lobo (R15)
Por Rowena
Escrita el Jueves 30 de Julio de 2020, 13:31
Actualizada el Sábado 27 de Febrero de 2021, 02:15
[ Más información ]

La dama de rojo

Capítulos
  1. Nace un sentimiento
  2. Valentía Líquida
  3. Un Beso Robado
  4. Encuentro Incómodo
  5. ¿Sirius?
  6. Un Héroe Inesperado
  7. Admítelo, Lunático
  8. Motivos para celebrar (parte 1)
  9. Motivos para celebrar (parte 2)
  10. Por debajo de la mesa
  11. Orgullo y Prejuicio
  12. Paranoias de un lobo celoso
  13. El Veneno de la Serpiente
  14. Los celos no son buenos consejeros
  15. El temor de perderlo
  16. La razón detrás del odio
  17. La solución está en tus manos
  18. Amistad a prueba de chicas
  19. Alcanzando las estrellas
  20. La dama de rojo
  21. Reencuentro en la casa de los gritos
  22. La Poción Implantadora
  23. Disimulo
  24. Los Lykógenos
  25. Insidia
  26. Ardientes provocaciones
  27. Ayuda inesperada
  28. Aunque no me puedas ver
  29. El último beso
  30. Abrazos que curan
  31. Dicen por ahí...
  32. Una propuesta indecorosa (Parte 1)
  33. Entre la espada y la pared
  34. Una propuesta indecorosa (Parte 2)
  35. Decepcionado
  36. Ángeles sin alas
  37. Llegando al límite
  38. Crimen y castigo
  39. Sanando las heridas

19. LA DAMA DE ROJO


"Te espero afuera" fue lo que Draco había logrado leer en el pergamino que Hermione tenía en el regazo. Aunque ella lo escondió rápidamente, el Slytherin alcanzó a notarlo.

Pateó fuertemente la puerta de salida a los jardines invadido por una intensa furia.

- "¡Seguro fue por ese maldito lobo!"- pensó a punto de estallar.

Se quedó parado ahí mirando asesinamente hacia el Gran Comedor. El rubio estaba fuera de sí; quería vengarse de Lupin y estaba dispuesto a todo para lograrlo. Lágrimas amenazaban con salir de sus ojos: lágrimas de intensa rabia…

- Ese malnacido licántropo se arrepentirá...

 

**********

El resto del camino lo hicieron en silencio. Remus aterrizó la moto en la calle principal de Hogsmeade y de ahí siguió por otro camino que dirigía a las afueras del pueblo, un lugar al que rara vez llegaban los estudiantes durante sus excursiones. Hermione nunca antes había pasado por ahí

El fresco aire de la noche les acariciaba los rostros mientras andaban sobre un sendero rodeado de grandes árboles, iluminado por cientos de luciérnagas a todo lo largo.

Justo cuando ella le iba a preguntar a Remus cuánto faltaba para llegar, él dijo:

- Es justo acá.

Remus estacionó la motocicleta a unos metros de un arco de ramas y flores que parecía ser la entrada a un claro en medio del bosque. Se bajó y se dirigió a Hermione.

-¿Te ayudo?- le ofreció gentilmente sabiendo que se le dificultaría descender a causa del largo vestido y los zapatos. Hermione asintió. Entonces él se acercó más y la levantó entre sus brazos. Suavemente la bajó y la tomó de la mano- vamos.

Caminaron hasta el arco de entrada, Hermione aun sorprendida porque tal parecía que Remus sabía perfectamente lo que hacía. Un elegante mago de no tan avanzada edad se les acercó y les dijo:

- Bienvenidos a Morgana's Charming Nook. ¿Tienen reservación?

- Sí- respondió el licántropo- a nombre de Remus Lupin.

- Pasen por favor- les indicó el anfitrión- mi nombre es Tom Jackson, su mesa está lista.

Hermione continuó el camino sin soltarse de la mano de Remus. Se sorprendió un poco al ver que frente a ellos estaba el lago negro y tenían una perfecta vista del majestuoso castillo de Hogwarts, el cual se encontraba bellamente iluminado debido a la fiesta que se estaba llevando a cabo.

El anfitrión los guió a través de las mesas y las pequeñas hadas de colores revoloteaban libremente por todos lados, pasando junto a las velas encantadas que iluminaban la oscura zona como las del Gran Comedor de Hogwarts. A la orilla del lago se encontraba una plataforma sobre la cual había unos músicos tocando tranquilas melodías. Les asignaron una mesa para dos en un rincón acogedor a unos cuantos metros de ahí.

- Tomen asiento- indicó Tom. Galantemente Remus ayudó a la chica a acomodarse y luego ocupó su lugar frente a ella- comenzaremos a servirles su cena dentro de 15 minutos, ¿desean algo de tomar mientras esperan?

Remus interrogó a Hermione con la mirada.

- Me gustaría un té de pétalos de rosa.

- Que sean 2, por favor- pidió Remus.

- En un momento, señor Lupin.

El anfitrión se alejó gritándole la orden a otro mesero. Hermione y Remus rieron suavemente. Entonces ella intuyó:

- Lo tenías todo planeado, ¿verdad?

Remus no contestó, en cambio se puso a juguetear nerviosamente con la servilleta, fingiendo especial interés en la linda decoración de la mesa. Sentía la mirada de la chica encima.

- Sí...- admitió tímidamente.

Se quedaron unos momentos sin decirse nada hasta que el mesero llegó con sus bebidas.

- Gracias- dijo Remus tomando el vaso y dando nerviosamente un sorbo al contenido. Hermione hizo lo mismo. El silencio se estaba volviendo bastante incómodo. Cruzaron sus miradas pero no se atrevían a hablar.

Remus volvió a beber un poco. Hermione estaba totalmente tiesa.

- "Vamos Remus, di algo..."- se animó a sí mismo. Se movió un poco en su asiento y finalmente lo hizo:- ¿te gusta este lugar?

Hermione tomó su vaso nerviosa.

- Sí Remus, es muy bonito- contestó casi tartamudeando.

- Me alegra que hayas aceptado venir. Pero bueno, pasando a otras cosas... eh...

- ¿Cómo te fue en ésta última luna llena?- interrumpió Hermione logrando recuperar su tono habitual- ayer te veías cansado.

Remus soltó un suspiro.

- …-

- Lamento no haberte visitado en la enfermería…- se disculpó Hermione bajando la mirada.

- Te extrañé…- confesó Remus- más ahora que tuve una recaída. No me fue tan bien como en ocasiones anteriores.

Hermione alzó las cejas sorprendida.

- ¿Por qué? Es raro, se supone que ya no te afecta como antes.

- Sucede que perdí mi amuleto de plata. Tiene pequeños fragmentos de unas gemas hechizadas y es lo que me evita las fuertes transformaciones. Una de las tantas geniales ideas de Dumbledore- agregó.

- Ya veo...- dijo la chica, quien tras desviar la mirada hacia las parejas que bailaban, volteó hacia él y con una ligera sonrisa entusiasta le ofreció- si quieres puedo ayudarte a buscarlo.

- Eso sería fantástico- respondió Remus mostrando una sonrisa de agradecimiento.

Ambos comenzaron a relajarse más y a disfrutar el ambiente. Poco a poco lograron entablar una charla amigable, dejando los nervios de lado. Minutos más tarde llegaron sus platillos.

- La cena está lista- les anunció un mesero y comenzaron a servirles. El menú había sido escogido previamente por Sirius y obviamente iba acompañado por un par de copas de vino.

Mientras cenaban Remus y Hermione platicaron sobre cosas comunes de poca relevancia, tocando por unos instantes el tema de Lord Voldemort y luego haciendo más amena la conversación cuando Remus le compartió algunas de sus anécdotas de cuando era estudiante. Ambos disfrutaban la charla.

- Aún no soy muy buena con la magia no verbal- confesó Hermione después de un rato de hablar sobre hechizos.

Dio un sorbo a su copa. Remus rió un poco y con tono comprensivo respondió:

- Bueno, sería realmente extraordinario si lograras realizar un conjuro complejo desde la primera vez. Esto toma algún tiempo, se requiere de total fortaleza física y mental, mucha concentración y práctica…

Hicieron una pausa. De repente la chica lo miró expectantemente y rompió el silencio.

- Remus... ¿me ayudarías a mejorar en esto?- preguntó con gran ilusión- tú eres un gran mago, incluso puedes conjurar magia sin usar una varita...

Remus no esperaba esta petición pero al ver el brillo de su mirada y encontrarla tan linda y recordar todo lo que sentía por ella...

- Sí- estiró un poco el brazo y su mano se posó suavemente sobre la de ella - te lo prometo.

Entonces comenzó a sonar una tranquila melodía:

 

//I've never seen you looking so lovely as you did tonight

I've never seen you shine so bright

I've never seen so many men ask you if you wanted to dance

Lookin for a little romance

Given half a chance…//

 

Hermione sonrió y apretó un poco la mano de él. A pesar de que ya sabía la respuesta a la pregunta que estaba a punto de formular, la hizo, puesto que le costaba trabajo comenzar a hablar del tema por el que habían tenido tantos problemas.

- ¿Me vas a decir de qué querías que habláramos antes de salir de Hogwarts?

- … - Remus respiró hondo. Ahora temía decírselo. ¿Y si por eso discutían de nueva cuenta y arruinaban ese maravilloso momento que estaban pasando juntos? No quería arriesgarse.

- Remus...- insistió la chica al ver que él no respondía.

- Bueno, creo que ambos lo sabemos- dijo finalmente tratando de escoger bien sus palabras para que no hubiera confusiones- últimamente ha habido muchos malos entendidos entre nosotros y creo que habría un par de cosas que debemos aclarar... y... bueno... yo... más bien tú y yo... eh...- ya no sabía cómo continuar.

- ¿Quieres bailar?- interrumpió ella de repente. Remus asintió, agradeciendo el hecho de que sutilmente ella lo salvase de la posibilidad de decir algo inadecuado que los hiciera discutir otra vez.

 

//... And I have never seen that dress you're wearing

Or the highlights in your hair that catch your eyes

I have been blind…//

 

Se levantaron de sus lugares y sin soltarse de las manos se dirigieron hacia donde estaban las otras parejas bailando y disfrutando la noche entre la suave música, el susurro del lago, el fresco viento y las hadas que andaban por ahí.

Las piernas comenzaron a temblarle a Remus, comenzaba a ponerse nervioso. Hermione se puso frente a él, soltó su mano y la puso en el hombro de él, quien cerró los ojos, totalmente tenso. Aunque en el fondo le gustaba sentirse así; con la misma emoción de un adolescente enamorado.

Al no ver iniciativa por parte de él, la chica fue quien hizo que él le colocara una mano en la cintura. Luego le tomó la otra mano y entrelazó sus dedos con los de él.

-"¡Actúas peor que un principiante!"- se reclamó Remus.

- Relájate- le dijo Hermione al oído. Él sintió un agradable escalofrío recorrerle el cuerpo. Finalmente reaccionó y firmemente la estrechó, guiándola suavemente para moverse al compás del suave ritmo de la música.

 

//... Lady in red is dancing with me cheek to cheek

There's nobody here, it's just you and me

It's where I wanna be but I hardly know this beauty by my side

I'll never forget the way you look tonight…//

 

Podría decirse que en ese momento ambos estaban hipnotizados, disfrutando de la cercanía que había entre ellos.

- Es cierto...- dijo de repente con suavidad la voz de Hermione- hay muchas cosas que debemos aclarar.

El licántropo suspiró.

 

//... I've never seen you look as gorgeous as you did tonight

I've never seen you shine so bright, you were amazing

I've never seen so many people wanna be there by your side,

And when you turned to me and smiled, it took my breath away…//

 

-Te traje aquí porque quiero arreglar las cosas contigo, hemos estado discutiendo mucho últimamente- la miró a los ojos fijamente. Ella sintió que sus piernas temblaban ligeramente pero él aun la sujetaba con firmeza por la cintura.

Hermione asintió.

- Sí- dijo- tienes razón... pero creo que todo esto es por mi culpa.

- No digas eso- interrumpió Remus inmediatamente- por favor...

- Yo fui la que causó todo esto. Si yo no te hubiera besado la otra tarde y no...

- Basta- repitió él- ¿sabes? Si tú no hubieras hecho eso... - se le formó un nudo en la garganta- si no me hubieras besado, yo... - ¿¿¿por qué era tan difícil decirlo???- yo... yo no me habría atrevido a admitir lo que siento por ti. Y lamento mucho haberte apartado de mí en ese momento, más bien debí estrecharte y responderte ese beso… me arrepiento de haberte rechazado y dejado que te fueras así sin más. Debí agradecerte que tuviste el valor de dar el primer paso, no importa que haya sido por culpa de una poción mal hecha. Quizás yo nunca me hubiese atrevido a admitir lo mucho que me gustas… Te pido perdón la forma en que te traté estos últimos días, por dejar que mi orgullo y mis malditos celos se interpusieran entre nosotros… 

 

//... I have never had such a feeling

Such a feeling of complete and utter love as I do tonight …//

 

Hermione se quedó atónita al escuchar las palabras de Remus.

- ¿Lo dices en serio?- balbuceó- entonces... ¿por qué has estado cerca de la profesora Monaghan últimamente?

Remus se sorprendió un poco ante la pregunta pero sabía lo que debía contestar.

- Por tonto- admitió- ella no me interesa. Yo te quiero a ti.

Se formó un corto silencio. Los ojos de la castaña se humedecieron un poco.

- Tienes razón; eres un tonto- dijo con un hilo de voz- no tienes idea de cuánto me dolía verte con ella... llegué a creer que solamente jugabas conmigo…

- Nada de eso… discúlpame por haberte hecho creer tal cosa- Remus sonrió con una dulzura inmensa al ver el rostro de Hermione y añadió:- - ¿Sabes? Yo ya esperaba que me dijeras que soy el más grande de los idiotas...

Ambos rieron un poco. Entonces como por arte de magia... Remus tomó con una mano la mejilla de Hermione y acercó su rostro, mirándola a los ojos.

 

//... Lady in red is dancing with me cheek to cheek

There's nobody here, it's just you and me

It's where I wanna be but I hardly know this beauty by my side

I'll never forget the way you look tonight…//

 

- Eres tan hermosa...- le dijo en un susurro- te amo, Hermione...

Hermione sonrió ligeramente mientras su corazón palpitaba con fuerza en su pecho, estaba demasiado feliz como para temblar de otra cosa que no fuera emoción.

- Y yo a ti- se atrevió a decir. La mirada del licántropo embelesaba a la chica, quien cuando se dio cuenta, sentía la respiración de Remus chocar con la suya.

 

//...I never will forget the way you look tonight

My lady in red… I love you//.

 

En ese momento los cálidos labios de Remus se posaron en los de ella, haciendo las palabras quedaron ahogadas en su garganta. Le proporcionó el más tierno de los besos; lento, delicado, completamente embriagador. Ella no tardó en responderle y dejó que instintivamente sus labios se ajustaran al compás de los de Remus, quien dejó de sujetarle el rostro y bajó la mano en una sutil caricia que recorrió la espalda de la castaña, hasta que finalmente se posó en su cintura.

Ella se sentía flotar mientras él seguía besándola de esa manera tan dulce. Pronto sus lenguas comenzaron a conocerse y explorarse mutuamente, provocándoles un sinfín de hermosas sensaciones. En ese beso expresaron toda la ternura y el cariño que sentían el uno por el otro.

- No sé cómo pude ser tan cobarde y tardarme tanto en decírtelo- se lamentó Remus cuando sus labios se separaron para tomar un respiro.

Hermione no contestó, sólo se refugió más en los brazos del licántropo, sintiendo su pecho inflarse de alegría al saber que el amor que le tenía era correspondido, disfrutando el estar en ese hermoso y mágico lugar con él, sólo con él.


******



N/A: **suspiro largo y profundo** 


Espero que les haya gustado este capítulo. De hecho es el que más me gusta de toda la historia, recuerdo que cuando lo escribí (hace mil años) tenía los sentimientos a flor de piel. Y con la canción de fondo, uuuufff... Lady in Red sigue siendo de mis canciones preferidas y muero de amor cada que la escucho.


¿Qué opinan del giro que está tomando la historia? 


Oigan, en verdad quiero agradecerles de todo corazón el hecho de que me sigan semana a semana y le den amor a este fanfic... escribir es algo que sólo hago por diversión y de verdad me hace feliz ver que a ustedes les gusta leerme.


Nos vemos la próxima semana! Les prometo regresar con un capítulo lleno de romance :3 Mientras tanto las invito a interactuar en mi página de FB ROWENA BLACK LUPIN 





« Alcanzando las estrellas Comenta este capítulo | Ir arriba Reencuentro en la casa de los gritos »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.