Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Lexie: la hermana de James Potter » No puedo creer que hayas caído en ese truco tan viejo
Lexie: la hermana de James Potter (ATP)
Por Evelina
Escrita el Lunes 20 de Julio de 2020, 01:41
Actualizada el Domingo 20 de Septiembre de 2020, 20:30
[ Más información ]

No puedo creer que hayas caído en ese truco tan viejo

Capítulos
  1. No saldría contigo ni aunque tuviera que elegir entre tú y el calamar gigante
  2. Tengo el derecho de hablar con quien se me dé la regalada gana
  3. Increíblemente, el nuevo engendro es aún peor que el anterior
  4. Ningún mago o bruja puede afirmar que esté a salvo de morir asesinado
  5. Este año, deberíamos conseguirle un novio a Lily
  6. Tendrás que tirarlo de la escoba y hacer que parezca un accidente
  7. Cambiaría a mi hermano por cualquier otro especimen
  8. No puedo creer que hayas caído en ese truco tan viejo
  9. No necesito que seas mi nana, idiota
  10. No soy una niña pequeña y puedo cuidarme sola
  11. No voy a meterme en su vida, haré lo que ella quiere
  12. Tú eres experta en torcer el orgullo y la arrogancia Potter
  13. Me importa un cuerno el entrenamiento, Lexie
  14. Me faltan algunos detalles de la boda, pero sé que tendré tres hijos

Philippe Steam no solo era terriblemente guapo. También era un chico atento, considerado, agradable, sensible, divertido, compañero y generoso. Lexie adoraba pasar el tiempo con él porque se sentía comprendida, querida y se divertía también. Junto al Ravenclaw, el tiempo parecía volar y ya en más de una ocasión la Dama Gorda la había mirado por regresar a cualquier hora a la Sala Común de Gryffindor. Pero no le interesaba. El tiempo juntos valía más que cualquier reto o reprimenda que pudiera darle un retrato. El otoño recién estaba comenzando y los días todavía no eran fríos, lo que les permitía a los estudiantes disfrutar los ratos libres en los terrenos del colegio. Además, las clases habían empezado hacía pocas semanas y aún no tenían demasiados deberes. O al menos Lexie. Phil, al estar en el año de rendir los EXTASIS, había recibido una pila de tareas desde el primer día. La chica se preguntaba en qué momentos las hacía, porque pasaba gran parte de los ratos libre con ella en los terrenos de la escuela o en alguna aula vacía.

-Esta noche te llevaré a conocer un lugar nuevo. -Le susurró el chico al oído cuando ella iba hacia la clase de Transformaciones. Lexie sonrió y le guiñó un ojo, con curiosidad acerca de qué sitio podría conocer el chico que ella no.

El codazo de Hestia en sus costillas llegó al mismo tiempo que la voz molesta de la profesora McGonagall.

-¡Alexandra Potter! ¿Estás escuchando? -Inquirió fulminándola con la mirada. Ella dio un respingo y se disculpó. Había escuchado que la profesora decía su apellido y creyó que se dirigía a James. Sin embargo, a pesar de las disculpas, tampoco sabía la respuesta a la pregunta que estaba haciendo la profesora. La distracción le costó diez puntos para Gryffindor.

Después de la cena, Lexie abandonó a sus amigas y se encontró con Phil en el vestíbulo. El chico le sonrió, la saludó con un beso y luego la tomó de la mano para conducirla hacia uno de los corredores. Ella observaba a su alrededor intrigada ¿A dónde estaban yendo? Le preguntó al chico, pero él solo le dijo que ya lo vería. Finalmente, se detuvo frente a una puerta de madera por la que ella nunca había atravesado y murmuró en voz baja una contraseña.

-Ven. -Le dijo invitándola a pasar.

Los ojos avellana de la chica se abrieron desmesuradamente a causa de la sorpresa. Sin dudas, Phil había conseguido mostrarle un lugar totalmente desconocido. Pero además, estaba sorprendida del sitio que había elegido ¡Estaban en el baño de prefectos!

-¿Para esto eres prefecto? -Preguntó ella mientras él cerraba con cerrojo -¿Para traer chicas a un baño privado?

Phil se rió mientras ella observaba atónita la cantidad de grifos que había en el lugar. Luego, negó con la cabeza.

-La verdad es que eres la primera chica que traigo a este cuarto de baño. -En la voz del chico se notaba el mismo nerviosismo que ella misma estaba sintiendo. -Igualmente, si quieres podemos ir a otro lugar...

-No, aquí se está bien. -Respondió la chica rápidamente -Además, ahora quiero descubrir para qué sirve cada una de esas canillas...

-Te llevará años. Yo aún no las descubrí a todas. Pero, adelante.

Por uno de los grifos manaban burbujas de color rosa y azul del tamaño de balones de fútbol; otro vertía una espuma blanca como el hielo y muy espesa; de un tercero salía un vapor de color púrpura muy perfumado que flotaba por la superficie del agua. Lexie tomó un poco de espuma en sus manos y formó una bola que le arrojó a Phil. El chico sonrió y devolvió el golpe. Las risas de los dos retumbaban en el cuarto mientras las túnicas de ambos comenzaban a empaparse. En un momento de distracción de la chica, él la empujó hacia el interior de la bañera, que ya estaba lleno de agua. Lexie se sorprendió al descubrir que el agua le llegaba hasta los hombros.

-Ayúdame a salir. -Le pidió a Phil extendiendo los brazos. Él se inclinó y la tomó de las manos, pero ella hizo fuerza hacia abajo, empujando al chico al agua con ella. -No puedo creer que hayas caído en ese truco tan viejo. -Bromeó divertida.

-Contigo caigo en cualquier truco. -Respondió él y la besó. Ella le mordió una oreja de manera juguetona. Los besos comenzaron a aumentar su intensidad y la ropa mojada se hundió en las profundidades de la bañera. Lexie sentía contra su pecho el corazón del chico, que también latía a toda velocidad como el suyo.

-¡Jovencita! Es casi medianoche. La próxima vez que regreses tarde, lo informaré a la profesora McGonagall. -Le advirtió la Dama Gorda cuando ella dijo la contraseña para entrar a la torre de Gryffindor.

-Lo siento, es que...

-Las explicaciones guárdatelas para la profesora si vuelves a llegar a esta hora. -La interrumpió mientras abría el retrato para que la chica pasara.

-Gracias. -Murmuró en voz baja y pasó a la Sala Común.

-Un encantamiento desilusionador y entras por la ventana de tu dormitorio sin pasar por el retrato. -Dijo una voz cuando ella puso un pie en la sala y se rió al ver a Sirius allí.

-¿Qué haces tú solo? -Inquirió con curiosidad.

-¿Acaso está prohibido estar solo? -Preguntó el chico.

-Tú nunca estás solo. O estás con James, Peter y Remus o estás con alguna chica besuqueándote.

-James y Peter duermen. Remus está haciendo las rondas de prefecto. No tengo sueño y tampoco hay por aquí ninguna chica dispuesta a besuquearse conmigo.

Lexie estalló en una carcajada.

-Olvídalo, Black.

-¿Está frío el lago? -La pregunta de Sirius desconcertó a la muchacha, que lo miró con el ceño fruncido sin comprender. -¿No vienes de nadar? -Inquirió y ella se dio cuenta de que tenía el cabello mojado.

-No es asunto tuyo.

-No, es cierto. Pero eres la hermana de mi mejor amigo. Y me preocupo por ti. No quiero que te pase nada.

-Sé nadar, Sirius.

-Steam me da mala espina. -Dijo el chico yendo al grano. Lexie ya estaba por subir las escaleras hacia los dormitorios de las chicas, pero volvió sobre sus pasos para enfrentarse a él y pedirle mayores explicaciones. -No lo sé. Me da la impresión que algo oculta, no sabría explicar qué concretamente. Pero me da mala espina. Es raro. No dice nada. Es demasiado callado.

-Pues así será contigo. O tal vez te dé desconfianza que no ande presumiendo por todo el colegio como ustedes. Pero te repito, Black. Sé nadar. No me voy a ahogar en el lago.

-No tienes que saltar a la defensiva. Simplemente digo que...

-No es tu problema. -Murmuró ella con tono tajante. Lily y Remus acababan de ingresar por el retrato y los observaron a ambos con curiosidad. -Me voy a dormir, hasta mañana. -Agregó antes de subir a su cuarto.




« Cambiaría a mi hermano por cualquier otro especimen Comenta este capítulo | Ir arriba No necesito que seas mi nana, idiota »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.