Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Lexie: la hermana de James Potter » Ningún mago o bruja puede afirmar que esté a salvo de morir asesinado
Lexie: la hermana de James Potter (ATP)
Por Evelina
Escrita el Lunes 20 de Julio de 2020, 01:41
Actualizada el Domingo 20 de Septiembre de 2020, 20:30
[ Más información ]

Ningún mago o bruja puede afirmar que esté a salvo de morir asesinado

Capítulos
  1. No saldría contigo ni aunque tuviera que elegir entre tú y el calamar gigante
  2. Tengo el derecho de hablar con quien se me dé la regalada gana
  3. Increíblemente, el nuevo engendro es aún peor que el anterior
  4. Ningún mago o bruja puede afirmar que esté a salvo de morir asesinado
  5. Este año, deberíamos conseguirle un novio a Lily
  6. Tendrás que tirarlo de la escoba y hacer que parezca un accidente
  7. Cambiaría a mi hermano por cualquier otro especimen
  8. No puedo creer que hayas caído en ese truco tan viejo
  9. No necesito que seas mi nana, idiota
  10. No soy una niña pequeña y puedo cuidarme sola
  11. No voy a meterme en su vida, haré lo que ella quiere
  12. Tú eres experta en torcer el orgullo y la arrogancia Potter
  13. Me importa un cuerno el entrenamiento, Lexie
  14. Me faltan algunos detalles de la boda, pero sé que tendré tres hijos

Aumentan las muertes a manos de mortífagos

Los ataques y asesinatos a manos de los llamados "mortífagos" aumentan cada día. Todas las jornadas se reportan denuncias en los Departamentos de Seguridad Mágica, Uso Indebido de la Magia y Aurores por torturas, ataques y asesinatos de quienes dicen ser seguidores de El Que No Debe Ser Nombrado. Además, el número se incrementa exponencialmente en la población muggle, en donde se informan a vecinos y familiares extraños accidentes automovilísticos, explosiones y diferentes tragedias.

"Hoy por hoy, ningún mago o bruja puede afirmar que esté a salvo de morir asesinado" afirmó el Jefe del Departamento de Seguridad Mágica, Bartemius Crouch. Por eso mismo, llamó a la población a extremar las medidas de precaución y cuidado...


Por encima de la taza humeante de té, Lexie leyó la nota en la portada de El Profeta. Su padre leía el diario con una expresión de preocupación que acentuaba sus arrugas. La adolescente guardó en el bolsillo de la túnica el trozo de pergamino que tenía en la mano, no era el momento de pedirle permiso para ir al Callejón Diagon con sus amigas. Seguramente unas horas más tarde, cuando se olvidara de aquella noticia. O mejor, preguntarle a su madre. Terminó el té de un sorbo y subió al dormitorio en donde Euphemia Potter estaba limpiando.

-¿Te ayudo, mamá? -Se ofreció con una sonrisa.

-¿Llevas esto al lavadero, cariño? -Le pidió la mujer entregándole un montículo de ropa para lavar. Ella asintió y lo recibió de buen grado. Arrojó las prendas sobre la pileta y volvió a subir a toda prisa a ofrecerle a su madre lo que necesitara. -¿Qué quieres, Lexie? -Inquirió la mujer mientras apuntaba con su varita a las cortinas y estas sacudían el polvillo.

-¿Puedo ir a tomar un helado con Hestia y Emmeline? -Pidió poniendo expresión inocente. Al provenir de familias de magos era con las amigas que podía reunirse con mayor facilidad. Solamente tenía que tomar los polvos flu hacia el Callejón Diagon y se reunían. Con Lily y Mary se complicaba porque ellas debían viajar por medios muggle para llegar a Londres y sus padres no las dejarían ir solas.

-Puedes ir, pero no regreses demasiado tarde. -Le respondió su madre. Sonriendo, Lexie abandonó el cuarto y corrió a su habitación a responderles a sus amigas.



El cabello largo, lacio y rubio de Marlene hacía que fuera sencillo distinguirla a la distancia. A su lado, Hestia, que era un poco más baja y tenía el pelo castaño, pasaba un poco más inadvertida. Lexie les sonrió y fue hacia ellas a paso rápido. Atravesó los metros que la separaban de la puerta de la heladería Florean Fortescue y saludó a sus amigas. Luego, eligieron un buen lugar en la terraza en donde se sentaron a tomar helado y conversar.

Emmeline y sus padres harían un viaje a la costa de Francia el mes siguiente. Sus padres eran sanadores y siempre tenían demasiado trabajo, por eso querían aprovechar el tiempo que tenían de vacaciones en la playa junto a su hija. Hestia, por su parte, estaba preocupada por la llegada de los resultados de las MHB, que estarían el próximo mes.

-¿Y qué Extasis quieres seguir? -Le preguntó Lexie con curiosidad.

-He pensado en seguir la carrera de Legislación Mágica. Así que quisiera seguir Runas Antiguas, Aritmancia, Transformaciones, Pociones y Defensa contra las Artes Oscuras ¿Y ustedes? -Inquirió la chica.

-Yo no tengo idea qué quiero hacer, así que haré todos los Extasis que me permitan los resultados de las MHB. -Contestó Emmeline -¿Tú, Lexie?

-Tal vez haga lo mismo que tú. Pero quisiera ser Auror o Sanadora... Así que seguramente haré Botánica, Transformaciones, Encantamientos, Pociones y Defensa contra las Artes Oscuras. Son los mismos para las dos carreras, así que tendré un poco de tiempo más en sexto y séptimo para terminar de decidirme.

-Admiro tus ganas de elegir entre las dos carreras más difíciles y exigentes del mundo mágico, Lex. -Señaló Emmeline.

Estaba oscureciendo y Lexie recordó que su madre le había pedido que regresara temprano. Así que las tres amigas se dirigieron juntas al Caldero Chorreante y desde allí, cada una fue a su casa. Lexie llegó justo cuando su madre estaba empezando a impacientarse por su tardanza. Euphemia estaba preparando la cena y James estaba poniendo la mesa. Llamaron a la puerta y Lexie fue a abrir.

A la chica se le cayó la mandíbula y se quedó un minuto sorprendida al ver a la persona del otro lado. El cabello moreno, habitualmente peinado estaba revuelto hacia todos lados. Por encima de la ceja izquierda, tenía un tajo que hacía que tuviese la mitad de la cara chorreando sangre y tenía una cortada también en la mejilla derecha. Su túnica estaba rasgada, tenía magulladuras en las manos, empuñaba su varita mágica y a su lado había un baúl.

-¡Sirius! ¡Pasa! ¿Qué te ocurrió? -Preguntó asustada cuando fue capaz de volver a hablar. También agarró su varita y miró hacia ambos lados de la calle.

-Tranquila, no me han seguido. -Le aclaró con voz calmada a pesar de su aspecto. -Lamento llegar sin avisar ¿Podré hablar con tu hermano un momento? -Inquirió mientras pasaba al living. Lexie volvió a revisar que nadie los siguiera y cerró la puerta una vez que el chico entró a la casa.

-¿Qué ocurrió, Canuto? -Inquirió preocupado James. Había escuchado la voz alarmada de su hermana y a su amigo en el living y fue inmediatamente hacia la sala.

-Nada, un malentendido familiar. -Minimizó él -Necesito si me puedes hacer un favor ¿Crees que puedas prestarme algo de dinero para pagar aunque sea unos días un cuarto en el Caldero Chorreante?

-¿Qué pasó y para qué quieres un cuarto en el Caldero Chorreante, Canuto? ¿Quién te hizo eso? -Preguntó James nuevamente.

Pero antes de que pudiera responder, Fleamont ingresó a la sala y también se alarmó al ver el estado en el que estaba el amigo de su hijo. Inmediatamente, lo hizo sentarse en el sillón y con su varita le curó las heridas que tenía a la vista. Una vez que terminó, volvió a preguntarle al muchacho qué había sucedido.

-He tenido una discusión con mi familia. Me he peleado con mis padres. No pienso volver a poner un pie en Grimmauld Place nunca más en mi vida. Pero necesitaría una ayuda para poder costearme un cuarto al menos unos días. Luego veré cómo puedo hacer para devolvértelo, tal vez le pida a mi prima Andrómeda o consiga un trabajo...

-Nada de eso. Aquí eres uno más. -Afirmó Fleamont con voz calma. -Lexie, ve a poner un plato más en la mesa. James, ayuda a Sirius a subir el baúl a tu dormitorio.




« Increíblemente, el nuevo engendro es aún peor que el anterior Comenta este capítulo | Ir arriba Este año, deberíamos conseguirle un novio a Lily »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.