Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Lexie: la hermana de James Potter » Tengo el derecho de hablar con quien se me dé la regalada gana
Lexie: la hermana de James Potter (ATP)
Por Evelina
Escrita el Lunes 20 de Julio de 2020, 01:41
Actualizada el Domingo 20 de Septiembre de 2020, 20:30
[ Más información ]

Tengo el derecho de hablar con quien se me dé la regalada gana

Capítulos
  1. No saldría contigo ni aunque tuviera que elegir entre tú y el calamar gigante
  2. Tengo el derecho de hablar con quien se me dé la regalada gana
  3. Increíblemente, el nuevo engendro es aún peor que el anterior
  4. Ningún mago o bruja puede afirmar que esté a salvo de morir asesinado
  5. Este año, deberíamos conseguirle un novio a Lily
  6. Tendrás que tirarlo de la escoba y hacer que parezca un accidente
  7. Cambiaría a mi hermano por cualquier otro especimen
  8. No puedo creer que hayas caído en ese truco tan viejo
  9. No necesito que seas mi nana, idiota
  10. No soy una niña pequeña y puedo cuidarme sola
  11. No voy a meterme en su vida, haré lo que ella quiere
  12. Tú eres experta en torcer el orgullo y la arrogancia Potter
  13. Me importa un cuerno el entrenamiento, Lexie
  14. Me faltan algunos detalles de la boda, pero sé que tendré tres hijos

Lily entró nuevamente a la Sala Común con una expresión de odio en su rostro. Casi todos habían subido a dormir y solo estaban, en un sillón junto al fuego, Lexie, Hestia, Mary y Emmeline. Las cuatro comprendieron de inmediato que, a pesar de que la intención de Snape era disculparse, aquello no había funcionado. La pelirroja estaba hecha una furia y no era necesario que dijera ni una palabra para que sus amigas pudieran darse cuenta de ello. En silencio, la chica fue hasta ellas y se sentó junto a Mary, que la rodeó con un brazo. La pelirroja dejó caer su cabeza sobre el hombro de la castaña.

-¿Qué ha ocurrido? -Le preguntó Hestia luego de largo silencio.

-Severus y yo ya no somos más amigos. -Murmuró en voz baja Lily.

Ninguna de las chicas dijo nada. Lexie pensaba que ya era hora de que dejara de hablarse con Snape, pero se guardó su comentario. Sabía que, a pesar de lo idiota que fuera el Slytherin, su amiga le tenía afecto y que estaba dolida por la pérdida de la amistad. Así que abrazó a la chica sin decir nada. Las cinco chicas se quedaron junto al fuego hasta que Hestia advirtió que era pasada la medianoche. Al día siguiente, tenían que rendir la MHB de Transformaciones.

Lexie subió al dormitorio junto con sus compañeras. Se recostó en la cama y tomó el libro de Transformaciones. Luego del episodio de aquella tarde, no había repasado nada para el último de los exámenes. Releyó lo más importante hasta que el sueño la venció y se quedó dormida con el libro junto a ella. Cuando despertó a la mañana siguiente, se levantó a toda prisa para cambiarse y bajar a desayunar.

-¡Al fin terminan los exámenes! Ya me siento casi de vacaciones. -Murmuró James en voz alta en la mesa de Gryffindor. A su lado, Sirius se reía de su comentario. A ella, en cambio, le hubiera encantado tener un poco de la seguridad en sí mismo que tenía su hermano. Era buena estudiante, tenía excelentes calificaciones, pero sabía que eso era gracias al esfuerzo y al estudio. No se atrevía a distenderse y bajar en rendimiento. En cambio, James parecía que no estudiaba nunca y siempre le iba bien. Además, Transformaciones era su punto fuerte, estaba claro que los mejores exámenes serían el de él y el de Sirius, que eran los dos que más se destacaban en esa asignatura.

Terminaron el desayuno y aprovecharon para repasar algunas cuestiones de última hora antes de tener que entrar al examen. Lexie se sentó en donde le indicaron y cuando recibió la hoja leyó las preguntas y se tranquilizó: las sabía, era cuestión de empezar a responder. Por la tarde, tuvieron el práctico, en el cual los llamaron de a cuatro estudiantes por orden alfabético.

-Potter, Alexandra; Potter, James; Snape, Severus y Steam, Michael. -Anunció el profesor examinador y Lexie suspiró para tranquilizarse mientras avanzaba. Había cuatro mesas, cada una con un examinador. A ella le tocó la de la profesora Marchbancks. En general, lo había hecho bastante bien, aunque a su lado James había sorprendido de verdad al profesor Tofty con su habilidad en transformaciones.

Sin embargo, cuando salió a los jardines, se sintió liberada finalmente de todo el estrés acumulado durante la semana de exámenes. Se dirigió hacia donde estaban sus amigas y comenzaron a charlar despreocupadamente. La última en unírseles fue Emmeline, a quien Snape había demorado en el camino para hablarle sobre Lily: quería ayuda para que la pelirroja lo disculpara por lo que había dicho el día anterior.

-¿Y qué le dijiste? -Inquirió la aludida sorprendida de la situación.

-Que es un idiota.

-Yo le he dicho lo mismo. -Apuntó Marlene.

-¿A ti también te dijo lo mismo? -Preguntó Lily extrañada.

Por eso mismo, Lexie no se sorprendió cuando, después de la cena, Snape le dijo que tenía que hablar con ella y le pidió si podía seguirlo. El chico la condujo hasta un aula vacía y cerró la puerta luego de que entraron.

-¿Soy la última o todavía no encontraste momento para hablar con Mary? -Preguntó Lexie antes de que el muchacho dijera alguna palabra.

-¿Ese aire de superioridad es de todos los Potter o es propio de tu hermano y se lo has robado? -Replicó Snape. Era evidente que Lexie era una de las últimas personas con las que deseaba hablar y que si estaba recurriendo a ella ya no sabía a quién más acudir.

-Más aire de superioridad que los que llaman sangre sucia a otros no se puede tener. Así que no creo que te moleste, Snape. -Respondió la chica con frialdad.

-Oye, sobre eso... Yo quisiera disculparme. -Explicó el chico, pero ella continuaba mirándolo con el ceño fruncido y los brazos cruzados.

-No es conmigo con quien tienes que disculparte. -Señaló Lexie mientras se sentaba sobre una de las mesas del aula.

-Quisiera que le transmitas mis disculpas a Lily. -Aclaró él.

-Mira, Lily no tiene ningún problema auditivo. Ha escuchado cuando tú le pediste disculpas. Lo que pasa es que se ha dado cuenta de la clase de persona que eres y no las ha aceptado. Eso es algo muy diferente. Así que no sé qué...

Lexie fue interrumpida cuando la puerta del aula se abrió a toda prisa. Sorprendida, vio cómo James irrumpía en la sala y se acercaba a ellos. Antes de que la chica llegara a preguntarle qué estaba haciendo, él se dirigió al otro muchacho.

-¿Qué demonios haces en un aula, solo, de noche con mi hermana? -Inquirió mirando a Snape con furia.

-¡Oye! Nadie te ha llamado, así que vete por donde has entrado. -Murmuró Lexie enojada por la actitud del chico.

-Esperaba mejor gusto de tu parte, ahora vuelve a la sala común. -Le dijo James a su hermana.

-Primero, no te metas en mi vida. Segundo, no estoy lamiéndole la grasa del pelo, estábamos hablando de otra cosa. Tercero, no tengo por qué darte explicaciones de lo que hago. Tengo derecho de hablar con quien se me dé la regalada gana, James. Ahora vete. -Dijo y sacó su varita para apuntar a su hermano. James y Snape también tomaron las suyas.

-Te he hecho una pregunta, Quejicus. -Insistió James.

-Y yo te he dicho que te vayas. -Remarcó Lexie levantando la voz.

-¡Potter! ¡Snape! ¿Qué significa esto? -La voz de la profesora McGonagall, a quien ninguno había visto llegar, los sobresaltó.

-Estábamos... -Intentó buscar una rápida excusa Lexie.

-Guarden las varitas y vayan a sus salas comunes. Mañana a las cinco los tres a mi despacho que cumplirán un castigo.

Lexie y James fueron hacia la sala común de Gryffindor sin dirigirse la palabra. Una vez que atravesaron el retrato, subieron cada uno a su dormitorio sin siquiera mirarse.


¿Opiniones o comentarios sobre esta historia?




« No saldría contigo ni aunque tuviera que elegir entre tú y el calamar gigante Comenta este capítulo | Ir arriba Increíblemente, el nuevo engendro es aún peor que el anterior »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.