Historia al azar: Volver en Verano
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Lexie: la hermana de James Potter » No me quedaré tranquilo mientras haya un asesino suelto en el colegio, Lily
Lexie: la hermana de James Potter (ATP)
Por Evelina
Escrita el Lunes 20 de Julio de 2020, 01:41
Actualizada el Sábado 16 de Enero de 2021, 20:58
[ Más información ]

No me quedaré tranquilo mientras haya un asesino suelto en el colegio, Lily

Capítulos
  1. No saldría contigo ni aunque tuviera que elegir entre tú y el calamar gigante
  2. Tengo el derecho de hablar con quien se me dé la regalada gana
  3. Increíblemente, el nuevo engendro es aún peor que el anterior
  4. Ningún mago o bruja puede afirmar que esté a salvo de morir asesinado
  5. Este año, deberíamos conseguirle un novio a Lily
  6. Tendrás que tirarlo de la escoba y hacer que parezca un accidente
  7. Cambiaría a mi hermano por cualquier otro especimen
  8. No puedo creer que hayas caído en ese truco tan viejo
  9. No necesito que seas mi nana, idiota
  10. No soy una niña pequeña y puedo cuidarme sola
  11. No voy a meterme en su vida, haré lo que ella quiere
  12. Tú eres experta en torcer el orgullo y la arrogancia Potter
  13. Me importa un cuerno el entrenamiento, Lexie
  14. Me faltan algunos detalles de la boda, pero sé que tendré tres hijos
  15. Tendría que haberme dado cuenta de que algo andaba mal
  16. No me quedaré tranquilo mientras haya un asesino suelto en el colegio, Lily
  17. Me han dicho que has estado un poquito débil el último tiempo
  18. Te tomo la palabra de que te comportarás
  19. Invitarla a dormir a mi cuarto no está en los planes por estos días
  20. El que intente hacerle el menor daño, lo va a lamentar
  21. Limpiaré este colegio de sangres sucias y traidores a la magia
  22. Lily, por favor, necesito que mantengas la cordura
  23. Deberías haberme dejado algo a mí, Evans

Era casi el mediodía. La sala común de Gryffindor no estaba demasiado poblada. La mayoría de los estudiantes estaba merodeando por el castillo disfrutando del domingo o aún dormían. Lily Evans había subido a primera hora de la mañana a su cuarto a avisarles a sus compañeras lo que decía la carta de la señora Potter y se había recostado un rato. Pero la preocupación por su amiga era demasiada y realmente no había podido dormir. La mayor parte del tiempo, lo había pasado recostada en su cama con la vista clavada en las cortinas abiertas y el cubrecama prolijamente estirado de la cama de Lexie. No soportó más estar allí y se levantó y bajó a la sala común.

Un grupo de estudiantes de tercero estaba jugando a los gobstones en una de las mesas más alejadas. Los sillones y el sofá que estaban junto a la chimenea estaban ocupados por James y Sirius y ella sospechaba que ninguno de los dos se había movido de allí desde la noche anterior. Sintió que alguien bajaba las escaleras tras ella y se encontró con Hestia. Las dos se dirigieron hacia donde estaban sus compañeros.

La carta de la señora Potter no había tranquilizado a ninguno de los chicos. Más bien, sonaba como si Lexie estuviera prácticamente debatiéndose entre la vida y la muerte. El retrato de la Dama Gorda se abrió y los estudiantes observaron extrañados. No era común que la profesora McGonagall entrara a la sala común. Menos aún que estuviera acompañada por el padre de un alumno. Fleamont Potter le agradeció a la mujer y se acercó hacia donde estaban su hijo y sus compañeros. Saludó a James con un abrazo y a cada uno de los demás con un beso en la mejilla.

-¿Cómo está Lexie? -Preguntó Lily de inmediato en voz baja. El hombre miró a su alrededor antes de preguntar si podrían conversar en algún lugar más privado. Entonces, Sirius propuso que subieran todos al dormitorio de los chicos. Los cinco se dirigieron escaleras arriba hacia el cuarto de los chicos de sexto año. James abrió la puerta. Adentro reinaba el desorden: Remus estaba recostado estudiando sobre la cama destendida y Peter hojeaba una revista echado sobre la suya. Ninguna de las cuatro camas estaba armada y había numerosas cosas sobre el suelo. Fleamont apuntó con su varita hacia dos de las camas y en un segundo estuvieron prolijamente tendidas.

-Siéntense. -Les indicó James a Lily y Hestia señalando una de las camas. Luego apuntó a las cosas que estaban en el suelo y estas volaron hacia el baúl. Las chicas se sentaron en una de las camas y Remus y Peter se acercaron al grupo recién llegado. James y Sirius se sentaron junto al hombre en la cama que estaba libre. Todos los chicos observaron en silencio, esperando a que el señor Potter respondiera la pregunta que Lily había hecho en la sala común.

-Lex está muy delicada. Ahora mismo, su corazón late con muchísimo esfuerzo y solamente está respirando gracias a un encantamiento que la obliga a hacerlo... -explicó el hombre en voz baja y grave. -Los sanadores del área de daños provocados por pociones o plantas están haciendo hasta lo imposible por ayudarla a mejorarse. Pero solo resta esperar y rogar que se despierte y que cuando eso suceda esté bien.

-¿Por qué la atienden los sanadores del área de daños por pociones o plantas? -Inquirió Hestia desconcertada. La expresión de Fleamont se endureció antes de responder.

-Ha sido envenenada con una poción. -Explicó el hombre seriamente mientras los chicos lo observaban con espanto.

-¿Quién lo ha hecho? ¿Por qué? Ayer ha estado todo el día con Philippe Steam. Han estado los dos solos desde la mañana hasta que él la llevó a la enfermería... -Explicó James poniéndose de pie. Remus lo tironeó de la manga de la túnica para que volviera a sentarse.

-Esto no ha sido cosa de ayer. Fue algo planificado y que se ha ido realizando durante un buen tiempo. Ayer no fue la primera vez que Lexie se descompensó. Ya había sucedido en varias ocasiones anteriores. El veneno que le han suministrado es totalmente indetectable y sus efectos no pueden ser descubiertos con los primeros síntomas. Solo se manifiestan cuando la persona entra en paro cardíaco y respiratorio. Alguien ha estado envenenándola de manera muy sutil desde hace tiempo. -Respondió seriamente el señor Potter -Por suerte el chico con el que estaba la ha llevado rápido a la enfermería. Porque si no, la historia hubiese sido muy distinta.

Los chicos observaron al hombre, espantados. No imaginaban cómo era posible que alguien llevara tiempo planeando asesinar a Lexie y se encargara de envenenar su comida o su bebida de manera paulatina. Pero además era difícil imaginar en qué momento. La chica había estado rodeada de sus compañeros de casa todo el tiempo. Costaba pensar que un estudiante de Gryffindor la odiara tanto como para querer matarla. Y también resultaba impensable que alguien de otra casa se hubiera trasladado varias veces hacia el lugar de Lexie para echarle gotas de veneno a su comida o bebida sin que nadie se diera cuenta.

-¿Cómo es posible? ¿Quién pudo...? ¿Y cómo ha hecho para...? -Lily no podía siquiera terminar de formular las preguntas que rondaban en su mente.

-No lo sabemos. Ahora comenzarán una investigación en el colegio. Por lo pronto, ustedes manténganse con los ojos bien abiertos y en alerta. Y si saben de alguien que haya podido tener algún motivo. -Les advirtió el hombre. Luego, se dirigió exclusivamente a James. -Regresaré a San Mungo a acompañar a tu madre. Cuídate, hijo.

Fleamont Potter saludó a los chicos y salió del dormitorio. Una vez que se fue, Lily y Hestia hicieron ademán de retirarse, pero James las detuvo.

-No se vayan. Necesito su ayuda. -Les dijo en un tono que era casi una súplica.

-¿Para qué? -Inquirió Hestia sorprendida.

-Para descubrir quién puede haber sido. -Respondió como si fuera obvio. -Tiene que tratarse de alguien que pudiera estar cerca de ella en la mesa del Gran Comedor. Steam muchas veces se acercaba a saludarla a la mañana o a la cena, ¿qué tal si aprovechaba ese momento para echar algo en su plato?

Lily suspiró con cansancio. James insistía en considerar a Phil el principal sospechoso. Sus celos aún no habían desaparecido, a pesar de que era gracias a él que Lex no se había muerto el día anterior en Hogsmeade.

-No es imposible. -Respondió con voz tranquila. -Pero, ¿por qué querría matarla? Y si esa hubiera sido su intención, la dejaba morir en Hogsmeade en lugar de llevarla a la enfermería a toda prisa. Además, ayer cuando nos dijo lo que había pasado estaba realmente preocupado.

Los ojos avellana se fijaron en los verdes con una expresión pensativa. Sí, tenía razón Lily. Había que pensar en alguien que realmente tuviera un motivo para odiar a Lexie.

-¿Cómo se llamaba la chica esa que era la novia del tonto alto con el que mi hermana salía a fin de año pasado? Ella realmente odiaba a Lexie cuando el tipo la dejó por ella... -Se preguntó en voz alta. Hestia y Lily se miraron y rodaron los ojos.

-Se llama Bertha Jorkins y terminó el año pasado. Así que imposible que se acercara sigilosamente hacia Lexie. -Respondió Hestia.

-¿Y el chico ese al que Lexie dejó frente a todo el colegio en Halloween?

-También terminó el colegio el año pasado, James. Tranquilízate, ya han comenzado una investigación y...

- No me quedaré tranquilo mientras haya un asesino suelto en el colegio, Lily. Menos si elige meterse con mi hermana. Me encargaré de atraparlo yo mismo y demostrarle que atacar a Lexie ha sido el peor error de su vida.

-Cuando tengas una sospecha fundada, avísame y cuenta con mi ayuda. Pero no creo que se reduzca solamente a los chicos con los que ha estado tu hermana. -Murmuró la pelirroja y salió de la habitación.


Me encantaría leer opiniones y teorías sobre el capítulo y cómo y por qué ha sido envenenada Lexie. Saludos.




« Tendría que haberme dado cuenta de que algo andaba mal Comenta este capítulo | Ir arriba Me han dicho que has estado un poquito débil el último tiempo »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.