Historia al azar: La comarca de las fiestas
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Lexie: la hermana de James Potter » No soy una niña pequeña y puedo cuidarme sola
Lexie: la hermana de James Potter (ATP)
Por Evelina
Escrita el Lunes 20 de Julio de 2020, 01:41
Actualizada el Domingo 20 de Septiembre de 2020, 20:30
[ Más información ]

No soy una niña pequeña y puedo cuidarme sola

Capítulos
  1. No saldría contigo ni aunque tuviera que elegir entre tú y el calamar gigante
  2. Tengo el derecho de hablar con quien se me dé la regalada gana
  3. Increíblemente, el nuevo engendro es aún peor que el anterior
  4. Ningún mago o bruja puede afirmar que esté a salvo de morir asesinado
  5. Este año, deberíamos conseguirle un novio a Lily
  6. Tendrás que tirarlo de la escoba y hacer que parezca un accidente
  7. Cambiaría a mi hermano por cualquier otro especimen
  8. No puedo creer que hayas caído en ese truco tan viejo
  9. No necesito que seas mi nana, idiota
  10. No soy una niña pequeña y puedo cuidarme sola
  11. No voy a meterme en su vida, haré lo que ella quiere
  12. Tú eres experta en torcer el orgullo y la arrogancia Potter
  13. Me importa un cuerno el entrenamiento, Lexie
  14. Me faltan algunos detalles de la boda, pero sé que tendré tres hijos

Durante las semanas que siguieron, en todo Hogwarts no se hablaba de otra cosa que de la pelea entre los hermanos Potter. A pesar de que en el momento en que se produjo la discusión había apenas unos quince estudiantes, todo el colegio repetía las frases de los dos chicos en su pelea y comentaba que Lexie le había dejado la mitad del rostro empapado en sangre a su hermano. Para desgracia de la chica, esos rumores llegaron enseguida a Phil, que estaba compungido por lo sucedido como si fuera su culpa.

-James es tu hermano. No me gusta que estén distanciados o que se peleen por mi culpa. Es lógico que se preocupe por ti. Tal vez deberías pedirle disculpas. Podríamos salir todos juntos en la próxima salida a Hogsmeade ¿Por qué no le propones que invite a alguien y vamos los cuatro? -Sugirió el rubio.

-Porque la única persona a la que querrá invitar es a Lily, que me odiará por sugerirle eso. Además, no pienso volver a hablarle y menos que menos disculparme. -Exclamó molesta mientras se llevaba un chocolate a la boca. -Y no quiero volver a hablar del tema con nadie. Menos contigo, Phil.

Philippe entendió que seguir tratando el tema solo conseguiría enfadar a Lexie. Pero igualmente se sentía culpable por ser el motivo de la discusión entre los dos Potter. Y tampoco era el único que estaba con culpa.

Luego de un entrenamiento de quidditch en el que los dos hermanos no se dirigieron la palabra en ningún momento, Sirius le pidió a Lexie hablar con ella. La chica accedió. Sin embargo, cuando escuchó que lo único que él quería decir es que tal vez se había imaginado todo lo que dijo sobre Steam, ella se molestó.

-Pues eso deberías decírselo a tu amigo, no a mí. Yo tengo claro que te lo has imaginado todo, Sirius.

-Lo siento, no ha sido con mala intención. Creo que me han ganado los celos, eso es todo.

-¿Celos? -Preguntó ella desconcertada.

-Sí, Lexie. También eres como una especie de hermanita para mí. Y no quiero que...

-Para ya, que estás por ganarte un corte en la mejilla, Black. Tanto tú como James tienen que entender que no soy una niña pequeña y que puedo cuidarme sola. -Dijo con frialdad y salió hacia la torre de Gryffindor dejando al chico frustrado. Sirius sabía que había sido un estúpido al comentarle su preocupación a James y ahora por su culpa, la chica odiaba a su hermano. Para empeorar la situación, sabía que los dos Potter eran demasiado orgullosos y que ninguno le pediría disculpas al otro.



Lexie, por su parte, había aprovechado el consejo de Sirius para evadir a la Dama Gorda cuando regresaba tarde. Al ser prefecto, Phil tenía autorización para estar en los pasillos de la escuela hasta más tarde, de manera que no tenía que temer reprimendas por ese lado. De ese modo, los dos pasaban casi todos los días hasta altas horas de la noche besuqueándose. El baño de prefectos se había convertido en el escondite preferido de Lexie.

Pero la falta de sueño estaba haciendo estragos en ella. Aquella mañana, Lily había tenido que sacudirla para despertarla porque no podía despegar los ojos. Estaba agotada y le dolía un poco la cabeza. Se vistió lentamente, sin ganas de desayunar y fue directamente a clases. Durante las primera horas, le costó un esfuerzo enorme reprimir los bostezos.

-¿Estás bien? -Le preguntó Emmeline con preocupación durante la última clase de aquel día. -Estás un poco pálida.

-Solo estoy muerta de sueño. -Susurró mientras el profesor Binns hablaba de las guerras de los duendes.

-Alguien tiene que dejar de irse de fiesta y dormir algún día. -Bromeó Lily desde la fila de atrás de ellas.

-Hoy pienso hacerlo. -Les aseguró a sus amigas. Phil le había propuesto que fueran a dar un paseo por los terrenos aquella noche, pero se había negado explicándole que estaba muy cansada y no se sentía del todo bien.

De manera que cuando terminó la clase, fue directamente hacia la torre de Gryffindor y se dejó caer sobre la cama sin energías para nada más. Sus amigas intentaron convencerla de que fuera a cenar, pero se negó. No tenía hambre, solamente estaba muerta de cansancio. Se metió bajo el edredón y a los pocos segundos estaba profundamente dormida.




« No necesito que seas mi nana, idiota Comenta este capítulo | Ir arriba No voy a meterme en su vida, haré lo que ella quiere »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.