Historia al azar: No me pidas más amor
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Lexie: la hermana de James Potter » No saldría contigo ni aunque tuviera que elegir entre tú y el calamar gigante
Lexie: la hermana de James Potter (ATP)
Por Evelina
Escrita el Lunes 20 de Julio de 2020, 01:41
Actualizada el Domingo 20 de Septiembre de 2020, 20:30
[ Más información ]

No saldría contigo ni aunque tuviera que elegir entre tú y el calamar gigante

Capítulos
  1. No saldría contigo ni aunque tuviera que elegir entre tú y el calamar gigante
  2. Tengo el derecho de hablar con quien se me dé la regalada gana
  3. Increíblemente, el nuevo engendro es aún peor que el anterior
  4. Ningún mago o bruja puede afirmar que esté a salvo de morir asesinado
  5. Este año, deberíamos conseguirle un novio a Lily
  6. Tendrás que tirarlo de la escoba y hacer que parezca un accidente
  7. Cambiaría a mi hermano por cualquier otro especimen
  8. No puedo creer que hayas caído en ese truco tan viejo
  9. No necesito que seas mi nana, idiota
  10. No soy una niña pequeña y puedo cuidarme sola
  11. No voy a meterme en su vida, haré lo que ella quiere
  12. Tú eres experta en torcer el orgullo y la arrogancia Potter
  13. Me importa un cuerno el entrenamiento, Lexie
  14. Me faltan algunos detalles de la boda, pero sé que tendré tres hijos

"Matrículas de Honor en Brujería. Nombre y apellido: Alexandra Potter...". Un par de manos sostenía el pergamino. Dos ojos castaños claros recorrían cada línea mientras la chica releía todas las respuestas. Las cejas color negro azabache se juntaron cuando ella frunció el ceño al leer una frase que no terminaba de quedar clara. Tomó la pluma y lo corrigió.

-¡Cinco minutos más! -Anunció el profesor Flitwick, pero ella suspiró aliviada. Acababa de terminar de releer todo el examen y estaba conforme con lo que había respondido.

Observó a sus compañeros. Frente a ella, veía la melena rubia de Marlene, que tampoco estaba escribiendo, sino que tenía los ojos fijos en la nuca de Sirius Black. En la fila de al lado, Mary escribía a toda prisa. Finalmente, la chica dejó de escribir un segundo antes de que el profesor anunciara que retiraría las hojas. Ella se levantó, agarró su mochila y se la colgó al hombro. Luego, tranquilamente, comenzó a caminar hacia la salida del Gran Comedor en donde se estaban reuniendo sus compañeras.

-¿Cómo les fue? -Les preguntó Emmeline al resto del grupo mientras se recogía el cabello oscuro en un rodete. Todas respondieron con entusiasmo que creían que les había ido bien.

-Escribiste hasta el último instante, ¿te alcanzó el tiempo, Mary? -Inquirió Marlene mirando a su amiga.

-Sí, solo estaba agregando algo más por las dudas, pero en realidad ya había terminado. -Aclaró la castaña.

-Mira que no hay nota superior a "Extraordinario" -apuntó ella y todas rieron ante su comentario.

-¡Cállate, Lexie! Que te vi que escribiste tres pergaminos completos. -Remarcó Lily Evans. Mientras conversaban, caminaban hacia el borde del lago.

Marlene propuso refrescarse a la orilla y las chicas se quitaron el calzado y las medias para poder meter los pies en el lago. Lexie se recostó sobre la hierba con los pies en el agua. Cerró los ojos y comenzó a relajarse, pero de repente escuchó un alboroto, alguien que insultaba y una gran cantidad de murmullos. Se sentó, giró hacia atrás y vio que el motivo del alboroto era que Sirius y James estaban peleando con Severus Snape... algo que ocurría muy a menudo. Marlene, Hestia y Emmeline se reían, pero Mary y Lily no lo hacían. La pelirroja fulminaba a los chicos con la mirada mientras James Potter le lanzaba un encantamiento de agua y jabón a la boca.

-¡Es un idiota! -Protestó Lily.

-No tienes que decírmelo a mí, me he visto obligada a compartir espacios con él desde antes de nacer. Ya sé que es un idiota. -Replicó Lexie mientras Mary dejaba escapar una sonrisa.

Al ver que ninguna de sus compañeras pensaba hacer nada al respecto, Lily se puso de pie y fue hacia donde estaban James y Sirius.

-¡Déjenlo en paz! -Bramó furiosa.

-Esto sí se va a poner divertido. -Apuntó Lexie y se acomodó para tener mejor visión.

— ¿Qué tal, Evans? —la saludó James con un tono de voz mucho más agradable, grave y maduro.

-Déjenlo en paz. -Repitió Lily mirándolo con odio. -¿Qué les hizo?

—Bueno —respondió James, e hizo como si reflexionara acerca de la pregunta—, es simplemente que existe, no sé si me explico...

-¡Qué imbécil! -Murmuró Lexie para sí misma.

—Te crees muy gracioso —afirmó ella con frialdad—, pero no eres más que un sinvergüenza arrogante y bravucón, Potter. Déjalo en paz.

—Lo dejaré en paz si sales conmigo, Evans —replicó rápidamente James—. Vamos, sal conmigo y no volveré a apuntar a Quejicus con mi varita.

-Lily va a matar a tu hermano si él sigue diciéndole ese tipo de cosas. -Observó Marlene.

—No saldría contigo ni aunque tuviera que elegir entre tú y el calamar gigante —le aseguró Lily.

La frase llegó hasta las chicas con total claridad y no pudieron evitar estallar en una carcajada. Snape le lanzó una maldición a James, cuya cara quedó cortada en la mejilla y comenzó a mancharse de sangre. Como respuesta, él lo levantó por los aires. La túnica de Snape cubrió su rostro y quedaron a la vista las piernas y el calzoncillo.

-Bájalo. -Exigió Lily.

—Como quieras —convino James, y apuntó hacia arriba con su varita.

Snape cayó al suelo como un montón de ropa arrugada. Se desenredó de la túnica y se puso rápidamente en pie, con la varita en la mano, pero Sirius exclamó «¡Petrificas totalus!» y Snape volvió a caer de bruces, rígido como una tabla.

—¡DEJENLO EN PAZ! —gritó Lily, que ahora también enarbolaba su varita. James y Sirius la miraron con cautela.

—Evans, no me obligues a echarte un maleficio —protestó James con seriedad.

—¡Pues retírale la maldición!

James exhaló un hondo suspiro, se volvió hacia Snape y pronunció la contramaldición.

—Ya está —dijo mientras Snape se ponía trabajosamente en pie—. Has tenido suerte de que Evans estuviera aquí, Quejicus...

—¡No necesito la ayuda de una asquerosa sangre sucia como ella!

Lily parpadeó y, fríamente, dijo:

—La próxima vez no me meteré donde no me llaman. Y por cierto —añadió—, yo que tú me lavaría los calzoncillos, Quejicus.

—¡Pídele disculpas a Evans! —le gritó James a Snape, apuntándolo amenazadoramente con la varita.

—No quiero que lo obligues a pedirme disculpas —le gritó Lily a James—. Tú eres tan detestable como él.

— ¿Qué? —Gritó James—. ¡Yo jamás te llamaría... eso que tú sabes!

—Siempre estás desordenándote el pelo porque crees que queda bien que parezca que acabas de bajarte de la escoba, vas presumiendo por ahí con esa estúpida snitch, te pavoneas y echas maleficios a la gente por cualquier tontería... Me sorprende que tu escoba pueda levantarse del suelo, con lo que debe de pesar tu enorme cabeza. ¡Me das ASCO! —exclamó, y dio media vuelta y se marchó de allí a buen paso.

—¡Evans! —le gritó James—. ¡Eh, EVANS!

Lexie y el resto de las chicas se pusieron de pie, se calzaron nuevamente y volvieron a entrar al castillo tras de Lily. La pelirroja había avanzado a buen paso gran parte del camino y no la encontraron hasta llegar al dormitorio en la torre de Gryffindor. Lily estaba sentada sobre su cama, con los brazos cruzados y se notaba que estaba dolida y enojada.

-Es un idiota, no le prestes atención, pero no dejes que te lastime, Lily. -Murmuró Mary acercándose a abrazarla.

-Es que no sé por qué es tan idiota ¿Por qué me trata así? ¡Se supone que somos amigos!

-No entiendo esa necesidad de buscar amigos en la cueva de las serpientes, están todos cargados de veneno. -Terció Marlene.

-Somos amigos desde antes de venir a Hogwarts. -Replicó Lily.

-Sí, lo sé. -Explicó Mary -Pero es que nadie entiende por qué sigues siendo su amiga después de cada cosa que ha hecho. Y los amigos que tiene.

-Mira, si se le escapó llamarte así, es porque es lo que piensa. -Apuntó Lexie.




Comenta este capítulo | Ir arriba Tengo el derecho de hablar con quien se me dé la regalada gana »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.