Historia al azar: DIARIO DE UNA HEREDERA
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Scorpius » Capítulo 5
Scorpius (R15)
Por nefilimrusa
Escrita el Jueves 25 de Junio de 2020, 14:28
Actualizada el Miércoles 13 de Enero de 2021, 10:21
[ Más información ]

Capítulo 5

-¿Qué es esto?- Pregunta Tomás tomando el sobre blanco -Jamás había visto una carta así-

-Es correspondencia muggle- Dice una chica cerca de ellos mirándolos con una mueca.

-Hoo- Dice Tomás frunciendo el ceño mientras examinaba la carta -¿Quién te la envía?-

-Mis abuelos- Dice rápidamente Scorpius sacándole la carta de las manos y guardandola.

El joven no quería que nadie viera el remitente, pues sabía exactamente quién se la enviaba y no eran sus abuelos.

-Correspondencia muggle en esta mesa- Dice un chico de último curso mirándolo con desdén -A lo que hemos llegado-

-Los veo en nuestra sala común- Dice Scorpius levantándose dispuesto a irse.

-Scorpius no tienes que...- Comienza a decir Maik frunciendo el ceño, pero ya era tarde, el joven se encontraba caminando lejos de ellos.

Después de tantos años el rubio había dispuesto que esa era la mejor forma de enfrentar los insultos y las indirectas que le enviaban, simplemente las ignoraba. Pues lamentablemente había algunos miembros de su casa que no veían bien que él estuviera ahí, por más apellido Malfoy que llevara. Scorpius intentaba que no lo afectara demasiado, pero al vivir en una casa donde la premisa era cuanta más pura la sangre mejor, no se le hacía fácil.

Una vez que llegó a su casa, se dejó caer pesadamente sobre uno de los sillones e hizo una mueca al recordar la posdata de su madre, ahora debía escribirle a su padre sobre su nuevo lugar en el equipo de Quidditch. Sin duda su padre estaría más que contento de que fuera el nuevo buscador del equipo.

Suspirando pesadamente se dispuso a sacar la carta de su bolsillo y tomó el sobre blanco. Reconoció la letra de Marcos escrita por ambos lados del sobre, suspirando se dijo que había sido buena idea que él le dejara unos sobres listos para enviárselos ya que jamás entendería todas las indicaciones que llevaba la correspondencia muggle. Abriendo el sobre blanco, se percató que estaba un poco rígido y tenía varias cosas dentro, decidiendo que primero leería la carta saco lo único que parecía ser una hoja de papel.

Hola Scot

Sé que me diste indicaciones muy específicas para que me pueda comunicar contigo, por lo que he intentado seguirlas todas y espero que esta carta te llegue.

Las cosas aquí siguen igual que siempre, aunque David está un poco más nerviosos de lo normal, ya sabes como es. Todos te mandan saludos y esperan saber de ti pronto, creo que Pamela está un poco celosa porque soy yo y no ella quien te escribe, aunque ambos sabemos por qué.

El gremio y los otros te extrañan, todo es tan normal desde que te fuiste, sabes cuánto nos gusta reírnos de tu desconocimiento sobre algunas cosas de los más comunes.

Espero que te esté yendo bien en ese internado de estirados donde estas, aquí las cosas son tan difíciles e infernales como siempre, lo que significa que estamos tan bien como siempre.

Las clases comenzaron de lo más aburridas y nada trascendental ha sucedido. Por cierto, he revelado algunas fotos de este verano y te he hecho copias para que te las quedes, de nada y espero que te gusten.

Saludos, M.

Scorpius frunció el ceño mientras devolvía la carta al sobre y sacada lo que había dentro. Efectivamente, eran cerca de diez fotos, muggles desde luego, donde se veía a él y los amigos que había hecho en el verano. La primera mostraba a el rubio con un grupo de tres jóvenes más, dos chicos y una chica sentados en una plaza mientras sonreían a la cámara. La siguiente mostraba a Scorpius sentado en una mesa de un bar con varias personas a su alrededor, de las cuales solo recordaba el nombre de unos pocos, esa había sido la primera vez que Marcos y David lo habían llevado a conocer el "gremio", como le gustaba llamarlo, y dijo que había que inmortalizar el momento. Sonriendo ante el recuerdo pasó a la siguiente foto y se le escapó una risa ante la imagen.

Scorpius decidió que pondría las fotos en su álbum, por lo que se encaminó a su habitación y rebusca en su cofre hasta que dio con el gran cuaderno negro con detalles plateados que sus padres le habían regalado antes de entrar en su primer curso. Según ellos, estaba comenzando una época muy importante en su vida y querían que él la vaya escribiendo y documentando en estas páginas para que siempre pueda recordarla.

Estaba acomodando y pegando con magia la última foto cuando un golpe en su puerta le distrajo. De forma apresurada cerró el libro y lo guardo de nuevo en su lugar mientras daba permiso a quien sea que estuviera golpeando.

-¿Scorpius?- Pregunta dudosa su amiga mientras abría la puerta.

-Delfy- Dice el joven a modo de saludo cerrando su cofre y parándose.

-Escucha Scot- Comienza a decirle ella suspirando mientras caminaba dentro de la habitación -No debes dejar que esos idiotas te afecten, sabes que cada vez hay menos, tienen que-

-Estoy bien- Dice el sonriendo para tranquilizarla -Enserio, no fue nada-

-¿Estás seguro?- Preguntó ella frunciendo el ceño -No tienes que soportar la mierda de nadie, sabes que si tú hablas con...-

-Ya Delfy- Dice el rubio ensanchando la sonrisa -Todo está bien, solo he venido porque quería leer la carta de mis abuelos-

-Está bien- Dice dudosa mirando atentamente al joven en busca de alguna señal de lo contrario.

Scorpius mantuvo su sonrisa hasta que la joven no tuvo más remedio que creerle. Él se habría vuelto bueno en eso, reconoció haciendo una mueca interna, pues los últimos años había perfeccionado el arte de ocultar sus emociones y solo mostrar lo que quería que los demás vieran.

-¿Quieres venir con nosotros?- Le pregunta la joven mirando alrededor del cuarto -Iremos afuera hasta que sea hora del almuerzo-

-Claro- Dijo Scorpius agachándose para recoger su varita -Vamos-

Scorpius descubrió que Maik y Tomas los estaban esperando en la sala común. Por lo que los cuatros chicos se dirigieron hacia afuera del castillo y cuando caminaban cerca del lago negro un grupo de chicos llamó su atención.

El rubio frunció el ceño ante el moreno Slytherin que agitaba el brazo. Los cuatros chicos se acercaron a sus compañeros de casa y se pararon frente a ellos.

-¿Qué hacen?- Pregunta Dylan volviendo a sentarse en el césped junto a sus 2 amigos.

-Nada- Dice Maik encogiéndose de hombros -Solo quisimos salir un rato afuera antes del almuerzo-

-Igual nosotros- Dice Sebastián inclinándose para recoger un pasto -Pueden quedarse si quieren-


O - - - O - - - O - - - O

-Nefilimrusa



« Capítulo 4 Comenta este capítulo | Ir arriba


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.