Historia al azar: Bajo la Lluvia
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
La hermana de Sirius Black » Capítulo 11: La familia
La hermana de Sirius Black (ATP)
Por Evelina
Escrita el Miércoles 1 de Abril de 2020, 18:52
Actualizada el Lunes 14 de Septiembre de 2020, 11:36
[ Más información ]

Capítulo 11: La familia


Mi madre me fulmina con la mirada, toma su bolso y su capa y sale de la habitación. Pero yo no relajo mi postura. La conozco lo suficiente como para saber que es capaz de regresar de inmediato, arrepentida de no haberme asesinado a mí o a la niña. Cuando escucho pasos aproximarse hacia la puerta, sostengo firmemente la varita y apunto hacia la persona que ingresa. Alice da un respingo al entrar distraída al cuarto y mira en todas direcciones con el ceño fruncido.

-¿Qué ocurre? -Me pregunta alarmada mientras yo bajo la varita.

-Nada, acaba de venir a visitarnos mi madre. -Respondo con naturalidad.

-¿Están bien? -Inquiere ella mientras yo tomo a Lenna en brazos nuevamente.

-Sí, no ha ocurrido nada. -La tranquilizo.

Al día siguiente, Lenna y yo regresamos a casa. Tengo dos meses enteros de permiso en el trabajo, licencia de maternidad. Al principio, no sé qué demonios haré tanto tiempo encerrada en el departamento con la bebé. Pero el tiempo pasa mucho más rápido de lo que podría haberlo imaginado. Además, esta niña me ha transformado por completo. No sé en quién me he convertido, pero de repente, sentarme a mirar cómo duerme la pequeña resulta ser un buen plan.

Pero eso no es lo único. Unas semanas después del nacimiento de Lenna, Kingsley vino a casa a visitarme. Luego de una charla que se extendió hasta las dos de la madrugada, decidimos volver a intentarlo. Yo le he asegurado que no siento absolutamente nada por ninguna otra persona que no sea él y él se comprometió a no volver a preguntarme por el padre de la niña ni sacar el tema a colación. Cuando nos damos cuenta, resulta que Kingsley se queda a dormir en casa la mitad de las noches y se levanta tanto como yo a atender a la niña.



El teléfono suena y yo me levanto a toda prisa a responder a pesar de haberme despertado varias veces durante la noche a atender a Lenna. Obviamente, del otro lado responde la voz de Petunia Dursley, la única persona que tiene el número. De hecho, solamente tengo activa la línea para que ella llame.

-Hola, Cassiopeia ¿Podrás cuidar a Harry este fin de semana? Nos han invitado a pasarlo en la casa de campo de unos amigos.

Inmediatamente respondo que sí y quedo en que iré a buscarlo a las seis de la tarde del viernes. Hace casi cuatro meses que no veo a Harry y me sorprendo de lo grande que está. Este sábado cumplirá dos años y me sorprende que su tía no planeara hacer algún festejo familiar. Pero por otro lado, estoy feliz de que así sea. Alice y Frank nos invitaron el sábado al cumpleaños de su hijo Neville, que cumplió los dos años el viernes. De manera que podrá pasar su día con otros niños.

Los Longbottom están encantados cuando les digo que iré también con Harry. Los niños solo se han visto en algunas pocas ocasiones, en reuniones de la Orden del Fénix en que sus padres los reunieron, pero se llevan muy bien y juegan juntos.

-El año que viene tendrán a Lenna correteándolos por detrás. -Murmura Frank mirando a la bebé dormir plácidamente en su cochecito. Y los imagino perfectamente: Harry y Neville más grandes, convertidos más en niños que en bebés y Lenna, hecha una beba que da pasos torpes tratando de alcanzarlos.

El fin de semana pasa demasiado rápido y lamento cuando llega el domingo a la noche y tengo que llevar a Harry nuevamente a Privet Drive. Sin embargo, mi angustia no es tanta como cuando dos semanas más tarde tengo que separarme de Lenna por primera vez para regresar al trabajo. He acordado con mi prima, así que llevo a la pequeña a la casa de Andrómeda. Ella está contenta con la idea de cuidarla mientras yo estoy trabajando, pero no tanto como Nymphadora que está absolutamente feliz.

Lenna comienza a quedarse en lo de Andrómeda y Ted mientras yo trabajo. A veces la jornada se hace extensa, pero ella no tiene inconvenientes en quedarse con la bebé. Sin mi prima, no sé cómo podría haber hecho.




« Capítulo 10: Ojos verdes Comenta este capítulo | Ir arriba Capítulo 12: La emboscada »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.