Historia al azar: Through Her Eyes
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
La hermana de Sirius Black » Capítulo 1: La noticia
La hermana de Sirius Black (ATP)
Por Evelina
Escrita el Miércoles 1 de Abril de 2020, 18:52
Actualizada el Lunes 14 de Septiembre de 2020, 11:36
[ Más información ]

Capítulo 1: La noticia

Estoy en París cuando recibo la noticia. He venido a hacer una misión con tres aurores más. Es mi primer trabajo oficial ya que me he recibido el año pasado. Tenemos que investigar la colaboración entre los mortífagos con magos de distintos países de Europa. Hemos tenido reuniones todo el día y ahora estamos en la sala que conecta las dos habitaciones del hotel en el que estamos parando. En uno de los dormitorios, duermen Kingsley Shackelbot y John Dawlish; en el otro, Hannah Mittlermann y yo. Kingsley reconoce el patronus antes de que comience a hablar y nos anuncia que es de Frank Longbottom.

-Voldemort ha desaparecido. Ha ido al Valle de Godric, asesinó a los Potter y trató de matar al bebé de ellos, Harry, pero no pudo. No se sabe qué pasó, pero ha perdido todos sus poderes en el intento.

Las palabras suenan en mi cerebro una por una y retumban. No puede ser posible. Voldemort no puede haber asesinado a Lily y a James. No puede estar muerta una de mis mejores amigas. No puede haber ido a esa casa, porque mi hermano, el mejor amigo de James, es su guardián secreto. No puede haber tratado de matar a Harry porque nunca lo tendría que haber tenido a su alcance ¡Harry es tan solo un bebé! Y es mi ahijado...

En la sala, las tres personas que me acompañan celebran como si alguien verdaderamente hubiera derrotado a Voldemort. Como si a Lily y a James no les hubiera pasado nada. Como si hubiera algo que celebrar. Me levanto del sillón en el que estoy sentada y salgo al pasillo. Tomo el ascensor y me dirijo al bar del hotel.

-¡Cassiopeia! ¿Estás bien? -Me pregunta Kingsley, que evidentemente me ha seguido desde la habitación.

-Vete, por favor. -Le digo secamente. No quiero hablar con nadie, pero él no me hace caso y se sienta en una silla a la misma mesa en la que estoy yo. Esquivo su mirada y cuando se acerca el camarero, le pido un vaso de whisky. Le pregunta a Kingsley qué desea y él responde que una Coca Cola.

Observo el vaso que me trae el mozo. Realmente, no quiero tomarlo. Desearía arrojarlo contra la pared y luego seguir con todas las botellas que están sobre la estantería. Pero si algo he aprendido primero criándome en la casa de la familia Black y luego en la carrera de auror es a tener autocontrol. Así que bebo lentamente el contenido del vaso.

-Lo siento mucho, de veras. -Murmura Kingsley. No respondo porque no quiero sacar a colación el tema. No quiero hablar. No soy capaz de decir una sola palabra sin romperme en pedazos o comenzar a gritar de rabia, así que sigo en silencio, bebiendo mi whisky.

Suspiro y termino la bebida. No puedo entender lo que ha pasado, no puedo creerlo. Se suponía que Sirius era el bueno, el ejemplo a seguir. Me pasé la infancia correteando tras él, riéndome de cómo desafiaba a mamá. Toda mi adolescencia fue mi modelo y cuando terminé la escuela me fui a vivir con él, mientras que Regulus tomaba el camino opuesto. O eso creía yo. ¿Desde cuándo era mortífago Sirius? ¿Se habrá encontrado a Regulus en reuniones de mortífagos? Imagino que se deben haber hartado de reírse de mí, de la ingenua hermana que estudiaba para auror y no podía ver ni en su propia familia lo que sucedía.

Pido otro whisky y esta vez lo tomo más rápidamente. Hace diez días exactamente, dos antes de que emprendiera el viaje a Francia, que Lily me dijo que se esconderían con el encantamiento fidelio. Le pregunté a quién le pediría que sea el guardián, y le recordé que era evidente que alguien estaba pasándole información de la Orden del Fénix a Voldemort, los últimos crímenes lo demostraban. Me sonrió con esa sonrisa tan cálida que tenía y me tranquilizó diciéndome que sería Sirius. En ese momento, sonaba muy tranquilizador.

-¿Y para usted le traigo algo? -Pregunta el mozo a Kingsley cuando yo pido el tercer Whisky. Él niega con la cabeza, ni siquiera ha terminado su gaseosa. El muchacho asiente y regresa un minuto más tarde con un nuevo vaso de whisky. Y a mí ni siquiera me gusta esta bebida. Ni sé por qué la he pedido ni menos por qué la estoy tomando.

El bar se va vaciando y yo pierdo la cuenta de la cantidad de whiskys que pido. A veces, me olvido de que Kingsley está allí, porque no dice ni una palabra. No se ha ido, como le pedí, pero tampoco puedo decir que molesta con su presencia. Cuando debo abonar la cuenta, saco el dinero de mi bolsillo, pero no distingo claramente los billetes muggles.

-Permíteme. -Me dice Kingsley tomando la plata en su mano. Coloca algunos billetes sobre el ticket que ha dejado el mozo y me da el resto de los billetes. -Guárdalos. -Me ordena y yo obedezco.

Al subir las escaleras me tambaleo de un lado a otro y no sé si lo hubiera conseguido sin caerme de no ser por Kingsley, que me va guiando. Me acuesto vestida sobre el cubrecamas y me duermo inmediatamente. 




Comenta este capítulo | Ir arriba Capítulo 2: El asesino »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.